Chapter

I. Introducción

Author(s):
International Monetary Fund. Independent Evaluation Office
Published Date:
November 2008
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

1. Este informe evalúa el sistema de gobierno corporativo del Fondo Monetario Internacional e identifica los ámbitos donde este puede ser afianzado para que el FMI pueda cumplir mejor su mandato. El gobierno corporativo—o gobernabilidad—se define como la estructura institucional y las relaciones formales e informales que rigen las actividades y los procesos de decisión de la institución. Un buen gobierno corporativo puede contribuir a la legitimidad del FMI al aportar una representación adecuada de los países miembros y al facilitar la transparencia necesaria para que las partes interesadas puedan desplegar una función supervisora. Asimismo, le permite al FMI llevar a cabo su mandato con eficacia y eficiencia, encuadra la rendición de cuentas de la institución y de sus órganos principales ante los países miembros, y les brinda voz a las partes relevantes interesadas. Estas cuatro dimensiones—eficacia, eficiencia, rendición de cuentas y voz—constituyen el marco conceptual de la presente evaluación, que gira en torno a los siguientes planteamientos: en qué medida el sistema de gobierno corporativo le permite al FMI funcionar con eficacia y eficiencia, promueve la rendición de cuentas y les brinda voz a los países miembros a la hora de tomar decisiones1.

2. Esta evaluación abarca las tres entidades centrales del gobierno corporativo del FMI: el Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI), el Directorio Ejecutivo y la alta gerencia. Por encima se encuentra la Junta de Gobernadores, integrada por ministros o presidentes del banco central de cada uno de los 185 Estados miembros, que le delega la mayor parte de sus facultades al Directorio. El Directorio es responsable de dirigir la actividad del FMI de acuerdo con las facultades delegadas por los gobernadores. Está integrado por 24 directores ejecutivos; cinco de ellos son designados por los miembros con las cuotas más grandes y los otros 19 son elegidos por los demás miembros y están representados por grupos de países. El derecho de voto en el Directorio está determinado por las cuotas de los miembros. El CMFI está integrado por 24 gobernadores y su estructura refleja los grupos de países que conforman el Directorio. El CMFI se reúne dos veces al año y es responsable de asesorar a la Junta de Gobernadores sobre asuntos relacionados con la gestión del sistema monetario y financiero internacional. La alta gerencia está formada por el Director Gerente y tres Subdirectores. El Director Gerente preside el Directorio sin derecho de voto y es a la vez el “jefe del personal del Fondo”. Está encargado de dirigir “los asuntos ordinarios del Fondo” bajo el “control general” del Directorio. El gráfico 1 muestra las principales estructuras de gobierno del FMI, así como sus relaciones, y el anexo 1 contiene una descripción detallada de la estructura y las prácticas de gobierno del Fondo.

Gráfico 1.Estructura estilizada del gobierno corporativo del FMI

3. A lo largo de sus 60 años de existencia, el mandato y el gobierno corporativo del Fondo evolucionaron a la par de la economía mundial, permitiéndole a la institución conservar el protagonismo en la escena financiera internacional. El Fondo actuó “apagando incendios” en crisis sistémicas y como prestamista de última instancia para países con dificultades de balanza de pagos; sus mecanismos de supervisión han servido de plataforma para el diálogo sobre importantes cuestiones de política, y la institución ha proporcionado a los países miembros normas y herramientas para mejorar sus políticas e instituciones. Estas funciones, así como los logros del FMI, han sido posibles en parte gracias a las virtudes de su sistema de gobierno en comparación con el de otras organizaciones intergubernamentales.

4. Sin embargo, de la misma manera, algunas de las dificultades que enfrenta actualmente el Fondo son producto de deficiencias de gobernabilidad. Las inquietudes en torno a la legitimidad y la relevancia trascienden el tema de las cuotas, el cual está fuera del alcance de esta evaluación. Estas tienen que ver con el malestar que rodea el proceso de selección del Director Gerente y sus Subdirectores, con la falta de claridad o de adecuación de las líneas de rendición de cuentas, y con la impresión de que el Fondo ha tardado en reconocer problemas y riesgos incipientes y ha fallado en elaborar y acordar las estrategias necesarias para solucionarlos. Posiblemente estas dificultades se deban en parte a una falta de claridad sobre las respectivas funciones del CMFI y del Directorio, y sobre la manera en que ambos deberían interactuar con la alta gerencia2.

5. El resto de este informe está organizado de la siguiente manera. El capítulo II presenta el marco analítico, los métodos y los datos utilizados en la evaluación. El capítulo III analiza brevemente las principales virtudes y deficiencias del sistema global de gobierno. El capítulo IV presenta las principales conclusiones de la evaluación en lo concerniente al CMFI, el Directorio y la alta gerencia. El capítulo V concluye con las recomendaciones.

    Other Resources Citing This Publication