Chapter

4 Reformar y Fortalecer el fmi Para Respaldar Mejor a los PaÍses Miembros

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
September 2011
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

El FMI ha estado llevando a cabo una reorganización fundamental de su estructura de gobierno, con el objetivo de asegurar que la institución refleje mejor las realidades cambiantes de la economía mundial, incluida la mayor importancia de los mercados emergentes, protegiendo al mismo tiempo las cuotas relativas de los países más pobres. La última ronda de reformas, aprobada en el ejercicio 2011, es continuación de las iniciadas en 2008 y, combinada con ellas, incrementará en 9 puntos porcentuales las cuotas relativas de los países de mercados emergentes y en desarrollo dinámicos como grupo. La nueva distribución de las cuotas relativas producirá el traspaso de influencia más grande de la historia de la organización a favor de los países de mercados emergentes y en desarrollo.

Además, se encuentran en marcha reformas de la composición y el funcionamiento del Directorio Ejecutivo del FMI, que incluyen la propuesta de enmienda del Convenio Constitutivo para adoptar un régimen en el cual todos los titulares del Directorio lleguen a su puesto como resultado de elecciones, la eliminación de la categoría de director ejecutivo nombrado40 y la reducción en dos puestos de la representación combinada en el Directorio de los miembros europeos avanzados. También se ampliará el margen para nombrar un segundo director ejecutivo suplente a fin de mejorar la representación de los grupos integrados por varios países. Juntas, las reformas de las cuotas y los cambios en el Directorio Ejecutivo aumentarán la credibilidad y la eficacia del FMI.

Durante el año se aprobaron otras reformas para fortalecer aún más la función de prevención de crisis del FMI. Asimismo, se examinaron opciones para mejorar la respuesta del FMI a crisis sistémicas, recalcando la importancia de una red de protección financiera mundial reforzada, con un papel central para el FMI dentro de su mandato.

En respuesta a la creciente demanda de asistencia técnica, el FMI creó nuevos fondos fiduciarios para respaldar el fortalecimiento de las capacidades y continuó intensificando la colaboración con los donantes y mejorando la eficacia y eficiencia de su asistencia técnica. La crisis también puso de relieve la falta de información puntual y exacta, que podría interferir con la capacidad de las autoridades y los participantes del mercado para reaccionar de manera eficaz. Durante el ejercicio 2011, continuaron los esfuerzos por abordar cuestiones relacionadas a la crisis y otras dimensiones vinculadas a los datos.

Reformas de las Cuotas, la Estructura de Gobierno y el Mandato

Cuotas, representación y estructura de gobierno

Entrada en vigor de las reformas de 2008 sobre cuotas y representación

En marzo de 2011, las reformas relativas a las cuotas y la representación aprobadas por la Junta de Gobernadores en 2008 entraron en vigencia41, tras la ratificación de la enmienda necesaria del Convenio Constitutivo del FMI por parte de 117 países miembros, que representan más del 85% del número total de votos del FMI42. Las reformas refuerzan la representación de las economías dinámicas en el FMI y robustecen la voz y la participación de los países de bajo ingreso. Entrarán en vigor aumentos de las cuotas de 54 países miembros por un monto de DEG 20.800 millones (aproximadamente $33.700 millones) una vez que los países miembros otorguen su consentimiento y se efectúe el pago de las suscripciones de cuotas. A fines de abril de 2011, se habían pagado más de 95% de los aumentos globales contemplados en la reforma. Como la enmienda establece un mecanismo que mantiene constante la proporción entre los votos básicos y el número total de votos, el hecho de que prácticamente se tripliquen los votos básicos (cuyo número es igual para todos los países miembros, con votos adicionales distribuidos en proporción a la cuota de cada país) realza la influencia de los países de bajo ingreso en la organización. Además, las reformas les permiten a los directores ejecutivos que representan a un número determinado de países miembros nombrar un segundo director ejecutivo suplente después de las elecciones ordinarias de directores ejecutivos de 2012. La Resolución de la Junta de Gobernadores que aprobó la enmienda había fijado ese número en “un mínimo de 19”, pero en el contexto de la reorganización de las cuotas y la representación de 2010 (véase la subsección siguiente), la Junta de Gobernadores lo redujo a “siete o más”.

Reorganización de las cuotas y la estructura de gobierno de 2010

En noviembre de 2010, el Directorio Ejecutivo aprobó nuevas reformas de las cuotas y de la estructura de gobierno, adicionales a las avaladas en 2008, con la culminación de la Decimocuarta Revisión General de Cuotas y una propuesta de enmienda del Convenio Constitutivo del FMI sobre la reforma del Directorio Ejecutivo43. Una vez ratificado por los miembros, el programa de reformas duplicará las cuotas a aproximadamente DEG 476.800 millones (alrededor de $772.900 millones), traspasará más del 6% de las cuotas relativas a países de mercados emergentes y en desarrollo dinámicos, y de países sobrerrepresentados a los subrepresentados, y protegerá las cuotas relativas y el poder de voto de los países miembros más pobres. Con este cambio, Brasil, la Federación de Rusia, India y China (que conforman el grupo BRIC) pasarán a formar parte de los 10 mayores países miembros del FMI. Además, las reformas de 2010 darán lugar a un Directorio en el que todos los directores sean electos; los países avanzados de Europa se comprometieron en virtud de las reformas a reducir en dos puestos su representación combinada en el Directorio, y habrá más margen para nombrar un segundo Director Ejecutivo Suplente a fin de mejorar la representación de los grupos integrados por varios países. Para enero de 2013 habrá concluido la revisión integral de la fórmula utilizada para determinar las cuotas de los miembros, y la conclusión de la Decimoquinta Revisión General de Cuotas se adelantará a enero de 2014. En el sitio web del FMI se ha publicado un cuadro comparativo de las cuotas relativas antes y después de la implementación de las reformas44.

El programa de reformas fue aprobado posteriormente por la Junta de Gobernadores en diciembre de 201045. La propuesta de aumento de las cuotas y la enmienda tendrán que ser aceptadas ahora por los países miembros, lo cual implica en muchos casos aprobación parlamentaria. Los miembros se comprometieron a hacer lo posible por completar la ratificación para las Reuniones Anuales de 2012.

El traspaso de las cuotas en virtud de esta reforma excedería la meta fijada por el CMFI en octubre de 2009 de un cambio de las cuotas relativas de 5% como mínimo, de los países sobrerrepresentados a los subrepresentados, protegiendo al mismo tiempo la proporción de votos de los países más pobres. Los 10 países miembros más grandes del FMI serían ahora Estados Unidos, Japón, los países del grupo BRIC (Brasil, China, India y Rusia), y las cuatro mayores economías de Europa (Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido). El Directorio Ejecutivo dio su respaldo a un calendario que prevé que el aumento y la redistribución de cuotas, junto con la enmienda propuesta de reforma del Directorio Ejecutivo, entren en vigor antes de las Reuniones Anuales de 2012.

La reforma fue la culminación de una serie de reuniones del Directorio ocurridas entre las Reuniones de Primavera, cuando el CMFI llamó a acelerar las reformas de las cuotas y la estructura de gobierno, y el anuncio del programa de reformas en noviembre46, así como las opiniones de la Oficina de Evaluación Independiente, expertos externos y la sociedad civil en los últimos años. En estas numerosas reuniones del Directorio hubo un debate general sobre la reforma de la estructura de gobierno del FMI en julio de 201047. En las deliberaciones de julio, las opiniones de los miembros del Directorio siguieron divididas en cuanto a enfocar las reformas de la estructura de gobierno y las cuotas como un todo. Sin embargo, todos los directores ejecutivos resaltaron la importancia de adoptar una visión mancomunada de las reformas para realzar la legitimidad y la eficacia del FMI.

Al deliberar sobre el afianzamiento de la participación ministerial y la supervisión, los directores ejecutivos convinieron en que la participación de ministros y gobernadores es fundamental para el cumplimiento eficaz de las responsabilidades de la institución, incluida la promoción de la cooperación multilateral y la coherencia de las políticas. Sin embargo, las opiniones sobre la mejor manera de plasmar esa participación—ya sea reformando el CMFI, como un órgano consultivo, o pasando a una entidad con facultades decisorias—siguieron divergiendo.

Muchos directores ejecutivos continuaron manifestando que no estaban convencidos de la necesidad de un nuevo órgano decisorio de nivel ministerial. Advirtieron en contra de debilitar a la Junta de Gobernadores y al Directorio Ejecutivo o de trastocar el marco de rendición de cuentas vigente, que consideran apropiado. Contra el telón de fondo de una propuesta para crear un órgano decisorio, muchos recomendaron reformas más profundas del CMFI, incluidos sus procedimientos, a través de un mandato más corto para su Presidente, deliberaciones plenarias más interactivas y la distribución adelantada de los borradores de sus comunicados.

Los directores ejecutivos recalcaron que la representación en el Directorio debe respetar el principio de la formación voluntaria de grupos. Muchos directores ejecutivos opinaron que un Directorio cuyos miembros sean todos electos, junto con medidas encaminadas a evitar una mayor concentración del número de votos, contribuye a crear condiciones igualitarias entre los directores ejecutivos. Sin embargo, otros directores argumentaron en contra de cambiar reglas bien establecidas, señalando que el sistema actual fija límites adecuados a la concentración del poder de voto, elemento crítico para un Directorio eficaz. La mayoría de los directores observaron que un margen más amplio para nombrar un segundo director ejecutivo suplente en los grupos formados por múltiples países podría facilitar una recomposición del Directorio.

En el ámbito de la selección de los integrantes de la Gerencia y la diversidad del personal, los directores ejecutivos reiteraron el compromiso asumido para seleccionar a los altos cargos de la institución mediante un proceso abierto y transparente, y muchos acordaron que sería necesario un compromiso político para poner fin a los entendidos tácitos que rigen la selección de la Gerencia. Recalcaron que era necesario seguir trabajando para promover la diversidad del personal—con respecto a la nacionalidad, el sexo y la experiencia—, particularmente en los altos cargos. Manifestaron su interés en recibir informes actualizados sobre los esfuerzos por mejorar los resultados.

Modernización del mandato del FMI

La crisis mundial dejó expuestas debilidades en la supervisión económica—nacional, regional y mundial—antes de la crisis, y promovió profundas innovaciones institucionales para identificar los riesgos y satisfacer necesidades de financiamiento grandes y variadas. En las Reuniones Anuales de octubre de 2009, el CMFI instó al FMI a “revisar su mandato de modo que abarque la variedad completa de políticas macroeconómicas y del sector financiero que influyen en la estabilidad mundial”. Estos trabajos abarcan tres ámbitos generales: supervisión, financiamiento y estabilidad del sistema monetario internacional.

Informe del Directorio Ejecutivo al CMFI

En respuesta al pedido del CMFI de examinar el mandato del FMI, el Directorio Ejecutivo entabló conversaciones oficiales y oficiosas sobre distintos aspectos de la cuestión en la primera mitad del ejercicio 2011 y le presentó un informe al CMFI sobre el avance logrado en este ámbito en las Reuniones Anuales de octubre de 2010. El Directorio continuó examinando el mandato del FMI en los meses restantes del ejercicio 2011, con una presentación informal sobre los próximos pasos en cuanto al futuro papel del financiamiento del FMI, una serie de deliberaciones sobre la Decimocuarta Revisión General de Cuotas y nuevos debates sobre la reforma de la estructura de gobierno (véase la sección anterior), así como la continuación de las deliberaciones sobre la modernización del mandato y las modalidades de la supervisión que lleva a cabo la institución (véase el capítulo 3).

Futuro papel del financiamiento

En agosto de 2010, el Directorio Ejecutivo aprobó una serie de reformas para afianzar más la función del FMI en la prevención de crisis mediante la incorporación de mejoras a la Línea de Crédito Flexible y la creación de la Línea de Crédito Precautorio (véase “Ampliación de los instrumentos de prevención de crisis” en el capítulo 3). Los directores ejecutivos también evaluaron opciones para fortalecer la respuesta del FMI a las crisis sistémicas y recalcaron la importancia de una red de protección financiera mundial reforzada, con un papel central para el FMI dentro de su mandato48.

Los directores ejecutivos estuvieron de acuerdo con las evaluaciones del personal técnico en el sentido de que, si bien la experiencia con la LCF durante la crisis financiera internacional había sido positiva, se podrían mejorar el atractivo de la línea y sus efectos de señalización eliminando el tope implícito al acceso y prolongando la duración de los derechos de compra. Aunque reafirmaron los requisitos de habilitación de la LCF, recalcaron la necesidad de continuar con evaluaciones estrictas e imparciales de la habilitación para proteger el uso de los recursos del FMI y enviar señales claras a los mercados en cuanto a la solidez de las políticas de los miembros.

Los directores ejecutivos celebraron los procedimientos propuestos por el personal técnico en cuanto a la participación temprana del Directorio en las evaluaciones de la necesidad de recursos del FMI por parte de los países y el impacto del acceso contemplado en la liquidez del FMI. En términos generales, se manifestaron de acuerdo con que la actual estructura de cargos por compromiso, que aumenta gradualmente, es adecuada para protegerse de un uso precautorio indebidamente intenso de los recursos del FMI.

Se señaló que, como instrumento especializado en los tramos de crédito para los países con un desempeño sólido que no cumplen con los criterios de habilitación de la LCF, la LCP podría transmitir a los mercados señales positivas sobre las políticas y la trayectoria de los miembros a través de las evaluaciones de habilitación. Si bien persisten algunas inquietudes en torno a ciertos aspectos del establecimiento de la LCP—entre ellos, la proliferación y superposición de instrumentos, el hecho de que se perciba cierta diferenciación entre los países miembros, y el proceso de evaluación—, los directores ejecutivos en general opinaron que las necesidades variadas de los países miembros estarían mejor atendidas adaptando los instrumentos de financiamiento y la condicionalidad del FMI a los puntos fuertes, fundamentos y políticas de los miembros.

Tharman Shanmugaratnam, Presidente del CMFI, en una conferencia de prensa durante las Reuniones de Primavera.

Edificio del Parlamento en el atolón de Funafuti, la capital de Tuvalu, país miembro número 187 del FMI.

Los directores ejecutivos solicitaron evaluaciones rigurosas e imparciales de la habilitación para el uso de los recursos del FMI, realizadas de manera confidencial y únicamente a pedido de un país miembro. Aunque se expresaron una variedad amplia de opiniones sobre la conveniencia y el alcance de la condicionalidad ex post en el caso de la LCP, los directores ejecutivos convinieron en que la propuesta del personal técnico de centrar la condicionalidad de las políticas en la reducción de las vulnerabilidades restantes, con el uso de acciones previas y criterios de ejecución de ser necesario, permite mantener un equilibrio adecuado y es congruente con las directrices sobre condicionalidad del FMI49.

Los directores ejecutivos celebraron deliberaciones iniciales sobre las opciones para fortalecer la respuesta del FMI a los shocks sistémicos, incluida la propuesta de crear un Mecanismo de Estabilización Mundial. En general, la mayoría de los directores ejecutivos se manifestaron abiertos a la posibilidad de debatir más a fondo opciones y modalidades para hacer frente a sucesos sistémicos en el contexto de un mecanismo simplificado, como un proceso centrado en las decisiones del Directorio Ejecutivo y que haga hincapié en la cooperación estrecha con las instituciones pertinentes, se apoye en los instrumentos y políticas actuales del FMI y deje margen para ofertas consensuales y simultáneas de acuerdos de la LCF para múltiples países. Se señaló que una mayor interacción con los países miembros sería crítica para forjar un consenso lo más amplio posible. Los directores ejecutivos también respaldaron una labor más extensa por parte del personal técnico para estudiar mayores sinergias con acuerdos de financiamiento regionales.

Países Miembros, Directorio Ejecutivo y Actividades Institucionales

Países miembros

Tuvalu pasó a ser el país miembro número 187 del FMI en junio de 2010, cuando firmó el Convenio Constitutivo del FMI50. En abril de 2011, el FMI recibió una solicitud de las autoridades de Sudán del Sur para ingresar en la institución, y dicha solicitud actualmente se encuentra en estudio de acuerdo con los procedimientos establecidos del FMI51.

Aceptación de las obligaciones del Artículo VIII por parte de la República Democrática Popular Lao

En julio de 2010, el Gobierno de la República Democrática Popular Lao, que ingresó en el FMI en 1961, notificó al FMI que había aceptado las obligaciones que prescriben las Secciones 2, 3 y 4 del Artículo VIII del Convenio Constitutivo del FMI con efecto a partir del 28 de mayo de 201052. Así, el país se comprometió a abstenerse de imponer restricciones sobre los pagos y las transferencias por transacciones internacionales corrientes y de participar—o permitir que participen sus organismos fiscales—en regímenes monetarios discriminatorios o prácticas de tipos de cambio múltiples, excepto con la aprobación del FMI. Un total de 167 de los 187 países miembros del FMI han aceptado ya las obligaciones del Artículo VIII (véase el cuadro II.8 del apéndice).

Directorio Ejecutivo

Elección de 2010 de los miembros del Directorio

Actualmente, el Directorio Ejecutivo del FMI está constituido por 24 directores ejecutivos, 5 de los cuales son nombrados y 19 de los cuales son elegidos por los países miembros o por grupos de países, y la Directora Gerente, que es su Presidenta. Conforme al Convenio Constitutivo, la elección ordinaria de los directores ejecutivos debe tener lugar cada dos años. La elección ordinaria de 2010 de los directores ejecutivos del FMI quedó concluida y el nuevo Directorio Ejecutivo entró en funciones en noviembre de 2010; el mandato de sus integrantes finaliza el 31 de octubre de 201253. Conforme a lo estipulado en el Convenio, la próxima elección ordinaria de directores ejecutivos tendrá lugar en el cuarto trimestre de 2012. El objetivo es celebrar las elecciones de 2012 en el marco del programa de reforma aprobado por la Junta de Gobernadores en diciembre de 2010, en virtud del cual, como ya se señaló, el Directorio Ejecutivo estará compuesto solamente por directores ejecutivos electos.

Incrementar al máximo la eficiencia y la eficacia del Directorio Ejecutivo

En mayo de 2010, el Grupo de Trabajo sobre Comités del Directorio Ejecutivo atribuyó máxima prioridad a la identificación de reformas encaminadas a incrementar la eficacia y la eficiencia del Directorio. Entre las medidas adoptadas para manejar la carga de trabajo, que ha sido intensa e ininterrumpida tras la crisis mundial, cabe mencionar 1) fijar prioridades sobre las cuestiones pertinentes a las políticas y los países en el programa de trabajo a fin de imprimir más fluidez a las actividades del Directorio y evitar en lo posible la concentración de reuniones antes de las Reuniones de Primavera y de las Reuniones Anuales, 2) mejorar la coordinación entre el Directorio, la Gerencia y el personal técnico para la implementación del calendario del programa de trabajo, 3) utilizar con más frecuencia procedimientos de aprobación tácita para las Consultas del Artículo IV y los exámenes de los programas, y 4) focalizar más los preparativos para las reuniones del Directorio, de modo que haya más margen para centrar las deliberaciones en cuestiones estratégicas.

Presidencia del CMFI

El CMFI, integrado por ministros de Hacienda y gobernadores de bancos centrales, es el principal órgano consultivo de la Junta de Gobernadores y delibera sobre los principales planteamientos de política que aborda el FMI. Se reúne dos veces al año, en la primavera y en el otoño boreales, durante las Reuniones Anuales del FMI y del Banco Mundial.

Recuadro 4.1Medio siglo al servicio del FMI: A. Shakour Shaalan

En enero de 2011 el Directorio Ejecutivo expresó su agradecimiento a su Decano, A. Shakour Shaalan, por cinco décadas al servicio del FMI. Shaalan, ciudadano egipcio, ingresó en el FMI como economista en el Departamento de Estudios en 1961. En 1969, pasó al Departamento del Oriente Medio, donde trabajó primero como Jefe de División y luego como Director, administrando el departamento con distinción y gran capacidad de liderazgo. En 1992, Shaalan asumió el puesto de Director Ejecutivo por Bahrein, Egipto, Iraq, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Maldivas, Omán, Qatar, la República Árabe Siria y la República del Yemen. Durante la ceremonia de conmemoración de su servicio al FMI, celebrada en el Directorio, el ex Director Gerente Dominique Strauss-Kahn lo describió como “un embajador increíble del FMI frente a los países miembros, defensor del personal técnico y destacado colaborador de la Gerencia”.

En marzo de 2011 los miembros del CMFI seleccionaron a Tharman Shanmugaratnam, Ministro de Hacienda de Singapur, como Presidente del Comité por un plazo de hasta tres año54. Tharman ha ocupado el cargo de Ministro de Hacienda de Singapur desde diciembre de 2007, habiéndose desempeñado anteriormente como Ministro de Educación. Previamente a su carrera política, ocupó el cargo de Director Gerente de la Autoridad Monetaria de Singapur, el banco central y regulador financiero de Singapur. Aporta a la presidencia del CMFI amplia experiencia, profundo conocimiento en cuestiones económicas y financieras, y una participación activa con las autoridades internacionales.

Tharman reemplazó a Youssef Boutros-Ghali, ex Ministro de Hacienda de Egipto, que había dimitido el mes anterior55. Boutros-Ghali ocupó la presidencia del CMFI desde octubre de 2008. El ex Director Gerente expresó su agradecimiento a Boutros-Ghali por su servicio a la institución y a sus miembros, señalando que bajo su presidencia el CMFI había desempeñado un papel decisivo, proporcionando asesoramiento y orientación en la coordinación de políticas para que la economía mundial pudiera recuperarse de la crisis financiera, y para moldear el futuro del FMI a través de la modernización de la supervisión que lleva a cabo la institución, la reestructuración de sus mecanismos de crédito y la reforma de las cuotas y la estructura de gobierno.

Deceso del Gobernador Suplente Moeketsi Senaoana

Causó profunda consternación en la comunidad del FMI el deceso del Gobernador del Banco Central de Lesotho y Gobernador Suplente del FMI Moeketsi Senaoana en marzo de 201156. El Dr. Senaoana, especialista en el campo de la macroeconomía y el desarrollo económico, aportó su vasta experiencia en sus interacciones con el FMI. Entre sus funciones anteriores cabe mencionar la de Ministro de Hacienda y Planificación del Desarrollo y Asesor Principal en Finanzas y Política de Inversión de la Comunidad de Desarrollo de África Meridional. Fue también profesor de economía en la Universidad Nacional de Lesotho. El ex Director Gerente expresó su más sentido pesar al pueblo de Lesotho y a la familia del Dr. Senaoana, y afirmó que su ausencia dejaría un gran vacío.

Representantes de organizaciones de la sociedad civil, periodistas y jóvenes becarios en un diálogo durante las Reuniones de Primavera de 2011.

Mujeres preparando paprika, en un pueblo cercano a Strumica, en la ex República Yugoslava de Macedonia.

Reorganización de las Reuniones Anuales y las Reuniones de Primavera

Como parte de los esfuerzos constantes por modernizar y promover un diálogo más estrecho con las partes interesadas, se introdujeron una serie de reformas en las Reuniones Anuales de octubre de 2010 y las Reuniones de Primavera de abril de 2011. El objetivo general fue aprovechar al máximo el potencial que ofrecen las reuniones como foro central para las autoridades y otras partes interesadas en el diálogo sobre las cuestiones macroeconómicas y financieras internacionales más apremiantes. Se incrementaron sustancialmente el número y la variedad de los eventos para ampliar el impacto y el atractivo de las Reuniones. Se diseñó un logotipo nuevo, más moderno, para realzar el reconocimiento de marca de las reuniones. Se comprimió el calendario de las reuniones, centrándolo en una sesión plenaria simplificada, y los discursos de los gobernadores se difundieron por Internet. Se celebraron también reuniones del G-20, del Grupo de los Veinticuatro (G-24) y del Commonwealth, así como programas ampliados de seminarios y conferencias. El uso difundido de carteles electrónicos y pantallas táctiles brindó a los participantes una amplia variedad de información en tiempo real. Se lanzó “IMFConnect”, una red de colaboración digital para los delegados y el personal técnico. El FMI llegó al público a través de la prensa internacional, regional y nacional, y los medios sociales. Se establecieron nuevos acuerdos con medios de comunicación (BBC, CCTV, CNBC, FT, NDTV) para el programa de seminarios y se amplió el programa de becas para que pudieran cubrir las reuniones periodistas y representantes de organizaciones de la sociedad civil de economías emergentes y en desarrollo.

Fortalecimiento de las Capacidades de los Países Miembros

El fortalecimiento de las capacidades—una función central del FMI—consiste en asistencia técnica y capacitación que tienen por objetivo fortalecer la capacidad de los países beneficiarios para poner en práctica la política macroeconómica en respaldo de un crecimiento sostenido.

Asistencia técnica

A solicitud de los países miembros, el FMI proporciona asistencia técnica a fin de brindar un asesoramiento más integral en materia de políticas sobre cuestiones especializadas y contribuir a establecer mecanismos institucionales para el diseño y la implementación de políticas macroeconómicas, financieras y estructurales sólidas. Las actividades de asistencia técnica están integradas con la supervisión y los préstamos del FMI, y respaldan el asesoramiento general en materia de políticas. A través de deliberaciones exhaustivas con los países sobre cuestiones técnicas, las actividades de fortalecimiento de las capacidades ayudan también al personal técnico del FMI a mantenerse informado de los riesgos incipientes para la economía internacional.

El FMI ofrece asistencia técnica en sus ámbitos básicos de competencia: finanzas públicas, mercados monetarios y de capital, estadísticas y marcos jurídicos que rigen las actividades económicas (gráfico 4.1). En el ejercicio 2011, el FMI proporcionó asistencia técnica a más de 180 de sus países miembros en el mundo entero (gráfico 4.2), en alrededor de 60% de los casos a países de bajo ingreso y de ingreso mediano bajo (gráfico 4.3); asimismo, se registró un aumento significativo de la asistencia técnica suministrada a países de ingreso mediano alto y de ingreso alto como resultado de la crisis europea. La asistencia técnica a países con programas respaldados por el FMI siguió en aumento (gráfico 4.4).

Gráfico 4.1Prestación de asistencia técnica por área y tema

(En años-persona)

Fuente: Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica del FMI.

Gráfico 4.2Prestación de asistencia técnica durante el ejercicio 2011 por tema y región

(En años–persona)

Fuente: Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica del FMI.

Gráfico 4.3Prestación de asistencia técnica por grupo de ingresos

(En años persona)

Fuente: Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica del FMI.

Gráfico 4.4Asistencia técnica del FMI por situación del país

Fuente: Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica del FMI.

1 No incluye la capacitación suministrada por el Instituto del FMI.

Iniciativas en materia de asistencia técnica

Respuesta frente a la crisis

En el ejercicio 2011 la asistencia técnica del FMI se centró en ayudar a los países a recuperarse de la crisis financiera mundial y sus secuelas. Se brindó asistencia en el ámbito de las finanzas públicas a países duramente golpeados por la crisis mundial, como Grecia, Hungría, Islandia y Letonia. Esa asistencia identificó las medidas sobre impuestos y gastos que podrían adoptar las autoridades de esos países en sus programas de ajuste, y así terminó sucediendo en muchos casos. A fin de ayudar a los países a fortalecer las finanzas públicas a más largo plazo, la asistencia técnica del FMI recomendó también medidas para mejorar los controles presupuestarios, la gestión financiera pública y la administración de los ingresos. Aumentaron las solicitudes de asistencia en torno a las causas y las consecuencias de las crisis financieras, sobre todo la resolución de crisis, la supervisión del sector financiero, las pruebas de resistencia, la reforma regulatoria, la resolución de bancos transfronterizos, la política macroprudencial, la gestión de liquidez sistémica, y el control de los riesgos de los balances del sector público. Por ejemplo, la asistencia técnica relacionada con el sector financiero ha sido una parte fundamental de la asistencia del FMI para afrontar el grave impacto de la crisis mundial en Islandia y la crisis de la deuda en Jamaica.

Asistencia técnica tradicional para el fortalecimiento de las capacidades

La demanda de asistencia técnica en el ámbito de las finanzas públicas se mantuvo elevada en el ejercicio 2011, y en el curso del año se brindó asistencia para ayudar a fortalecer la infraestructura institucional básica, la política y administración tributaria, la capacidad de resistencia del sector financiero, la solidez de las operaciones monetarias, y la elaboración de estadísticas de buena calidad en países de ingreso bajo y mediano, así como en Estados frágiles.

La asistencia técnica para el fortalecimiento de las capacidades en el ámbito de las finanzas públicas suministrada durante el año fue de una amplia variedad. La asistencia técnica a Haití tuvo por objeto contribuir a movilizar ayuda externa para la reconstrucción, en particular a través de la mejora de las proyecciones y la declaración de datos macrofiscales, la gestión de caja y la contabilidad pública. La asistencia a Jordania, México, Nigeria, Panamá y Perú abarcó áreas especializadas tales como el análisis de riesgos fiscales, la administración de asociaciones públicoprivadas y los aspectos fiscales del diseño de fondos de inversión soberanos. Además, la asistencia técnica del FMI respaldó a la ex República Yugoslava de Macedonia en el fortalecimiento de las capacidades a largo plazo y la reforma de la administración tributaria, a Perú en la reorganización del Ministerio de Economía y Finanzas y la introducción de una cuenta de tesorería única, y a Vietnam en la ejecución de una estrategia de reforma para la política y la administración tributaria.

Durante el año la asistencia técnica para el fortalecimiento de las capacidades sobre cuestiones monetarias y financieras ayudó a los países a mejorar las operaciones monetarias y los orientó en cuanto a la manera de reforzar la contabilidad de los bancos centrales. Expertos a largo plazo trabajaron con sus homólogos en Camboya, Filipinas, Indonesia y Vietnam para afianzar la supervisión bancaria.

A lo largo del ejercicio 2011 continuó la tarea de ayudar a los países a mejorar la compilación de estadísticas macroeconómicas y financieras. Entre las labores más destacadas, los expertos del FMI trabajaron con 72 países para llevar a término una Encuesta Coordinada sobre la Inversión Directa en diciembre de 2010 y ayudar a los países a mejorar los datos sobre la inversión extranjera directa. El FMI ayudó también a una serie de países africanos a mejorar las estadísticas económicas y la divulgación de datos, y a varios países caribeños a elaborar series de estadísticas más precisas sobre el PIB y los precios. Además, los expertos brindaron asistencia a varios países de África subsahariana en la implementación de normas regionales para las estadísticas de las finanzas públicas. Con la ayuda del FMI, muchos otros países mejoraron también la declaración de estadísticas y la divulgación de datos.

El asesoramiento sobre cuestiones jurídicas se centró en los marcos que rigen la política económica, la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, y las obligaciones en virtud del Convenio Constitutivo del FMI. Para complementar la asistencia técnica en el sector fiscal y financiero, los expertos jurídicos ayudaron a los países a redactar leyes sobre cuestiones atinentes al sector financiero, tributación, gestión financiera pública e insolvencia de empresas y particulares.

Reformas del programa de asistencia técnica

El FMI continuó mejorando la eficacia de la asistencia técnica en el ejercicio 2011 mediante relaciones más estrechas con los donantes y una mejor gestión de las actividades de asistencia técnica financiadas por donantes. Las contribuciones de los donantes para financiar las actividades del FMI para el fortalecimiento de las capacidades han sido decisivas para que el FMI pueda responder a la creciente demanda, incluidas las solicitudes de asesoramiento más especializado (gráfico 4.5).

Gráfico 4.5Prestación de asistencia técnica por parte del FMI

(En años-persona)

Fuente: Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica del FMI.

Nota: Los datos no incluyen el Instituto del FMI.

Centros regionales de asistencia técnica

El financiamiento de los donantes es decisivo para las operaciones de los siete centros regionales de asistencia técnica del FMI, ubicados en el Pacífico, el Caribe, África, Oriente Medio y América Central. Estos centros son una parte importante del enfoque regional del FMI para la asistencia técnica y la capacitación, que permite adaptar mejor la asistencia a las necesidades particulares de cada región y fortalecer la capacidad del FMI para responder con rapidez a necesidades incipientes.

A pedido de los países beneficiarios, el FMI continuó expandiendo la red de centros regionales de asistencia técnica. Tras extensos preparativos, el AFRITAC Sur abrió las puertas en junio de 2011 en Mauricio. Se encuentra al servicio de África meridional, gracias a donaciones del Banco Africano de Desarrollo, Australia, Brasil, Canadá, el programa regional de la Unión Europea con organismos regionales (la Comisión del Océano Índico, el Mercado Común de África Oriental y Austral, la Comunidad del África Oriental y la Autoridad Intergubernamental sobre el Desarrollo), el Banco Europeo de Inversiones, Finlandia, Suiza y el Reino Unido. Si se obtiene suficiente financiamiento, se prevé abrir otro centro regional de asistencia técnica en 2012 para atender a los países no francófonos de África occidental (con lo cual quedaría completa la cobertura de África subsahariana). También está planificado un centro al servicio de Asia central.

Se encuentran también en marcha campañas de financiamiento ambiciosas para nuevas fases de los centros en funcionamiento, que también se están expandiendo en respuesta a la demanda.

Pequeña fábrica de bloques de hormigón hechos a mano en Port-au-Prince, Haití.

Participantes en una conferencia sobre los países de bajo ingreso, realizada en la sede del FMI en noviembre de 2010.

Fondos fiduciarios para fines específicos

El financiamiento de los donantes también es crítico para respaldar la asistencia técnica suministrada a través de los fondos fiduciarios para fines específicos del FMI, que están dedicados a cuestiones especializadas y complementan la asistencia regional focalizada que brindan los centros regionales de asistencia técnica. El primero de dichos fondos, que entró en operación en mayo de 2009, se concentra en el fortalecimiento de las capacidades en el marco de la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

Los donantes han avalado planes de trabajo para el ejercicio 2012 dedicados a dos nuevos fondos fiduciarios para fines específicos (en el ámbito de la política y la administración tributaria y la gestión de los recursos naturales57. Estos dos nuevos fondos están financiados por Alemania, Australia, Bélgica, Kuwait, Luxemburgo, Noruega, Omán, los Países Bajos, Suiza y la Unión Europea, que han comprometido $45 millones; es decir, más del 80% de los presupuestos quinquenales de ambos fondos fiduciarios. Como muchos de estos donantes también respaldaron el primer fondo fiduciario para fines específicos, su decisión de hacer esa participación extensiva a otras iniciativas parecidas muestra que consideran a estos fondos fiduciarios como una manera eficaz de coordinar el fortalecimiento de las capacidades y aprovechar la experiencia del FMI. También se encuentran en marcha preparativos para lanzar un fondo fiduciario dedicado al programa de nombramientos financiados con recursos externos, y sigue adelante la organización de fondos fiduciarios dedicados a las estadísticas económicas y a la estrategia de endeudamiento sostenible, y al respaldo de la capacitación en África.

Ampliación de las asociaciones bilaterales con donantes

El FMI trabaja continuamente para ampliar y profundizar las asociaciones bilaterales con los donantes. Después de contribuir a respaldar los centros regionales de asistencia técnica en diciembre de 2009, la Unión Europea suscribió en noviembre de 2010 el primer acuerdo bilateral con el FMI para brindar apoyo a las actividades de fortalecimiento de las capacidades de la institución. El FMI también estrechó, en el curso del ejercicio 2011, las relaciones con Japón (el principal donante a las iniciativas de fortalecimiento de las capacidades del FMI), el Reino Unido, Suiza, Canadá, Australia, Noruega, los Países Bajos, Francia y Nueva Zelandia, que sin excepción continuaron respaldando la asistencia técnica del FMI a pesar de las presiones fiscales. Japón, por ejemplo, comprometió más de $100 millones a lo largo de los ejercicios 2010–12. Suecia reanudó el respaldo brindado a la asistencia técnica del FMI en el ejercicio 2011, contribuyendo a un nuevo fondo fiduciario macrofiscal para Liberia en el que participan múltiples donantes. Además, se firmó una carta de entendimiento con el Banco Mundial durante el año para un proyecto de $5,6 millones financiado por Canadá que tiene por objeto respaldar la gestión económica en el Caribe, y también se firmó la primera carta de entendimiento con Estados Unidos. En el ejercicio 2011, el total de financiamiento recibido para respaldar el fortalecimiento de las capacidades rondó $120 millones; es decir, 21% más que el año anterior (véase el cuadro 4.1 de la página web).

Mejorar la eficacia y la eficiencia

El FMI continuó avanzando durante el ejercicio 2011 hacia el logro de los objetivos de la reforma de la asistencia técnica de 2008, que incluyen promover la eficiencia, fortalecer la fijación de prioridades internas y mejorar la contabilización de los costos. Este avance ha ayudado a atraer contribuciones de donantes (véase la subsección anterior), gracias a lo cual el FMI pudo satisfacer el aumento de la demanda de actividades de fortalecimiento de las capacidades desde los recortes de personal de 2008–09. A la luz de los profundos cambios estructurales que han tenido lugar, el FMI eliminó la política de contribuciones de los países al fortalecimiento de las capacidades antes de que entrara en vigor (1 de mayo de 2011). Aunque estaba contemplada en la reforma de la asistencia técnica de 2008, la implementación de la política de cobro fue postergada en vista de la crisis y a instancias de una serie de países miembros. La decisión de eliminarla se basó en la determinación de que los costos de cobrar por las actividades de fortalecimiento de las capacidades eran superiores a los limitados beneficios que se obtendrían en el nuevo contexto, y también respondió al deseo de mitigar el riesgo de que el cobro significara que la asistencia técnica terminaría por encauzarse hacia los países que pudieran pagarla.

Se convocaron una serie de grupos de trabajo durante el ejercicio 2011 para dar seguimiento a la reforma de 2008 y centrarse en diversos aspectos de la mejora de la eficacia y la eficiencia de la asistencia técnica del FMI. Un grupo de trabajo sobre el financiamiento de la asistencia técnica del FMI examinó la combinación adecuada de financiamiento de donantes y del FMI para asegurar que exista suficiente flexibilidad para responder a necesidades urgentes de asistencia técnica. Otro grupo de trabajo, sobre la gestión basada en los resultados, pasó revista a las prácticas internacionales para elaborar un enfoque del FMI en este campo, inspirándose en el actual proceso de planificación y ejecución de la asistencia técnica. Un tercer grupo de trabajo se centró en la elaboración de recomendaciones para uniformar las operaciones de todos los centros regionales de asistencia técnica y alinear mejor la asistencia técnica que estos proporcionan con las demás actividades de asistencia técnica del FMI.

Continúan también las evaluaciones de determinadas actividades de fortalecimiento de las capacidades, incluidas su eficacia y eficiencia. En el ejercicio 2011, el FMI facilitó evaluaciones de los fondos fiduciarios bilaterales de Bélgica, Suiza y Japón, y puso en marcha preparativos para evaluaciones externas independientes del fondo fiduciario para fines específicos dedicado a la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, y para un estudio del costo administrativo del centro regional de asistencia técnica del Caribe, cuyo inicio está programado para el ejercicio 2012.

Capacitación

La capacitación de los funcionarios de los países miembros es un elemento integral de las actividades del FMI para el fortalecimiento de las capacidades. Los cursos y los seminarios están concebidos para transmitir los conocimientos del personal técnico del FMI sobre un amplio abanico de temas críticos para la eficacia del análisis y la formulación de políticas macroeconómicas y financieras; entre ellos, la recopilación de estadísticas macroeconómicas y diversas cuestiones fiscales, monetarias y jurídicas. El grueso de la capacitación se efectúa a través de un programa organizado por el Instituto del FMI (en colaboración con otros departamentos), y que se imparte principalmente en la sede del FMI, en siete centros regionales de capacitación distribuidos por el mundo entero y a través de cursos a distancia.

Se ha logrado un avance importante hacia el objetivo clave a mediano plazo de recuperar el volumen de capacitación gracias al respaldo de los donantes, tras los recortes efectuados en el ejercicio 2009 como resultado de la reestructuración del FMI. En el ejercicio 2011, se brindaron más de 9.000 semanas-participante de capacitación a través del programa del Instituto del FMI—un aumento del 6% respecto del ejercicio 2009—, con la asistencia de 4.200 funcionarios (véase el cuadro 4.2 de la página web). La capacitación para América Latina recibió un respaldo más amplio gracias a la expansión del Centro Regional Conjunto de Capacitación para América Latina en Brasil en mayo de 201058. Un acuerdo entre Kuwait y el FMI firmado en noviembre de 2010 para crear el Centro de Economía y Finanzas del FMI y el Oriente Medio incrementará sustancialmente el respaldo a favor de la capacitación del FMI en esa región a partir del ejercicio 201259. El Instituto del FMI también ha afianzado la evaluación de la capacitación, proporcionando más comentarios y sugerencias a los donantes (véase el recuadro 4.2).

Recuadro 4.2Evaluación de la eficacia de la capacitación que ofrece el Instituto del FMI

El Instituto del FMI utiliza una variedad de técnicas de monitoreo y evaluación para cerciorarse de que sus programas satisfacen las necesidades de capacitación de los países miembros; entre ellas, 1) evaluación cuantitativa y cualitativa de la capacitación por parte de los participantes al concluir cada curso; 2) comentarios de las instituciones asociadas al Instituto en los centros regionales de capacitación; 3) una encuesta trienal de los organismos auspiciantes de los participantes, efectuada por una empresa de estudios de renombre internacional; 4) sesiones de intercambio de ideas con altos funcionarios de los países; y 5) encuestas de seguimiento entre un año y 18 meses después para un grupo selecto de cursos, a fin de evaluar que los beneficios de la capacitación perduran. Esas encuestas, lanzadas en el ejercicio 2011, también están a cargo de una empresa independiente de estudio de mercado para garantizar el anonimato. En el ejercicio 2011, se realizaron encuestas de seguimiento de siete cursos dictados en el ejercicio 2010 (dos en el Instituto de Capacitación de Singapur, dos en el Instituto Multilateral de Viena, uno en el Programa de Capacitación de India, uno en la sede del FMI, y el último a través de un curso a distancia). Se enviaron cuestionarios a los participantes y a los administradores de los organismos que habían auspiciado su participación en los cursos de capacitación.

Los comentarios recibidos a través de estos diversos canales de evaluación han sido muy alentadores. En las nuevas encuestas de seguimiento, los participantes y sus auspiciantes confirmaron por mayoría abrumadora que la capacitación había ayudado a los participantes a hacer mejor su trabajo y había mejorado sus perspectivas de ascenso, y que los participantes habían compartido con sus colegas los conocimientos adquiridos.

Recuadro 4.3Actividades dedicadas a los datos y las estadísticas en el ejercicio 2011

La crisis reciente reafirmó una vieja lección: los buenos datos y los buenos análisis son fundamentales para la supervisión y la respuesta eficaz de las políticas a nivel tanto nacional como internacional. En parte como respuesta a las deficiencias de datos que puso de relieve la crisis y en parte como resultado de los esfuerzos en curso, las tareas llevadas a cabo por el FMI en el ejercicio 2011 en el ámbito de los datos y las estadísticas fueron muy activas. Entre estas actividades cabe mencionar la puesta en servicio de nuevas bases de datos en línea para proporcionar acceso público a estadísticas clave, relevantes, coherentes y comparables a nivel internacional, destinadas principalmente a las autoridades. La encuesta de acceso financiero contiene indicadores del alcance geográfico y demográfico de los servicios financieros; la base de datos trimestral de la deuda del sector público contiene estadísticas sobre la deuda del sector público de 35 países, actualizadas cada tres meses, en colaboración con el Banco Mundial; y la Encuesta Coordinada sobre la Inversión Directa es la primera encuesta internacional sobre las posiciones de inversión extranjera directa, producto de la colaboración entre el FMI y el Banco Central Europeo (BCE), Eurostat, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

Durante el FMI publicó, junto con el Banco de Pagos Internacionales (BPI), la segunda parte del manual de estadísticas sobre valores (Handbook on Securities Statistics), que abarca las tenencias de títulos de deuda. Elaborado en respuesta a año, el solicitudes de diferentes grupos internacionales interesados en elaborar normas metodológicas para las estadísticas sobre valores, el manual tiene por objeto ayudar a organismos nacionales e internacionales a elaborar estadísticas sobre valores que se utilizarán en la formulación de la política monetaria y el análisis de la estabilidad financiera. El manual es producto de una iniciativa conjunta con el Banco de Pagos Internacionales y el Banco Central Europeo. La primera parte, sobre títulos de deuda, fue publicada en mayo de 2009; la tercera, sobre títulos que no constituyen deuda, se publicaría durante el ejercicio 2012.

El FMI colaboró con otros organismos durante el año para organizar conferencias sobre datos estadísticos. Una de ellas, dedicada al fortalecimiento de los datos de posiciones y flujos en las cuentas macroeconómicas, fue auspiciada conjuntamente con la OCDE y se centró en la compilación de cuentas macroeconómicas sectoriales integradas; su objetivo fue corregir una deficiencia importante en los datos que salió a la luz como consecuencia de la crisis financiera. Una conferencia de altos funcionarios del G-20 sobre las iniciativas lanzadas para responder a las deficiencias de datos del Grupo, celebrada en la sede del FMI en la ciudad de Washington en marzo de 2011 en colaboración con la Secretaría del CEF, hizo un balance del progreso alcanzado. Como parte de los preparativos para la conferencia, el FMI celebró una reunión del Grupo Interinstitucional sobre Estadísticas Económicas y Financieras, en el que participan el BCE, el Banco Mundial, el BPI, Eurostat, el FMI (que lo preside), las Naciones Unidas y la OCDE. El FMI creó un Comité Consultivo sobre Estadísticas de Finanzas Públicas, con expertos nacionales y representantes de organismos y usuarios de datos internacionales, cuya finalidad es mejorar las estadísticas fiscales.

El programa de capacitación se adapta continuamente a las prioridades del FMI y a la evolución de las necesidades de los países miembros; con esa finalidad, en el ejercicio 2011 se brindó capacitación adicional sobre diagnóstico macroeconómico y cuestiones vinculadas al sector financiero. El Instituto del FMI organizó un seminario de alto nivel en Argelia sobre los nuevos y antiguos retos relacionados con los recursos naturales, las finanzas y el desarrollo, y una conferencia conjunta con la Universidad George Washington sobre las lecciones de la crisis en materia de regulación y supervisión financieras. En el Instituto Multilateral de Viena se organizó una mesa redonda de alto nivel y se inició un diálogo regional sobre crecimiento y empleo en Europa.

Iniciativas en Materia de Datos y de Normas Sobre Datos

Normas del FMI para la divulgación de datos

Las normas para la divulgación de datos ayudan a mejorar la disponibilidad de estadísticas oportunas y completas, propiciando así la aplicación de políticas macroeconómicas sólidas. El FMI ha tomado varias medidas para mejorar la transparencia y la apertura, como el establecimiento y fortalecimiento de normas de divulgación de datos como guía para los países. Las Normas Especiales para la Divulgación de Datos (NEDD), establecidas en marzo de 1996, tienen por objeto servir de guía a los países miembros en la presentación de datos económicos y financieros al público. El Sistema General de Divulgación de Datos (SGDD), establecido en 1997, sirve de marco para que los países puedan elaborar sistemas que generen estadísticas exhaustivas y exactas para la formulación de las políticas y su análisis. La participación en las NEDD y el SGDD es voluntaria60.

En mayo de 2010, Georgia se suscribió a las NEDD, con lo cual el total de suscriptores asciende a 68 países. Bhután y Kosovo se adhirieron al SGDD en mayo de 2010 y abril de 2011, respectivamente, con lo cual asciende a 98 el número de participantes en el SGDD (excluidos los países que se han graduado del SGDD y se han suscrito a las NEDD). Ahora hay información exhaustiva sobre la elaboración de estadísticas y las prácticas de divulgación de Bhután, Georgia y Kosovo en la Cartelera Electrónica de Divulgación de Datos del FMI, que ofrece acceso a las NEDD, el SGDD y la Cartelera de Referencia sobre la Calidad de Datos61.

Informe provisional del octavo examen de las Iniciativas del FMI sobre Normas de Divulgación de Datos

En las deliberaciones de marzo de 2010 sobre la ampliación de los indicadores financieros de las NEDD, el Directorio Ejecutivo acordó adelantar el octavo examen de las Iniciativas del FMI sobre Normas de Divulgación de Datos y solicitó un informe provisional en un plazo de un año; en febrero de 2011, el Directorio Ejecutivo examinó el informe provisional preparado por el personal técnico atendiendo a esa solicitud62. Ese informe provisional está inspirado en trabajos realizados para las economías del G-20 y sienta las bases para los preparativos del octavo examen encaminados a corregir las deficiencias de datos y promover la transparencia a través de la divulgación de datos.

Los directores ejecutivos tomaron nota del avance satisfactorio de las recientes modificaciones de las normas sobre datos del FMI, entre ellas la inclusión de indicadores de solidez financiera en las NEDD y la alineación del SGDD con las NEDD. Celebraron los comentarios generalmente positivos recibidos de los suscriptores, los participantes y otras partes interesadas, y tomaron nota a la vez de los ámbitos en los que hay margen para mejorar. Señalaron que la crisis financiera mundial había puesto de relieve la necesidad de datos comparables, puntuales y de buena calidad, que son cruciales para la detección precoz de riesgos y vulnerabilidades.

Los directores ejecutivos reconocieron que, si bien la falta de datos no fue una causa central de la crisis financiera internacional, la crisis puso de manifiesto graves deficiencias de datos en ámbitos críticos en los cuales las vinculaciones entre instituciones y mercados podrían generar riesgos y vulnerabilidades para los sistemas financieros nacionales y mundiales. Señalaron que este es un argumento a favor de explorar maneras eficientes de corregir estas deficiencias, especialmente en el caso de los países cuyo sector financiero reviste importancia sistémica a nivel internacional. Por lo tanto, la mayoría de los directores ejecutivos respaldaron la profundización de los trabajos sobre una propuesta para un sistema de “NEDD Plus”, como un nivel adicional de las Iniciativas sobre Normas de Datos del FMI, siguiendo las pautas y modalidades generales esbozadas en el informe provisional.

Los directores ejecutivos aguardan con interés propuestas concretas para mejorar las NEDD en ocasión del octavo examen en 2012, así como deliberaciones fructíferas sobre posibles modalidades para corregir las deficiencias de los datos que puso de manifiesto la crisis reciente, junto con nuevos análisis de las implicaciones en términos de recursos.

    Other Resources Citing This Publication