Journal Issue
Share
Finance and Development March 2016
Article

Notas Monetarias: Bowie en billetes: Municipios y organizaciones barriales establecen monedas locales para estimular sus comunidades

Author(s):
International Monetary Fund. Communications Department
Published Date:
March 2016
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Marina Primorac

La muerte de David Bowie en enero de 2016 tocó una fibra sensible de los “baby boomers”, la generación de la posguerra, que rememoraron las canciones de su juventud del ecléctico músico, en tanto que los milénicos recordaron su cameo en la película Zoolander y sus composiciones en The Life Aquatic. Pero Bowie no solo innovó como artista.

En 1997 la estrella del pop creó los bonos Bowie, que daban a inversionistas la posibilidad de comprar una participación en regalías futuras de 25 de sus álbumes. Y en 2011 respaldó la moneda local de su lugar de nacimiento, Brixton (un barrio del sur de Londres), permitiendo que su imagen apareciera en el billete de B£10.

La libra de Brixton es parte de un resurgimiento desde principios del siglo de las monedas locales, que se remontan a otra época.

Años (no tan) dorados

Durante la Gran Depresión, la incertidumbre llevó al acaparamiento y, por ende, a la escasez de monedas. El economista estadounidense Irving Fisher abogó por un pagaré sellado (una divisa con un sello que indicaba la fecha, con tasa de interés negativa de no ser utilizada a la brevedad). Esto alentó el gasto y la rotación de la moneda. Ciertos municipios recurrieron a estos pagarés, y se aseguró a los comerciantes que podrían entregarlos en alcaldías, escuelas u organizaciones comunitarias a cambio de dólares de EE.UU. Austria y Alemania también emitieron estos pagarés durante la Depresión.

Hoy, las monedas locales se adoptan principalmente en Europa y América del Norte para cultivar un sentido de comunidad, respaldar a negocios de las calles principales y propiciar compras en tiendas locales. En Brixton, hay £150.000 de la moneda del barrio en circulación, lo que promueve la lealtad de los clientes. El dinero que se gasta en negocios independientes circula dentro de la economía local hasta tres veces más tiempo que cuando se lo gasta en cadenas nacionales, según análisis de la Fundación de la Nueva Economía.

Billete de B£5 conmemorativo del quinto aniversario de la libra de Brixton, diseñado por el artista Jeremy Deller.

Las pocas monedas locales de papel en circulación, a diferencia de las virtuales, también brindan un canal para la creatividad local y la igualdad. “Cuando uno mira la moneda tradicional, con todos los presidentes y reyes muertos, y las insignias del sistema establecido, uno ve las frías manos de la jerarquía y la historia. No debe ser nada divertido diseñar monedas cuyo único objetivo parece ser recordar a la plebe que la riqueza no es realmente suya”, observa Charlie Waterhouse, diseñador de la libra de Brixton.

La segunda emisión de la serie de Brixton, con billetes de B£1, B£5, B£10 y B£20, muestra a personas reconocidas con conexiones con el barrio. “Queríamos asegurar que hubiera equilibrio”, cuenta Waterhouse. “Len Garrison fue un destacado archivista negro que creó el Archivo Cultural Negro de Brixton; Luol Deng [basquetbolista del Miami Heat] es de otra época en la historia inmigratoria de Brixton, y representa las oportunidades que brinda Brixton, sin importar la raza”.

Héroes

Violette Szabo, la agente secreta británica, aparece en el billete de B£20. El diseñador comenta: “Londres está repleta de estatuas a privilegiados instigadores de guerras que se supone debemos recordar como héroes, y aquí tenemos una heroína real: una empleada de comercio cuya vida fue extraordinaria debido a la Segunda Guerra Mundial. Era la persona justa para los billetes, y hace referencia a un Brixton más antiguo, más distante”.

Las libras de Brixton están respaldadas por la libra esterlina, con 100% de reservas en la cooperativa de crédito local. “A la vez que promueve la demanda en la economía local con cupones que solo pueden emplearse en negocios pequeños, la cooperativa de crédito también se fortalece con capital adicional para conceder préstamos éticos a particulares y negocios de la zona”, explica Tom Shakhli, gerente general de la libra de Brixton.

Las características de seguridad son parte esencial del diseño de los billetes. “La libra de Brixton tiene más elementos de seguridad que los billetes del Banco de Inglaterra. La película holográfica se incorpora en el contenido editorial; la numeración secuencial perfora motivos en hoja de oro; en todo el billete se repiten las tintas fluorescentes. ¡Y hay más elementos, que no puedo mencionar!”, agrega Waterhouse.

La primera moneda local del Reino Unido utilizada en una ciudad, la libra de Bristol, fue creada con asesoría del equipo de Brixton. Los organizadores afirman que la moneda fomenta un sentido de comunidad y alienta la creatividad y la actividad comunitaria. Al igual que la moneda del barrio londinense, cada libra de Bristol está totalmente respaldada con depósitos en libras esterlinas, de modo que aceptar la moneda no genera un mayor riesgo financiero que depositar dinero en un banco.

Hoy funcionan alrededor de doce monedas locales en el Reino Unido. El Banco de Inglaterra ha estudiado las monedas locales y llegado a la conclusión de que dado su limitado tamaño y cantidad “es improbable que representen un riesgo para los objetivos de estabilidad monetaria o financiera del Banco”.

La hora del dólar

En Estados Unidos, la ciudad de Ithaca (Nueva York), respalda su dinero local (el Ithacash). Su fundador, Scott Morris, afirma que los dólares de Ithaca (i$) “brindan a la región un medio de intercambio que funciona más equitativamente para nuestra comunidad y ayuda a que nuestra economía sea más eficiente”. Contra la corriente, Ithaca está por emitir billetes físicos que agregará a su actual moneda virtual.

El diseño del próximo billete del dólar de Ithaca presenta la plaza de la ciudad.

A medida que la circulación de moneda nacional de curso legal cede ante las transacciones virtuales, la ventaja comparativa de las monedas locales es su atractivo personal. “Desde la muerte de Bowie ha habido mucho interés en el billete de B£10”, comenta Waterhouse. “El billete de la libra de Brixton ha adquirido un significado adicional desde su muerte, como recordatorio de Bowie y de todas las cosas que la gente amaba de él”.

Marina Primorac es Jefa de Redacción de Finanzas & Desarrollo.

Other Resources Citing This Publication