Chapter

Artículo V, Sección 12 f): Cuenta Especial de Desembolsos

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
April 1988
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Cuenta Especial de Desembolsos: Servicio financiero de ajuste estructural (SAE). Reglamento de administración del servicio: Enmienda

Modifícase el párrafo 5-5) del reglamento de administración del servicio financiero de ajuste estructural, contenido en el anexo de la Decisión No. 8238-(86/56) SAF, adoptada el 26 de marzo de 1986, cuyo texto será ahora el siguiente:

“Los recursos proporcionados en virtud de los compromisos trienales se suministrarán en forma de préstamos al amparo de tres acuerdos anuales aprobados por el Fondo. Los acuerdos anuales no podrán aprobarse antes de haber expirado el acuerdo anual anterior, a menos que se trate de circunstancias excepcionales. Los acuerdos anuales al amparo de compromisos trienales deberán aprobarse antes de que expire el período del compromiso.”

Decisión No. 8652-(871105) SAF

22 de julio de 1987

1. Se añade el párrafo siguiente al reglamento de administración del servicio financiero de ajuste estructural que figura como anexo de la Decisión No. 8238-(86/56) SAF:

“Párrafo 14.

La ayuda proporcionada por el servicio financiero de ajuste estructural, junto con los préstamos de la Cuenta Fiduciaria del servicio reforzado de ajuste estructural, contemplados en el servicio reforzado de ajuste estructural creado por la Decisión No. 8757-(87/176)SAF/ESAF, adoptada el 18 de diciembre de 1987, se regirá por el presente reglamento, con sujeción a las disposiciones siguientes:

1) En los compromisos, acuerdos o desembolsos efectuados conforme al servicio reforzado de ajuste estructural se identificarán los montos de dicha ayuda.

2) Los desembolsos de cada acuerdo anual se efectuarán en dos plazos, el primero tras la aprobación del acuerdo anual correspondiente, y el segundo una vez que

  • i) el Director Gerente haya comprobado que se han cumplido los criterios de ejecución estipulados para ese desembolso y el Fondo haya determinado que se ha completado de forma satisfactoria el examen de mitad de período del programa apoyado por el acuerdo, o

  • ii) el Director Gerente haya comprobado, si así lo exigiera el acuerdo anual, que se han cumplido los criterios de ejecución estipulados para ese desembolso.

3) Los desembolsos se efectuarán al mismo tiempo que los correspondientes a los préstamos de la Cuenta Fiduciaria.

4) Si, conforme al inciso 2) anterior, no se efectuara el segundo desembolso de un acuerdo anual, podrá ampliarse el período de tres años del compromiso, y otorgarse el monto correspondiente durante el período ampliado, con sujeción al presente reglamento.”

2. En el párrafo 6-2) del mencionado reglamento, la expresión “en su carácter de fideicomisario en virtud del Instrumento de creación del Fondo Fiduciario” quedará sustituida por “en su carácter de fideicomisario”.

Decisión No. 8758-(87/176) SAF

18 de diciembre de 1987

Cuenta Especial de Desembolsos: Servicio financiero de ajuste estructural. Monto de asistencia: Enmienda

Modifícase el párrafo 2 de la Decisión No. 8240-(86/56) SAF, adoptada el 26 de marzo de 1986, enmendada, cuyo texto será ahora el siguiente:

“El nivel posible de acceso de cada país miembro habilitado para recibir recursos de este servicio, al 22 de julio de 1987, equivaldrá al 63,5% de la cuota. No se desembolsará más del 20% de la cuota al amparo del primer acuerdo anual, ni más del 30% de la cuota al amparo del segundo acuerdo anual.”

Decisión No. 8651-87/105) SAF

22 de julio de 1987

Cuenta Especial de Desembolsos: Transferencia de recursos de la Cuenta Especial de Desembolsos a la Cuenta Fiduciaria del servicio reforzado de ajuste estructural y retransferencia a la Cuenta Especial de Desembolsos

1. Los recursos siguientes que mantenga o haya de recibir la Cuenta Especial de Desembolsos se transferirán a la Cuenta Fiduciaria del servicio reforzado de ajuste estructural (“la Cuenta Fiduciaria”)* con destino a su Cuenta de Reservas al establecerse la Cuenta Fiduciaria, o en caso de que la Cuenta Especial de Desembolsos no haya recibido aún esos recursos, en la fecha en que los reciba:

  • i) todo ingreso ya recibido o por recibir de la inversión de los recursos a disposición del servicio de ajuste estructural en el marco de la Cuenta Especial de Desembolsos;

  • ii) todos los intereses recibidos o por recibir, incluidos los intereses por cargos especiales, por préstamos concedidos en virtud del servicio de ajuste estructural;

  • iii) todo rembolso de préstamos concedidos en virtud del servicio de ajuste estructural, y

  • iv) todos los recursos mantenidos en la Cuenta Especial de Desembolsos derivados de la terminación del Fondo Fiduciario de 1976 y que ya no puedan utilizarse al amparo del servicio de ajuste estructural;

con la salvedad de que dichos recursos se retransferirán a la Cuenta Especial de Desembolsos en el momento y en la medida en que se necesiten para el rembolso de los gastos incurridos por la Cuenta de Recursos Generales en la administración del servicio de ajuste estructural y de la Cuenta Fiduciaria, que deban rembolsarse de acuerdo con el párrafo 10 del reglamento de administración del servicio de ajuste estructural y el párrafo 3 de esta decisión.

2. Siempre que el Fideicomisario determine que las cantidades en la Cuenta de Reservas de la Cuenta Fiduciaria rebasan la cantidad necesaria para saldar las obligaciones de esta Cuenta con los prestamistas cuyo pago se haya autorizado contra la Cuenta Especial de Desembolsos. Al liquidarse la Cuenta Fiduciaria se transferirá a la Cuenta Especial de Desembolsos todo remanente que haya en la Cuenta de Reservas, una vez canceladas las obligaciones cuya liquidación se haya autorizado contra la Cuenta de Reservas.

3. La Cuenta Especial de Desembolsos rembolsará anualmente a la Cuenta de Recursos Generales los gastos de operación de la Cuenta Fiduciaria del servicio reforzado de ajuste estructural.

4. Esta decisión remplaza a la Decisión No. 8237-(86/56) SAF, adoptada el 26 de marzo de 1986.

Decisión No. 8760-(87ll76)

18 de diciembre de 1987

Exposición sumaria del Presidente del Directorio Ejecutivo al término de las deliberaciones sobre el servicio financiero de ajuste estructural: Análisis de la experiencia recogida Reunión del Directorio Ejecutivo 87/93; 19 de junio de 1987

Con el debate de hoy finaliza la primera revisión del servicio financiero de ajuste estructural (SAE) efectuada por los directores ejecutivos. Comenzaré esta exposición sumaria formulando unos comentarios generales, y luego me referiré a algunos temas teóricos y a problemas más concretos referentes al funcionamiento de ese servicio financiero.

1. Consideraciones generales

Los directores se manifestaron categóricamente en favor del mantenimiento del SAE y señalaron su importancia como vehículo de la asistencia que el Fondo brinda a los países en desarrollo de bajo ingreso. El hecho de que este servicio financiero tenga como objetivo expreso el alivio de los desequilibrios y las rigideces estructurales reviste especial importancia para estos países, muchos de los cuales tienen una situación crónica de tasa baja de crecimiento económico y renta per capita en descenso. La mayor parte de los directores, reconociendo que un factor importante que ha impedido una utilización más amplia de ese servicio financiero ha sido la exigüidad de los recursos que pueden obtenerse en virtud del mismo. Por lo tanto apoyó la propuesta de elevar el monto de los desembolsos correspondientes al segundo año al 30% de las cuotas.

Algunos directores expresaron que les preocupa el hecho de que hasta ahora no se haya alcanzado el objetivo contemplado de que el servicio cumpla una función catalizadora, o sea, que no haya movilizado corrientes de recursos financieros de otras fuentes. Sigue revistiendo importancia decisiva que cumpla esa función, por lo cual los directores expresaron satisfacción ante las indicaciones dadas por líderes de los grandes países industriales en la reciente conferencia de Venecia, de que respaldan firmemente la iniciativa del Fondo de triplicar los recursos para otorgar crédito en el marco de los acuerdos del SAE. Los directores instaron a la Gerencia a estudiar todas las posibilidades de asegurar que el SAE realmente cuente con nuevos recursos. Se subrayó que ese servicio financiero no podrá cumplir cabalmente la función para la cual fue instituido si el monto de la asistencia que los países pueden obtener en el contexto de los programas respaldados por el SAE no se eleva a niveles conmensurables con la magnitud de los problemas que se trata de enfrentar mediante ese servicio. Los directores ejecutivos señalaron que los países miembros que lo han utilizado o que están negociando acuerdos a su amparo no deben verse perjudicados por el hecho de haber utilizado tempranamente el SAE, en caso de que aumenten los recursos de este último. Agradezco las manifestaciones de varios directores en el sentido de que sus autoridades están dispuestas a colaborar para ampliar los recursos del SAE. También me complace la afirmación de que las sugerencias que hemos efectuado en relación con las modalidades de financiamiento están bien orientadas.

2. Funciones y contenido de los estudios sobre marcos de política económica

La mayoría de los directores, aunque no todos ellos, consideran que el contenido de los estudios sobre el marco de política económica (EMP) debe perfeccionarse y consolidarse aún más. Muchos subrayaron también que las autoridades deben tener una participación mucho más intensa que hasta ahora en la elaboración de esos estudios. En ellos deberían incluirse análisis más incisivos y de perspectivas; identificarse los problemas macroeconómicos y estructurales y las fuentes del crecimiento económico; analizarse de modo más preciso la estrategia de las autoridades y la prioridad que corresponda asignar a las reformas estructurales clave que debe procurarse efectuar en el siguiente trienio; describirse y evaluarse en forma más completa los programas públicos de inversión, y analizarse las necesidades financieras y la función que deben cumplir las principales entidades de asistencia. Según la mayoría de los directores, los EMP deben contener una relación de las actividades de política económica concretas del período inicial e indicaciones generales sobre las medidas que hayan de adoptarse en el segundo y en el tercer año. Algunos directores se mostraron preocupados ante la posibilidad de que el anuncio anticipado de la intención de adoptar determinadas medidas provoque actividades especulativas o hiera la sensibilidad de algunos sectores sociopolíticos. Se sugirió que en esos casos no se mencione en los EMP el momento preciso ni la magnitud exacta de las reformas que se proyectan. Esos datos pueden aparecer en el estudio del personal sobre el programa del SAE.

Los directores opinaron que los EMP deben constituir un aporte al proceso de adopción de decisiones de los organismos multilaterales de asistencia; muchos instaron a que se les dé una importancia mucho más decisiva como medio de orientar la estrategia crediticia del Banco Mundial. Deben concebirse de modo tal que hagan más coherentes el asesoramiento en materia de política económica y otras actividades de los organismos de asistencia financiera y permitan encauzar hacia los países que emprenden enérgicas reformas de su política económica, en el marco de la referida asistencia, un volumen de recursos financieros que haga viables y sostenibles dichas reformas. He tomado nota de las diferentes opiniones de los directores ejecutivos acerca de la función que deben cumplir los donantes bilaterales en el proceso de elaboración de los referidos estudios, y el Fondo las tendrá en cuenta en el contexto de sus incipientes relaciones con los donantes. También se estudiará la sugerencia de que el Fondo organice una conferencia a la que asistirían representantes de los organismos de asistencia financiera, a fin de que estas instituciones se familiaricen con el proceso de elaboración de los EMP y examinen el modo de coordinar los objetivos.

La mayoría de los directores estuvieron concordes en que se deben revisar anualmente los EMP a fin de tener en cuenta las medidas y los objetivos de las autoridades durante el período trienal siguiente. El carácter continuo de ese marco de revisión daría continuidad también a la política económica, lo que resultaría útil a las autoridades y a las entidades que brindan respaldo a los programas de ajuste del país miembro. Empero, otros directores hicieron hincapié en que bastaría actualizar esos estudios; a su juicio, volver a diseñar todos sus aspectos año tras año sería una carga para el personal y para las autoridades, aunque esa labor podría justificarse si aumentaran los recursos del servicio.

La mayoría de los directores estuvieron de acuerdo en que es deseable que los EMP circulen ampliamente, lo que se avendría con el objetivo de que vayan adquiriendo cada vez mayor importancia a los fines de la coordinación de la asistencia financiera; no obstante, en vista de la preocupación manifestada por algunos directores, esa circulación deberá estar condicionada al consentimiento de las autoridades del país miembro. Los directores instaron al personal a elaborar normas de circulación de carácter semejante a las que se sugieren en el estudio del personal.

3. Cuestiones relacionadas con el proceso de los EMP y el SAE

a. Colaboración entre el Fondo y el Banco Mundial

Los directores hicieron hincapié en la importancia que atribuyen a las solicitudes de acuerdos conforme al SAE, que formulan los países miembros. Exhortaron al personal de las dos instituciones a colaborar estrechamente entre sí para agilizar el proceso y evitar demoras injustificadas. El hecho de que la colaboración entre las dos instituciones sea más estrecha no debe generar una doble condicionalidad. No obstante, creo haber entendido que los directores no consideran imprescindible que el Banco tome parte activa en la confección del EMP en el muy reducido número de casos en que no está en condiciones de colaborar en la elaboración de proyectos de asistencia en virtud del SAE dentro de plazos razonables.

Varios directores mostraron desaliento ante el hecho de que el Banco Mundial no haya utilizado en mayor escala los EMP a los efectos de su financiamiento en apoyo de reformas de políticas. Los oradores expresaron su beneplácito ante la finalización de las negociaciones de la octava reposición de fondos de la AIF, y en especial ante el hecho de que se hayan asignado entre $3.000 millones y $3.500 millones para el otorgamiento de crédito para ajuste estructural, en conjunción, en lo posible, con el SAE. Varios directores confían en que pronto queden formuladas las normas que reglamentarán la utilización de los recursos de la octava reposición de la AIF y en forma que permita que la AIF otorgue crédito paralelamente con el SAE, tomando como base los programas de política económica presentados en los EMP.

b. Enfoque gradual

Los directores subrayaron que los programas respaldados mediante recursos del SAE deben seguir basándose en análisis exhaustivos y pormenorizados y deben centrarse en la aplicación de reformas estructurales de alcance general. Empero, algunos de ellos señalaron que en un reducido número de casos de carácter excepcional en que ese objetivo no es asequible en las etapas iniciales, pero se tiene la certeza de que los programas macroeconómicos serán adecuados para hacer frente a los problemas inmediatos y de ese modo crear un entorno más propicio para la reforma estructural, resultaría útil obrar con cierta flexibilidad y probar un enfoque gradual.

c. El método de las dos etapas

La mayoría de los directores consideran de dudosa utilidad la asignación de personal adicional y un mayor consumo de tiempo en el Directorio, como lo requeriría la división en dos etapas del proceso de negociaciones, en virtud del cual el Directorio deliberaría sobre el EMP en forma independiente antes de que se presentara la solicitud de crédito en virtud del SAE. Exhortaron al personal a presentar simultáneamente al Directorio el EMP y la solicitud, recurriendo al procedimiento de las dos etapas exclusivamente en los casos en que exista atraso de pagos con el Fondo, o cuando el proceso de negociación tropiece con graves dificultades o existan dudas considerables acerca de que el Directorio vaya a respaldar la estrategia de política económica recomendada en los EMP. Se exhortó al personal a que, en lo posible, en los casos en que haya que recurrir al procedimiento de las dos etapas, las deliberaciones relacionadas con los EMP se realicen en el contexto de las deliberaciones del Artículo IV u otras que se mantengan con las autoridades.

4. Cuestiones relacionadas con el SAE

a. Condicionalidad

La mayoría de los directores consideran adecuados, en general, el carácter y las modalidades de la condicionalidad en que se basan las solicitudes de acuerdos en el marco del SAE que se han presentado en el Directorio hasta ahora. Los directores reiteraron el principio de que los recursos del SAE deben otorgarse como respaldo de estrictos programas macroeconómicos y de ajuste estructural que permitan eliminar los obstáculos al crecimiento económico y, como mínimo, avanzar un trecho considerable hacia el objetivo de contar con una balanza de pagos viable en el período trienal del programa; el contenido de los programas debe conferir razonable certeza de que se rembolsarán puntualmente los préstamos en virtud del SAE. No obstante, varios directores instaron a que se dé mayor flexibilidad a la condicionalidad y que se adapte a los objetivos, en especial de crecimiento económico, que se persiguen mediante este servicio financiero.

Muchos países habilitados para obtener recursos del SAE no pueden lograr una balanza de pagos viable si no se les otorga una mayor asistencia financiera en condiciones concesionarias, por lo cual—subrayaron varios directores—los programas del SAE para esos países tendrán que ser convincentes, a fin de que los gobiernos acreedores y los organismos que prestan asistencia financiera puedan tener la certeza de que se aplicarán medidas macroeconómicas satisfactorias y los controles que ellos exigen para llevar adelante sus actividades de respaldo de las reformas de política económica. A este respecto, se expresó satisfacción ante el hecho de que, en algunos casos, el Club de París ha decidido reprogramar determinadas deudas tomando como base acuerdos celebrados en el marco del SAE.

b. Puntos de referencia y medidas previas

Los directores señalaron que es necesario utilizar puntos de referencia para delinear la trayectoria previsible de la reforma estructural y facilitar la evaluación del avance logrado en el marco de los acuerdos en virtud del SAE. Subrayaron que esos puntos de referencia no deben limitarse a las pocas variables que se consideran más importantes a los efectos de controlar el programa. Deben elaborarse puntos de referencia estructurales concretos que permitan percibir claramente qué trayectoria seguirá el programa si se cumplen las previsiones. Según varios directores, sería útil contar con un marco más explícito de las reformas estructurales que se realizarán en el trienio del programa, lo que puede lograrse mediante la inclusión de puntos de referencia estructurales que, en lo referente a unos pocos aspectos decisivos, abarquen períodos mayores que el del año del programa. En tanto que algunos directores siguen considerando conveniente recurrir a medidas aplicadas con anterioridad a los efectos de los acuerdos en virtud del SAE en los casos en que queda mucho por hacer y los resultados logrados en el pasado han sido un tanto ¿nsatisfactorios, otros directores señalaron que el recurso a tales medidas debería tener carácter excepcional.

c. El criterio de la persistencia de los problemas de balanza de pagos

Si bien la existencia de prolongadas dificultades de balanza de pagos debe seguir siendo uno de los criterios en los que se base la utilización del servicio, la mayoría de los directores hicieron hincapié en que ese requisito se da por definición en los países de bajo ingreso. Reiteraron que la evaluación debe hacerse con una flexibilidad considerable y no basándose en la aplicación mecánica de indicadores estadísticos.

d. Coincidencia entre el período de los acuerdos y el de los programas

Los directores subrayaron que en general deben evitarse divergencias considerables entre el período de los programas y el de los acuerdos, y que entre los dos desembolsos debe mediar un intervalo de unos 12 meses. No obstante, admitieron que la fecha de la presentación ante el Directorio de los acuerdos anuales en virtud del SAE debe ser flexible; podría aceptarse una demora ordinaria de unos tres meses entre la iniciación del programa anual de política económica y la presentación ante el Directorio. Sólo en casos excepcionales cabría admitir retrasos más prolongados. A criterio de los directores, cuando se haya tardado un tiempo considerable en presentar el programa del primer año convendría abreviar el período comprendido entre los desembolsos anuales, a fin de reducir al mínimo el tiempo transcurrido entre la aprobación de los programas anuales subsiguientes y los respectivos desembolsos.

Los directores señalaron que en la elaboración de los EMP y de los programas del SAE se han consumido considerables recursos de personal de los países prestatarios, el Banco y el Fondo, por lo cual encargaron al personal estudiar la manera de simplificar el procedimiento.

He mencionado el llamamiento efectuado en favor de un acceso general de los países en desarrollo a los recursos del Fondo en condiciones concesionarias, tema al que volveremos a referirnos en el contexto de nuestro análisis de las recomendaciones del Grupo de los Veinticuatro con respecto a la función que debe cumplir el Fondo.

Las deliberaciones concernientes a la primera revisión del funcionamiento del servicio financiero de ajuste estructural han sido sumamente útiles y contribuirán a que ese servicio pueda funcionar de modo más eficaz y eficiente. Ello irá revistiendo importancia cada vez mayor a medida que vayan aplicándose medidas para aumentar el monto de los recursos que pueden ponerse a disposición de los países de bajo ingreso en el marco de este servicio financiero. La próxima revisión del servicio de ajuste estructural deberá realizarse lo más tarde el 31 de mayo de 1988.

Deseo repetir que agradezco sinceramente las múltiples expresiones de respaldo que ha recibido la propuesta de aumentar los recursos disponibles en virtud del SAE. Me propongo informarles con frecuencia acerca del progreso que vayamos pudiendo lograr, el cual dependerá en forma decisiva de que ustedes sigan brindándonos su apoyo.

Cuenta Especial de Desembolsos: Examen del servicio de ajuste estructural y creación del servicio reforzado de ajuste estructural

1. El Directorio Ejecutivo ha examinado el funcionamiento del servicio de ajuste estructural en el marco de la Cuenta Especial de Desembolsos, según se dispone en la Decisión No. 8241-(86/56) SAF, adoptada el 26 de marzo de 1986.

2. a) El Directorio Ejecutivo decide crear un servicio reforzado de ajuste estructural. Se concederán préstamos a través de la Cuenta Fiduciaria del servicio reforzado de ajuste estructural, normalmente junto con préstamos otorgados al amparo del servicio de ajuste estructural, en condiciones concesionarias, a países en desarrollo de bajo ingreso habilitados para recibir asistencia.

b) El uso de los recursos facilitados conforme al servicio de ajuste estructural estará sujeto al Reglamento para la administración del servicio de ajuste estructural, enmendado mediante la Decisión No. 8758-(87/176) SAF, adoptada el 18 de diciembre de 1987.

c) El uso de los recursos facilitados conforme al servicio reforzado de ajuste estructural estará sujeto a las disposiciones del Instrumento de creación de la Cuenta Fiduciaria del servicio reforzado de ajuste estructural, establecimiento mediante la Decisión No. 8759-(87/176)ESAF, adoptada el 18 de diciembre de 1987*.

3. Los recursos facilitados por prestamistas dispuestos a apoyar acuerdos concertados en el marco del servicio reforzado de ajuste estructural concediendo préstamos a países miembros habilitados se utilizarán en combinación con préstamos al amparo del servicio reforzado de ajuste estructural y conforme a lo acordado entre el Fondo y los prestamistas.

4. El Fondo examinará el funcionamiento del servicio reforzado de ajuste estructural, el servicio de ajuste estructural y la Cuenta Fiduciaria del servicio reforzado de ajuste estructural, a más tardar el 31 de marzo de 1989.

Decisión No. 8757-(871176) SAF/ESAF

18 de diciembre de 1987

Véase el Instrumento de creación de la Cuenta Fiduciaria del servicio reforzado de ajuste estructural en la Decisión No. 8759-(87/176) ESAF, página 7.

No figura en este suplemento.

    Other Resources Citing This Publication