Article

¿Es más eficaz un órgano de supervisión financiera que tres?

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
October 2006
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

En el pasado, la supervisión bancaria, de valores y de seguros, estaba en manos de organismos independientes. Sin embargo, en las últimas dos décadas ha aumentado considerablemente el número de órganos integrados a cargo de supervisar todo el sector financiero. ¿Proveen estos una supervisión mejor y más eficaz en función de los costos? En un documento de trabajo del FMI se hace un análisis empírico de este problema.

El rápido incremento de los órganos integrados de supervisión en los últimos 20 años se debe, en parte, a la creciente consolidación del sector financiero. A fines de 2004 había 29 órganos de supervisión plenamente integrados, que en este estudio se definen como organismos que se encargan, al menos, de la supervisión microprudencial de los bancos, los seguros y los mercados de valores.

El impulso integrador

El aumento de la eficiencia y la capacidad para abordar los problemas derivados de la creación de conglomerados financieros son los principales argumentos en pro de una supervisión integrada. La fusión de múltiples órganos de supervisión debería reforzar la eficiencia, al evitar la duplicación de las funciones de apoyo. Naturalmente, se pueden lograr también sinergias más amplias. La desaparición de la línea divisoria entre los componentes tradicionales del sector financiero y la creación de conglomerados en muchos países industriales alientan una supervisión integrada, pues una cobertura uniforme minimiza las oportunidades para el arbitraje regulatorio.

No obstante, el modelo de supervisión integrada presenta inconvenientes. Primero, si los objetivos no están claramente especificados, un supervisor integrado podría ser menos eficaz que un supervisor sectorial. Segundo, si no existe coherencia en la regulación entre los distintos sectores, podría resultar difícil crear economías de gama. Tercero, si el órgano integrado es demasiado grande para ser administrado con eficacia podrían crearse deseconomías de escala. Cuarto, si los participantes en el mercado consideran que los acreedores de todas las instituciones supervisadas por un órgano integrado recibirán la misma protección, podrían surgir problemas de riesgo moral en todo el sector financiero.

Las ventajas

¿Se traduce la integración en una mejor supervisión? Para medir la calidad, los autores del estudio determinan en qué medida estos organismos cumplen con las normas internacionales de regulación bancaria, de valores y de seguros, formuladas, respectivamente, por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea (Principios básicos de Basilea para una supervisión bancaria efectiva), la Asociación Internacional de Supervisores de Seguros (Principios Básicos de Seguros de la AISS) y la Organización Internacional de Comisiones de Valores (Objetivos y principios para la regulación de los mercados de valores de la OICV).

Una simple comparación de la observancia en los países que usan la supervisión integrada respecto de otros países puede inducir a error. En general, existen órganos integrados de supervisión en las economías más desarrolladas que además tienen un mejor marco reglamentario, lo que, a su vez, está positivamente correlacionado con la aplicación de las normas para el sector financiero. Sin embargo, los órganos integrados generalmente cumplen en mayor medida las normas de supervisión del sector bancario, incluso si se toma en cuenta el marco reglamentario general (el documento de trabajo indica que esto ocurre en tres de cada cuatro casos).

Los organismos integrados proveen una mejor supervisión bancaria y de seguros, y una mejor regulación de valores.

Se planteó la interrogante de si, en general, la observancia es mayor entre los órganos integrados de supervisión (tomando en cuenta el contexto reglamentario), para lo cual se efectuó un análisis de regresión. Los modelos de regresión incluyen una constante, un índice de desarrollo económico, el marco reglamentario global y un indicador de integración de un organismo regulador específico. Los resultados indican que, en general, los organismos integrados proveen una mejor supervisión bancaria y de seguros, y una mejor regulación de valores. Un análisis estadístico de la variación de su desempeño entre los tres sectores y los distintos componentes de la supervisión parece indicar también que la calidad de la supervisión es más constante entre los sectores que supervisan.

Sin embargo, con la información disponible, es difícil determinar si la integración reduce o no los costos. Los autores no tuvieron acceso a datos sobre costos incurridos por las instituciones supervisadas, aunque pudieron determinar el número de funcionarios en los órganos integrados y otros organismos de supervisión. Se observó que el número de supervisores depende de la población y el nivel de desarrollo del país. No obstante, la existencia o falta de un órgano integrado no tiene un efecto importante en el personal de supervisión.

Martin Čihák y Richard Podpiera

FMI, Departamento de Mercados Monetarios y de Capital

Este artículo se basa en el documento “Is One Watchdog Better Than Three? International Experience with Integrated Financial Sector Supervision” (IMF Working Paper No. 06/57), de Martin Čihák y Richard Podpiera. Pueden adquirirse ejemplares al precio de US$15.

Other Resources Citing This Publication