Front Matter

Front Matter

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
October 2018
Share
  • ShareShare

Related Material

Show Summary Details

Mensaje de la Directora Gerente

Estimado lector:

La expansión de la economía mundial observada durante el último año ha mantenido su impulso, cumpliendo la promesa de generar más empleo y mejorar el nivel de vida en la mayoría de nuestros países miembros. Pero existen otras amenazas, como las planteadas por el riesgo de que se intensifiquen los conflictos comerciales, los niveles sin precedentes de deuda pública y privada, la volatilidad de los mercados financieros y la fragilidad geopolítica.

Ante estos retos, mi mensaje para los países miembros ha sido y sigue siendo el mismo: el momento para reparar el tejado es cuando brilla el sol. Ese momento es ahora. Para mantener el actual ímpetu, los países deben controlar los riesgos financieros y fiscales afianzando la resiliencia del sector financiero y recuperando el margen de maniobra de la política económica, y también deben avanzar en las reformas estructurales que fortalecerán la economía ante el embate de futuras tempestades. Deben promover un sistema de comercio multilateral abierto y basado en normas y esforzarse por lograr que las nuevas tecnologías funcionen para todos: fomentando el crecimiento inclusivo y la estabilidad económica en lugar de menoscabarlos.

A más largo plazo, el impulso de la economía mundial está bajo la presión de un lento deterioro y debilitamiento de la confianza en las instituciones; y la confianza es, naturalmente, la savia de cualquier economía. Esta confianza tambaleante tiene muchas aristas: los efectos persistentes de la crisis financiera mundial, la percepción de que las recompensas del crecimiento económico y la globalización no se distribuyen equitativamente, el nerviosismo sobre el futuro del empleo y las oportunidades económicas, y la debilidad de los marcos de gobierno que suele facilitar la corrupción. El envejecimiento de la población y el financiamiento insuficiente de los sistemas de pensiones también están limitando el ímpetu de la economía, y la desigualdad de ingresos se está acentuando. Además, el cambio climático, si no se lo contrarresta, puede quebrantar gravemente el bienestar económico en las próximas décadas. Los países también deben seguir prestando atención a estos desafíos que acechan a largo plazo.

Como se detalla en este Informe Anual, el Directorio Ejecutivo y el personal técnico de nuestra institución trabajan denodadamente al servicio de los países miembros para ayudarlos a afrontar estos desafíos, a través del asesoramiento de política económica, los programas crediticios y las actividades de fortalecimiento de las capacidades. Solo a modo de ejemplo, hemos tratado de fortalecer los instrumentos para prevenir crisis, perfeccionado la metodología de evaluación de los desequilibrios mundiales y los tipos de cambio, identificado las reformas estructurales prioritarias para fomentar el crecimiento económico sostenible e inclusivo, por ejemplo, en materia de igualdad de género y participación de la mujer en la fuerza laboral; hemos mejorado nuestro análisis de las cuestiones macrofinancieras y macroestructurales, creado un nuevo marco para combatir la corrupción y subsanar las deficiencias en la gestión de gobierno, profundizado nuestro análisis de la economía digital y la tecnología financiera y reforzado nuestro compromiso con el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En estos tiempos de incertidumbre económica, estoy convencida de que los valores fundacionales del FMI, que giran en torno a la idea de que la cooperación económica es el camino más seguro hacia un futuro mejor, son más importantes que nunca. Renovemos nuestro compromiso con estos valores.

Christine Lagarde

Directora Gerente

Índice

El ejercicio financiero del FMI comienza el 1 de mayo y termina el 30 de abril.

Los análisis y consideraciones de política económica expresados en esta publicación reflejan la opinión de los Directores Ejecutivos del FMI.

La unidad de cuenta del FMI es el DEG (derecho especial de giro); para comodidad del lector se incluye la conversión aproximada de los datos financieros del FMI en dólares de EE.UU. Al 30 de abril de 2018, el tipo de cambio dólar de EE.UU./DEG era de USD 1 = DEG 0,695380, y el tipo de cambio DEG/dólar de EE.UU. era de DEG 1 = USD 1,43806. Al cierre del ejercicio anterior (27 de abril de 2017) los tipos de cambio eran USD 1 = DEG 0,729382 y DEG 1 = USD 1,37102.

Las discrepancias entre los factores y el producto se deben al redondeo de las cifras.

En este Informe Anual, el término “país” no se refiere en todos los casos a una entidad territorial que constituya un Estado conforme al derecho y a la práctica internacionales. El término en este informe abarca ciertas entidades territoriales que no son Estados, pero para las cuales se mantienen datos estadísticos en forma separada e independiente.

Qué es el FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) es un organismo mundial integrado por 189 países y creado con el fin de promover la solidez de la economía mundial. A través de su labor, la institución procura fomentar la cooperación monetaria internacional, afianzar la estabilidad financiera, facilitar el comercio internacional, estimular un alto nivel de empleo y un crecimiento económico sostenible y luchar contra la pobreza en el mundo entero. El FMI, que supervisa el sistema monetario internacional a fin de velar por su buen funcionamiento, tiene entre sus objetivos fundamentales promover la estabilidad de los tipos de cambio y facilitar la expansión y el crecimiento equilibrado del comercio internacional. La misión del FMI permite a los países (y a sus ciudadanos) intercambiar bienes y servicios, y es esencial para lograr el crecimiento económico sostenible y elevar los niveles de vida. Todos los países miembros del FMI están representados en el Directorio Ejecutivo de la institución, foro en el que se debaten las consecuencias nacionales, regionales y mundiales de las políticas económicas de cada país miembro y se aprueban los préstamos para ayudar a los países miembros a hacer frente a problemas temporales de balanza de pagos, así como las actividades de fortalecimiento de las capacidades. El presente Informe Anual abarca las actividades realizadas por el Directorio Ejecutivo y por la gerencia y el personal técnico del FMI durante el ejercicio que se extiende del 1 de mayo de 2017 al 30 de abril de 2018. El contenido refleja las opiniones y las deliberaciones sobre cuestiones de política en el Directorio Ejecutivo del FMI, que ha participado activamente en la preparación de este Informe Anual.

Principales funciones del FMI

El FMI se concentra en tres funciones principales:

  • ASESORAR A LOS PAÍSES MIEMBROS SOBRE LA ADOPCIÓN DE POLÍTICAS que los ayuden a lograr la estabilidad macroeconómica, acelerar el crecimiento económico y aliviar la pobreza.

  • PONER A DISPOSICIÓN DE LOS PAÍSES MIEMBROS FINANCIAMIENTO para ayudarlos a resolver problemas de balanza de pagos, como en situaciones de escasez de divisas que se producen cuando los pagos externos son mayores que los ingresos en moneda extranjera.

  • OFRECER ASISTENCIA TÉCNICA Y CAPACITACIÓN a los países que las soliciten, a fin de ayudarlos a desarrollar y fortalecer las instituciones y los conocimientos técnicos necesarios para implementar políticas económicas sólidas.

    El FMI tiene su sede en la ciudad de Washington y, como reflejo de su alcance mundial y de los vínculos estrechos que mantiene con los países miembros, cuenta con oficinas en todo el mundo. Puede obtenerse más información sobre el FMI y sus países miembros en www.imf.org.

    Other Resources Citing This Publication