Journal Issue
Share
Finance and Development, June 2017
Article

Nota Monetaria: Un peso bonito: En sus nuevos billetes Colombia hace lucir su rica cultura

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
June 2017
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Nadya Saber

“NO, NO SOY RICO. Soy un hombre pobre con dinero, que no es lo mismo”. Así respondió el colombiano Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura, cuando le preguntaron sobre la fortuna que acumuló escribiendo. García Márquez —Gabo, como lo llamaban cariñosamente— aparece ahora en el billete de 50.000 pesos (que en Colombia tiene la segunda denominación más alta) de la nueva serie puesta en circulación por el Banco de la República de Colombia en 2016.

Colombia progresa

En la última década, Colombia —la cuarta economía de América Latina— ha experimentado un fuerte crecimiento, gracias en parte a una situación demográfica favorable y al auge de sus productos primarios. Un sector exportador fuerte —de café, petróleo, textiles, electricidad, el futbolista Radamel Falcao y la cantautora Shakira— ha situado al país en un curso de ascendencia mundial. Si bien existen dificultades de peso —pobreza, desigualdad, tráfico de drogas y desplazamiento de comunidades indígenas, entre otras— Colombia está avanzando, habiendo además puesto fin al conflicto armado que devastó el país durante casi medio siglo.

Imagen superior: Gabriel García Márquez, ganador del Premio Nobel y creador del realismo mágico, rodeado de mariposas, como Mauricio Babilonia, uno de los personajes de Cien años de soledad, su libro más famoso.

Imagen inferior: Primer plano de Alfonso López Michelsen, 24to Presidente de Colombia, con efectos tridimensionales en el anverso del billete de $20.000.

Nuevo comienzo

En el marco de esta trayectoria de recuperación y progreso, se han emitido nuevos billetes en homenaje a colombianos que han sentado la pauta cultural, política y científica del país: los ex presidentes Carlos Lleras Restrepo y Alfonso López Michelsen, la antropóloga Virginia Gutiérrez de Pineda, el poeta José Asunción Silva, la pintora Débora Arango, y García Márquez, la joya literaria de Colombia.

José Darío Uribe, ex Gobernador del Banco de la República de Colombia, señaló que con “la nueva serie de billetes se abordan necesidades económicas, se rinde homenaje a personalidades sobresalientes y se exalta nuestra biodiversidad”.

Componentes notables

Los nuevos billetes circulan junto con los antiguos y tienen características especiales, por ejemplo, tintas e hilos de seguridad que cambian de color y tienen efectos tridimensionales, texto microscópico (para evitar la falsificación), números ocultos, y distintos tamaños y relieve para personas con discapacidades visuales. Estos nuevos componentes mejoran la seguridad con tecnología de punta y satisfacen las necesidades de personas discapacitadas.

Para informar al respecto, el Banco de la República realizó una campaña educativa que incluyó sesiones de capacitación sin cargo. Para destacar los componentes de seguridad se recomienda que el usuario “mire, toque, levante, gire y compruebe”, asignándole a cada paso un color específico. Por ejemplo, “levantar” se asocia con el amarillo y la forma en que el billete interactúa con la luz; la “comprobación” comprende un examen del billete bajo luz ultravioleta.

Anverso: En el billete de $2.000 la pintora Débora Arango se destaca como pionera colombiana del arte moderno. Reverso: Caño Cristales, el “río de los cinco colores”, brilla a través de los hilos y tintas del billete de $2.000.

Se emitió además un nuevo billete de alta denominación, de $100.000, para satisfacer las necesidades generadas por el crecimiento de la economía y los ingresos.

Los billetes ofrecen también vistas de la diversa geografía colombiana, reforzando el mensaje sobre biodiversidad incorporado en 2012 con una nueva serie de monedas. Por ejemplo, el billete de $50.000 muestra la Sierra Nevada de Santa Marta y un colibrí picando una flor que cambia de color cuando se gira el billete. El de $100.000 incluye una imagen del Valle de Cocora, en Los Andes, un área protegida desde 1985 para evitar la extinción de la famosa palma de cera del Quindío, el árbol nacional.

En los nuevos billetes se ilustran las culturas indígenas, por ejemplo, con una orejera zenú en el de $20.000 y con las terrazas de la Ciudad Perdida —núcleo de la cultura tayrona— en el de $50.000.

El ganador se lo lleva todo

El billete de $50.000 con el retrato de García Márquez fue nominado “Billete del Año” en 2016 por la Sociedad Internacional de Billetes Bancarios y es uno de los finalistas entre 18 billetes rediseñados del mundo.

El legado de García Márquez —que con la fuerza de su prosa le dio vida a la experiencia de América Latina y le mostró al mundo la Colombia que amaba— se destaca con matices violáceos y un pasaje del discurso de aceptación del Premio Nobel. Entonces, no sorprende lo mucho que se comenta ahora el “billete de Gabo”, sobre todo en los medios sociales. Al ingresar #Gabo no solo se encontrarán numerosas expresiones de elogio para el billete, sino también consultas sobre cómo obtenerlo.

La nueva serie de billetes de Colombia es motivo de celebración, y demuestra que el país está listo para aprovechar su pasado a fin de invertir en el futuro.

NADYA SABER integra el equipo de Finanzas & Desarrollo.

Other Resources Citing This Publication