Article

Países del Mekong: La integración regional es la clave para acelerar el desarrollo

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
August 2006
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Cómo abordar el desarrollo desigual en Asia sudoriental ha sido un tema candente entre quienes formulan políticas en la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN) y el punto central de varias iniciativas regionales. Aunque Camboya, la República Democrática Popular Lao y Vietnam, los tres países del Mekong, han hecho impresionantes avances desde el inicio de sus reformas económicas en los años ochenta y principios de los noventa, se debe hacer más para ayudar a las economías menos desarrolladas a alcanzar a sus vecinos más avanzados. Además existe amplio consenso sobre la importancia de que estos países se pongan al día, a fin de acelerar la integración económica en la región. Como observó Cham Prasidh, Ministro de Comercio de Camboya: “Somos como vagones sujetos a un tren bala … si nuestras ruedas no son redondas como las del ASEAN-6, rebotaremos en las vías o descarrilaremos, y con nosotros también descarrilará la locomotora”.

¿Puede la integración regional acelerar el desarrollo en los países del Mekong? Una conferencia de alto nivel celebrada en junio en Camboya abordó esta interrogante. La conferencia, organizada por el Secretariado de la ASEAN, el FMI y el gobierno real de Camboya, reunió a funcionarios de gobierno de los tres países del Mekong, países vecinos y socios para el desarrollo, así como funcionarios de entes financieros multilaterales, empresarios y académicos.

El Primer Ministro camboyano Samdech Hun Sen marcó la pauta, al recalcar las ventajas posibles del desarrollo regional y la función decisiva de la cooperación. “Nuestra experiencia”, dijo, “nos ha enseñado que la falta de cooperación entre los países del Mekong ha dejado a la región vulnerable a shocks externos y hundida en la pobreza”. La lección, añadió, es el valor de una mayor integración y la capacidad de recuperación que puede obtenerse del desarrollo regional. En su apertura, el Subdirector Gerente del FMI, Takatoshi Kato, y el Secretario General de la ASEAN, Ong Keng Yong, se hicieron eco de este sentimiento.

Receta para el progreso

En opinión de Suiwah Leung (Profesor de la Escuela Crawford de Economía y Gobierno de la Universidad Nacional de Australia), para desarrollar su potencial, los países del Mekong deben completar su transición hacia economías más eficientes y orientadas al mercado, lo que también es esencial para competir en una coyuntura económica de creciente globalización e integración.

¿Qué pasos deben darse? Según Leung, es clave mejorar el marco legal y regulatorio, fortalecer los sectores de banca y finanzas y reducir el papel del Estado en la economía. También destacó la importancia de reducir el costo de servicios como telecomunicaciones, transporte y electricidad, para que aumente la inversión extranjera directa y que las economías del Mekong se integren a las redes de producción de Asia oriental y sudoriental. Aunque la mayoría de los participantes coincidió, muchos enfatizaron la necesidad de grandes inversiones en infraestructura y recursos humanos, en especial en educación y salud. Sostuvieron que tales inversiones, importantes para cualquier país, son particularmente cruciales en los países del Mekong debido a los legados de sus guerras y trastornos violentos. Hubo consenso en la necesidad de enfrentar toda forma de corrupción para que estas economías puedan atraer inversión privada de escala significativa.

Un estudio de Martin Stuart-Fox, Profesor Emérito de Historia de la Universidad de Queensland, Australia, explora la influencia de la cultura política en el ritmo del desarrollo, y afirma que es posible que el desarrollo económico encuentre mayores obstáculos en las culturas donde el patronazgo y la jerarquía están más arraigados, como Camboya y la República Democrática Popular Lao, por la inherencia de un mayor riesgo de resistencia a políticas y programas que beneficien al país pero amenacen el monopolio del partido de gobierno.

La tesis de Stuart-Fox provocó un caluroso debate en el que varios refutaron que ciertas culturas fueran propensas al patronazgo político o menos propicias al desarrollo económico. Stuart-Fox coincidió en que tal resultado no era un destino inevitable, y citó el ejemplo de Tailandia, cuyo trasfondo cultural es similar al de Camboya y la República Democrática Popular Lao, pero que ha tenido éxito en fomentar el desarrollo. No obstante, opinó que el primer paso para superar los obstáculos al desarrollo es reconocer los problemas que puede plantear una cultura de patronazgo político.

La integración y sus recompensas

La función de la integración y cooperación regional para promover la reforma y el desarrollo en los países del Mekong fue tema prominente de debate. Fukunari Kimura, Profesor de Economía de la Universidad de Keio, Japón, subrayó los notables beneficios que tendría la integración regional para las economías menos desarrolladas. Su investigación sugiere grandes compensaciones potenciales para los que “llegan tarde a la ASEAN”, ya que el proceso de producción del sector manufacturero puede dividirse en forma eficiente en muchos segmentos, ubicando los de alto componente de mano de obra en países con mano de obra barata y bajos costos de servicios de integración de la producción que faciliten la integración internacional con otros segmentos productivos. Implementada eficazmente, la integración regional podría acelerar en gran forma la capacidad de las economías del Mekong de participar en las redes de producción regional, que son una característica creciente de la economía de Asia sudoriental.

Otro tema importante en la integración es el rol de los acuerdos comerciales bilaterales y regionales. Los participantes de la conferencia mantuvieron un animado debate con opiniones divididas sobre si los beneficios de estos acuerdos superaban sus riesgos. Algunos, como Kimura, sugirieron que el riesgo asociado a la proliferación de acuerdos comerciales regionales era relativamente escaso, principalmente porque la mayoría del comercio dentro de la región ya conlleva aranceles muy bajos. También descartó el peligro del tan mentado fenómeno del “plato de espagueti”, en el que la superposición de acuerdos produce regímenes comerciales demasiado complejos y poco claros.

Otros fueron más cautos. Fred Burke, Socio Gerente de la oficina de Baker & McKenzie en Ho Chi Minh, adujo que dicha proliferación impone costos significativos sobre el sector privado. La economista del FMI Patrizia Tumbarello también advirtió que la proliferación de acuerdos regionales podía producir un desvío no deseable del comercio, salvo que “los países asiáticos sigan complementando la integración regional con la liberalización en función del trato de nación más favorecida”.

Socios regionales y mundiales

Lo que no se refutó fue la magnitud de la evolución reciente de la ASEAN, en particular la mayor participación de los miembros más nuevos y el establecimiento de fuertes vínculos con China, Corea y Japón. Chalongphob Sussangkarn, Presidente del Instituto de Investigación sobre el Desarrollo de Tailandia, recalcó la importancia de acelerar la integración económica dentro de la ASEAN. Dijo que salvo que se siga avanzando en este frente, “existe un peligro real de que las economías de la ASEAN queden marginadas dentro de Asia en general, dominadas en tamaño por China e India, y en tecnología por Corea del Sur y Japón”. Su opinión tuvo amplio apoyo de los participantes de la región.

También se concordó en general en que la comunidad internacional cumple una función primordial en apoyar el desarrollo de la región. Una prioridad clara es la ayuda financiera y técnica continua para la tan necesaria inversión en educación, salud e infraestructura. También es crucial un mayor acceso a los mercados, la tecnología y los conocimientos técnicos, así como el fortalecimiento de las capacidades, para ayudar a los países del Mekong a participar eficazmente en la región asiática. Empero, los participantes abogaron por una mayor coordinación de los donantes del vasto abanico de iniciativas que surgen para desarrollar la región.

Benedict Bingham FMI, Departamento de Asia y el Pacífico

Para más información sobre la conferencia, véase el comunicado de prensa No. 06/145 cuyo texto, en inglés, puede consultarse en www.imf.org.

Other Resources Citing This Publication