Article

En búsqueda de un mayor equilibrio mundial

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
April 2007
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Algunos analistas sostienen que los grandes desequilibrios mundiales—el déficit comercial de Estados Unidos y los superávits de algunas economías avanzadas, los mercados emergentes y los países exportadores de petróleo—son sostenibles durante un período relativamente largo porque reflejan cambios como la integración en los mercados mundiales de países cuya fuerza laboral es grande y subutilizada y el envejecimiento demográfico relativamente menos rápido de Estados Unidos. Por lo tanto, la reducción de los desequilibrios dependerá del reequilibrio del ahorro y la inversión en Estados Unidos y las economías superavitarias, y solo en pequeña medida de un reajuste cambiario.

Otros sostienen que, debido a la integración mundial parcial de los mercados de bienes y servicios y a rigideces que impiden la reasignación de los recursos a sectores comerciables, la reducción de los desequilibrios exige un reequilibrio de la demanda de Estados Unidos y las economías superavitarias y un reajuste considerable de los tipos de cambio reales para evitar una prolongada recesión en Estados Unidos.

Enseñanzas históricas

En el capítulo 3 de la edición de Perspectivas de la economía mundial de abril de 2007 se analizan la función del tipo de cambio real y la variación de los diferenciales de crecimiento en el ajuste de los grandes desequilibrios externos de los últimos 40 años.

Las ventajas de la depreciación

Durante una reversión del déficit, la desaceleración en las economías avanzadas es menor cuando la depreciación cambiaria es considerable.

Citation: 36, 6; 10.5089/9781451973235.023.A007

Fuente: Cálculos del personal técnico del FMI.

1Variación máxima del tipo de cambio efectivo real durante el período antes y después de la reversión (–T…T). Una disminución representa una depreciación real de la moneda de un país con respecto a sus socios comerciales.

2Tasa media de crecimiento del PIB real después de la reversión (1T) menos la tasa media de crecimiento del PIB real antes de la reversión (–T…–1).

De ese análisis se desprende que los ajustes del tipo de cambio real facilitan el reequilibrio de la demanda que entraña la reducción de los desequilibrios externos. En países avanzados que registran una reversión sostenida del déficit externo, la desaceleración del PIB es menor cuando la depreciación es relativamente grande (véase el gráfico). La política interna también es un factor importante: en los países deficitarios, el aumento de la tasa de ahorro y una fuerte consolidación fiscal ayudan a sostener las tasas de inversión y crecimiento durante el ajuste. Tanto en los países avanzados como en los mercados emergentes, una reversión grande y prolongada del superávit tiende a traer consigo una apreciación del tipo de cambio real y, cuando se reducen los superávits, la demanda interna tiende a reactivarse y la política monetaria y fiscal a ser más expansiva.

Pregunta: ¿Cómo puede reducirse el riesgo de un gran desequilibrio externo?

Conclusión: La experiencia de los países indica que un reajuste de los tipos de cambio reales, inducido por el mercado y conjugado con un reequilibrio de la demanda, puede facilitar la corrección de los desequilibrios externos.

Resultado: No hay consenso acerca de la sostenibilidad de estos desequilibrios o los cauces a través de los cuales ocurre la corrección.

Saldo comercial de Estados Unidos

Este análisis apunta a que el volumen comercial de Estados Unidos es más sensible a las variaciones del valor real del dólar de EE.UU. de lo que comúnmente se supone. Esa reacción tiende a subestimarse porque no se tiene en cuenta que la respuesta de un sector a otro varía mucho, o que las importaciones incluyen productos intermedios producidos internamente. Además, la elasticidad-precio del comercio de Estados Unidos ha ido aumentando debido a la mayor competencia de una economía cada vez más globalizada. Por lo tanto, una depreciación real del dólar del 5%–10%, no del 10%–20% como sostienen muchos, podría reducir el déficit comercial de Estados Unidos en un 1% del PIB. El actual déficit comercial de Estados Unidos representa aproximadamente el 6½% del PIB.

Es probable que en la corrección de los desequilibrios mundiales se conjuguen un reajuste cambiario con un reequilibrio de la demanda interna, mayores tasas de absorción en los países superavitarios y una tasa de aumento de la demanda más baja en Estados Unidos. En ese sentido, sería conveniente una consolidación fiscal para que la economía de Estados Unidos esté en condiciones de hacer frente al costo del envejecimiento demográfico.

Roberto Cardarelli y Alessandro Rebucci

FMI, Departamento de Estudios

Other Resources Citing This Publication