Journal Issue
Share
Article

Políticas

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
June 2006
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Los programas respaldados por el FMI bajo una nueva lupa

Através de los años, el personal técnico del FMI ha dedicado importantes recursos a evaluar los programas de ajuste que la institución respalda en sus países miembros, a fin de aprovechar la experiencia adquirida y prepararse para afrontar nuevos retos. En una compilación de estudios recién publicada (IMF-Supported Programs: Recent Staff Research), se ofrece una nueva perspectiva de las estrategias que han funcionado y de las que han fracasado.

Lo que diferencia esta labor de investigación de otros estudios anteriores es el reconocimiento y análisis de las complejidades existentes dentro del FMI y en los países. La posibilidad de éxito de un programa está determinada por los enfoques alternativos del FMI para la elaboración de programas, su capacidad para determinar el ritmo y la calidad de su implementación, el grado de ajuste económico necesario en el país y las características de su economía. Esta complejidad plantea ciertas interrogantes fundamentales.

• ¿En qué medida es la elaboración del programa un factor determinante de su éxito?

• ¿Por qué se producen variaciones en la calidad de la implementación? ¿Está relacionada esa calidad con la buena disposición de las autoridades para aplicar las reformas?

• ¿Influyen las distintas condiciones económicas—como el nivel de deuda externa y reservas—en la buena disposición y capacidad de los países, los mercados privados y el FMI para coordinar su labor a fin de lograr el éxito?

¿Cuáles son los aspectos fundamentales del éxito cuando los programas respaldados por el FMI dan buenos resultados? ¿Es el compromiso del país lo que cuenta? ¿La importancia del FMI radica en su labor de asesoramiento sobre políticas, en sus préstamos, en el seguimiento de las políticas de los países, o en su “sello de aprobación”?

En lo que respecta a la elaboración de programas, la investigación pone de relieve la importancia de la calidad del ajuste fiscal y de la formulación de proyecciones más exactas para los programas. Se observa que, para lograr esa exactitud, se requiere información más fiable, especialmente sobre las condiciones iniciales. Los autores sostienen que, para abordar mejor las crisis de la cuenta de capital y alentar el crecimiento a largo plazo, es necesario perfeccionar los marcos analíticos.

También se advierte que las marcadas diferencias en la implementación de programas entre los países se deben a las diferencias institucionales y a las limitaciones políticas. Estos resultados son coherentes con las propuestas para que los países se identifiquen mejor con los programas. La estructura administrativa del FMI—específicamente, cómo ejercen control las autoridades sobre las operaciones del FMI, cómo se organiza internamente y cómo interactúa con los países y los mercados, y cómo provee un trato uniforme a esos países—puede ser importante en la elaboración e implementación de proyectos y, en definitiva, en su eficacia.

En relación con la eficacia de los programas, se examina la labor de la institución para ayudar a los países miembros a encarar las crisis de la cuenta de capital y encauzar los flujos de capital. Se indica que, para proteger a los contribuyentes—que en gran parte han financiado los costos de estas crisis—el otorgamiento de préstamos del FMI para amortiguarlas deberá depender principalmente de si se habían aplicado políticas adecuadas antes de la crisis, pues, supuestamente, este enfoque reduce la adopción de políticas irresponsables. La labor del FMI para ayudar a los países a mantener acceso a mediano plazo a los mercados internacionales de capital podría ser más eficaz si se lleva a cabo cuando los países afrontan vulnerabilidades serias pero no se encuentran aún en medio de una crisis. En las investigaciones se destaca también que los países pueden usar el FMI para señalar su intención de adoptar reformas de política.

Queda mucho por hacer

Un marco de política económica más eficaz podría abrir nuevas vías para comprender cómo funcionan los programas del FMI. Algunos sostendrán que el asesoramiento y financiamiento del FMI están condicionados por criterios de economía política; del mismo modo, la economía política de un país determina las actitudes frente al FMI y, por tanto, la capacidad de las autoridades para aplicar programas constructivos con respaldo de la institución. El actual debate sobre la estructura de gestión del FMI está motivado por una serie de consideraciones importantes; independientemente de sus resultados, este debate afectará la forma en que el FMI realiza su labor, y su eficacia.

Ashoka Mody, FMI, Departamento de Europa

Alessandro Rebucci, FMI, Departamento de Estudios

Pueden adquirirse ejemplares de IMF-Supported Programs: Recent Staff Research, compilación de Ashoka Mody y Alessandro Rebucci, al precio de US$37 cada uno. Véanse las instrucciones de pedido en la página 160. El texto completo, en inglés, puede consultarse en www.imf.org.

Other Resources Citing This Publication