Chapter

Fortalecimiento de las capacidades

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
October 2018
Share
  • ShareShare

Related Material

Show Summary Details

Fortalecer las capacidades de las instituciones, como los bancos centrales y los ministerios de hacienda, redunda en políticas más eficaces y un mayor nivel de estabilidad económica e inclusión. Es por eso que el FMI colabora con los países para fortalecer esas instituciones, ofreciendo asistencia técnica y capacitación focalizada en los temas que son fundamentales para la estabilidad económica.

El fortalecimiento de las capacidades es una de las tres funciones centrales del FMI, junto con los préstamos y las actividades de supervisión, y representa un 28% de su presupuesto. El fortalecimiento de las capacidades incluye la asistencia técnica práctica y la capacitación orientada a la formulación de políticas para ayudar a los países miembros a desarrollar políticas e instituciones eficaces a fin de fortalecer sus economías, mejorar el crecimiento inclusivo y crear puestos de trabajo. Reforzar las políticas económicas a través del fortalecimiento de las capacidades también ayuda a comprender mejor el asesoramiento sobre políticas proporcionado por el FMI al país, permite que las instituciones estén al corriente de las innovaciones y riesgos a nivel mundial, y contribuye a abordar dificultades y efectos secundarios relacionados con las crisis. Asimismo, en las actividades de supervisión y concesión de crédito del FMI se puede determinar qué actividades de capacitación pueden tener el mayor impacto en un país.

El FMI participa en el fortalecimiento de las capacidades mediante misiones de corto plazo de su personal técnico, realizadas desde la sede del FMI en la ciudad de Washington; misiones a largo plazo de asesores residentes en los países; una red de centros regionales de capacitación y cursos en línea. Una visión bien estructurada e integral garantiza que cada iniciativa se concentre en el desarrollo de las instituciones económicas y esté alineada con las prioridades de desarrollo del país.

Existen 16 centros regionales, que permiten al FMI responder rápidamente a las necesidades que puedan surgir en un país y que facilitan una coordinación más estrecha con otros socios en el desarrollo. Esas iniciativas están respaldadas por socios bilaterales y multilaterales que actualmente financian cerca de la mitad de las iniciativas del FMI en pro del fortalecimiento de las capacidades, entre otras formas mediante el apoyo que brindan a los centros regionales. En 2018, el FMI y el Banco Popular de China crearon un nuevo centro para desarrollar las instituciones económicas y promover el desarrollo de la capacidad humana en áreas centrales del conocimiento especializado del FMI. Este centro asiste a funcionarios de China y otros países, y fue inaugurado por la Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, el Viceprimer Ministro de China, Liu He, y el Gobernador del Banco Popular de China, Yi Gang, el 12 de abril de 2018, en Pekín.

En los últimos 50 años, el FMI contribuyó a la capacitación de sus 189 países miembros, de acuerdo con sus respectivas prioridades. En el ejercicio 2018, los países en desarrollo de bajo ingreso recibieron aproximadamente la mitad de la totalidad del asesoramiento técnico brindado por el FMI. Las economías de mercados emergentes las economías de mediano ingreso recibieron poco más de la mitad de la capacitación ofrecida por el FMI para la formulación de políticas.

Mientras los países trabajan en pos de lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, las iniciativas de capacitación del FMI se concentran en las siguientes áreas fundamentales:

  • Política fiscal: Ayudar a los gobiernos a mejorar la movilización de ingresos públicos y gestionar eficazmente el gasto, a través de políticas tributarias y aduaneras, la formulación del presupuesto, la gestión financiera pública, la deuda interna y externa, y las redes de protección social. Eso permite a los gobiernos mantener la sostenibilidad fiscal; mejorar infraestructura, como escuelas, carreteras y hospitales; fortalecer las redes de protección social y atraer mayores inversiones.
  • Políticas del sector monetario y financiero: Trabajar con los bancos centrales para modernizar sus políticas monetarias y cambiarías, además de sus marcos y su ejecución; con los entes reguladores y los supervisores del sector financiero para fortalecer las infraestructuras y las instituciones financieras; y con otros órganos pertinentes para desarrollar y mejorar la supervisión macroprudencial y la capacidad de gestión de crisis. Esas iniciativas ayudan a mejorar la estabilidad macroeconómica y financiera del país, lo que impulsa el crecimiento interno y el comercio internacional.
  • Marcos jurídicos: Armonizar los marcos jurídicos y de gobernabilidad con las normas internacionales para que los países puedan formular reformas fiscales y financieras sólidas, y luchar contra la corrupción, el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.
  • Estadísticas: Ayudar a los países a recopilar, gestionar y presentar datos macroeconómicos y financieros para facilitar un conocimiento más preciso de sus economías y contribuir a la formulación de políticas con fundamento.

La labor del FMI para el fortalecimiento de las capacidades, al igual que su asesoramiento e investigación en materia de políticas, se concentra cada vez más en ayudar a los países miembros a abordar sus prioridades de desarrollo, que incluyen:

  • Reducción de la desigualdad: El FMI capacita a las autoridades de política económica para ejecutar políticas que promuevan la inclusión, como la reforma del gasto y de los subsidios, impuestos progresivos e inclusión financiera, lo cual incluye el uso de nuevas tecnologías financieras. También ofrece herramientas de análisis, operaciones y seguimiento que los países necesitan para eliminar la desigualdad.
  • Igualdad de género: El IMF amplió su labor en el fortalecimiento de las capacidades en materia de igualdad de género para incluir la capacitación para funcionarios públicos, talleres de aprendizaje entre pares y misiones de asistencia técnica para la elaboración de presupuestos con perspectiva de género.
  • Respuesta al cambio climático: El FMI trabaja con los países sobre la reforma de los impuestos ambientales y la fijación eficiente de los precios de la energía para minimizar los efectos del cambio climático. También ayuda a crear marcos y planes sólidos de gestión financiera pública a fin de preparar a los países para desastres naturales y shocks relacionados con el clima.

En las siguientes páginas se ponen de relieve las áreas prioritarias y se presentan ejemplos de la actividad del FMI en cada ámbito básico del fortalecimiento de las capacidades en diferentes países.

Aspectos Destacados: Temas Fiscales

Estrategia de ingreso público a mediano plazo

La movilización de ingresos es fundamental para que los países puedan asegurar los recursos necesarios para el desarrollo sostenible y, en el caso de los países de bajo ingreso, para reducir la dependencia de la ayuda externa. El FMI promueve una nueva iniciativa denominada Estrategia de ingreso público a mediano plazo (EIPMP) que consiste en ayudar a países a desarrollar e implementar estrategias integrales de reforma para alcanzar objetivos de ingreso público a mediano plazo, que abarcan la política tributaria, la administración tributaria y la legislación tributaria. La metodología para las EIPMP fue desarrollada por la Plataforma de colaboración en materia tributaria para potenciar los esfuerzos de los países por movilizar ingresos. En su informe de julio de 2016 a los ministros de Hacienda del G-20, sobre cómo potenciar la eficacia del apoyo externo para desarrollar la capacidad tributaria en los países en desarrollo (“Enhancing the Effectiveness of External Support in Building Tax Capacity in Developing Countries”), dicha plataforma recomendó adoptar una estrategia de ingreso público a mediano plazo. El concepto de este tipo de estrategias fue desarrollado ulteriomente en el informe de julio de 2017 para el G-20 sobre la actualización de las actividades relacionadas con la plataforma de colaboración tributaria. En las Reuniones Anuales del FMI y el Banco Mundial de 2017 tuvo lugar un evento emblemático, en el que 200 participantes analizaron cómo las EIPMP abordan la reforma del sistema tributario, incluidos sus cuatro componentes interdependientes: 1) creación de un consenso amplio sobre los objetivos de recaudación fiscal; 2) diseño de una reforma integral del sistema tributario (política, administración y marco jurídico); 3) compromiso de apoyo político sostenido para su implementación por parte del gobierno en su conjunto o impulsado por el propio gobierno; y 4) obtención de recursos internos y de donantes para una implementación efectiva.

En Uganda, donde la relación impuestos/PIB era de 13,5% en 2016–17, aumentar los ingresos públicos internos es crucial para implementar la estrategia de desarrollo del país. Sobre la base de los trabajos en curso, el FMI ayudó a las autoridades a preparar un marco quinquenal de gestión del ingreso a mediano plazo, con inicio en el ejercicio 2018, cuyo objetivo es alcanzar una relación impuestos/PIB del 16% para el ejercicio 2022. Este marco incluyó opciones para la reforma de la política tributaria, medidas clave para recaudar impuestos y mejorar el cumplimiento de las obligaciones aduaneras, y componentes específicos de la legislación tributaria para respaldar los programas de cumplimiento.

El FMI también ayudó a Papua Nueva Guinea a desarrollar su primera estrategia integral de ingreso público a mediano plazo. Papua Nueva Guinea enfrentaba una fuerte caída de la recaudación y necesitaba revitalizar el sistema tributario y movilizar ingresos internos. El gobierno formuló una EIPMP con el fin de modernizar el sistema tributario, aumentar la relación impuestos/PIB y asegurar que los planes de reforma estuvieran integrados en todos los principales organismos de recaudación tributaria. La EIPMP refleja el compromiso del gobierno con el programa de reforma de los ingresos públicos y traza una guía de reforma de la política tributaria, la administración tributaria y el marco jurídico para los próximos cinco años que involucra a múltiples organismos.

Hackathons

El FMI ha organizado “hackathons”—una iniciativa innovadora financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates que promueve la innovación tecnológica— en Senegal (2016), Uganda (2017) y Côte d’Ivoire (2018) en el marco de los programas de asistencia técnica en curso para apoyar la administración tributaria. El evento, de dos días de duración, normalmente reúne a especialistas de diversas disciplinas —el sector de innovación tecnológica, funcionarios de las administraciones tributaria y aduanera, funcionarios de otros organismos gubernamentales y representantes del sector privado y de la sociedad civil— a fin de modelar soluciones innovadoras que mejoren la capacidad de la administración tributaria para gestionar los riesgos de incumplimiento y hacer frente a las crecientes expectativas de servicio. En cada país, asistieron al evento aproximadamente 80 participantes de diversos países. Los hackathons han tenido un éxito resonante, gracias esencialmente a su formato activo e intenso, su atmósfera creativa, y el alto grado de participación y expectativas de las autoridades.

En Senegal, de cuatro prototipos se está implementando “Mon Espace Perso”, el cual crea un espacio tributario personalizado para que los individuos y las empresas tengan fácil acceso a sus datos tributarios, información y servicios personalizados, y la posibilidad de presentar la liquidación de sus impuestos y pagarlos. En Uganda, se desarrollaron ocho prototipos que están siendo considerados por las autoridades para su implementación en el marco de una EIPMP más amplia. En Côte d’Ivoire, los hackathons adquirieron un mayor alcance y grado de complejidad. Entre los prototipos figura el SICI, “Système Intégré de la Côte d’Ivoire”, una plataforma que ofrece una ventanilla única para que los funcionarios de la administración tributaria accedan a datos impositivos para fines de cumplimiento, con el respaldo de un sistema que integra fuentes de datos internos y externos mediante tecnología de cadena de bloques.

Curso en línea sobre gestión financiera pública

Todos los años, el FMI lleva a cabo más de 100 misiones de campo en las que trabaja conjuntamente con funcionarios de gobierno a fin de mejorar aspectos de la gestión financiera pública (GFP). Durante seis semanas entre octubre y noviembre de 2017, mediante un curso en línea sobre GFP, el personal técnico llegó a casi 700 funcionarios de 141 países. El curso se centró en las razones por las cuales la gestión financiera pública es una herramienta efectiva para implementar políticas públicas y en cómo las instituciones encargadas de dicha gestión pueden contribuir a la estabilidad macroeconómica, al crecimiento económico, a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y a una buena gestión de gobierno. La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) financió el desarrollo del curso.

Durante nueve meses, el personal técnico del FMI preparó y filmó los módulos del curso, que abarcan una amplia gama de temas. Además de los módulos didácticos, el curso de GFP incluyó entrevistas con ministros de Hacienda, otros altos funcionarios y representantes de la sociedad civil sobre todos los aspectos de esta temática. Se abrió un foro de debate que propició una plataforma interactiva en la que los participantes formularon preguntas y compartieron opiniones y experiencias de sus respectivos países. La elaboración de presupuestos con perspectiva de género fue un tema muy debatido.

El primer curso ofrecido estuvo dirigido exclusivamente a funcionarios de gobierno y personal de organismos de desarrollo. Entre los participantes hubo funcionarios públicos de 141 países, incluidos 162 participantes de 25 Estados frágiles, tales como Afganistán, Haití, Iraq y Somalia. Casi 700 participantes completaron satisfactoriamente el curso, un número ampliamente superior al que el personal técnico del FMI podría aspirar a capacitar en un año en los cursos presenciales sobre gestión financiera pública.

El curso en línea sobre gestión financiera pública suscitó gran interés de los donantes bilaterales y organismos de desarrollo, incluidos la USAID, el Departamento del Reino Unido para el Desarrollo Internacional (DfID), la Comisión Europea y el Banco Mundial. El curso abrió un foro en el que donantes y participantes pudieron intercambiar opiniones sobre la gestión financiera pública y los desafíos que se plantean en lo que respecta al fortalecimiento de las capacidades. El curso se ofrecerá regularmente como un curso en línea abierto y masivo dirigido al público en general.

Aprendizaje entre pares sobre presupuestos con perspectiva de género

El FMI organizó un seminario sobre presupuesto con perspectiva de género en Costa Rica en diciembre de 2017, con participantes de siete países (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y la República Dominicana). Este fue el primer seminario regional en el que se aplicó el marco de gestión financiera pública para la elaboración de presupuestos con perspectiva de género creado por el FMI en 2017. Le siguieron otros cursos de capacitación similares en 2018 en el Instituto de Capacitación de África (ICA), el Instituto Multilateral de Viena (IMV), el Centro de Asistencia Técnica y Capacitación Regional de Asia Meridional (CATCRAM), y el Centro Regional de Asistencia Técnica del Caribe (CARTAC).

Gestión de gobierno en el área de infraestructura

El FMI ha asumido el compromiso de ayudar a los países a mejorar la capacidad de gestión de la infraestructura y, de ese modo, maximizar el impacto de la inversión en el crecimiento y el desarrollo. En Benin, se llevó a cabo una Evaluación de la gestión de la inversión pública (EGIP) en el marco de la ejecución de una ambiciosa estrategia de desarrollo nacional (“Programme d’Action du Gouvernement”), que hace gran hincapié en las inversiones y en la infraestructura. Con base en las recomendaciones de la misión del FMI, las autoridades iniciaron algunas reformas (entre ellas, la implementación de autorizaciones de compromisos de inversión), y el Banco Mundial reorganizó el proyecto de asistencia técnica en materia de inversión pública por valor de USD 15 millones.

El FMI también realizó una misión de Evaluación de la gestión de la inversión pública en Irlanda. El Ministro de Hacienda respaldó categóricamente el informe, que se publicó en noviembre de 2017, y observó que se había adaptado específicamente a las necesidades de Irlanda y que cumpliría una función importante a la hora de fortalecer las instituciones de inversión pública y mejorar la eficiencia de la inversión pública. Posteriormente, el gobierno planteó de manera convincente la necesidad de aumentar la inversión pública para fortalecer la infraestructura de capital de Irlanda y anunció en el presupuesto asignaciones de capital adicionales por €4.300 millones para el período 2018–21. En su Plan Nacional de Desarrollo para 2018–27, publicado en febrero de 2018, el gobierno una vez más respondió de manera positiva a varias recomendaciones clave que incluía el informe; entre ellas: 1) la creación de un Grupo de alto nivel para coordinar los proyectos de infraestructura, encargado de entablar un diálogo multisectorial sobre infraestructura; 2) la creación de una herramienta primaria de gestión denominada Capital Tracker, utilizada para preparar y fijar prioridades en una cartera de proyectos en los principales sectores de infraestructura, y supervisar el cumplimiento de las metas en cuanto a plazos y resultados; y 3) la revisión del Código de gasto público de Irlanda para el Departamento de Gasto Público y Reforma a fin de evaluar de manera independiente las valoraciones de los grandes proyectos.

Transparencia fiscal y gestión del riesgo fiscal

Georgia ha hecho grandes avances en los últimos años para mejorar la presentación de información y la gestión de los riesgos fiscales. El FMI respaldó la labor de las autoridades a fin de desarrollar un marco para monitorear los riesgos relacionados con las empresas estatales, establecer un marco jurídico sólido para las asociaciones público-privadas y evaluar mejor los riesgos fiscales vinculados a los acuerdos de compra de energía a largo plazo en el sector hidroeléctrico. Con esta información, las autoridades pudieron ajustar el ritmo de la expansión hidroeléctrica para satisfacer mejor la demanda y, al mismo tiempo, reestructurar los contratos de asociaciones público-privadas para reducir los riesgos fiscales. También ha mejorado la información sobre estos riesgos, lo que incluye el fortalecimiento del análisis que Georgia ya publicaba sobre los riesgos fiscales de naturaleza macroeconómica y los relacionados con la deuda. Esto, combinado con un conjunto de otras reformas, como la elaboración de estados financieros anuales y la introducción de presupuestos por programas, ha permitido que entre 2010 y 2017 Georgia ascienda del puesto 34° al 5o en la clasificación de la Encuesta de Presupuesto Abierto. Una Evaluación de la Transparencia Fiscal realizada por el FMI en 2016 determinó que en muchos aspectos las prácticas actuales de Georgia pueden calificarse como buenas o avanzadas, si bien destacó los aspectos que requieren mejoras adicionales.

Moldova publicó su primer informe sobre riesgos fiscales en diciembre de 2017. Este tipo de informes presentan un panorama exhaustivo de los principales riesgos fiscales que enfrenta un país y son una herramienta útil para evaluar la coherencia y credibilidad de las políticas fiscales. Estos informes indican el posible impacto de los grandes riesgos fiscales, ponderan la probabilidad de riesgos fiscales directos y proporcionan una base para priorizar las medidas de mitigación de riesgos. Los shocks macroeconómicos se identifican por su alto impacto potencial y alta probabilidad de que ocurran, y se recomiendan actualizaciones más frecuentes de los pronósticos macroeconómicos como medida para atenuar los riesgos. También se consideró que eran altos los riesgos derivados de posibles rescates de empresas estatales y de bancos de importancia sistémica insolventes. El borrador del informe sobre riesgos fiscales de Moldova fue objeto de consultas públicas y fue analizado con miembros del parlamento.

Construir una base sostenible de ingresos públicos en los países del Consejo de Cooperación del Golfo

Si bien más de 150 países tienen alguna forma de impuesto al valor agregado (IVA), hasta hace poco esto no era así en el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG): Arabia Saudita, Bahrein, los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Omán y Qatar. La introducción del IVA fue difícil debido a la singularidad de los sistemas políticos de los países del CCG y a la gran dependencia que tienen de los ingresos derivados del gas y el petróleo para financiar las operaciones del gobierno. Durante más de una década, el FMI ha aportado asistencia técnica sustancial en el diseño y la administración de impuestos indirectos de base amplia, recalcando en sus recomendaciones la introducción de un IVA de base amplia y de impuestos selectivos al consumo coordinados entre los países del CCG para potenciar los beneficios de la Unión Aduanera.

El 1 de enero de 2018, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos introdujeron un IVA de aplicación generalizada con una tasa del 5%. En 2017, ambos países implementaron impuestos selectivos al consumo que gravan el tabaco y las bebidas azucaradas a tasas comparables con las de los países de alto ingreso. Tras los Acuerdos de 2016 entre los países del CCG se implementaron el IVA e impuestos selectivos al consumo como parte del régimen del IVA para profundizar la integración económica. Se espera que otros países del CCG sigan los pasos de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos y adopten el IVA en los próximos años. La ayuda del FMI también ha sido fundamental para la implementación de los impuestos selectivos al consumo y del IVA al proporcionar orientación para poner en práctica los mecanismos administrativos para un nuevo impuesto selectivo al consumo. Esto contribuyó a crear la capacidad y reforzar la confianza necesarias para aplicar un nuevo impuesto y estableció un modelo para otros países del CCG.

Aspectos Destacados: Temas Monetarios

El FMI ha seguido comprometido activamente a dar respuesta a las necesidades críticas de los países miembros en lo que respecta a la estabilidad financiera y monetaria promoviendo sistemas financieros sólidos y eficientes y marcos de políticas monetaria y cambiaria eficaces. El año pasado, el FMI desplegó más de 1.000 misiones de asistencia técnica relacionadas con temas centrales como supervisión y regulación, política monetaria y operaciones cambiarias, prevención y gestión de crisis, y gestión de activos y pasivos del sector oficial. También se está intensificando la asistencia en apoyo de la elaboración de sistemas y marcos eficaces de política macroprudencial coherentes con la formulación de la política monetaria; el establecimiento de mecanismos más amplios para la estabilidad financiera y el monitoreo de riesgos sistémicos; la realización de análisis e informes de estabilidad financiera y pruebas de estrés.

El FMI ha obtenido financiamiento para un Fondo de Estabilidad del Sector Financiero, para el cual han hecho aportaciones Arabia Saudita, el Banco Europeo de Inversiones, China, Italia, Luxemburgo, el Reino Unido y Suiza, y se espera que pronto se sumen otros países. Este financiamiento contribuirá a la estabilidad, la inclusión y la profundización del sector financiero y se centrará en los países de ingreso bajo y mediano bajo. Este fondo financiará misiones de examen de la estabilidad del sector financiero y la continuidad de la labor orientada a mejorar las estadísticas del sector financiero para evaluar los riesgos para la estabilidad, las vulnerabilidades y la interconectividad de dicho sector. Durante el ejercicio 2018 se completaron exámenes de la estabilidad del sector financiero de Costa Rica, Fiji, Paraguay y Uganda, y para el ejercicio 2019 se planifican otros exámenes para Nicaragua, Sri Lanka y Cisjordania y la franja de Gaza.

En febrero de 2018, el FMI y el Banco de Pagos Internacionales (BPI) auspiciaron un simposio conjunto sobre fortalecimiento de las capacidades, en el cual se congregaron instituciones que prestan asistencia técnica, organismos normativos internacionales, donantes y beneficiarios de asistencia técnica para compartir experiencias y analizar cómo mejorar las actividades de fortalecimiento de las capacidades en materia de regulación y supervisión del sector financiero. La Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, y el Director General del Banco de Pagos Internacionales (BPI), Agustín Carstens, expusieron acerca de las funciones que desempeñan las respectivas instituciones en el fortalecimiento de las capacidades. El simposio sentó las bases para estrechar la cooperación entre el FMI y el Instituto para la Estabilidad Financiera del BPI, que están elaborando conjuntamente un programa de capacitación en línea para supervisores bancários.

Los siguientes son otros ejemplos de actividades de capacitación del FMI en cuestiones del sector monetario y financiero:

  • Asistencia para la fijación de metas de inflación en Albania: El FMI contribuyó a la elaboración de un marco para evaluar el margen para la aplicación de una política monetaria convencional, estimar el límite mínimo efectivo de la tasa de política monetaria y supervisar las posibles consecuencias no previstas. Este proyecto está ayudando a mejorar el diseño y la aplicación de la política monetaria al fortalecer la capacidad de las autoridades del país en materia de comunicaciones y elaboración de modelos y pronósticos.
  • Reforma del marco de gestión de liquidez interna de Argelia: El programa de trabajo se centra en la preparación de un marco de gestión y pronóstico de liquidez que pueda funcionar durante los períodos de superávits y de déficits de liquidez y que pueda 1) asistir en la evaluación diaria de la liquidez; 2) contribuir a la elaboración de pronósticos diarios de los factores que afectan el balance del banco central y 3) facilitar la realización de operaciones de mercado abierto y la introducción de servicios financieros permanentes.
  • Fortalecimiento de la capacidad de gestión de la deuda en la Unión Monetaria del Caribe Oriental (ECCU), Barbados, Belice y Jamaica mediante asistencia técnica financiada por el Gobierno de Canadá: El proyecto más reciente en esta área ayudó a las autoridades nacionales a elaborar Estrategias de gestión de la deuda a mediano plazo (EGDMP) aplicando el marco metodológico del FMI y del Banco Mundial. Actualmente, todos los países beneficiarios elaboran EGDMP, lo cual demuestra que ha mejorado considerablemente la comprensión de los costos y riesgos inherentes a sus respectivas carteras de deuda y la selección de estrategias de endeudamiento adaptadas a las circunstancias de cada país.
  • Apoyo de política monetaria a Ghana: Los trabajos abarcan varias áreas que incluyen la supervisión y regulación del sector financiero, la gestión de divisas, la gestión de liquidez y la aplicación de un marco de política monetaria basado en metas de inflación. Ghana ha estado trabajando de manera constante para lograr llevar a la práctica las normas de Basilea II y III, con el apoyo del FMI y la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos de Suiza. Se espera que la aplicación de las normas de Basilea II y III contribuya a fortalecer la resiliencia y estabilidad del sector financiero. Un hito importante es la elaboración de una nueva Directriz sobre Requisitos de Capital; al respecto, se están efectuando consultas con la industria bancaria antes de la emisión final de esta directriz a corto plazo.
  • Asistencia a Myanmar para modernizar el banco central y fortalecer la supervisión bancaria: Myanmar es uno de los mayores beneficiarios de la asistencia técnica del FMI, que es financiada por el gobierno de Japón. Inicialmente, los trabajos se centraron en mejorar las funciones esenciales conducentes a la estabilidad macroeconómica y financiera, entre otras formas fortaleciendo las capacidades en materia de operaciones monetarias y cambiarias, elaborando instrumentos monetarios y del mercado interbancario y perfeccionando la contabilidad del banco central, como la auditoría, la implementación de sistemas y los servicios financieros a nivel general. En la segunda fase se ofrece respaldo al Banco Central de Myanmar en la profesionalización y perfeccionamiento de sus funciones de supervisión bancaria. Las actividades de asistencia técnica se centraron en el fortalecimiento de la supervisión basada en el riesgo, el mejoramiento de herramientas y procesos, la capacitación de supervisores y la actualización de las regulaciones.

Aspectos destacados: Temas de Estadística

El trabajo que lleva a cabo el FMI para fortalecer las capacidades en materia de estadísticas consiste en asistencia técnica y capacitación para que los países miembros refuercen su capacidad de producir y divulgar estadísticas macroeconómicas y financieras coherentes y comparables. A lo largo de los últimos ocho años, las actividades de fortalecimiento de las capacidades en este ámbito crecieron 84%; las mayores proporciones correspondieron a las estadísticas del sector real y las estadísticas de finanzas públicas, seguidas por las estadísticas del sector externo, las estadísticas monetarias y financieras y, por último, la divulgación de datos. La atención se centró en brindar asistencia técnica a países de bajo ingreso y Estados frágiles, los países con la mayor necesidad. Las actividades de fortalecimiento de las capacidades de los Estados frágiles crecieron un 68% en los últimos ocho años.

El trabajo que realiza el FMI en el área de estadística también respaldó la labor de los países en pos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Los datos económicos son pertinentes para el seguimiento de los ODS, dado que aproximadamente el 40% de los indicadores de los ODS incluyen variables económicas. Por ejemplo, la capacitación y asistencia técnicas ofrecidas en las áreas de cuentas nacionales y precios afectan el ODS 1 de “Fin de la pobreza” y el ODS 2 de “Hambre cero”. El FMI dirige su asistencia en estadística específicamente a los países con insuficiente capacidad para elaborar estadísticas, que suelen ser los que tienen la mayor necesidad de alcanzar los ODS.

El comunicado del G-20 de marzo de 2018 resaltó el apoyo político para la prestación de asistencia técnica por parte del FMI para que los países de bajo ingreso puedan registrar datos de deuda y presentarlos, dado que el aumento de los niveles de deuda genera inquietudes acerca de la vulnerabilidad derivada de su endeudamiento. Las actividades de fortalecimiento de las capacidades abordan las deficiencias de los datos sobre la deuda que plantean los mayores riesgos para la sostenibilidad de la deuda. En algunos países, por ejemplo, faltan datos sobre la deuda de empresas de propiedad del Estado; en otros, no se registran correctamente los atrasos en los pagos.

La nueva estrategia global sobre datos y estadísticas en el FMI en la era digital también comenzó a dar forma a las actividades futuras de fortalecimiento de las capacidades, respaldando el uso de megadatos a través de la innovación estadística. Los megadatos ofrecen oportunidades relacionadas en gran medida con la digitalización de la economía, que genera enormes cantidades de datos que permiten conocer el comportamiento de personas y empresas. Esto habilita posibles nuevas fuentes de datos para los organismos estadísticos. Un ejemplo del uso de megadatos para la compilación de estadísticas es el empleo de datos de banca móvil para producir estimaciones más exactas de los flujos internacionales de remesas, los pagos de servicios y transferencias y el ingreso disponible. Esas estimaciones pueden utilizarse en las estadísticas oficiales y ayudar a medir la inclusión financiera. Así, la estrategia general sugiere adaptar la asistencia técnica del FMI para ayudar a los países a utilizar megadatos para producir estadísticas y recomienda que el FMI establezca nuevas asociaciones con otros organismos en respaldo de estas innovaciones.

Aspectos Destacados: Temas Jurídicos

Durante el ejercicio 2018 se mantuvo la demanda de asistencia técnica sobre temas jurídicos, tanto en países que estaban aplicando programas con el FMI como en otros países. El tema central fue la integridad financiera, la legislación financiera y fiscal, el régimen de insolvencia y la ejecución de créditos. El FMI respondió a esas necesidades aplicando una metodología de gestión basada en resultados y de acuerdo con las prioridades plasmadas en la Agenda Mundial de Políticas.

Se realizaron actividades de fortalecimiento de las capacidades en los siguientes temas relacionados con la integridad financiera: lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo (ALD/LFT), iniciativas contra la corrupción y relaciones de corresponsalía bancaria. El FMI coordina regularmente sus actividades de asistencia técnica tanto internamente como con otros donantes, a fin de potenciar al máximo los resultados y evitar duplicación de esfuerzos. El Fondo Fiduciario Específico para ALD/LFT financia proyectos de asistencia técnica en 21 países, dos proyectos de investigación (sobre financiamiento del terrorismo y transparencia de entidades), y la contratación de cuatro asesores regionales, en Buenos Aires, Doha, Nairobi y Singapur. Además, están en curso proyectos en siete países financiados por donantes bilaterales, otros cinco proyectos que se autofinancian y dos proyectos financiados por otros fondos fiduciarios multilaterales. Además, el FMI evalúa actualmente la situación de Colombia y China en el contexto de las nuevas normas internacionales del Grupo de Acción Financiera (GAFI).

Se mantuvieron los niveles anteriores de asistencia técnica en el área de legislación financiera y fiscal, entre otros temas sobre bancos centrales, marcos de regulación y supervisión bancaria y resolución de bancos y gestión de crisis. La asistencia sobre infraestructuras de mercado (sistemas de pago) creció a un ritmo más lento y prosiguió la labor relacionada con marcos jurídicos de gestión financiera pública, como en años anteriores.

Sigue existiendo una fuerte demanda de asistencia técnica sobre legislación tributaria, en las áreas principales de impuestos sobre la renta, impuestos al valor agregado y procedimientos tributarios, lo que refleja la mayor atención que se presta a nivel mundial a los temas de tributación internacional. Asimismo, los temas relacionados con el diseño de leyes tributarias internacionales fueron parte central de dos seminarios, uno en la sede del FMI en la ciudad de Washington, y otro regional en Kuwait. Esos temas también formaron parte de contribuciones jurídicas clave a las herramientas dispuestas por el G-20 y otros productos diseñados para respaldar el fortalecimiento de las capacidades en los países de bajo ingreso.

El FMI también continuó brindando asistencia técnica a los países miembros en materia de insolvencia y derechos de los acreedores, para ayudar a garantizar la rehabilitación temprana y rápida de las empresas viables y la liquidación de las no viables, ofrecer a los hogares sobreendeudados la posibilidad de recomponer su situación y proteger mejor los derechos de los acreedores. El FMI organizó un taller para funcionarios de alto nivel en el Instituto Multilateral de Viena sobre insolvencia de empresas y hogares.

Actividades De Fortalecimiento De Las Capacidades En Cifras

El apoyo que el FMI brinda, a solicitud de los países, para el fortalecimiento de las capacidades —apoyo que incluye tanto el desarrollo de las instituciones y las políticas (asistencia técnica) como el perfeccionamiento del personal (capacitación)— ha beneficiado a la totalidad de los 189 países miembros. El fortalecimiento de las capacidades representó más de una cuarta parte del gasto administrativo del FMI en el ejercicio 2018. La mayor parte de este gasto se destinó a asistencia técnica, que representa el 26%, en tanto que los cursos de capacitación absorbieron un 5% (gráfico 2.4).

Las actividades de fortalecimiento de las capacidades del FMI siguieron ampliándose en el ejercicio 2018, debido sobre todo a un aumento de dichas actividades en África subsahariana, Asia y el Pacífico, y Oriente Medio y Asia Central. El gasto directo en actividades de fortalecimiento de las capacidades (excluido el financiamiento general y los gastos generales de gestión) totalizó USD 303 millones en el ejercicio 2018, en comparación con USD 267 millones en el ejercicio 2017, lo que representa un aumento de 14% (gráfico 2.5). El componente financiado con recursos externos ascendió al 55% del total en el ejercicio 2018, lo cual representa un crecimiento de 23%.

Gráfico 2.4Proporción de los costos de las principales actividades del FMI; ejercicio 2018

Fuente: Oficina de Presupuesto y Planificación del FMI, Sistema de estimación y cálculo de costos (Sistema ACES).

Gráfico 2.5Gasto en fortalecimiento de las capacidades; ejercicios 2014–18

(Millones de dólares de EE.UU.)

Fuentes: Oficina de Presupuesto y Planificación del FMI, Sistema de estimación y cálculo de costos (Sistema ACES), y cálculos del personal técnico del FMI.

Gráfico 2.6Gastos en fortalecimiento de las capacidades, por región; ejercicios 2015–18

(Millones de dólares de EE.UU.)

Fuentes: Oficina de Presupuesto y Planificación del FMI, Sistema de estimación y cálculo de costos (Sistema ACES), y cálculos del personal técnico del FMI.

Gráfico 2.7Gasto en fortalecimiento de las capacidades, por grupo de ingreso; ejercicios 2015–18

(Millones de dólares de EE.UU.)

Fuentes: Oficina de Presupuesto y Planificación del FMI, Sistema de estimación y cálculo de costos (Sistema ACES), y cálculos del personal técnico del FMI.

Gráfico 2.8Gasto en fortalecimiento de las capacidades, por tema; ejercicios 2015–18

(Millones de dólares de EE.UU.)

Fuentes: Oficina de Presupuesto y Planificación del FMI, Sistema de estimación y cálculo de costos (Sistema ACES), y cálculos del personal técnico del FMI.

Fortalecimiento de las capacidades

La región de África subsahariana recibió la mayor proporción de gasto en fortalecimiento de las capacidades, como refleja del gran número de países en desarrollo de bajo ingreso que forman parte de esta región. El gasto en fortalecimiento de las capacidades aumentó un 14% en el ejercicio 2018 y creció en las cinco regiones principales, aunque el aumento fue especialmente notable en Asia y el Pacífico, donde se incrementó un 48% (gráfico 2.6). La mayor parte de la asistencia del FMI destinada al fortalecimiento de las capacidades sigue focalizada en economías de mercados emergentes y de mediano ingreso y en los países en desarrollo de bajo ingreso (gráfico 2.7).

En respuesta a la demanda de los países miembros, se incrementó la asistencia para el fortalecimiento de las capacidades en todos los temas (temas fiscales, del sector monetario y financiero, temas estadísticos y jurídicos) (gráfico 2.8). El 37% de la asistencia proporcionada por el FMI se relacionó con el fortalecimiento de las capacidades en temas fiscales.

Capacitación

El FMI ofrece una amplia gama de actividades de capacitación para ayudar a los funcionarios públicos a mejorar su capacidad de analizar las tendencias económicas; desarrollar y aplicar modelos de pronóstico; utilizar y adoptar herramientas de diagnóstico; y formular y ejecutar políticas macroeconómicas y financieras sólidas.

Gráfico 2.9Participación en actividades de capacitación, por grupo de ingreso; ejercicios 2014–18

(Número de participantes)

Fuente: Sistema de Información sobre Postulantes y Participantes (Sistema PATS), y cálculos del personal técnico del FMI.

Nota: Las cifras para el ejercicio 2018 son preliminares.

Gráfico 2.10Participación total en actividades de capacitación, por región de origen de los participantes; ejercicios 2014–18

(Número de participantes)

Fuentes: Sistema de Información sobre Postulantes y Participantes (Sistema PATS) y cálculos del personal técnico del FMI.

Nota: Las cifras para el ejercicio 2018 son preliminares.

El Instituto de Capacitación del FMI recurre a diversas modalidades para lograr estos objetivos, lo que incluye la capacitación presencial, la capacitación en línea y la capacitación personalizada. En el caso de la primera, los funcionarios se postulan para asistir a cursos, y son seleccionados mediante un proceso competitivo. Durante el ejercicio 2018, el FMI organizó 422 actividades de capacitación, en las que participaron 16.410 funcionarios provenientes de 186 países miembros.

La mayoría de estas actividades se organizaron a través de la red de centros y programas de capacitación regionales y de cursos en línea del FMI, y el resto se ofreció en la sede de la institución o en sitios en el extranjero. Se cubrió una amplia gama de temas, en función de las distintas necesidades, como políticas macroeconómicas, pronósticos y modelos macroeconómicos, programación y políticas financieras, temas relacionados con el sector financiero, cursos fiscales especializados, estadísticas macroeconómicas, evaluaciones de las salvaguardias y temas jurídicos. Las economías de mercados emergentes y de mediano ingreso recibieron la mayor parte de la capacitación del FMI: 55% del total anual (gráfico 2.9). En términos de regiones, África subsahariana absorbió la mayor proporción, 28%, seguida por la región de Asia y el Pacífico (gráfico 2.10). En una encuesta de 2017 entre funcionarios públicos de países miembros que participaron en cursos recientes, el 84% opinó que los cursos les habían permitido mejorar su capacidad para ofrecer asesoramiento en materia de políticas.

El FMI también amplió la capacitación en línea en los últimos años, con nuevos cursos sobre gestión financiera pública, diagnóstico macroeconómico y gestión macroeconómica en países ricos en recursos naturales. Más de 12.000 funcionarios públicos completaron con éxito un curso en línea desde el lanzamiento del programa a fines de 2013. Los cursos del último año se adaptaron a las necesidades de países específicos; por ejemplo, un seminario especializado sobre presupuestos con perspectiva de género en África; un taller personalizado sobre supervisión financiera y políticas en China; y proyectos sobre modelos de equilibrio general dinámico estocástico para el análisis de políticas. La capacitación personalizada a menudo implica trabajar con un grupo específico de personas en intervalos regulares para desarrollar habilidades o mejorar la capacidad de una institución para formular políticas.

El FMI brinda apoyo a los países para fortalecer las capacidades a través de misiones de corto plazo integradas por personal técnico de la sede del FMI, misiones de largo plazo encomendadas a asesores residentes en los países, una red de centros regionales de capacitación y cursos en línea. Existen 16 centros regionales de capacitación, que amplían la capacidad del FMI para responder rápidamente a las necesidades que puedan surgir en un país, a la vez que facilitan una coordinación más estrecha con otras instituciones de desarrollo. Esas iniciativas están respaldadas por socios bilaterales y multilaterales que actualmente financian cerca de la mitad de las actividades del FMI en pro del fortalecimiento de las capacidades, entre otras forman mediante el apoyo que brindan a los centros regionales de capacitación. En 2018, el FMI y el Banco Popular de China crearon un nuevo centro para desarrollar las instituciones económicas y promover el desarrollo del capital humano en áreas centrales del conocimiento especializado del FMI. Este centro capacita a funcionarios de China y otros países y fue inaugurado por la Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, y el Gobernador del Banco Popular de China, Yi Gang, el 12 de abril de 2018 en Pekín, China.

Alianzas Para El Fortalecimiento De Las Capacidades

Las actividades de fortalecimiento de las capacidades del FMI están apuntaladas por sólidas alianzas mundiales. Las instituciones asociadas enriquecen las deliberaciones sobre aspectos temáticos y regionales, aportando sus propias experiencias e interactuando con los países miembros. Además, las contribuciones financieras de las instituciones asociadas, combinadas con los recursos de los países miembros y del FMI, garantizan que la prestación de asistencia técnica y capacitación de alta calidad responda a las necesidades de los países miembros y esté en consonancia con las prioridades de desarrollo mundial y las prioridades del FMI.

La tarea de desarrollo de las capacidades que lleva a cabo el FMI ayuda a los países a construir una base sólida para alcanzar los ODS. Las iniciativas regionales y temáticas multilaterales son los cimientos de esa tarea y reúnen a las instituciones asociadas para potenciar los recursos y amplificar los resultados a nivel mundial en áreas macroeconómicas fundamentales. Los fondos temáticos están alineados con necesidades e iniciativas clave de desarrollo mundial, y responden directamente a la Agenda sobre Financiación para el Desarrollo. Sus actividades se complementan con una red mundial de centros de capacitación regional que coordina gran parte del trabajo de fortalecimiento de las capacidades que el FMI realiza en el terreno, promoviendo el aprendizaje entre pares y ofreciendo apoyo práctico y un seguimiento sostenido en la ejecución de los proyectos. Estas iniciativas multilaterales se complementan con programas bilaterales adaptados a cada caso. Todas las iniciativas del FMI para el fortalecimiento de las capacidades se diseñan de manera tal de promover alianzas y lograr que los países emprendan los proyectos de desarrollo de sus instituciones económicas con un fuerte sentido de autoría y pertenencia.

En el ejercicio 2018, se recibieron nuevas contribuciones para actividades del FMI en pro del fortalecimiento de las capacidades, por un monto de USD 281 millones, y las actividades financiadas por los socios ascendieron a aproximadamente USD 174 millones (alrededor de la mitad del total de las actividades de fortalecimiento de las capacidades). En los últimos tres años, los cinco contribuyentes más importantes a las actividades de fortalecimiento de las capacidades fueron la Unión Europea (UE), Japón, Suiza, China y Kuwait.

Recuadro 2.1.Centro de Capacitación de China y el FMI

En abril de 2018, Christine Lagarde, Directora Gerente del FMI, y Yi Gang, Gobernador del Banco Popular de China, inauguraron oficialmente el Centro de Capacitación de China y el FMI. Este centro es el resultado de una asociación entre el Banco Popular de China y el FMI, que apunta a capacitar a funcionarios públicos de China y otros países en prácticas eficaces de desarrollo institucional y formulación de políticas. Los cursos de capacitación combinan temas generales de macroeconomía y elaboración de pronósticos, temas fiscales y financieros, y aspectos jurídicos y estadísticos, para dotar a los funcionarios de los conocimientos y las herramientas analíticas que necesitan para tomar decisiones políticas sólidas. Los talleres y otras actividades de aprendizaje entre pares con participación de varios países se encaminan a respaldar un entorno mundial de crecimiento económico sostenido e integración. La primera reunión del Comité de Dirección del nuevo centro se realizó inmediatamente después de su inauguración.

Todas las alianzas que contribuyen a las actividades de fortalecimiento de las capacidades son sumamente apreciadas. Las siguientes son algunas de las más destacadas:

  • ▪ Tras más de 25 años de apoyo sostenido, Japón es el socio más importante y de mayor antigüedad en la labor del FMI en materia de fortalecimiento de las capacidades. Con la contribución de USD 33.600 millones en el ejercicio 2018 respaldó un amplio abanico de actividades, con especial énfasis en Asia, que incluyó contribuciones a la Oficina de Asistencia Técnica del FMI en Tailandia y el Instituto Regional de Capacitación del FMI en Singapur, además de un mayor aporte al Fondo para la Movilización de Ingresos Públicos.
  • ▪ La Unión Europea (UE) amplió su colaboración con el FMI de acuerdo con el Marco de Asociación Estratégica entre ambas instituciones. Un acuerdo de asociación sobre temas de gestión financiera pública, por un monto de €5 millones, firmado en marzo de 2018 con la Dirección General de Cooperación Internacional y Desarrollo, se concentra en los Estados frágiles y en países de ingreso bajo y mediano bajo, y complementa el programa de gestión financiera pública en curso en Europa oriental, con la Dirección General de Política Europea de Vecindad y Negociaciones de Ampliación. En junio de 2017 el FMI participó en el evento emblemático de la UE sobre el desarrollo —los Días Europeos del Desarrollo—, donde la Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, pronunció un discurso de apertura sobre igualdad de género y otro durante un panel del FMI y Oxfam sobre movilización de recursos internos. La UE también mantuvo su participación en el Fondo para la Gestión de la Riqueza de los Recursos Naturales, con una contribución de €7 millones.
  • ▪ La primera reunión de la nueva Asociación estratégica de capacitación entre el Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido y el FMI se realizó en noviembre de 2017, y fue un paso importante para optimizar la colaboración y profundizar la alianza. El Reino Unido contribuyó a los centros regionales de capacitación que trabajan con 20 países de África y al Fondo de Estabilidad del Sector Financiero, y también se comprometió a profundizar su apoyo a otras iniciativas multilaterales, con especial énfasis en fortalecer la gestión financiera pública y mejorar la movilización de ingresos públicos.
  • ▪ El Banco Popular de China y el FMI firmaron un Acuerdo de Capacitación en mayo de 2017, con una contribución total de USD 50 millones a lo largo de cinco años. Este acuerdo incluye la creación del Centro de Capacitación de China y el FMI (recuadro 2.1) y el respaldo a otras iniciativas regionales y temáticas, en especial los centros regionales de capacitación de África y el Fondo de Estabilidad del Sector Financiero.
  • ▪ En el contexto de la contribución reciente de Alemania de €30 millones a los seis centros regionales de capacitación del FMI en África, a principios de 2018 se realizaron las primeras consultas anuales entre Alemania y el FMI sobre este tema. Estas consultas constituyeron un foro eficaz para deliberar sobre temas estratégicos relacionados con el acuerdo de capacitación. A nivel operativo, la cooperación estrecha entre los centros regionales de África y la Sociedad Alemana de Cooperación Internacional, una de las organizaciones de Alemania que ofrecen asistencia técnica en el continente, permite potenciar esfuerzos para obtener mejores resultados.
  • ▪ Dinamarca y el FMI firmaron un Acuerdo de capacitación en abril de 2018. Se trata de un paso importante en pos de la cooperación entre el FMI y Dinamarca en relación con el fortalecimiento de las capacidades, respaldado por una contribución al Fondo para la Movilización de Ingresos Públicos.
  • ▪ En diciembre de 2017 el Banco Europeo de Inversiones creó una Plataforma de Capacitación con el FMI, por un valor de €3 millones. Esta plataforma, focalizada en la estabilidad y la inclusión financieras, también incluye financiamiento para los centros regionales de capacitación de África, el Fondo de Estabilidad del Sector Financiero y actividades de capacitación en línea.

Fondos Temáticos Mundiales Para El Fortalecimiento De Las Capacidades

Las alianzas del FMI relativas a fondos temáticos mundiales para el fortalecimiento de las capacidades responden directamente a la Agenda sobre Financiación para el Desarrollo y garantizan que las economías menos desarrolladas cuenten con las herramientas necesarias para alcanzar los ODS posteriores a 2015. Específicamente, estos fondos reúnen recursos para ayudar a los países a mejorar la movilización de ingresos públicos; optimizar la gestión de recursos fiscales y naturales; promover la estabilidad del sector financiero y el acceso a los servicios financieros; resolver problemas de endeudamiento y apoyar la toma de decisiones económicas con mejores estadísticas.

Los siguientes son algunos aspectos destacados de los fondos temáticos:

  • ▪ Tras una exitosa campaña de recaudación, el Fondo para la Movilización de Ingresos Públicos ya cuenta con todos los recursos para la fase actual, hasta abril de 2021. Además de la contribución de Dinamarca (DKr 20 millones, lo que equivale aproximadamente a USD 3,3 millones), Suecia también realizó un aporte como nuevo socio en abril de 2018 (SKr 40 millones, cerca de USD 5 millones), y Japón y Bélgica sumaron USD 5 millones y €6 millones a sus contribuciones, respectivamente. Además, se están por concretar las contribuciones de la Unión Europea y Noruega. Estos países, junto con Alemania, Australia, Corea, Luxemburgo, los Países Bajos y Suiza, se asocian para respaldar a los países de ingreso bajo y mediano bajo en sus esfuerzos por diseñar y administrar sistemas tributarios eficaces para generar ingresos sostenibles que permitan lograr los objetivos de crecimiento y desarrollo.
  • ▪ Arabia Saudita, China, el Reino Unido, Suiza y el Banco Europeo de Inversiones se unieron a Italia y Luxemburgo para apoyar el trabajo del nuevo Fondo de Estabilidad del Sector Financiero. Este fondo, además de respaldar la estabilidad del sector financiero, fomenta la inclusión financiera y la profundización del sector financiero en países de ingreso bajo y mediano bajo.

Recuadro 2.2.Iniciativa Partners Connect

Las contribuciones financieras de los socios cumplen un papel importante que permite al FMI ayudar a fortalecer las instituciones macroeconómicas de sus países miembros. Como parte central de las iniciativas tendientes a mejorar la presentación de informes a los países miembros y la comunicación con estos en el área del fortalecimiento de las capacidades, en el ejercicio 2018 el FMI lanzó la iniciativa Partners Connect. Esta plataforma segura e integral permite que los socios contribuyentes y los países miembros accedan a información financiera y descripciones de las actividades sin dilaciones y sin tener que registrarse en distintos sitios web. Se ofrecen panoramas generales e informes detallados en una plataforma a la que es posible acceder desde casi cualquier tipo de dispositivo móvil. Partners Connect es el ejemplo más reciente de cómo el FMI usa la tecnología para mejorar el intercambio de información con los países miembros.

Centros Regionales De Capacitación

Los centros regionales siguen siendo la columna vertebral de la infraestructura del FMI para el fortalecimiento de las capacidades. Estos centros, adaptados a las prioridades de cada región, permiten que el FMI responda rápidamente a las necesidades que puedan surgir en un país y colabore estrechamente en el terreno con otras partes interesadas. Las instituciones asociadas en pos del desarrollo, los países anfitriones y los países miembros aportan más de tres cuartos de los recursos necesarios para administrar estos centros.

Los siguientes son algunos de los aspectos destacados de los centros regionales de capacitación:

  • ▪ El primer centro regional de capacitación del FMI, el Instituto Multilateral de Viena (IMV), celebró su 25° aniversario en junio de 2017. En abril de 2018, Austria y el FMI renovaron su acuerdo para mantener las operaciones del IMV durante cuatro años más, lo que afirma la importancia del centro para la capacitación orientada a la formulación de políticas en las economías emergentes de Europa y Asia central. Desde su creación en 1992, el IMV capacitó a más de 42.000 funcionarios públicos, muchos de los cuales llegaron a ocupar altos cargos, como el de gobernador del banco central, ministro, primer ministro e incluso presidente, en un caso.
  • ▪ Comenzaron nuevas fases de los programas de AFRITAC Occidental, con sede en Côte d’Ivoire, que trabaja con 10 países; AFRITAC Sur, que tiene su sede en Mauricio y trabaja con 13 países; y AFRITAC Central, que tiene su sede en Gabón y trabaja con 8 países. Son parte de la red central de seis centros con sede en el continente que respaldan el desarrollo de instituciones económicas y el buen gobierno en toda África.
  • ▪ AFRITAC Central también incorporó a un nuevo miembro, Santo Tomé y Príncipe, que ya comenzó a recibir capacitación a través de un país homólogo en la región, Cabo Verde, en lo que respecta a prácticas óptimas para aplicar y administrar el impuesto al valor agregado (IVA) para generar más ingresos que respalden los objetivos de desarrollo del país.
  • ▪ En sus primeros nueve meses, el CATCRAM, con sede en India, ya organizó 18 cursos para más de 500 funcionarios, entre ellos personal de gobiernos subnacionales. Además de organizar eventos regionales de aprendizaje entre pares, el CATCRAM está trabajando con Bhután para identificar temas prioritarios y diseñar un taller personalizado sobre pronósticos macroeconómicos y fiscales, a fin de brindar orientación al Ministerio de Hacienda para formular y aplicar políticas económicas sólidas.
  • ▪ Tras los desastres naturales que golpearon a la región, el CARTAC, con sede en Barbados, incrementó su asesoramiento a los países miembros sobre cómo incorporar los riesgos de desastre en su marco fiscal a mediano plazo, y sobre la creación de fondos de contingencia y resiliencia como seguro contra desastres. El CARTAC siguió trabajando codo a codo con los países miembros para reconstruir infraestructura a prueba de desastres y, en paralelo, aplicar un marco eficaz de gestión financiera pública. Además, Aruba se incorporó al CARTAC como país miembro.
  • ▪ El CARTAC también fue el primer centro regional de capacitación en incluir los presupuestos con perspectiva de género en su plan de trabajo para los 22 países miembros, y otros centros están haciendo lo mismo. Los c entros regionales del FMI siguen estando a la vanguardia de la aplicación práctica de los estudios y el asesoramiento del FMI en materia de presupuestos con perspectiva de género, y han organizado talleres en el Instituto de Capacitación de África en Mauricio, el CAPTACRD en Guatemala, el IMV en Austria y el CATCRAM en India. Estos talleres constituyen un foro para que las autoridades de política económica aprendan intercambiando experiencias con sus pares y conozcan las prácticas óptimas y las herramientas para promover la igualdad de género en sus países.
  • ▪ El centro regional de capacitación más reciente del FMI, el Centro de Capacitación de China y el FMI, se inauguró oficialmente en abril de 2018 (recuadro 2.1).
Cuadro 2.5Fondos temáticos del FMI para el fortalecimiento de las capacidades
NombreSocios
Movilización de Ingresos PúblicosAlemania, Australia, Bélgica, Corea, Dinamarca, Japón, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Suecia, Suiza, Unión Europea
Herramienta Diagnóstica de Evaluación de la Administración Tributaria (TADAT)Alemania, Japón, Noruega, Países Bajos, Reino Unido, Suiza, Unión Europea
Gestión de los Recursos Naturales (MNRW)Australia, Noruega, Países Bajos, Suiza, Unión Europea
Lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo (ALD/LFT)Arabia Saudita, Francia, Japón, Luxemburgo, Países Bajos, Noruega, Qatar, Reino Unido, Suiza
Fondo de Estabilidad del Sector Financiero (FESF)Arabia Saudita, China, Italia, Luxemburgo, Reino Unido, Suiza, Banco Europeo de Inversiones
Fondo de Gestión de Deuda II (DMF II)

conjunto con el Banco Mundial
Alemania, Austria, Noruega, Países Bajos, Rusia, Suiza, Banco Africano de Desarrollo, Unión Europea
Iniciativa para la reforma y el fortalecimiento del sector financiero (FIRST) conjunta con el Banco MundialAlemania, Luxemburgo, Países Bajos, Reino Unido, Suiza
Datos para la Toma de Decisiones (D4D)Luxemburgo, Suiza
Fuente: Compilación del personal técnico del FMI.
Fuente: Compilación del personal técnico del FMI.
Cuadro 2.6Centros regionales de capacitación del FMI
CentroSociosPaíses miembros
Instituto de Capacitación de África (ICA)Alemania, Australia, China, Corea, Mauricio (anfitrión)45 países de África subsahariana
AFRITAC Central (AFC)Alemania, Francia, Gabón (anfitrión), Países Bajos, Unión EuropeaBurundi, Camerún, Chad, Gabón, Guinea Ecuatorial, República Centroafricana, República del Congo, República Democrática del Congo, Santo Tomé y Príncipe
AFRITAC Oriental (AFE)Alemania, Países Bajos, Reino Unido, Suiza, Tanzanía (anfitrión), Banco Europeo de Inversiones, Unión EuropeaEritrea, Etiopía, Kenya, Malawi, Rwanda, Tanzanía, Uganda
AFRITAC Sur (AFS)Alemania, Australia, Mauricio (anfitrión), Países Bajos, Reino Unido, Suiza, Unión EuropeaAngola, Botswana, Comoras, Eswatini, Lesotho, Madagascar, Mauricio, Mozambique, Namibia, Seychelles, Sudáfrica, Zambia, Zimbabwe
AFRITAC Occidental (AFW)Cote d’Ivoire (anfitrión), Alemania, Francia, Luxemburgo, Países Bajos, Banco Europeo de Inversiones, Unión EuropeaBenin, Burkina Faso, Côte d’Ivoire, Guinea, Guinea-Bissau, Malí, Mauritania, Níger, Senegal, Togo
AFRITAC Occidental 2 (AFW2)Alemania, Australia, Canadá, China, Ghana (anfitrión), Suiza, Banco Africano de Desarrollo, Banco Europeo de Inversiones, Unión EuropeaCabo Verde, Gambia, Ghana, Liberia, Nigeria, Sierra Leona
Centro Regional de Asistencia Técnica del Caribe (CARTAC)Barbados (anfitrión), Canadá, Reino Unido, Unión EuropeaAnguilla, Antigua y Barbuda, Aruba, Barbados, Belice, Bermuda, Curaçao, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Islas Cayman, Islas Vírgenes Británicas, Jamaica, Las Bahamas, Montserrat, Saint Kitts y Nevis, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Suriname, Trinidad y Tabago, Turks y Caicos
Centro Regional de Asistencia Técnica de Centroamérica, Panamá y República Dominicana (CAPTAC-RD)Canadá, Guatemala (anfitrión), Luxemburgo, México, Unión EuropeaCosta Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana
Centro de Capacitación de China y el FMIChina (anfitrión)China y otros países miembros
Instituto Multilateral de Viena (IMV)Austria (miembro principal y anfitrión) y socios internacionales31 países, incluidos 29 en Europa central, oriental y meridional, el Cáucaso y Asica central, así como Irán y Turquía
Centro de Economía y Finanzas del Oriente Medio (CEF)Kuwait (anfitrión)22 países miembros de la Liga Árabe
Centro Regional de Asistencia Técnica de Oriente Medio (METAC)Alemania, Francia, Líbano (anfitrión), Países Bajos, Suiza, Unión EuropeaAfganistán, Argelia, Djibouti, Egipto, Iraq, Jordania, Líbano, Libia, Marruecos, Ribera Occidental y Gaza, Siria, Sudán, Túnez, Yemen
Centro de Asistencia Técnica Financiera del Pacífico (PFTAC)Australia, Corea, Fiji (anfitrión), Nueva Zelandia, Banco Asiático de Desarrollo, Unión EuropeaFiji, Islas Cook, Islas Marshall, Islas Salomón, Kiribati, Micronesia, Nauru, Niue, Palau, Papua Nueva Guinea, Samoa, Timor-Leste, Tokelau, Tonga, Tuvalu, Vanuatu
Instituto Regional de Capacitación en SingapurAustralia, Japón, Singapur (anfitrión)37 países de la región de Asia y el Pacífico
Centro Regional de Capacitación y Asistencia Técnica de Asia Meridional (CATCRAM)Australia, Corea, India (anfitrión), Reino Unido, Unión EuropeaBangladesh, Bhután, India, Maldivas, Nepal, Sri Lanka
Oficina de Asistencia Técnica en Tailandia (TAOLAM)Japón, Tailandia (anfitrión)Camboya, RDP Lao, Myanmar y Vietnam (principales países beneficiarios) más otros países del sudeste asiático y las Islas del Pacífico en el marco de proyectos específicos
El FMI también imparte cursos a través de los programas regionales de capacitación en Brasil y Georgia, y en otros lugares del mundo.
Fuente: Compilación del personal técnico del FMI.
Fuente: Compilación del personal técnico del FMI.

    Other Resources Citing This Publication