Journal Issue
Share
Article

Actualidad

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
June 2006
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

De Rato: Frente a los desequilibrios, acción coordinada

Durante una gira por Europa y el sudeste de Asia del 22 al 25 de mayo, Rodrigo de Rato, Director Gerente del FMI, manifestó la necesidad de mancomunarse para reducir los desequilibrios mundiales de la balanza de pagos, que, de lo contrario, podrían sufrir una corrección abrupta y desordenada.

“Ni la fluctuación de los tipos de cambio asiáticos ni el ajuste fiscal estadounidense pueden disipar de por sí el problema de los desequilibrios mundiales. Lo que necesitamos es una actuación internacional coordinada para reequilibrar el crecimiento y la demanda”, declaró el día 22 en un seminario organizado en Viena por el Banco Nacional de Austria.

“En un momento u otro, los desequilibrios mundiales deben corregirse, pero el riesgo es que la corrección se produzca de manera abrupta y desordenada. Por ejemplo, la tasa de consumo de Estados Unidos podría retroceder abruptamente, quizás a causa del enfriamiento del mercado de la vivienda. Los mercados financieros, por su parte, podrían evolucionar de una manera que termine desencadenando un ajuste desordenado”, señaló De Rato. “La tendencia que han seguido los tipos de cambio durante los últimos meses—hasta el momento ordenada—facilitará el proceso de ajuste. Pero si los inversionistas deciden de un momento a otro que ya no les conviene mantener en sus carteras activos financieros estadounidenses en vista de los tipos de cambio y de interés vigentes, podría producirse abruptamente una depreciación del dólar y un aumento de los tipos de interés estadounidenses”, añadió.

El FMI como coordinador

En las Reuniones de Primavera celebradas en Washington, el Comité Monetario y Financiero Internacional de la Junta de Gobernadores, órgano que decide las políticas institucionales, solicitó que se realizaran consultas multilaterales para contribuir a una solución.

“Estas consultas serán algo nuevo tanto para ustedes como para nosotros y constituirán una valiosa herramienta para el análisis y el consenso”, afirmó De Rato. “Por su intermedio, el FMI y sus miembros podrán subsanar las vulnerabilidades que afectan a los países individualmente y al sistema financiero mundial en su conjunto, dentro de un marco que ponga de relieve los beneficios generales de la acción mancomunada y ayude así a superar algunos de los escollos que frenan la acción individual”.

De Rato declaró a la prensa que el FMI evaluaría problemas concretos y luego entraría en un diálogo con ciertos países y regiones para encontrarles una solución colectiva.

Ya en Singapur, agregó que existe un consenso entre las autoridades sobre las actuaciones que la situación exige: “En líneas generales, la mayoría de los gobiernos está de acuerdo sobre las medidas necesarias para remediar los desequilibrios mundiales: ajuste fiscal e incentivos al ahorro privado en Estados Unidos, mayor apreciación de los tipos de cambio y estímulo de la demanda interna en algunas economías de mercado emergente de Asia, y reformas estructurales para promover la demanda y la productividad en el sector de bienes no comerciables de Europa y Japón. Pero hasta el momento este consenso no se ha traducido más que en medidas limitadas”.

Ahí es donde puede ayudar el FMI, señaló De Rato el día 24 ante la Sociedad de Ciencias Económicas de Singapur, ya que gracias a su papel como asesor y analista independiente y de confianza, los protagonistas de la economía podrán pasar más rápidamente del diagnóstico del problema a la fórmula para remediarlo.

Una solución consensuada

El Director Gerente enfatizó que estos desequilibrios no se rectificarán con esfuerzos aislados. “Este proceso, obviamente, debe ser consensual: funcionará solo si todos los interesados están dispuestos a participar y convencidos de que las medidas adoptadas conjuntamente contribuyen a sus propios intereses. Y no se concretará de la noche a la mañana. Los desequilibrios mundiales son un fenómeno complejo que se desarrolla a lo largo de muchos años, y lo que estamos buscando no es un ajuste rápido: la corrección abrupta es precisamente lo que intentamos evitar”, aclaró.

Lo que se busca es “poner en marcha un engranaje de actos que propicien una corrección ordenada y paulatina de los desequilibrios mundiales”, dijo De Rato, y añadió: “La condición necesaria para alcanzar nuestro objetivo es una acción voluntaria y multilateral a lo largo del tiempo”.

En Singapur, De Rato se reunió con las autoridades anfitrionas de las Reuniones Anuales del FMI y del Banco Mundial, programadas para septiembre; el día 24 viajó también a Malasia.

Durante la gira, De Rato reiteró que para septiembre el FMI habrá elaborado propuestas concretas en torno a la cuestión de los países miembros cuya cuota dentro de la institución no refleja su importancia dentro de la economía mundial.

Una comisión analizará las fuentes de ingresos del FMI

El FMI ha formado un grupo de prestigiosos expertos independientes que analizará distintas opciones para financiar los costos operativos de la institución. Esos costos se venían cubriendo con los intereses y las comisiones de los préstamos otorgados a los países, cuya reciente y considerable reducción ha provocado una insuficiencia de ingresos y ha obligado a la institución a estudiar otras fuentes de financiamiento.

El 18 de mayo, el Director Gerente del FMI, Rodrigo de Rato, explicó que la labor de la Comisión de Notables se centrará en garantizar que el FMI cuente con una fuente de ingresos sostenible y a largo plazo. La Comisión estará presidida por Andrew Crockett, Presidente de JP Morgan Chase International y ex Gerente General del Banco de Pagos Internacionales, y constará de siete miembros: Mohamed A. El-Erian, Presidente y Ejecutivo Principal de Harvard Management Company; Alan Greenspan, Ejecutivo Principal de Greenspan Associates y ex Presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos; Tito Mboweni, Gobernador del Banco de la Reserva de Sudáfrica; Guillermo Ortiz, Gobernador del Banco de México; Hamad AlSayari, Gobernador del Instituto Monetario de Arabia Saudita; Jean-Claude Trichet, Presidente del Banco Central Europeo; y Zhou Xiaochuan, Gobernador del Banco Popular de China. La Comisión estará asesorada por el cuerpo técnico del FMI.

No se han enumerado las opciones que podría estudiar la Comisión, pero algunas de las posibilidades que el Directorio Ejecutivo del FMI consideró en el pasado son:

• Permitir la inversión de las cuantiosas cuotas que los países entregan al FMI como reserva para financiar los casos de desequilibrios en la balanza de pagos (actualmente unos US$300.000 millones).

• Vender una parte de las reservas de oro (103,4 millones de onzas, ó 3.217 toneladas métricas).

• Solicitar a los países el pago de derechos anuales.

• Imponer comisiones (o cobrar dinero a los países donantes) por el uso de ciertos servicios (como la asistencia técnica) no previstos en el Convenio Constitutivo.

• Generar ingresos a partir de nuevos instrumentos financieros, como el mecanismo propuesto de financiamiento contingente de alto nivel de acceso.

• Obtener préstamos e invertir los fondos con una tasa de rendimiento más alta (como lo hace el Banco Mundial).

Como medida inicial, el Directorio Ejecutivo aprobó en mayo la creación de una cuenta de inversión que reforzará los ingresos del FMI a mediano plazo. La Comisión analizará los cambios a largo plazo que el FMI debe efectuar en el financiamiento de sus actividades básicas, como la supervisión y la asistencia técnica. Pese al pequeño déficit presupuestario que se prevé, el balance del FMI es sólido, y las actuales reservas de DEG 5.900 millones (aproximadamente US$8.800 millones) podrían cubrir un déficit presupuestario hasta bien entrada la próxima década. Se prevé que la Comisión presentará su informe en el primer trimestre de 2007.

Postulación de Lipsky como nuevo Primer Subdirector Gerente del FMI

El 18 de mayo, el Director Gerente del FMI, Rodrigo de Rato, propuso a John Lipsky como sucesor de Anne Krueger en el cargo de Primer Subdirector Gerente del FMI. Actualmente Lipsky es Vicepresidente de JP Morgan Investment Bank, tras haberse desempeñado como economista principal de JP Morgan, Salomon Brothers y Chase Manhattan Bank, donde también fue director de estudios. Antes de ingresar en Salomon Brothers en 1984, Lipsky trabajó durante 10 años en el FMI, donde se ocupó de varios países y fue Representante Residente en Chile durante 1978–80.

“John Lipsky aportará a este importante cargo una reputación internacional en macroeconomía, un liderazgo de primera y sus enormes dotes de comunicación”, dijo De Rato. “John conoce bien el FMI, ya que trabajó aquí durante 10 años, hasta 1984, y desde entonces ha logrado muchos éxitos en su carrera como economista en los mercados financieros. También ha vertido opiniones muy influyentes sobre la reforma del sistema financiero internacional y la labor del FMI. La amplitud de sus conocimientos y su experiencia serán cruciales para la etapa que se aproxima, en que el FMI ejecutará su estrategia a mediano plazo”.

En 2000 Lipsky presidió el Grupo de Examen del Sector Financiero, creado por el entonces Director Gerente del FMI, Horst Köhler, para dar una perspectiva a la participación de la institución en el sector financiero y el mercado de capitales. Lipsky, ciudadano de Estados Unidos, es Doctor en Economía por la Universidad de Stanford.

El Director Gerente del FMI selecciona al Primer Subdirector Gerente y lo nombra para un mandato de cinco años, previa aprobación del Directorio Ejecutivo. “John continuará la labor de Anne Krueger, que prestó sus servicios con gran distinción a lo largo de los últimos cinco años”, señaló De Rato. Se prevé que Lipsky podrá asumir sus nuevas funciones el próximo 1 de septiembre.

Other Resources Citing This Publication