Article

Filipinas: Reformas y un clima para la inversión más propicio

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
July 2006
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

En 2005, el PIB de Filipinas registró un crecimiento del 5%. Este crecimiento fue impulsado por el pujante sector de servicios (externalización de operaciones empresariales, telecomunicaciones, turismo, etc.). La situación de balanza de pagos se mantuvo sólida, a pesar de los mayores precios del petróleo y la fuerte competencia regional. Sin embargo, la inflación media fue muy superior a la meta del 5%–6% fijada por el banco central para ese año.

El gobierno ha ido aumentando las tarifas de la energía para reducir las pérdidas de las empresas generadoras y ha reformado plenamente el IVA. Si bien las perturbaciones políticas de mediados de 2005 perjudicaron la reforma económica, las autoridades siguieron reordenando las finanzas públicas, y la incertidumbre se redujo. Los resultados de la política fiscal en 2005 superaron las metas fijadas, y el déficit del gobierno nacional fue mucho más bajo que en 2004, gracias a los cuantiosos ingresos y al excedente presupuestario.

Filipinas2002200320042005Proy.

2006
(Variación porcentual)
PIB real4,44,96,25,05,0
Precios al consumidor (promedio)3,03,56,07,77,4
(Porcentaje del PIB)
Saldo del gobierno nacional1–5,6–4,9–4,2–3,0–2,5
Saldo del sector público no financiero2–5,7–5,6–5,0–2,2–2,3
Saldo en cuenta corriente–0,50,41,92,42,1
Datos: Autoridades de Filipinas, y estimaciones y proyecciones del personal técnico del FMI.

En 2005, las exportaciones solo aumentaron en un 3¾%, debido al escaso crecimiento del sector de productos electrónicos, y el gasto en importaciones relacionadas con el petróleo fue compensado con el aumento de las remesas. Las entradas de capital social fueron apreciables, y las reservas en divisas (ajustadas para activos prendados) alcanzaron un nivel de US$18.000 millones a fines de 2005. Si se detiene la reforma económica, la inversión probablemente seguirá siendo baja y mantendrá el crecimiento del PIB en un nivel inferior al 5% en 2006. La fuerte dependencia de los préstamos comerciales externos también presenta riesgos, lo cual fue puesto de relieve por las recientes perturbaciones en los mercados emergentes.

Los directores ejecutivos del FMI elogiaron a las autoridades por haber dado un nuevo impulso a la reforma, pero destacaron la importancia de seguir mejorando el clima para la inversión a fin de lograr un crecimiento más elevado y una reducción apreciable de la pobreza. También señalaron su inquietud con respecto al resultado de las exportaciones y recalcaron que un contexto macroeconómico estable, una mayor inversión en infraestructura, un sistema financiero más sólido y una mejor gestión de gobierno serán esenciales para aumentar las tasas de inversión y la competitividad.

Para mayor información, sírvase consultar las notas de información al público Nos. 06/19 (Swazilandia) y 06/25 (Filipinas) en www.imf.org.

Other Resources Citing This Publication