Article

Trinidad y Tabago debe invertir con prudencia la bonanza de los precios de la energía

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
December 2006
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

En 2005, la economía de Trinidad y Tabago creció casi el 8%, gracias al pujante crecimiento del sector energético, según el examen económico anual del FMI. El sector no energético también creció a un vigoroso 7¾%, gracias al gasto en infraestructura pública y al aumento del gasto privado impulsado por el acelerado crecimiento del crédito. Con unos precios mundiales aún altos de la energía, la economía crecerá el 12½% en cifras reales en 2006.

Trinidad y Tabago tiene uno de los ingresos per cápita más altos de América Latina y el Caribe, y la mayor parte de su riqueza se deriva de sus reservas de petróleo y gas. El sector energético representa más del 40% del PIB, casi el 90% de las exportaciones y más de la mitad de los ingresos públicos. El aumento de esos ingresos ha contribuido a mejorar el balance público, pero la situación fiscal subyacente ha empeorado. El acelerado aumento del gasto público, originado por las crecientes transferencias y subsidios a los servicios públicos y los combustiblesy la elevada inversión pública, contribuyó a un déficit no energético mayor en casi dos puntos porcentuales: el 10¼% del PIB del 2004–05.

Trinidad y Tabago20032004Est.

2005
Proy.

2006
(Variación porcentual)
PIB real13,99,17,912,5
Energía31,38,48,220,7
No energético5,29,57,77,5
(Porcentaje del PIB)
Balanza en cuenta corriente8,013,324,525,7
Deuda externa del sector público13,410,38,57,8
(Millones de dólares)
Reservas brutas2.2582.9934.7877.787
Datos: Autoridades de Trinidad y Tabagoy estimaciones y proyecciones del personal técnico del FMI.

Los directores ejecutivos celebraron los sólidos resultados económicos de Trinidad y Tabago, pero recalcaron que el actual entorno favorable presenta oportunidades de desarrollo económico y desafíos de gestión macroeconómica. El aumento del nivel de vida de las generaciones actuales y futuras supone un delicado equilibrio entre la eficiente inversión de la bonanza energética para fomentar la diversificación económica y los objetivos sociales, y una utilización programada de los ingresos energéticos para evitar el sobrecalentamiento de la economía.

Ante el acelerado aumento del gasto público, los directores respaldaron un gasto de alta calidad en infraestructura física y humana, pero recomendaron una mayor austeridad presupuestaria global a fin de evitar una presión alcista sobre la inflación y el tipo de cambio real. Aconsejaron concentrar los planes de diversificación en industrias viables que no requieran subsidios del gobierno. Para los directores, es prioritario aliviar la presión inflacionaria e instaron a continuar la política monetaria restrictiva.

Véanse más detalles en las notas de información al público No. 06/135 (Costa Rica) y No. 06/125 (Trinidady Tabago) en www.imf.org.

Other Resources Citing This Publication