Journal Issue
Share
Finanzas & Desarrollo, Diciembre de 2013
Article

Notas breves

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
December 2013
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Demasiados niños pobres

El número de personas indigentes ha disminuido drásticamente en las tres últimas décadas en el mundo entero. Pero en 2010 aún incluía 400 millones de niños (o sea, una tercera parte de las personas que viven en estas pésimas condiciones), según un nuevo informe del Banco Mundial, titulado The State of the Poor.

El informe determina que, en comparación con 1981, en 2010 había 721 millones menos de personas que vivían en la indigencia, es decir, con menos de US$1,25 por día. Pero también concluyó que entre ellas existe un número desproporcionado de niños: en 2010 una de cada tres personas que vivían en la indigencia en el mundo entero era un niño, en comparación con solo una de cada cinco personas que vivían por encima de la línea de pobreza. En los países de bajo ingreso, los porcentajes eran aun peores: la mitad de los niños vivían en la indigencia.

“La conclusión de que más de 400 millones de niños viven en la indigencia y que los niños tienen más probabilidades de ser pobres que los adultos es perturbadora, ya que esto puede exacerbar el trabajo infantil y crear trampas de pobreza intergeneracionales”, declaró Kaushik Basu, Economista en Jefe y Primer Vicepresidente del Banco Mundial.

Aunque las tasas de indigencia han bajado en todas las regiones, los 35 países con ingreso más bajo del mundo—26 de los cuales se encuentran en África—registraron 100 millones más de personas que viven en la indigencia hoy que hace tres décadas.

Niños afganos recolectando artículos reciclables para ganar dinero.

Antigua ciudad de Sanaa, Yemen.

Ingresar al club

Tras 13 años de negociaciones, Yemen ingresará oficialmente a la Organización Mundial del Comercio a comienzos de 2014.

Los miembros del Grupo de Trabajo sobre la Adhesión de Yemen convinieron las condiciones del ingreso el 26 de septiembre. El programa de adhesión se presentará en una reunión ministerial celebrada en Bali del 3 al 6 de diciembre para que los ministros adopten una decisión oficial, que Yemen tendrá tres meses para ratificar.

Yemen solicitó ingreso a la OMC en abril de 2000 y será el miembro 160.

La adhesión actuará como un estímulo para un país que está luchando por recuperarse de los disturbios provocados por las protestas a favor de la democracia en 2011, que obligaron al presidente a dimitir, empujaron al país al borde de la guerra civil y asestaron un golpe a una economía ya maltrecha.

Formar parte del organismo con sede en Ginebra, cuyos miembros están obligados a seguir reglas internacionales sobre el comercio, podría contribuir a apuntalar la confianza de este empobrecido país.

Un grano de sal

La oferta internacional de granos en la temporada de comercialización 2013–14 superará el nivel de 2012 en casi 8% a pesar de ajustes a la baja de los pronósticos de producción y existencias finales a escala mundial, según la última edición de Perspectivas de cosechas y situación alimentaria de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Esta proyección se sitúa en 2.744 millones de toneladas en 2013; o sea, apenas 3 millones menos que la cifra de septiembre, como resultado de las perspectivas desfavorables de los cultivos de trigo de América del Sur.

La producción mundial de granos aumentará 8% este año en comparación con 2012, porque la producción bruta de cereales secundarios se incrementaría 11%, para llegar a 1.420 millones de toneladas.

Estados Unidos dará cuenta del grueso del aumento, con un cultivo récord de 384 millones de toneladas; es decir, 27% más que el año anterior, afectado por la sequía.

El informe también resalta los focos de inseguridad alimenticia en la República Centroafricana, la República Democrática del Congo, Corea del Norte, el norte de Malí y Siria.

Cosecha de cereales en Perú.

Plataforma petrolera en el mar de Java.

Calendario 2014

22–25 de enero, Davos, Suiza

Reunión Anual del Foro Económico Mundial

11–13 de abril, Washington, D.C.

Reuniones de Primavera del FMI y del Banco Mundial

2–5 de mayo, Astana, Kazajstán

Reunión anual del Banco Asiático de Desarrollo

19–23 de mayo, Kigali, Rwanda

Reunión anual del Banco Africano de Desarrollo

29–30 de mayo, Maputo, Mozambique

Conferencia “África en ascenso” organizada por el gobierno de Mozambique y el FMI

4–5 de junio, Sochi, Rusia

Cumbre del G-8

Poderosa demanda

Las compraventas transfronterizas de electricidad pueden desempeñar un papel crítico para que la región de Asia y el Pacífico pueda satisfacer el auge de la demanda, que superará por lejos la del resto del mundo en las próximas dos décadas, según un nuevo informe exhaustivo del Banco Asiático de Desarrollo (BAsD).

Según Energy Outlook for Asia and the Pacific, los combustibles fósiles continuarán predominando en el sector energético en los 20 próximos años. La demanda de carbón aumentará más de 50%, o casi 2% al año, impulsada principalmente por el consumo de China y el repunte del uso en Asia sudoriental.

La demanda de petróleo también aumentará 2% al año, alimentada por el sector del transporte, a medida que la nueva prosperidad permita a los habitantes de Asia meridional comprar más vehículos. La demanda de gas natural se incrementará más rápido—4% anualmente—que en el caso de otros combustibles por su carga ambiental más baja y su facilidad de uso.

La dependencia de combustibles fósiles en la región presenta importantes retos en términos de precios, seguridad energética y medio ambiente, y se prevé que las emisiones de dióxido de carbono de Asia y el Pacífico se dupliquen para 2035, superando la mitad del total mundial. “Los países no pueden atender solos esta gigantesca demanda energética, así que la región debe acelerar las interconexión transfronteriza de redes de electricidad y gas para mejorar la eficiencia, recortar los costos y aprovechar los excedentes”, afirmó S. Chander, Asesor Principal Especial de Infraestructura y Asociaciones Público-Privadas del BAsD.

En bicicleta

Seis de once ciudades participantes en un nuevo estudio sobre el uso de bicicletas en América Latina han lanzado o planean implementar programas de bicicletas compartidas, resaltando la creciente popularidad del vehículo como medio de transporte en la región. Se trata de la Ciudad de México, Lima, Buenos Aires, Bogotá, Montevideo y Cuenca.

El Banco Interamericano de Desarrollo ha colaborado con un equipo de alumnos de American University en la ciudad de Washington para estudiar el alcance de la infraestructura, la política y el activismo promotores del ciclismo en algunas de las ciudades más grandes de la región.

Entre 0,4 y 10% de la población utiliza la bicicleta como principal medio de transporte en las ciudades participantes. En las ciudades de tamaño intermedio, el total de viajes diarios en bicicleta promedia entre 2.000 y 48.000. El promedio diario fue de 84.000 a 1 millones de viajes en las ciudades más grandes de la región, encabezadas por la Ciudad de México.

Según el estudio biciudades 2013, las ciudades tienen una infraestructura limitada para el ciclismo, pero aun así están buscando promover esta alternativa. Sin embargo, la actitud del público hacia el ciclismo es mixta. Aunque muchos alaban sus beneficios, algunos estiman que las bicicletas son símbolo de una situación socioeconómica baja, y otros temen por la seguridad y los robos.

El estudio determinó que a nivel de la comunidad hay gran interés en que las ciudades estén más abiertas al tránsito ciclista.

Bicicletas compartidas en Ciudad de México.

Other Resources Citing This Publication