Chapter

1. Panorama General

Author(s):
International Monetary Fund. Secretary's Department
Published Date:
October 2014
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Cadena de producción robótica de una fábrica en España

Centro de control de una compañía de gas en la República Checa

Pantalla de cotizaciones bursátiles en Tokio, Japón

Buque portacontenedores en las Esclusas de Miraflores del Canal de Panamá

Durante el período comprendido entre mayo de 2013 y abril de 2014—el ejercicio 2014 del FMI1—la economía mundial llegó a una coyuntura crítica en la que la mayor crisis financiera en casi 100 años fue quedando atrás. La recuperación se fue arraigando, pero fue demasiado lenta y se enfrentó a muchos obstáculos. En su Agenda Mundial de Políticas, la Directora Gerente del FMI planteó llevar a cabo medidas de política enérgicas que podrían servir para superar estos obstáculos e impulsar a la economía mundial hacia un crecimiento más rápido y sostenible. La principal prioridad era afianzar la coherencia de las políticas y la cooperación entre las autoridades, a escala interna y transfronteriza: la prosperidad nacional y la prosperidad mundial están entrelazadas y dependen, más que nunca, de la labor aunada de los países. El FMI es indispensable para esa cooperación internacional.

Mediante la evaluación de sus distintos instrumentos de supervisión multilateral y bilateral y la labor activa que realiza con los 188 países miembros brindándoles apoyo financiero y respaldo en materia de políticas y fortalecimiento de las capacidades, en el curso del ejercicio el FMI siguió ayudando a sus miembros a detectar riesgos sistémicos y formular políticas sólidas para hacer frente a las amenazas contra la estabilidad interna y mundial.

La economía mundial

La actividad mundial se afianzó hacia el final del ejercicio, sobre todo gracias a las mejoras en las economías avanzadas, pero la recuperaci ón fue desigual y siguió siendo demasiado débil. El crecimiento se mantuvo frágil, y millones de personas permanecieron desempleadas. Los crecientes riesgos geopolíticos trajeron nuevas preocupaciones. Las medidas de política tomadas durante el ejercicio ayudaron a estabilizar la economía mundial, pero la estabilidad financiera internacional enfrentó nuevos desafíos derivados de la desaceleración en los mercados emergentes y del riesgo de una inflación muy baja en Europa, pese a que las secuelas de la crisis estaban disipándose, y por eso la recuperación siguió siendo moderada y frágil. En el capítulo 2 se analiza más a fondo la evolución económica y financiera en el ejercicio.

Supervisión y programas respaldados por el FMI

Durante el ejercicio, la recuperación mundial fue desigual y más moderada de lo que se había esperado. La transición de la estabilización a un crecimiento sólido, sostenible, equilibrado e inclusivo seguía siendo una labor en curso. Para romper el ciclo de crecimiento moderado y nerviosismo del mercado, entre otras medidas se fortaleció la implementación de las políticas y se gestionaron con prudencia una serie de transiciones que ya estaban en curso: la normalización de las condiciones financieras mundiales, con los consiguientes efectos de contagio y rebote de las políticas; un cambio en la dinámica del crecimiento, con una contribución cada vez mayor de las economías avanzadas, menor crecimiento subyacente en las economías de mercados emergentes y un reequilibrio de la demanda mundial; y la conclusión de la reforma del sistema financiero mundial con miras a promover una mayor estabilidad.

El FMI asistió a los países miembros durante el ejercicio realizando evaluaciones sobre temas como la vulnerabilidad, la diversificación y la transformación estructural en los países de bajo ingreso; el crecimiento en los mercados emergentes; la política fiscal en las economías avanzadas, y varias cuestiones estructurales, como la desigualdad del ingreso y la participación de la mujer en la economía. En el marco de la supervisión bilateral y multilateral, el FMI proporcionó asesoramiento focalizado en materia de políticas, por ejemplo a través de los informes sobre efectos de contagio y los informes colectivos, y brindó apoyo financiero. En el capítulo 3 se proporciona información adicional sobre la supervisión y los programas respaldados por el FMI durante el ejercicio.

Asesoramiento en materia de políticas, estructura de gobierno y fortalecimiento de las capacidades

El FMI brinda a los países miembros asesoramiento en materia de políticas sobre diversas cuestiones relacionadas con la estabilidad económica, y lo hace como parte de las tareas que lleva a cabo para supervisar el sistema monetario internacional, respaldar los programas en los países miembros, ayudar a los países a fortalecer sus instituciones y capacidades, y monitorear las economías de los países.

Durante el ejercicio, el Directorio Ejecutivo debatió sobre cuestiones relacionadas con la política fiscal, la política monetaria no convencional y la política macroprudencial. También evaluó los avances de las principales reformas de su estructura de gobierno, entre ellas la reforma de las cuotas, y examinó varios servicios financieros del FMI, tales como la Línea de Crédito Flexible, la Línea de Precaución y Liquidez y el Instrumento de Financiamiento Rápido, así como la condicionalidad de la política monetaria.

El fortalecimiento de las capacidades que ofrece el FMI a través de la asistencia técnica y la capacitación ayuda a los países a formar instituciones sólidas y a mejorar las aptitudes para formular y ejecutar políticas macroeconómicas y financieras sólidas. En el ejercicio 2014 el FMI lanzó nuevas herramientas estandarizadas de evaluación y nuevos cursos, inauguró un nuevo Centro Regional de Asistencia Técnica en Ghana, y recibió US$181 millones en nuevas contribuciones de donantes. El Directorio examinó la estrategia del FMI para el fortalecimiento de las capacidades y avaló las reformas. En el capítulo 4 figuran más detalles sobre las actividades del FMI en cuanto a asesoramiento en materia de políticas, estructura de gobierno y fortalecimiento de las capacidades.

Mujeres vendiendo verduras en un mercado en Emiratos Árabes Unidos

Punto de recarga de teléfonos móviles en una mina de oro del distrito de Mubende, Uganda

Recursos y rendición de cuentas

Una prioridad desde el inicio de la crisis ha sido garantizar la disponibilidad de recursos suficientes para atender las necesidades de financiamiento de los países miembros. En enero de 2013, el Directorio Ejecutivo adoptó nuevas reglas y regulaciones para la Cuenta de Inversiones del FMI con el fin de establecer un marco jurídico para ejercer las facultades de inversión, que fueron ampliadas en virtud de una enmienda del Convenio Constitutivo. Además, se alcanzó el umbral fijado para proceder a una distribución de las reservas generales atribuibles a las ganancias extraordinarias resultantes de las ventas de oro en beneficio del Fondo Fiduciario para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza, con el fin de subsidiar préstamos para los países de bajo ingreso.

Las cambiantes necesidades de los países miembros se han cubierto con un presupuesto que no ha variado, recurriendo a medidas de eficiencia, replanteando las prioridades y utilizando y reasignando mejor los recursos existentes. Durante el ejercicio, el FMI mantuvo su interés en contratar activamente personal, respondió sin demora a los resultados de la encuesta del personal de 2013 y formuló un nuevo marco de formación de líderes con el fin de afianzar las aptitudes de gestión de los recursos humanos. El Directorio Ejecutivo estuvo de acuerdo con respecto a los cambios de la política de transparencia del FMI para mejorar la eficacia de la supervisión y el asesoramiento en materia de políticas que brinda la institución. En el capítulo 5 se presenta más información sobre las operaciones y políticas financieras del FMI, sus actividades en lo refierente a recursos humanos y sus esfuerzos para mejorar la transparencia y la rendición de cuentas.

    Other Resources Citing This Publication