Journal Issue
Share
Finanzas y Desarrollo, Junio 2012
Article

A Los Lectores: Cinco años … y seguimos contando

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
June 2012
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Todo comenzó en Estados Unidos, con hipotecas titulizadas de dudosa calidad. Desde los primeros temblores a mediados de 2007, pasó un año hasta que la crisis financiera internacional hizo erupción y las autoridades tomaron plenamente conciencia de lo que enfrentaban. Pero cuando el gobierno estadounidense permitió que el banco de inversión Lehman Brothers quebrara el 15 de septiembre de 2008, generó un tsunami cuyas repercusiones aún se sienten hoy.

Cinco años después de desatarse lo que resultaría ser la peor crisis económica desde la Gran Depresión de los años treinta, persisten los problemas de la economía mundial. Millones de personas están sin trabajo en el mundo entero (especialmente los jóvenes, como lo analiza la edición de marzo de 2012 de F&D), lo cual crea enormes tensiones sociales en algunos países.

Esta edición de F&D examina la situación mundial a los cinco años del comienzo de la crisis. El panorama para el futuro de la economía mundial es complejo y variado.

Las causas de la crisis fueron innumerables, e incluyen una regulación financiera deficiente y desbarajustes en los balances debido a la deuda excesiva que asumieron las instituciones financieras, los hogares y los gobiernos. La mayoría de los excesos estuvieron limitados a las economías avanzadas, y las intervenciones creativas y masivas de los gobiernos —especialmente el de Estados Unidos— fueron lo único que impidió que el sistema financiero mundial se desmoronara por completo. Ahora que Estados Unidos se está recuperando, la crisis de la deuda soberana europea continúa minando la confianza.

Nuestros artículos examinan este quinquenio desde diferentes ángulos; entre ellos, los pasos que se están dando para reparar el sistema regulatorio y el impacto en las víctimas inocentes; es decir, los mercados emergentes y los países de bajo ingreso que superaron la recesión mundial relativamente bien pero ahora son vulnerables a nuevos shocks. Mohamed El-Erian analiza los graves desequilibrios mundiales que se mantienen en un estado peligroso pero estable (por ahora).

En “Hablando claro”, Carlo Cottarelli aconseja un enfoque cuidadoso y matizado para controlar la deuda que no sofoque el crecimiento necesario para generar empleo.

También en este número, evaluamos la creación de puestos de trabajo en Asia meridional, el acceso al agua potable segura, el crecimiento de la inversión verde y el problema del lavado de dinero y las economías subterráneas. Trazamos un esbozo de Laura Tyson, la primera mujer en dirigir el Consejo Estadounidense de Asesores Económicos (durante el gobierno del Presidente Clinton), que recalca que, pese a las desventajas, la intensificación de la interdependencia mundial ha traído enormes ventajas.

Jeremy Clift

Director Editorial

Other Resources Citing This Publication