Journal Issue
Share
Article

Actualidad

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
June 2006
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Desequilibrios mundiales: Tema de la primera consulta multilateral

Arabia Saudita, China, Estados Unidos, Japón y la zona del euro han acordado participar en la primera consulta multilateral del FMI, cuyo tema central será la definición de una estrategia integral y colectiva para corregir los desequilibrios internacionales sin hacer mella en el vigoroso crecimiento mundial.

Refiriéndose a esta acertada medida, el Director Gerente del FMI, Rodrigo de Rato, señaló que la cooperación entre los participantes “puede ser crucial para corregir ordenadamente estos desequilibrios y mantener el crecimiento mundial mientras se acomodan las tendencias de ahorro, consumo e inversión”.

Las consultas multilaterales —una iniciativa que De Rato planteó en abril en el marco de la estrategia a mediano plazo del FMI— son parte de la supervisión multilateral que realiza la institución y complementan las consultas regulares del Artículo IV con los países. En cada consulta se debatirá un asunto específico relacionado con la economía o las finanzas internacionales, con intervención directa de los países interesados.

El fin de las consultas es reforzar el análisis del FMI sobre las ventajas potenciales de la toma colectiva de medidas, ya que propiciarán la convergencia de la institución y los países en torno a las políticas a adoptar, y ayudarán a las autoridades a demostrar que las medidas que proponen forman un frente común con las de otros países y que serán beneficiosas para todos.

La primera consulta, en la que participarán los países y el grupo de países de importancia sistémica mencionados, se centrará en las repercusiones y los vínculos de estas y otras economías, y no en cuestiones económicas internas. Los preparativos del personal para esta primera consulta comenzarán pronto, y darán paso a reuniones de la Gerencia y el cuerpo técnico del FMI con representantes de todos los países y las economías participantes. Los resultados, que estarán disponibles a finales de 2006, serán analizados por el Directorio Ejecutivo del FMI y, finalmente, por el Comité Monetario y Financiero Internacional, el principal órgano consultivo de los gobernadores del FMI.

Productividad: Clave del crecimiento en la zona del euro

Para 2006, el FMI prevé que el PIB real de la zona del euro crecerá un 2%, lo que indica que la recuperación está afianzándose. No obstante, tras reunirse el 6 de junio con autoridades de la zona, el FMI anunció que las perspectivas de un repunte sostenido dependen del avance franco de las reformas estructurales en ámbitos como la política fiscal. Se deben “aprovechar más a fondo las sinergias del ajuste fiscal, la reforma de la asistencia social y la mayor eficiencia de todos los mercados, sean de trabajo, capital, bienes o, quizá en especial, de servicios, entre ellos los financieros”. También deben afrontarse “fuertes vientos en contra”, como la carestía del petróleo, la apreciación del euro, el débil aumento de la productividad y el decrecimiento demográfico a partir de 2010.

En lo monetario, el FMI proyecta que la inflación global seguirá superando el 2% anual durante la mayor parte de 2006 y 2007, para luego ceder. Dado el lento retorno de la inflación a su nivel de referencia y el afianzamiento de la recuperación, cabe moderar más la acomodación monetaria. Sin embargo, el FMI no estima que existan las condiciones necesarias “para un ajuste más prolongado y sustancial”, para lo cual “deberían acelerarse los factores básicos de la recuperación —sobre todo el crecimiento del empleo— o aparecer efectos indirectos u otros shocks que tiendan a exacerbar las presiones inflacionarias internas”. Tras la reunión, el Banco Central Europeo subió las tasas 25 puntos básicos el 8 de junio.

Rentabilizar la reforma

Diez años de reformas en la zona del euro han flexibilizado los mercados del trabajo, consolidado las finanzas de los sistemas de pensiones y liberalizado los mercados de ciertos productos y servicios. Pero el FMI señaló que “la utilización de la mano de obra aún es baja; el desempleo, alto; el crecimiento de la productividad deja mucho que desear, y persiste el problema de la sostenibilidad fiscal a largo plazo”. Se precisan más reformas, y como demuestran lo casos más exitosos de reformas a largo plazo en Europa, la clave estará en formular políticas fiscales y estructurales sostenibles, y que se refuercen entre sí. El FMI recomienda medidas más decididas en varios ámbitos:

Fiscal. Dados los enormes desafíos que se avecinan, el ajuste debe concentrarse en el gasto y equivaler a por lo menos un ½ de un 1% del PIB anual a lo largo de los próximos cuatro a cinco años.

Mercados de productos y del trabajo. Sin restar importancia a la flexibilización de los mercados del trabajo, habrá que insistir en la liberalización de los mercados de productos y servicios para que la moderación de los salarios fomente más el empleo que las rentas.

Sector financiero. Una integración más rápida de los mercados financieros europeos es esencial, y debería estimular la productividad y aliviar los desequilibrios regionales. Se necesitan más medidas para garantizar que la supervisión reglamentaria de las actividades externas se mantenga a la par con la integración.

Caruana dirigirá la labor sobre el sector financiero y monetario

El día 7 de junio, el Director Gerente Rodrigo de Rato, nombró al actual Gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, Consejero y Director del nuevo departamento que se encargará de todos los aspectos de la labor del FMI en cuestiones financieras, de mercados de capitales y de política monetaria.

Jaime Caruana, de 54 años, ocupa el cargo de Gobernador del Banco de España desde 2000. Además de ser miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo, también preside el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea y, en su calidad de Presidente de este Comité, es miembro del Foro sobre Estabilidad Financiera. Antes de incorporarse al Banco de España, Caruana desempeñó la función de Director del Tesoro de España y ocupó cargos directivos en servicios de inversión y compañías de gestión de fondos durante unos 10 años.

Al anunciar su nombramiento, que será efectivo a partir del próximo agosto, De Rato destacó la distinguida carrera profesional de más de 30 años de Jaime Caruana en el sector público y privado en España y en la escena internacional. “Creo que, con esta mezcla, Caruana está en una posición ideal para darle al FMI una voz muy respetada e influyente en cuestiones del sector financiero, y liderar el nuevo departamento con visión y conocimientos”, señaló De Rato.

El departamento que dirigirá Jaime Caruana en el FMI surgirá de la fusión de dos departamentos existentes: el Departamento de Mercados Internacionales de Capital y el Departamento de Sistemas Monetarios y Financieros (véase más información sobre la fusión, anunciada el pasado mes de febrero, en el comunicado de prensa No. 06/21).

La selección se basó en el examen de los candidatos calificados por un panel de funcionarios internacionales y miembros del equipo gerencial del FMI. Jaime Caruana reemplazará a Gerd Häusler, quien ha dirigido el Departamento de Mercados Internacionales de Capital desde su creación en 2001 y que dejará el FMI en julio de 2006, y a Stefan Ingves, quien encabezó el Departamento de Sistemas Monetarios y Financieros hasta su nombramiento como Gobernador del Banco Central de Suecia.

Nuevas reformas para un crecimiento duradero en Islas Marshall

Tras independizarse en 1986, Islas Marshall ha disfrutado de 10 años de expansión económica, seguidos de una marcada desaceleración a mediados de los años noventa y un repunte a finales de esa década. El crecimiento del producto real se frenó en 2003 y 2004 debido a demoras en la ejecución de un nuevo programa de obras públicas y al cierre de una planta privada de procesamiento de atún, que según el último examen económico del FMI eliminó 500 plazas de trabajo.

El país depende mucho de la ayuda externa. El gasto público equivale a más del 70% del PIB, y alrededor de un 50% de los ingresos fiscales provienen de donaciones externas, sobre todo de Estados Unidos. La economía privada aún está en desarrollo, y se basa en la prestación de servicios al gobierno, con pequeños aportes de la agricultura, la pesca y el turismo. En 2004 el Pacto de Asociación con Estados Unidos se modificó para que el apoyo financiero de ese país disminuyera constantemente pero durara hasta 2023. El desempleo en general ha subido, salvo en la función pública, gracias a un incremento del gasto en educación y salud en virtud del Pacto enmendado.

Est.Proy.
Islas Marshall20022003200420052006
PIB real (variación porcentual)4,01,80,43,54,0
Índice de precios al consumidor (variación porcentual)–0,4–0,92,03,52,9
Ingreso y donaciones (porcentaje del PIB)64,265,056,258,169,6
Fondo fiduciario del Pacto (millones de dólares de EE.UU., cierre del período)132,047,160,4
Deuda externa (porcentaje del PIB, cierre del período)270,671,276,469,863,6
Nota: El ejercicio fiscal concluye el 30 de septiembre.Datos: Autoridades de Islas Marshall y estimaciones y proyecciones del cuerpo técnico del FMI.

La situación fiscal se deterioró en 2004, en parte a raíz de una merma de las donaciones para proyectos de infraestructura, un descenso de las recaudaciones y la volatilidad de los ingresos no tributarios. No obstante, el gasto total aumentó, registrándose cierto desplazamiento del gasto de capital al gasto corriente. La situación fiscal se ha visto agravada por el continuo incremento del gasto en salarios y en bienes y servicios. Como consecuencia de una orientación fiscal más expansiva y de mejoras en la agricultura, se espera que el crecimiento real en 2005 registre un aumento; se estima que el déficit general del gobierno equivale a 2% del PIB, sobre todo debido a las escasas recaudaciones.

El Directorio Ejecutivo aplaudió los esfuerzos de las autoridades por encaminar al país hacia un crecimiento duradero, eliminando la onerosa deuda frente a los bancos privados y acumulando reservas para cumplir el aporte obligatorio al fondo fiduciario del Pacto. Los directores elogiaron el fortalecimiento de la capacidad institucional del gobierno, pero subrayaron la necesidad de más reformas fiscales y estructurales, dadas las previsiones de menores donaciones en el marco del Pacto y mayores pagos de servicio de la deuda. Al solicitar la reducción de los desembolsos, sobre todo en materia de salarios, los directores destacaron la importancia de proteger el gasto básico.

Other Resources Citing This Publication