Article

Supervisión mundial: Asia avanza, pero la próxima etapa podría ser la más difícill

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
September 2006
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Merced a un crecimiento espectacular en los últimos 35 años, el ingreso per cápita en la mayoría de las economías de Asia se aproxima al de los países avanzados, pero para dar el paso definitivo habrá que atacar las tasas de pobreza aún altas en ciertos países y afianzar los incrementos continuos de la productividad. En la edición de septiembre de 2006 de Perspectivas de la economía mundial se evalúan estos importantes logros y los pasos cruciales que siguen.

Desde 1970, el producto per cápita creció en promedio un 4% cada año en las 18 economías analizadas (véase el recuadro). Según el estudio, en la mayoría de estos países el motor del crecimiento fue la rápida acumulación de capital físico y humano (véase el gráfico inferior) y los rápidos aumentos de la productividad total de los factores, hechos que se atribuyen a un sólido marco general de políticas.

Un largo camino por recorrer

No obstante, para elevar los ingresos per cápita a niveles avanzados habrá que llevar a cabo medidas de gran envergadura en varios frentes, entre las que se destacan:

  • Estimular la productividad. En lo industrial, la productividad de los países asiáticos sigue aproximándose a la de las economías avanzadas, pero esta tendencia se ha detenido en el caso de los servicios (véase el gráfico de la derecha). Para fomentar la competencia y el crecimiento de la productividad en el importante sector de los servicios, los países asiáticos tienen que eliminar todas las barreras de ingreso, simplificar las reglamentaciones y fortalecer el capital humano.

  • Reducir el superávit de mano de obra rural. Muchos países asiáticos tienen gran potencial para trasladar el exceso de mano de obra agrícola a la industria y los servicios. Desde 1970, esta transición explica alrededor de un cuarto del acercamiento de la productividad de Asia a los niveles de Estados Unidos. Empero, el porcentaje de empleo en el sector agrícola sigue siendo elevado en la mayoría de los países en desarrollo de Asia. Afortunadamente, las mismas medidas que tienden a estimular el aumento de la productividad en la industria y los servicios también ayudarán a los países a transformar sus economías y reducir la pobreza rural. Estas reformas básicas implican una mayor liberalización del comercio, la ampliación y profundización de los sistemas financieros, el fortalecimiento del capital humano y la solución de las deficiencias generales en infraestructura, así como la promoción de la flexibilidad de los mercados laborales y la creación de redes de protección social.

Aumenta la productividad

Los marcados aumentos de la productividad de la mano de obra han impulsado el rápido desarrollo de Asia.

Citation: 35, 22; 10.5089/9781451944297.023.A007

Datos: Estimaciones del personal técnico del FMI.

Hay margen para mejorar

Pese a haber subido, los niveles de productividad de Asia aún distan mucho de los de Estados Unidos.

Citation: 35, 22; 10.5089/9781451944297.023.A007

Nota: Los datos se expresan en función de la paridad del poder adquisitivo.

Datos: Estimaciones del personal técnico del FMI.

Receta para crecer

Mientras que en Asia el crecimiento medio anual desde 1970 ha sido igual al 4%, en el resto de los países en desarrollo ha sido un magro 1%. Esta diferencia puede dejar importantes enseñanzas a los países de desarrollo tardío, tanto en Asia como en el resto del mundo. Concretamente, según el estudio, la experiencia de Asia indica que la estabilidad de los marcos macroeconómicos, la apertura comercial, la solidez de las instituciones y el desarrollo de los sistemas financieros son ingredientes vitales para un crecimiento fuerte y sostenido.

Florence Jaumotte y Nikola Spatafora

FMI, Departamento de Estudios

El estudio se basa en datos de 18 economías: Bangladesh, Camboya, China, Corea, Filipinas, India, Indonesia, Japón, Malasia, Myanmar, Pakistán, la RAE de Hong Kong, la República Democrática Popular Lao, Singapur, Sri Lanka, Tailandia, la provincia china de Taiwan y Vietnam.

Véase el texto completo de los capítulos analíticos de la edición de septiembre de 2006 de Perspectivas de la economía mundial en www.imf.org.

Other Resources Citing This Publication