Journal Issue
Share
Finance & Development, March 2013
Article

Notas Breves

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
March 2013
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Quien no malgasta, no pasa necesidades

Algunas medidas sencillas por parte de consumidores y vendedores minoristas de alimentos pueden reducir drásticamente los 1.300 millones de toneladas de alimentos que se pierden o desperdician cada año, según una nueva campaña mundial para reducir el desperdicio de alimentos lanzada en enero de 2013 por la FAO, el PNUMA y otros socios.

A nivel mundial, alrededor de una tercera parte de todos los alimentos producidos, por valor de cerca de US$1 billón, se pierde o se desperdicia en los sistemas de producción y consumo alimentarios, según los datos publicados por la FAO. La pérdida de alimentos se produce sobre todo en las etapas de producción—recolección, procesamiento y distribución—mientras que el desperdicio ocurre por lo general a nivel del minorista y el consumidor, al final de la cadena de suministro de alimentos.

La campaña “Piensa. Aliméntate. Ahorra. Reduce tu huella alimentaria” tiene como objetivo presentar una visión global para las diversas iniciativas en curso en todo el mundo y se dirige específicamente a los alimentos desperdiciados por los consumidores, los minoristas y la industria hotelera.

“En un mundo de 7.000 millones de habitantes, que aumentarán a 9.000 millones en 2050, el desperdicio de alimentos no tiene sentido ni a nivel económico, ni ambiental ni ético”, señaló el Secretario General Adjunto de la ONU y Director Ejecutivo del PNUMA, Achim Steiner.

El sistema alimentario mundial tiene profundas implicaciones para el medio ambiente, y producir más alimentos de los que se consumen solo agrava las presiones, entre ellas las siguientes:

  • Más del 20% de las tierras cultivadas, 30% de los bosques y 10% de los pastizales se encuentran en proceso de degradación.

  • La agricultura y los cambios de uso del suelo, como la deforestación, contribuyen al 30% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero.

  • Cerca del 30% de las poblaciones de peces marinos se consideran hoy sobreexplotadas.

Devastación causada por el tsunami y el terremoto de 2011 en Japón.

Cómo gestionar el riesgo de desastres

Las pérdidas por desastres en Asia y el Pacífico han aumentado a un ritmo más rápido que la economía de la región, según un nuevo informe presentado por el Banco Asiático de Desarrollo (BAsD).

En el informe titulado Investing in Resilience—Ensuring a Disaster-Resistant Future se recomienda que los gobiernos regionales ofrezcan instrumentos de financiamiento del riesgo de desastres a fin de reforzar la capacidad de resistencia ante los mismos.

“El beneficio económico de Asia está siendo erosionado por los desastres, que con frecuencia golpean más duramente a los más pobres”, señaló Bindu Lohani, Vicepresidente de Gestión de Conocimiento y Desarrollo Sostenible del BAsD.

Según el informe, esta tendencia puede revertirse realizando importantes inversiones para reforzar la capacidad de resistencia ante los desastres, pero existen varios obstáculos que explican el aumento de las pérdidas por desastres, como datos inadecuados sobre el riesgo, incentivos débiles, marcos legislativos y regulatorios deficientes y financiamiento limitado.

Los instrumentos de financiamiento del riesgo de desastres son fundamentales para Asia y el Pacífico, que va a la zaga de otras regiones en el desarrollo de soluciones financieras innovadoras para reforzar la capacidad de resistencia ante desastres. Menos de 5% de las pérdidas por desastres en los países en desarrollo de Asia están aseguradas, frente a 40% en las economías desarrolladas.

Las pérdidas por desastres aumentan más rápidamente en Asia debido, entre otros factores, al deterioro medioambiental, el cambio climático y las presiones demográficas.

Enviar dinero a casa cuesta caro

Si se redujera el costo promedio de enviar remesas al 5%, frente al 12,4% actual, los migrantes africanos y sus familias que dependen de este dinero para sobrevivir se ahorrarían US$4.000 millones.

Para los trabajadores africanos en el extranjero, que enviaron cerca de US$60.000 millones en remesas en 2012, es más caro enviar dinero a casa que para cualquier otro grupo de migrantes. Según la base de datos del Banco Mundial “Send Money Africa”, África subsahariana es la región más cara. El costo promedio de enviar dinero a África es más elevado que el promedio mundial de 8,96% y casi el doble del costo del envío a Asia meridional, la región con el costo más bajo del mundo (6,54%).

Con frecuencia, las remesas son el primer contacto de una persona con un servicio financiero y, por ello, es más probable que el receptor de una remesa utilice otros servicios financieros, como una cuenta bancaria. Por lo tanto, la reducción del costo de las remesas puede contribuir a la inclusión financiera en el continente (véase “África incluyente” en esta edición de F&D).

Los precios de las remesas son aún más altos entre los países africanos. Sudáfrica, Tanzanía y Ghana son los países a los cuales es más caro enviar dinero, con un costo promedio de 20,7%, 19,7% y 19,0%, respectivamente, debido en parte a la limitada competencia.

Calendario 2013

14–17 de marzo, Ciudad de Panamá, Panamá

Reunión anual del Banco Interamericano de Desarrollo

19–21 de abril, Washington, D.C.

Reuniones de Primavera del Banco Mundial y el FMI

2–5 de mayo, Nueva Delhi, India

Reunión anual del Banco Asiático de Desarrollo

10–11 de mayo, Istanbul, Turquía

Reunión anual del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo

30–31 de mayo, Marrakech, Marruecos

Reunión anual del Banco Africano de Desarrollo

17–18 de junio, Fermanagh, Reino Unido

Cumbre del Grupo de los Ocho

11–13 de octubre, Washington, D.C.

Reuniones Anuales del Banco Mundial y el FMI

Crisis de deserción escolar

El BID presenta una iniciativa que busca concienciar a la población sobre la crisis de deserción escolar en secundaria en América Latina y encontrar soluciones para mantener más jóvenes en las escuelas. A través de redes sociales, cine y foros interactivos en línea, GRADUATE XXI tiene como objetivo involucrar a los ciudadanos latinoamericanos de todos los sectores de la sociedad en la mejora del sistema educativo y aumentar el número de graduados de secundaria en la región.

El acceso a la educación en América Latina ha mejorado mucho en los últimos años. La educación primaria es casi universal en toda la región. Sin embargo, casi la mitad de los estudiantes no termina la educación secundaria. Las brechas en el acceso a la educación persisten entre los grupos socioeconómicos y étnicos así como entre las comunidades urbanas y rurales.

Los datos del BID muestran que:

  • Más de la mitad de la juventud de áreas rurales no completa 9 años de enseñanza.

  • Más de 40% de los jóvenes indígenas entre 12 y 17 años de edad no van a la escuela.

  • Solo entre 20% y 30% de los niños y jóvenes con discapacidades en la región asiste a la escuela; la mayoría no termina la secundaria.

Alumno en Perú: Las brechas de acceso a educación persisten en América Latina.

Fushun, China: ciudad que experimentará un rápido crecimiento.

Construir ciudades sostenibles

La rápida urbanización podría generar grandes oportunidades económicas, sociales y medioambientales a largo plazo para las economías en desarrollo si las inversiones actuales en infraestructura, vivienda y servicios públicos son eficientes y sostenibles, según un nuevo informe del Banco Mundial sobre la gestión de las ciudades titulado, Planning, Connecting, and Financing Cities Now: Priorities for City Leaders.

“Ahora que se están conformando muchos centros urbanos en el mundo en desarrollo, tenemos la oportunidad histórica, pero limitada, de crear ciudades inteligentes que fomenten un crecimiento inclusivo y ecológico y mejoren la vida de los ciudadanos”, señaló Zoubida Allaoua, Directora de Finanzas, Economía y Urbanismo del Banco Mundial.

En las próximas dos décadas, se prevé que la población urbana aumentará en otros 2.000 millones de habitantes, provenientes en un número sin precedentes de las zonas rurales, y que más del 90% de este aumento tendrá lugar en el mundo en desarrollo, donde muchas ciudades ya tienen dificultades para proporcionar servicios básicos.

Este informe, presentado en enero en la Conferencia de Basilea sobre Energía Mundial, es una guía que sirve a las autoridades locales para formular políticas que generen empleo, vivienda y la infraestructura necesaria para convertir sus ciudades en centros de prosperidad para sus residentes actuales y futuros.

En el informe se señala que gran parte del nuevo desarrollo urbano no tendrá lugar en megalópolis como Río de Janeiro, Jakarta y Nueva Delhi, sino en ciudades “secundarias” menos conocidas como Huambo en Angola, Fushun en China y Surat en India.

Other Resources Citing This Publication