Convenio Constitutivo del Fondo Monetario Internacional
Chapter

Anexo K: Procedimiento para efectuar la liquidación

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
September 1993
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

1. En caso de liquidación tendrán prioridad en la distribución del activo del Fondo las obligaciones contraídas por éste que no sean por concepto del rembolso de suscripciones. Para satisfacer cada una de dichas obligaciones, el Fondo empleará su activo en el orden siguiente:

  • a) la moneda en que sea pagadera la obligación;

  • b) oro;

  • c) todas las demás monedas en proporción, hasta donde sea posible, a las cuotas de los países miembros.

2. Una vez pagadas las obligaciones del Fondo de acuerdo con el párrafo 1, el remanente de su activo se distribuirá y prorrateará de la manera siguiente:

  • a) i) El Fondo calculará el valor del oro en su poder el 31 de agosto de 1975 que conserve en la fecha de la decisión de disolución. El cálculo se efectuará con arreglo al párrafo 9 de este Anexo y también sobre la base de un derecho especial de giro por 0,888 671 gramos de oro fino en la fecha de la liquidación. El oro equivalente al exceso del primer valor sobre el segundo se distribuirá entre los países que eran miembros el 31 de agosto de 1975 en proporción a sus cuotas en esa fecha.

  • ii) El Fondo distribuirá los activos que tenga en la Cuenta Especial de Desembolsos en la fecha de la decisión de disolución entre los países que eran miembros el 31 de agosto de 1975 en proporción a sus cuotas en esa fecha. Cada clase de activo se distribuirá proporcionalmente entre los países miembros.

  • b) El Fondo distribuirá el resto de sus tenencias de oro entre los países miembros de cuyas monedas tenga en su poder un monto inferior a sus cuotas en proporción a la cantidad en que sus cuotas excedan de las tenencias de sus monedas; pero no en exceso de la cantidad en que sus cuotas excedan de las tenencias del Fondo en su moneda.

  • c) El Fondo entregará a cada país miembro la mitad de sus tenencias de la moneda de éste, pero sin exceder del cincuenta por ciento de la cuota del país.

  • d) El Fondo prorrateará el resto de sus tenencias de oro y de cada moneda

    • i) entre todos los países miembros, en proporción a las cantidades que se adeuden a cada uno después de efectuadas las distribuciones previstas en los apartados b) y c), pero sin exceder de esas cantidades; con la salvedad de que no se tendrá en cuenta la distribución conforme al apartado a) de este párrafo para determinar las cantidades adeudadas, y

    • ii) el remanente de sus tenencias de oro y monedas, entre todos los países miembros en proporción a sus cuotas.

3. Cada país miembro redimirá las tenencias de su moneda que se hubiesen prorrateado entre otros países miembros conforme al párrafo 2 d) y acordará con el Fondo, dentro del término de tres meses a partir de la decisión de disolución, el procedimiento ordenado que habrá de seguirse para efectuar la redención.

4. Si después de transcurrido el término de tres meses a que se refiere el párrafo 3 un país miembro no llega a un acuerdo con el Fondo, éste empleará las monedas de otros países miembros, adjudicadas a dicho país conforme al párrafo 2 d), para redimir la moneda de este país adjudicada a otros países miembros. Las monedas prorrateadas a un país miembro con el cual no se haya llegado a un acuerdo se emplearán, en lo posible, para redimir su moneda prorrateada a todo país miembro que haya concluido un acuerdo con el Fondo conforme al párrafo 3.

5. Si un país miembro llega a un acuerdo con el Fondo conforme al párrafo 3, el Fondo empleará las monedas de otros países miembros adjudicadas a aquél conforme al párrafo 2 d) para redimir la moneda de dicho país miembro prorrateada a los países miembros que hayan concluido un acuerdo con el Fondo conforme al párrafo 3. Cada cantidad así redimida lo será en la moneda del país miembro al que se haya adjudicado dicha moneda.

6. Una vez cumplido lo dispuesto en los párrafos anteriores, el Fondo pagará a cada país miembro el resto de las monedas que aún mantenga por su cuenta.

7. El país miembro cuya moneda haya sido distribuida entre otros países miembros conforme al párrafo 6 redimirá dicha moneda en la moneda del país miembro que solicite la redención o en cualquier otra forma que ambos convengan. Si los países miembros interesados no convinieren otra cosa, el país miembro que deba efectuar la redención la completará dentro del término de los cinco años siguientes a la fecha de la distribución, pero no se le exigirá que redima en ningún período semestral más de una décima parte de la cantidad distribuida a cada uno de los demás países miembros. Si el país miembro no cumpliere esta obligación, la cantidad de moneda que debió redimir podrá liquidarse ordenadamente en cualquier mercado.

8. Todo país miembro cuya moneda haya sido distribuida entre otros países miembros conforme al párrafo 6 garantizará el uso irrestricto en todo momento de dicha moneda para la compra de bienes o para el pago de cantidades que se adeuden a dicho país o a personas que se hallen en sus territorios. Todo país miembro al que incumba esa obligación se compromete a resarcir a otros países miembros de cualquier pérdida que resulte de la diferencia entre el valor de su moneda en términos de derechos especiales de giro en la fecha de la decisión de disolución del Fondo y el valor en derechos especiales de giro obtenido por esos países al enajenar dicha moneda.

9. A efectos de este Anexo, el Fondo determinará el valor del oro tomando por base los precios de mercado.

10. A efectos de este Anexo, se considerará que las cuotas se han aumentado al máximo que puedan alcanzar de conformidad con el Artículo III, Sección 2b), de este Convenio.

    Other Resources Citing This Publication