Journal Issue
Share
Finanzas y Desarrollo, March 2012
Article

Bajo la lupa: Salir de la Pobreza: La pobreza en América Latina se reduce al nivel más bajo en 20 años

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
April 2012
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Muchachas llenan recipientes de agua en Lima, Perú.

La pobreza en América Latina y el Caribe se redujo de 48,4% en 1990 a 31,4% en 2010, su nivel más bajo en 20 años, según un nuevo informe de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe. La tasa de indigencia (un nivel de ingresos que no cubre las necesidades de nutrición) también disminuyó durante este período, de 22,6% a 12,3%. A pesar de estos avances, 177 millones de personas siguen viviendo en la pobreza, de las cuales 70 millones en la indigencia. El informe prevé una ligera caída de la tasa de pobreza en 2011, aunque la tasa de indigencia podría aumentar debido al encarecimiento de los alimentos.

La pobreza y la indigencia en América Latina se han reducido considerablemente desde 1990.

Fuente: Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe. Nota: Estimaciones para 19 países de la región.

El gasto social en América Latina como porcentaje del PIB aumentó durante la crisis.

Fuente: Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe.

Nota: Estimaciones para 21 países de la región.

Focalizar mejor el gasto en los pobres

La reducción de la pobreza se explica principalmente por el sólido crecimiento económico, el incremento de los ingresos laborales, la disminución de las tasas de fertilidad y los mejores programas sociales. Los esfuerzos para reducir los efectos de la crisis económica de 2008–09 en los pobres dieron lugar a un gran aumento del gasto social y en educación pública. El gasto público total registró un incremento del 3% del PIB en 2008–09 frente a 2006–07, y el gasto social del 2% del PIB en el mismo período. Entre los países con menor gasto social por habitante (US$300), la educación constituye la principal partida de gasto. En cambio, en los países relativamente más desarrollados (con un gasto social per cápita superior a US$1.000) la seguridad y la asistencia social son más importantes. Pero los sistemas de protección social aún no son inclusivos, y persisten grandes disparidades.

Trabajar de manera más eficiente

La reducción de la pobreza es una gran noticia, especialmente en medio de una crisis económica internacional. No obstante, estos avances se ven amenazados por las persistentes disparidades en la productividad y por mercados laborales que generan empleo en sectores poco productivos sin protección social. Las arraigadas diferencias entre los países abarcan desde asimetrías en la productividad hasta grandes diferencias en el desarrollo institucional, el acceso a los mercados financieros internacionales y la capacidad de generar ahorro nacional. Las disparidades dentro de los países complican aún más la reducción de la pobreza en la región. En este contexto, deberán redoblarse los esfuerzos para mejorar el acceso a la educación, actualizar las transferencias monetarias a los sectores más vulnerables, reformar las instituciones del mercado de trabajo y crear sistemas de protección social inclusivos.

La pobreza se ha reducido en todos los países, pero con grandes variaciones.

Fuente: Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe.

Nota: Estimación para 12 países de la región. Basada en el año más reciente sobre el que se dispone de datos.

Niños tomando avena en una escuela rural de Guatemala.

Preparado por Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL). El texto y los gráficos se basan en Panorama social de América Latina, publicado por la CEPAL en noviembre de 2011. El informe puede consultarse en www.eclac.org

Other Resources Citing This Publication