Journal Issue
Share
Article

Actualidad

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
May 2006
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Reuniones de Primavera del FMI: Labor más decidida del FMI para corregir los desequilibrios

El Director Gerente del FMI, Rodrigo de Rato, recibió el apoyo del Comité Monetario y Financiero (CMFI) a su estrategia a mediano plazo orientada a reorganizar las actividades de la institución para que esta pueda satisfacer mejor las necesidades de una economía mundial más integrada. El CMFI, principal órgano asesor de los Gobernadores del FMI, respaldó la estrategia de De Rato para la organización e instó al FMI a desplegar nuevos esfuerzos, incluidas las consultas multilaterales, con el objeto de alentar las medidas necesarias para abordar cuestiones de importancia sistémica. En el comunicado del CMFI (véase la pág. 117) también se insta al Director Gerente a formular propuestas concretas para lograr que las cuotas reflejen la importancia de los países en la economía mundial.

Las reuniones de los días 22 y 23 de abril del CMFI y el Comité para el Desarrollo, del FMI y el Banco Mundial, tuvieron como trasfondo la expansión vigorosa y resistente que continúa experimentando la economía mundial. No obstante, el encarecimiento del petróleo y los grandes y crecientes desequilibrios en cuenta corriente, analizados en la Conferencia sobre Desequilibrios Mundiales celebrada el 21 de abril en el FMI, subrayaron la necesidad de que las autoridades económicas no se den por satisfechas y tomen medidas para reducir los riesgos que podrían amenazar el crecimiento mundial sostenido.

Continúa la expansión, pero persisten riesgos

Las principales autoridades económicas y financieras del mundo expresaron su satisfacción por las proyecciones presentadas en Perspectivas de la economía mundial (véase la pág. 122), según las cuales el crecimiento mundial ascenderá al 4,9% en 2006 y al 4,7% en 2007, y la expansión tendrá un alcance geográfico más equilibrado. El CMFI observó que la inflación y las expectativas inflacionarias siguen estando bien contenidas, pero, como se señala en el mencionado informe, habrá que mantener una vigilancia constante. El Comité también señaló que los riesgos que atentan contra estas perspectivas surgen del nivel elevado y volátil de los precios del petróleo, la posibilidad de un cambio abrupto de las condiciones de los mercados financieros mundiales, la intensificación del proteccionismo y una posible pandemia de gripe aviar.

El CMFI reiteró que la solución ordenada a mediano plazo de los desequilibrios mundiales es una responsabilidad mancomunada e instó a la comunidad internacional a desplegar esfuerzos concertados y sostenidos para atenuar los riesgos a mediano plazo que surgen de estos desequilibrios. En el comunicado se confirman las políticas necesarias: aumentar el ahorro nacional en Estados Unidos, recortando el déficit presupuestario; llevar a cabo reformas estructurales para fomentar el crecimiento en la zona del euro y otros países; profundizar la reforma estructural, incluida la consolidación fiscal, en Japón; permitir una mayor flexibilidad de los tipos de cambio de las economías emergentes de Asia, y promover la absorción eficiente de los ingresos petroleros adicionales en los países exportadores de petróleo. Pero el Comité solicitó al FMI que, en consulta con las autoridades nacionales, defina modalidades destinadas a alentar las medidas necesarias para reducir los desequilibrios, incluido el uso de las nuevas consultas multilaterales esbozadas en el informe del Director Gerente sobre la estrategia a mediano plazo (véase la pág. 120).

El CMFI destacó que el buen funcionamiento de la economía mundial depende de la adopción de medidas para mejorar el equilibrio entre la oferta y la demanda en los mercados petroleros a mediano plazo, fortalecer las finanzas públicas a mediano plazo, alcanzar los objetivos de la Ronda de Doha y mejorar las perspectivas de crecimiento de los países pobres, incluso los de África subsahariana.

Redefinir la función del FMI

El respaldo del CMFI a la estrategia a mediano plazo del Director Gerente tras un largo período de debate público e interno sienta las bases para avanzar en su ejecución. En los próximos dos meses se prestará atención a dos ámbitos principales: las nuevas consultas multilaterales del FMI y la formulación de propuestas concretas para revisar el número de votos en la institución.

De Rato señaló que las nuevas consultas multilaterales son un paso muy importante en la corrección de los desequilibrios mundiales. Si se utilizan bien, añadió, estas consultas ayudarán a las autoridades económicas a demostrar que las medidas planteadas se complementarán con las medidas propuestas por otros y se obtendrán mayores beneficios mediante la coordinación. De Rato también observó que estas consultas podrían ser un instrumento básico para el análisis y para llegar a un consenso antes de aplicar las políticas.

En la conferencia de prensa al término de la reunión del CMFI, De Rato indicó claramente que los gobiernos, más que las instituciones internacionales, deben tomar medidas para corregir los desequilibrios. El FMI proporcionará un marco en el cual puedan observarse más claramente las medidas aplicadas y las no aplicadas, y además de descripciones y análisis, alentará a los gobiernos a participar en un proceso activo de consulta. De Rato observó que confía en que con ello “aprenderemos a entender la cooperación internacional de una nueva forma”. El Ministro de Hacienda del Reino Unido y Presidente del CMFI, Gordon Brown, coincidió con el Director Gerente en este aspecto y señaló que no es el FMI como institución el que acepta la función de supervisión multilateral, más bien son los países del FMI en su conjunto y, por lo tanto, la propia economía mundial, los que aceptan responsabilidades mutuas y que estas deben abordarse.

Salvaguardar la legitimidad

El FMI debe salvaguardar su legitimidad como institución ante todos los países miembros. Es cada vez mayor la preocupación por que las cuotas no reflejan adecuadamente la importancia de los países en la economía mundial, sobre todo de muchas economías de mercados emergentes, y por que los votos básicos se han erosionado.

De Rato ha apoyado la necesidad de reforma, y explicó que la “economía mundial no es un objeto congelado: cambia con el tiempo”. El FMI ha reorganizado el número de votos en ocasiones anteriores y “este tiene que volver a cambiar”. Para salvaguardar la eficacia y la credibilidad del FMI como institución de cooperación, el comité instó al Director Gerente a trabajar con el CMFI y el Directorio Ejecutivo en la formulación de propuestas concretas para llegar a un acuerdo sobre esta cuestión en las Reuniones Anuales en septiembre.

Prevención de crisis

El CMFI también aplaudió los esfuerzos del FMI por hacer frente a los nuevos desafíos y satisfacer las necesidades de los países de mercados emergentes. En un discurso pronunciado el 20 de abril en el Instituto de Economía Internacional, De Rato rebatió a quienes dicen que, dada la importancia que han adquirido los mercados de capital, quizá ya no se necesite el crédito del FMI. Señaló que habrá crisis financieras en el futuro, ya sea en los mercados emergentes actuales o en los que aún no han emergido y que el FMI podría prepararse ahora o “reaccionar después y a las prisas”.

La estrategia a mediano plazo del FMI presta particular atención a la prevención de crisis y al deseo de los países de mercados emergentes de crear instrumentos de financiamiento más previsibles y flexibles. El CMFI respaldó que se siga examinando la propuesta del Director Gerente sobre un nuevo instrumento para ofrecer financiamiento contingente de acceso elevado a los países con una política macroeconómica sólida, una deuda sostenible y un sistema de declaración de datos transparente, pero que siguen siendo vulnerables a los shocks. El Comité alentó al FMI a considerar el apoyo que puede brindar el FMI a los convenios regionales para la mancomunación de reservas.

Más allá del alivio de la deuda

El CMFI subrayó que el FMI desempeña una función crítica en los países de bajo ingreso, incluido el apoyo para garantizar que los aumentos previstos de los flujos de asistencia y el alivio de la deuda se absorban eficazmente (véase la pág. 128) y de forma compatible con la estabilidad macroeconómica. El FMI debe participar, en el ámbito de sus competencias básicas, en el seguimiento de los avances de estos países para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio. El CMFI y el Comité para el Desarrollo solicitaron al FMI y al Banco Mundial que perfeccionen el marco de sostenibilidad y ayuden a los países a adoptar estrategias de endeudamiento a mediano plazo adecuadas y a reforzar sus sistemas de gestión del gasto público y tributarios para evitar la reacumulación de deuda insostenible.

El CMFI expresó su satisfacción por la creación del Instrumento de Apoyo a la Política Económica y el Servicio para Shocks Exógenos. Brown instó a todos los países, incluidos los productores de petróleo, a proporcionar todo el financiamiento necesario para este nuevo servicio.

Reuniones de Singapur

Brown prometió que las Reuniones Anuales del FMI de 2006 en Singapur se convertirán en “una cumbre de la reforma”. El FMI—del que, en Bretton Woods, se solicitó ayuda para las economías protegidas y cerradas y apoyo temporal para ajustes de balanza de pagos—debe ahora hacer frente a economías abiertas y flujos internacionales, no regionales, de capital. El CMFI ha demostrado claramente su determinación de que el FMI cuente con los medios necesarios para hacer frente a estos desafíos, y 2006 será el “año de la reforma de la economía internacional”.

Véase más información sobre las Reuniones de Primavera, así como el texto completo, en inglés, de los comunicados, conferencias de prensa y discursos, en www.imf.org.

Comunicado del CMFI de 2006: El FMI hará hincapié en los desequilibrios mundiales

Comunicado de prensa del Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI) emitido el 22 de abril en Washington. El CMFI celebró su decimotercera reunión bajo la presidencia de Gordon Brown, Ministro de Hacienda del Reino Unido.

La economía mundial y los mercados financieros

El Comité expresa su satisfacción ante la pujante expansión que continúa experimentando la economía mundial a pesar del encarecimiento del petróleo. La expansión tiene un alcance geográfico más amplio y, de acuerdo con las previsiones, el crecimiento mundial conservará su vigor durante los próximos dos años. La inflación y las expectativas inflacionarias siguen estando bien contenidas, pero como el exceso de capacidad está disminuyendo habrá que mantener una vigilancia constante. El Comité señala que los riesgos que atentan contra estas perspectivas surgen del nivel persistentemente elevado y volátil de los precios del petróleo, la posibilidad de un cambio abrupto de las condiciones de los mercados financieros mundiales, la intensificación del proteccionismo y una posible pandemia de gripe aviar. Aún no se han abordado con exhaustividad los graves riesgos que acarrean las vulnerabilidades básicas, como la agudización de los desequilibrios mundiales.

El Comité reitera que la solución ordenada a mediano plazo de los desequilibrios mundiales es una responsabilidad mancomunada y, como tal, beneficiará más a los países miembros y la comunidad internacional que la actuación individual. Aunque se ha avanzado en ese sentido, se necesita una acción más concertada y sostenida—a la cual cada país contribuya con su parte—para atenuar los riesgos a mediano plazo que surgen de estos desequilibrios. Tras las deliberaciones de la Conferencia sobre los Desequilibrios Mundiales que tuvo lugar en el FMI el 21 de abril, el Comité confirma la validez de la estrategia convenida en materia de política económica y sus componentes primordiales: aumentar el ahorro nacional en Estados Unidos, recortando el déficit presupuestario y estimulando el ahorro privado; llevar a cabo reformas estructurales para sustentar el potencial de crecimiento y fomentar la demanda interna en la zona del euro y otros países; profundizar la reforma estructural, incluida la consolidación fiscal, en Japón; permitir una mayor flexibilidad de los tipos de cambio de varias economías emergentes de Asia en situación de superávit; y promover la absorción eficiente de los ingresos petroleros adicionales en los países exportadores de petróleo que tienen políticas macroeconómicas sólidas. En vista de los vínculos económicos que los unen, a todos los países y regiones les corresponde hacer un aporte, flexibilizando sus economías y adaptándose a la evolución de la demanda a nivel mundial. Por ende, el Comité solicita al FMI que, en consulta con las autoridades nacionales, defina modalidades destinadas a alentar las medidas necesarias para reducir los desequilibrios, y que le presente un informe en la próxima reunión. A un nivel más amplio, las nuevas consultas multilaterales—esbozadas en el informe del Director Gerente sobre la implementación de la estrategia a mediano plazo del FMI—pueden contribuir a promover esta actuación mancomunada.

El Comité aplaude las medidas que ya se han adoptado para solucionar las limitaciones de la capacidad de producción de petróleo, e insta a complementar lo ya logrado con otras que mejoren el equilibrio entre la oferta y la demanda en los mercados petroleros a mediano plazo y que cuenten con la participación de productores, consumidores y empresas, como por ejemplo a través de un acercamiento en el diálogo. El Comité recalca la importancia de nuevas inversiones tanto en la etapa de exploración y producción como en la de refinación y distribución; de políticas que promuevan la eficiencia y la conservación energética, así como otras fuentes de energía, reduciendo los subsidios a los productos del petróleo; y de nuevos esfuerzos por mejorar la calidad y la transparencia de las estadísticas sobre el mercado petrolero. En su próxima reunión, el Comité pasará revista al progreso alcanzado.

El fortalecimiento de las finanzas públicas a mediano plazo continúa siendo vital para respaldar el crecimiento y la estabilidad, así como para robustecer la resiliencia ante futuros shocks. Correspondería aprovechar mejor la expansión económica a fin de recortar los déficits fiscales y seguir adelante con reformas que garanticen la sostenibilidad de los sistemas de jubilación y atención de la salud. El Comité también recalca que para poder cosechar los frutos de la globalización es fundamental acelerar la eliminación de los obstáculos al crecimiento en el mercado del trabajo y de los productos, además de propiciar la actividad empresarial y la inversión. Se manifiesta complacido de que el sistema financiero internacional sigue dando muestras de solidez e insta a los entes que lo supervisan a seguir manteniéndose alerta, sobre todo teniendo en cuenta las repercusiones que podría tener un vuelco del ciclo crediticio. El Comité pide a los países miembros que velen por la solidez de la infraestructura económica y financiera esencial como parte de una estrategia general frente al riesgo de una pandemia de gripe aviar y, en ese sentido, respalda la iniciativa de divulgación lanzada por el FMI para promover planes de continuidad operacional entre las instituciones financieras.

El Comité hace hincapié en la importancia que reviste—desde el punto de vista del crecimiento mundial y de la lucha contra la pobreza—el logro satisfactorio de los ambiciosos objetivos de la Ronda de Doha a fines de este año, e insta a todos los países miembros a resistir el proteccionismo, tanto en el comercio internacional como en la inversión extranjera directa. Ante plazos cada vez más apremiantes, todos deben contribuir sin dilación a concertar los elementos más importantes de un acuerdo integral que sirva de sostén a un sistema reforzado de comercio multilateral. El Comité también exhorta a perseverar en los esfuerzos por ayudar a los países para que puedan aprovechar al máximo las oportunidades de la integración mundial que surgen de una ambiciosa liberalización comercial. Concretamente en el caso de los países pobres, el Comité propugna una ayuda para el comercio firmemente arraigada en estrategias de desarrollo nacionales, y el pleno uso de los mecanismos tradicionales y reforzados de asistencia técnica relacionada con el comercio.

Es alentador comprobar que los países pobres, incluso los de África subsahariana, tienen hoy perspectivas de crecimiento más favorables. El Comité destaca que los países pobres y los donantes deberán asociarse con el fin de lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Los países en desarrollo deberán seguir adelante con políticas macroeconómicas acertadas y reformas críticas para el crecimiento, como parte de las cuales habrá que redoblar los esfuerzos por forjar instituciones sólidas, responsables y transparentes. La comunidad internacional debería actuar expeditivamente para hacer efectivo su compromiso de suministrar recursos adicionales.

Implementación de la estrategia a mediano plazo del FMI

El Comité expresa su satisfacción por el informe del Director Gerente sobre la implementación de la estrategia a mediano plazo del FMI y agradece el debate público sobre el papel de la institución. Insta a la Gerencia y al Directorio Ejecutivo a concluir sus deliberaciones sobre la misma y a avanzar luego con rapidez en su ejecución.

El Comité reitera que debe salvaguardarse la eficacia y la credibilidad del FMI como institución de cooperación y reforzarse aún más su estructura de gobierno, haciendo hincapié en la importancia de una voz y representación justas para todos los países miembros. Subrayamos la función que podría desempeñar el aumento ad hoc de las cuotas en el mejoramiento de la distribución de las mismas para reflejar los importantes cambios en el peso y la función de los países en la economía mundial. El Comité coincide en la necesidad de llevar a cabo reformas fundamentales. El Comité insta al Director Gerente a trabajar con el CMFI y el Directorio Ejecutivo en la formulación de propuestas concretas para llegar a un acuerdo sobre esta cuestión en las Reuniones Anuales.

El Comité reitera la importancia de intensificar la eficacia de la función de supervisión que ejerce el FMI y respalda el examen de la decisión de 1977 sobre la supervisión. En el contexto de la estrategia a mediano plazo del Director Gerente, el Comité propone un nuevo marco para la supervisión del FMI que comprenderá cuatro elementos. Primero, se dará una nueva perspectiva a la supervisión que se centrará en aspectos multilaterales, tales como las cuestiones financieras mundiales, y sobre todo los efectos de una economía en otras. Segundo, los países miembros y sus instituciones reiterarán el compromiso mutuo contraído en el marco del Artículo IV en virtud del cual la supervisión puede centrarse en las políticas monetarias, financieras, fiscales y cambiarias. Tercero, el Director Gerente deberá implementar su propuesta con respecto a un nuevo procedimiento, en el que participarán el CMFI y el Directorio Ejecutivo, para la supervisión multilateral. Cuarto, el CMFI deberá fijar una nueva misión anual, tanto para la supervisión bilateral como multilateral, en virtud de la cual el Director Gerente, el Directorio Ejecutivo y el personal técnico deberán rendir cuentas por la calidad de la supervisión. Esta misión deberá conllevar independencia de la supervisión, mayor transparencia y participación de la Oficina de Evaluación Independiente.

A medida que aplican políticas económicas acertadas y se integran eficazmente en el comercio mundial y en los mercados de capital, los países de mercados emergentes efectúan un aporte valioso a la estabilidad económica mundial y a la prevención de crisis financieras. El Comité aplaude los esfuerzos del FMI por hacer frente a los nuevos desafíos y satisfacer las necesidades de los países de mercados emergentes. La labor del FMI en estos países deberá centrarse cada vez más en los mercados financieros y de capital. El Comité respalda que se siga examinando la propuesta del Director Gerente sobre un nuevo instrumento para ofrecer financiamiento contingente de acceso elevado a los países con una política macroeconómica sólida, una deuda sostenible y un sistema de declaración de datos transparente, pero que siguen siendo vulnerables a los shocks. El Comité alienta al FMI a considerar el apoyo que puede brindar el FMI a los convenios regionales para la mancomunación de reservas. También deberán reexaminarse los aspectos operativos de la política del FMI de concesión de préstamos a países con atrasos.

El Comité subraya que el FMI desempeña una función crítica en los países de bajo ingreso, incluido el apoyo para garantizar que los aumentos previstos de los flujos de asistencia y el alivio de la deuda se absorben eficazmente y de forma compatible con la estabilidad macroeconómica. El FMI debe participar, en el ámbito de sus competencias básicas, en el seguimiento de los avances para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio. El Comité expresa su satisfacción por la creación de nuevos instrumentos que fortalecerán el apoyo que brinda el FMI a los países de bajo ingreso, incluido el Instrumento de Apoyo a la Política Económica y el Servicio para Shocks Exógenos, y subraya la importancia de obtener nuevas contribuciones que permitan al FMI proporcionar oportunamente financiamiento concesionario para shocks. El Comité celebra el alivio de la deuda proporcionado por el FMI y otras instituciones en el marco de la Iniciativa para los PPME y la Iniciativa para el Alivio de la Deuda Multilateral (IADM). También expresa su satisfacción por el acuerdo alcanzado con respecto a la lista definitiva de países miembros que podrían recibir asistencia y que reúnen los criterios de la Iniciativa para los PPME. El Comité subraya la importancia de garantizar la sostenibilidad de la deuda de los países que reciben alivio, lo cual exige perfeccionar el marco de sostenibilidad del FMI y el Banco Mundial, y ayudar a los países a adoptar estrategias de endeudamiento a mediano plazo adecuadas y a reforzar sus sistemas de gestión del gasto público y tributarios. El Comité señala la importancia de que los países eviten la reacumulación de deuda insostenible y las consecuencias adversas que podría tener el endeudamiento de carácter no concesionario para la sostenibilidad de la deuda. Insta a todos los acreedores a colaborar con el FMI y el Banco Mundial para observar normas de concesión responsable de créditos. El Comité considera esencial para la eficacia de la labor del FMI en los países de bajo ingreso que el asesoramiento en materia de política económica a estos países, el apoyo para el fortalecimiento de las capacidades y la asistencia financiera guarden estrecha relación con las necesidades cambiantes y las estrategias de reducción de la pobreza de los países, y que se centren en cuestiones macroeconómicas, contando con la participación de instituciones importantes para la estabilidad financiera, el comercio y el crecimiento económico.

El Comité respalda los esfuerzos para definir con mayor claridad la división de funciones y responsabilidades del FMI y el Banco Mundial y mejorar su colaboración. Expresa su satisfacción por el establecimiento del Comité Externo de Evaluación de la Colaboración entre el Banco Mundial y el FMI, y espera con interés la oportunidad de analizar las conclusiones de sus estudios.

El Comité toma nota de que la situación presupuestaria del FMI ha cambiado tras la reciente disminución del crédito de la institución y esto exige adoptar medidas del lado del ingreso y del gasto. El Comité insta al Director Gerente a formular propuestas lo antes posible sobre nuevas fuentes más previsibles y estables de ingreso. El Comité celebra que se haya formulado una estrategia que tenga un efecto neutro en el presupuesto y alienta al FMI a establecer prioridades y racionalizar aún más su trabajo.

Otros asuntos

El Comité recomienda que los países miembros acepten la Cuarta Enmienda del Convenio Constitutivo. El Comité exhorta a todos los países a avanzar en la formulación de sólidos programas de lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo (ALD/LFT), y respalda la evaluación exhaustiva de estos programas en el contexto del Programa de Evaluación del Sector Financiero.

El Comité toma nota del próximo examen del Directorio Ejecutivo sobre la evaluación externa de la Oficina de Evaluación Independiente (OEI) y espera seguir contando con los aportes continuos de la OEI a la labor del FMI.

La próxima reunión del CMFI se celebrará en Singapur el 17 de septiembre de 2006.

Estrategia a mediano plazo del FMI: Respaldo al plan propuesto por De Rato

El Director Gerente del FMI, Rodrigo de Rato, logró un amplio respaldo en las Reuniones de Primavera a favor de su estrategia a mediano plazo para llevar a cabo reformas de las actividades del FMI. El 22 de abril el Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI) instó al FMI a concluir sus deliberaciones sobre la misma y a avanzar con rapidez en su ejecución. Concretamente, el CMFI respaldó la propuesta del Director Gerente de intensificar la supervisión y señaló que para reflejar los importantes cambios en el peso y la función de los países en la economía mundial, el FMI debe ajustar las cuotas y la representación de los países en la estructura de gobierno de la institución (véase el recuadro en esta página).

Uno de los puntos principales del temario es el objetivo de dar al FMI una función más amplia de supervisión de la economía mundial en el contexto actual de encarecimiento del petróleo y grandes desequilibrios. De Rato señaló que el FMI debe complementar los mecanismos existentes para las consultas con cada país miembro con consultas multilaterales, lo que le permitirá abordar los problemas en forma colectiva y exhaustiva con países de importancia sistémica y, cuando corresponda, con entidades integradas por grupos de países miembros, como la Unión Europea.

“No se trata de una propuesta modesta”, observó De Rato en un discurso pronunciado el 20 de abril en el Instituto de Economía Internacional en Washington. “Organizar consultas multilaterales sería algo nuevo para el FMI y los países miembros, y constituiría un importante mecanismo para realizar análisis y forjar consensos”, añadió. Los funcionarios del FMI señalaron que aún quedan muchos detalles por definir en cuanto a la forma en que se llevará a cabo la supervisión.

Cambios en la representación de los países

Lograr que las cuotas y la representación sean justas es fundamental para la legitimidad y eficacia del FMI. En su informe, el Director Gerente del FMI, Rodrigo de Rato, se refirió a las importantes carencias que han surgido en cuanto al sentido de pertenencia de los países miembros y su participación en la institución, lo que subraya la importancia de lograr avances concretos en el tema de la representación y la participación de los países. La representación de los países en el FMI se ha adaptado lentamente a los cambios que se han producido en cuanto a la importancia y el papel de los distintos países en la economía mundial y en el propio organismo. En las últimas décadas, varias economías de mercados emergentes, en particular, han adquirido más importancia en la escena mundial.

De Rato propuso un enfoque de dos etapas, que incluiría un ajuste ad hoc inicial de las cuotas para reflejar los importantes cambios en el peso y la función de los países en la economía mundial, seguido de una reforma más fundamental en la segunda fase. El CMFI aprobó este enfoque e instó al Director Gerente a formular propuestas concretas en las Reuniones Anuales que se celebrarán en Singapur en septiembre.

En la conferencia de prensa al término de la reunión de este comité, Gordon Brown, Ministro de Hacienda del Reino Unido y Presidente del CMFI, observó que, con la supervisión multilateral, el FMI podrá abordar mejor las cuestiones mundiales, como los desequilibrios en la cuenta corriente, el impacto de los precios del petróleo y las cuestiones del sector financiero.

Reenfocar la función del FMI con menos ingresos

La labor relacionada con la estrategia a mediano plazo del FMI se inició bajo la dirección de De Rato en 2004, y el primer informe que presentó al CMFI en septiembre de 2005 fue respaldado por este comité. En los últimos meses, la disminución de los ingresos provenientes de préstamos pendientes se ha convertido en otro factor que hay que tomar en cuenta en el proceso de adaptación del FMI (véase el recuadro de la página siguiente). Los principales elementos del informe del Director Gerente publicado el 5 de abril antes de la reunión del CMFI, sobre la implementación de la estrategia a mediano plazo, son los siguientes:

Supervisión del FMI. De Rato propone varios cambios para intensificar la eficacia de la función de supervisión que ejerce el FMI: adopción de un nuevo procedimiento de consultas complementarias de carácter multilateral; ampliación de la cobertura de las evaluaciones del FMI sobre los tipos de cambio para que incluyan, además de los países industriales, todas las monedas de los principales países de mercados emergentes; examen de la decisión del Directorio de 1977 sobre los procedimientos y principios de supervisión; fortalecimiento del análisis de los riesgos e interacciones macroeconómicos y financieros en el estudio Perspectivas de la economía mundial y el informe Global Financial Stability Report.

Disminución del ingreso del FMI

El Director Gerente del FMI, Rodrigo de Rato, señaló en su informe al CMFI que la readaptación de las actividades del FMI debe tener en cuenta la disminución del ingreso de la institución proveniente de los préstamos. El FMI ha financiado sus actividades con los ingresos provenientes de los intereses cobrados a los países miembros sobre los préstamos. Estos ingresos han disminuido por varias razones, como la relativamente pujante economía mundial, el mejoramiento de las políticas de muchos países de mercados emergentes y la evolución de los desequilibrios mundiales en los pagos.

De Rato señaló que ya no resulta factible solventar los gastos de supervisión y fortalecimiento de las capacidades con los márgenes cobrados sobre los préstamos de ajuste y propuso medidas sobre el ingreso y el gasto. Según De Rato, para situar a la institución en una sólida base financiera a largo plazo, se requiere un nuevo modelo operativo basado en una fuente estable de ingresos a largo plazo. Pero llevará tiempo generar un consenso político sobre cualquier medida específica, ya sea la conversión del oro en activos redituables o el establecimiento de un arancel anual vinculado a las cuotas. Por lo tanto, se propone catalizar este proceso creando una comisión externa, dirigida por una personalidad eminente, para que presente las recomendaciones pertinentes.

El CMFI coincidió con el Director Gerente en que deberán adoptarse medidas del lado del ingreso y del gasto y le instó a formular propuestas lo antes posible sobre nuevas fuentes más previsibles y estables de ingreso y a establecer prioridades y racionalizar aún más el trabajo del FMI.

También se intensificará la supervisión en el plano nacional favoreciendo la selectividad y la eficacia más que una cobertura integral, ahondando en el análisis de los sistemas financieros, dando una perspectiva multilateral a la supervisión y prestando mayor atención al contexto regional y a la comunicación.

Mercados emergentes. De Rato señaló que en los numerosos países que se han convertido en importantes participantes de la economía mundial, la prioridad principal debe ser intensificar el análisis macroeconómico franco y focalizado mediante un fortalecimiento de la supervisión de los mercados financieros y de capital. Paralelamente, el FMI podría intensificar sus esfuerzos en la prevención de las crisis y la respuesta frente a las mismas. Entre las propuestas específicas para la prevención de crisis cabe señalar:

• Conceder financiamiento contingente de acceso elevado por medio de un nuevo instrumento, que estaría al alcance de los países miembros con una política macroeconómica sólida, una deuda sostenible y un sistema de declaración de datos transparente, pero una balanza de pagos con debilidades y vulnerabilidades.

• Estar dispuesto a apoyar los convenios regionales y otros mecanismos para la mancomunación de reservas, entre otras formas mediante la emisión de señales para indicar que las políticas que se están aplicando son sólidas.

Países de bajo ingreso. De Rato señaló que, en los últimos años, el FMI ha coadyuvado en gran medida al desarrollo económico por medio de las estrategias de reducción de la pobreza y el Servicio para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza. Hace poco se introdujeron instrumentos más flexibles para la participación del FMI. Por otro lado, dada la importancia creciente de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), se ha encargado tanto al FMI como al Banco Mundial que supervisen los avances y presenten informes sobre los mismos. Uno de los desafíos por delante es aprovechar el aumento previsto de los flujos de asistencia, incluido el proveniente del alivio de la deuda, para lograr un mayor crecimiento y alcanzar los ODM. En este sentido, se requiere una participación más intensa pero también más focalizada por parte del FMI, que incluya nuevos entendimientos con el Banco Mundial y otros organismos con respecto a la división de funciones.

Fortalecimiento de las capacidades. En este ámbito reviste importancia clave desplegar esfuerzos focalizados para ayudar a los países a efectuar reformas. Asimismo, el fortalecimiento de las capacidades debe formar parte de la estrategia para hacer frente a las vulnerabilidades que se identifiquen a través de la supervisión.

Anne Krueger anuncia su decisión de dejar el FMI

Anne O. Krueger, que ocupa el cargo de Primera Subdirectora Gerente del FMI desde 2001, anunció que dejará el FMI el 31 de agosto cuando venza su mandato. La Sra. Krueger se incorporó a la institución tras una destacada trayectoria profesional en la Universidad de Stanford y el Banco Mundial.

La Primera Subdirectora Gerente se refirió particularmente a las amistades que había hecho en el FMI, entre ellas a miembros del Directorio y del personal técnico y a sus colegas de la Gerencia, como el antiguo Director Gerente del FMI, Horst Köhler, y el actual, Rodrigo de Rato. “Afortunadamente, dejar el FMI no significará dejar atrás estas amistades. Ni tampoco significará dejar atrás las cuestiones que nos han preocupado a todos”, señaló la Sra. Krueger.

De Rato expresó su agradecimiento por la labor de la Sra. Krueger en el FMI, alabando su firme liderazgo intelectual, que “ha contribuido a que otros reflexionaran profundamente sobre cuestiones de política como el comercio y las relaciones entre los deudores soberanos y los acreedores”. También subrayó la importante contribución de la Sra. Krueger a la estrategia a mediano plazo del FMI.

Other Resources Citing This Publication