Article

Panorama nacional: Albania procura traducir sus notables avances en crecimiento

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
December 2006
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Albania ha logrado admirables avances en los últimos 15 años. Cuando el país inició su transición hacia una economía de mercado tenía los niveles de ingreso per cápita, apertura comercial y desarrollo del mercado más bajos de Europa. Aunque sigue siendo uno de los países más pobres de Europa, y a pesar de unos contratiempos en 1991, el acelerado crecimiento originado por una serie de reformas estructurales concertadas y un compromiso serio con la estabilidad macroeconómica han duplicado el ingreso per cápita y reducido el diferencial de ingresos frente a sus vecinos.

Una gran variedad de indicadores macroeconómicos señalan avances. La deuda pública como porcentaje del PIB está disminuyendo, las expectativas de inflación están firmemente ancladas a un nivel bajo, crece la intermediación financiera, aumenta la confianza y ante una virtual ausencia de controles de capital continúa la tendencia a la apreciación del tipo de cambio de flotación libre. Con una estrategia de desarrollo encaminada a contener el tamaño del gobierno y buscar soluciones eficientes y del sector privado para las funciones gubernamentales que no sean esenciales, Albania ha encontrado un ancla eficaz para su gestión fiscal, y la privatización de los demás grandes activos públicos está llegando a su fase final.

El éxito se debe en gran medida a las políticas sólidas del gobierno, pero el FMI también ha realizado una tarea importante. La institución prestó apoyo durante la mayor parte de la transición, primero a través del Servicio para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza (SCLP) y últimamente, ante el acelerado aumento de los ingresos, mediante una combinación del SCLP y el Servicio Ampliado del FMI. No menos importante ha sido la generosa asistencia técnica, sobre todo en las áreas monetaria y fiscal, en parte a raíz del grado excepcionalmente alto de implementación.

Hacia el próximo paso

Una medida del éxito de Albania es que las autoridades, con el respaldo del FMI y su Directorio Ejecutivo, prevén una “graduación” de los programas a principios de 2009, al expirar su actual acuerdo de financiamiento con el FMI. El desafío será no solo mantener el alto ritmo de crecimiento, sino también asegurar su calidad y sostenibilidad a largo plazo. Al agotarse la mayor parte de los aumentos de eficiencia generados por la transición, se requerirán fuentes de crecimiento permanentes y reducir aún más el diferencial de ingresos con sus vecinos.

Es esencial ampliar la base de exportación y mejorar la infraestructura y el marco regulatorio, para lo cual será fundamental la calidad de las instituciones. Los índices de corrupción, Estado de Derecho y calidad de la burocracia de Albania son peores que los de los países de mediano ingreso y alto crecimiento que desea emular. Como consecuencia, el porcentaje de la inversión externa y la exportación frente al porcentaje del PIB se mantiene muy bajo (véase el gráfico).

Necesidad de capital extranjero

Albania ha registrado un pujante crecimiento pero debe mejorar su clima de negocios para competir con sus vecinos por inversión extranjera directa.

Citation: 35, 22; 10.5089/9781451944457.023.A007

Nota: Datos de 2005.

Datos: FMI, base de datos de Perspectivas de la economía mundial, e Instituto de Economía Internacional de Viena.

Después de 2009 el éxito de Albania dependerá en gran medida de su capacidad para sustentar políticas sólidas, mejorar el clima para la inversión y reducir sus aún considerables vulnerabilidades. Por consiguiente, las áreas de competencia básica del FMI constituyen importantes pilares para el programa actual. Por ejemplo, actualmente se están realizando amplias reformas para reforzar la supervisión bancaria, la administración tributaria y la gestión de la deuda, apoyándose en las condiciones que impone el FMI para sus préstamos. Gracias a la considerable asistencia técnica del FMI, se han logrado importantes avances y se prevé que las instituciones fiscales, entre otras, serán mucho más sólidas para 2009.

Tras la graduación de 2009 quedará pendiente un amplio programa de reformas. Se espera que donantes con el apoyo técnico adecuado ayuden al país a abordar prioridades a mediano plazo, como desarrollo de infraestructura, adopción de medidas anticorrupción, reformas jurídicas y regulatorias, y formalización de las relaciones de propiedad. Estos programas apoyarán y se apoyarán en la reciente aprobación del Acuerdo de Estabilización y Asociación con la Unión Europea y el posible ingreso de Albania a la Organización del Tratado del Atlántico del Norte.

Geoffrey Oestreicher FMI, Departamento de Europa

Other Resources Citing This Publication