Chapter

Capítulo 7. Asistencia técnica y capacitación

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
September 2006
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

El FMI complementa sus actividades de supervisión y el respaldo financiero que brinda a los programas de políticas de los países miembros con asistencia técnica y capacitación. El objetivo es ayudar a los países miembros a fortalecer sus capacidades humanas e institucionales para formular y aplicar políticas macroeconómicas y estructurales que fomenten la estabilidad macroeconómica y financiera, el crecimiento económico y la reducción de la pobreza.

El FMI brinda asistencia técnica y capacitación primordialmente en las esferas básicas que competen a la institución, entre ellas la política macroeconómica, la gestión del ingreso y la administración tributaria, la gestión del gasto público, la política monetaria, los regímenes cambiarios, las reformas del sector financiero y las estadísticas macroeconómicas y financieras. En los últimos años, los países miembros han solicitado cada vez más asistencia en temas relacionados con la evaluación de los centros financieros offshore, la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, el fortalecimiento de la inversión pública, la gestión de los riesgos fiscales como resultado de las alianzas entre los sectores público y privado, la adopción de códigos y normas internacionales para la gestión financiera y fiscal, y la corrección de deficiencias detectadas en el marco del Programa de evaluación del sector financiero, establecido conjuntamente por el FMI y el Banco Mundial (véase el capítulo 4). Al mismo tiempo, se mantiene la demanda de asistencia por parte de los países pobres muy endeudados (PPME) en el ámbito de los análisis de sostenibilidad de la deuda y las actividades relacionadas con la reducción de la deuda. En diciembre de 2005, el Directorio Ejecutivo consideró las propuestas preparadas conjuntamente por el personal técnico del FMI y el Banco Mundial sobre la prestación de asistencia técnica relacionada con el comercio a los países de bajo ingreso (véase el capítulo 6).

Los principales proveedores de asistencia técnica del FMI son el Departamento de Sistemas Monetarios y Financieros, el Departamento de Finanzas Públicas y el Departamento de Estadística. La Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica, en consulta con otros departamentos del FMI, se encarga de la política general de la institución en materia de asistencia técnica y la coordinación de dicha asistencia. Esta oficina también se encarga de obtener y administrar el financiamiento externo destinado a este ámbito de la labor del FMI. El principal proveedor de actividades de capacitación es el Instituto del FMI, que organiza seminarios, cursos y otros proyectos de capacitación—con frecuencia en colaboración con otros departamentos del FMI—en ámbitos básicos de especialización de la institución.

El FMI utiliza varios métodos para proporcionar asistencia técnica, como las misiones de expertos por períodos cortos y la asignación de asesores residentes a largo plazo. En cada caso, el país beneficiario siempre participa plenamente en todo el proceso, desde identificar las necesidades de asistencia hasta implementar, supervisar y evaluar la asistencia que recibe. En los últimos años, una proporción cada vez mayor de la asistencia técnica se ha brindado a través de los centros regionales de asistencia técnica en las Islas del Pacífico, el Caribe, África y Oriente Medio. La experiencia de suministrar asistencia a través de estos centros ha sido muy positiva. Por lo tanto, en marzo de 2006, el FMI anunció que establecería un nuevo centro regional de asistencia técnica en África central, el tercero en África y el sexto en el mundo. El nuevo centro, que según se prevé iniciará sus operaciones en 2007 en Libreville, Gabón, tiene por objetivo principal fortalecer las capacidades en materia de gestión macroeconómica en los seis países que forman parte de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central—Camerún, Chad, Gabón, Guinea Ecuatorial, la República Centroafricana y la República del Congo—así como las de Burundi y la República Democrática del Congo.

El financiamiento del FMI para la prestación de asistencia técnica, la supervisión y los gastos administrativos y de otra índole proviene directamente del presupuesto administrativo neto total de la institución. La asistencia técnica del FMI también se financia en parte con recursos proporcionados por donantes bilaterales y multilaterales. Esta cooperación con los donantes externos multiplica los recursos internos disponibles para la asistencia técnica y ayuda a evitar la duplicación de esfuerzos.

Prestación de asistencia técnica en el ejercicio 2006

En el ejercicio 2006, el FMI brindó un volumen de asistencia técnica equivalente a más de 429 años-persona. (Un año-persona equivale a 260 días hábiles.) Más de las tres cuartas partes de la asistencia técnica del FMI va dirigida a países de ingreso bajo y mediano bajo. Los países en situación de posconflicto también reciben un gran volumen de asistencia técnica. Véase un resumen de las actividades de asistencia técnica del FMI en los cuadros 7.1 y 7.2 y en los gráficos 7.1 y 7.2.

Cuadro 7.1Asistencia técnica por principales categorías programáticas; ejercicios 2004-06(In situ en años-persona)1
Ejercicio 2004Ejercicio 2005Ejercicio 2006
Principales categorías programáticas
Prevención de crisis34,827,731,9
Reducción de la pobreza57,058,553,9
Resolución y gestión de crisis25,223,620,4
Situación de posconflicto/aislamiento27,228,121,9
Iniciativas regionales57,063,864,0
Total201,1201,6192,1
Iniciativas e inquietudes clave en materia de política
Asistencia sobre normas y códigos, excluido el PESF21,714,813,7
Relacionadas con el PESF9,915,419,8
Relacionadas con la Iniciativa para los PPME11,55,76,8
Salvaguardia de los recursos del FMI1,1
Centros financieros offshore y ALD/LFT8,611,36,1
Reforma de la política económica/fortalecimiento de las capacidades147,4154,4144,3
Otros1,90,3
Total201,1201,6192,1
Fuente: Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica del FMI.Nota: PESF = Programa de Evaluación del Sector Financiero; PPME = Países pobres muy endeudados; ALD/LFT = Lucha contra el Lavado de Dinero y el Financiamiento del Terrorismo.

Excluye las actividades relacionadas con la asistencia técnica que se realizan en la sede. Un año-persona efectivo de asistencia técnica corresponde a 260 días.

Fuente: Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica del FMI.Nota: PESF = Programa de Evaluación del Sector Financiero; PPME = Países pobres muy endeudados; ALD/LFT = Lucha contra el Lavado de Dinero y el Financiamiento del Terrorismo.

Excluye las actividades relacionadas con la asistencia técnica que se realizan en la sede. Un año-persona efectivo de asistencia técnica corresponde a 260 días.

Cuadro 7.2Prestación de asistencia técnica; ejercicios 2002–06(En años-persona efectivos)1
Ejercicio 2002Ejercicio 2003Ejercicio 2004Ejercicio 2005Ejercicio 2006
Presupuesto para asistencia técnica del FMI268,8262,2262,1283,4341,1
Personal técnico172,2174,1186,1195,6258,7
Consultores con base en la sede23,220,120,627,423,7
Expertos externos73,468,055,460,458,7
Recursos externos de asistencia técnica77,893,5105,397,188,1
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo9,69,68,15,85,0
Japón56,261,961,652,545,6
Otras fuentes de cofinanciamiento12,022,035,638,937,6
Recursos totales de asistencia técnica346,6355,7367,4380,6429,2
Prestación de asistencia técnica por regiones2280,0286,5291,1301,4290,9
África71,972,183,886,982,7
América28,032,626,632,740,5
Asia y el Pacífico63,167,569,068,259,8
Europa35,534,537,3
Europa I30,327,7
Europa II32,625,1
Oriente Medio22,426,5
Oriente Medio y Asia central40,145,156,3
Regional e interregional31,735,136,033,914,4
Administración y gestión de la asistencia técnica366,669,276,479,2138,3
Prestación total de asistencia técnica346,6355,7367,4380,6429,2
Prestación de asistencia técnica por departamentos346,6355,7367,4380,6429,2
Departamento de Sistemas Monetarios y Financieros115,5120,0122,0127,0125,7
Departamento de Finanzas Públicas97,594,395,699,5100,2
Instituto del FMI56,055,453,657,080,7
Departamento de Estadística49,255,759,053,154,3
Departamento Jurídico15,519,623,923,520,0
Otros412,910,713,320,448,3
Fuente: Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica del FMI.

Un año-persona efectivo de asistencia técnica equivale a 260 días. A partir de 2001 se emplea una definición nueva; datos ajustados en forma retroactiva.

En el ejercicio 2004 se disolvió el Departamento de Europa II y los países que pertenecían a este departamento fueron incluidos en los nuevos Departamentos de Europa y del Oriente Medio y Asia Central.

Asistencia técnica indirecta, incluidas las actividades de asistencia técnica en materia de política, gestión, evaluación y actividades conexas.

Incluye el Departamento de Elaboración y Examen de Políticas, el Departamento de Tecnología y Servicios Generales, el Departamento de Mercados Internacionales de Capital, la Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica, el Departamento Financiero, el Departamento de Recursos Humanos y todos los departamentos regionales.

Fuente: Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica del FMI.

Un año-persona efectivo de asistencia técnica equivale a 260 días. A partir de 2001 se emplea una definición nueva; datos ajustados en forma retroactiva.

En el ejercicio 2004 se disolvió el Departamento de Europa II y los países que pertenecían a este departamento fueron incluidos en los nuevos Departamentos de Europa y del Oriente Medio y Asia Central.

Asistencia técnica indirecta, incluidas las actividades de asistencia técnica en materia de política, gestión, evaluación y actividades conexas.

Incluye el Departamento de Elaboración y Examen de Políticas, el Departamento de Tecnología y Servicios Generales, el Departamento de Mercados Internacionales de Capital, la Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica, el Departamento Financiero, el Departamento de Recursos Humanos y todos los departamentos regionales.

Gráfico 7.1Prestación de asistencia técnica por región; ejercicio 2006

(Porcentaje del total de asistencia prestada a las regiones, en años-persona efectivos)

Gráfico 7.2Prestación de asistencia técnica por departamento; ejercicio 2006

(Porcentaje del total de recursos, en años-persona efectivos)

El FMI adoptó diversas medidas durante el año para mejorar la gestión y prestación de la asistencia técnica. También se desplegaron esfuerzos adicionales para alinear las prioridades de asistencia técnica con las necesidades de supervisión y reforzar la identificación de los países con los programas de asistencia técnica.

En respuesta al informe de la Oficina de Evaluación Independiente (OEI) de enero de 20051 sobre el programa de asistencia técnica del FMI, en julio de 2005 el Directorio Ejecutivo respaldó las propuestas formuladas por un grupo de trabajo integrado por personal técnico de la institución para implementar las principales recomendaciones de la OEI (véase más adelante). Las propuestas incluyen un plan de acción, en virtud del cual los departamentos regionales ocuparán un lugar central en la labor que realizan con las autoridades a fin de formular estrategias de asistencia técnica, integrar mejor la asistencia técnica con la supervisión de los países y el programa de trabajo, reforzar la identificación de los países con las recomendaciones y fortalecer el seguimiento y la evaluación. Véanse, en el cuadro 7.3, otras evaluaciones previstas para los ejercicios 2006 y 2007 en el marco del programa oficial de evaluaciones de la Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica, puesto en marcha en 2003.

Cuadro 7.3Programa de evaluación de la asistencia técnica; ejercicios 2006-07
Tema del informe de evaluaciónEjercicio
Asistencia técnica relacionada con el fortalecimiento del tribunal comercial y la implementación de la ley de quiebras en Indonesia20061
Sector financiero: Asistencia técnica a Sierra Leona

Sector financiero: Asistencia técnica a la República Democrática del Congo

Sector financiero: Asistencia técnica a Bosnia y Herzegovina

Sector financiero: Asistencia a Kosovo
Experiencia en la implementación del enfoque “vertical hacia arriba” para la prestación de asistencia técnica relacionada con la administración de ingresos fiscales20072
Asistencia técnica en materia de política tributaria sobre los aspectos relacionados con los ingresos fiscales en el ámbito de la reforma comercial

Concluido.

En curso.

Concluido.

En curso.

Durante el año se han preparado, a modo de prueba, notas sobre la estrategia de asistencia técnica con el objeto de mejorar la planificación, el seguimiento y la evaluación. Además, el personal técnico ha formulado medidas para intensificar la participación de las autoridades y la intervención de los representantes residentes en la planificación y la ejecución de la asistencia técnica. A raíz del examen del Directorio sobre los centros regionales de asistencia técnica del FMI, se han reforzado las directrices y disposiciones operativas de los centros.

El Departamento de Finanzas Públicas, uno de los principales proveedores de asistencia técnica del FMI, llevó a cabo diversas actividades de asistencia técnica y capacitación durante el año. Por ejemplo, seminarios sobre gestión de las finanzas públicas en China, Colombia, Washington y el Fondo Monetario Árabe; un curso de dos semanas en la sede del FMI en Washington sobre política fiscal en los países de bajo ingreso, y seminarios regionales de divulgación en Brasil, y en cooperación con el Instituto de Desarrollo de Corea, en Seúl, sobre las alianzas entre los sectores público y privado; así como misiones a Serbia y Montenegro y a Chipre para examinar los riesgos fiscales vinculados con estas alianzas. El Departamento de Finanzas Públicas también facilitó la coordinación tributaria regional tras el Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y los Estados Unidos (CAFTA-RD).

En los ámbitos clave de la supervisión bancaria y la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo (véase el recuadro 7.1), 17 jurisdicciones de todo el mundo recibieron asistencia técnica en 2005, la cual se centró en ampliar la prestación a los países pequeños y de bajo ingreso. El Departamento de Sistemas Monetarios y Financieros y el Departamento Jurídico del FMI organizaron seminarios sobre supervisión y legislación en la región de Asia y el Pacífico en los que participaron varios centros financieros internacionales y offshore, así como en el Caribe y Oriente Medio. Para satisfacer las necesidades de asistencia técnica de varias jurisdicciones pequeñas del Pacífico, el personal técnico del FMI, en cooperación con el Centro de Asistencia Técnica Financiera del Pacífico, está intensificando la cooperación con los organismos bilaterales que operan en la región.

El Departamento de Estadística suministró asistencia técnica y capacitación a una amplia gama de países miembros durante el año para respaldar los continuos esfuerzos por mejorar los sistemas estadísticos nacionales. El programa de asistencia técnica de este departamento fomenta la adopción de normas aceptadas internacionalmente y hace hincapié en los proyectos regionales y la colaboración con otros donantes y proveedores. Este departamento envió 289 misiones de asistencia técnica durante el año, de las cuales 108 beneficiaron a países africanos. También supervisa la asistencia técnica en estadísticas macroeconómicas que se lleva a cabo en los centros regionales de asistencia técnica, y durante el año organizó 21 cursos de capacitación en estadísticas macroeconómicas en el Instituto del FMI y los centros regionales de capacitación y ofreció 26 seminarios regionales en colaboración con diversas organizaciones.

La asistencia técnica suministrada por el Departamento de Mercados Internacionales de Capital respalda la labor del FMI para la prevención y resolución de crisis fortaleciendo la capacidad de los mercados de capital en los países de mercados emergentes. Los esfuerzos de asistencia técnica se centran en:

  • El acceso y el restablecimiento del acceso a los mercados internacionales de capital, que incluye la calidad del crédito soberano, las relaciones con los inversionistas y las cuestiones relacionadas con el clima de inversión.
  • Aspectos de la gestión de pasivos del sector público.
  • Desarrollo y profundización de los instrumentos y los mercados nacionales de valores.
  • Evaluación de la transmisión del riesgo a nivel macro entre los balances de los sectores público, bancario y empresarial y, en particular, la capacidad para analizar posibles combinaciones de políticas para contrarrestar posibles vulnerabilidades.

En el ejercicio 2006, la Oficina Regional para Asia y el Pacífico dirigió el Programa Ejecutivo para Autoridades Macroeconómicas, en el marco del cual 45 funcionarios de nivel alto y medio de Asia central y oriental participaron en la Universidad Hitotsubashi en Japón en seminarios de dos semanas de duración sobre cuestiones actuales de política económica dictados por académicos de renombre y otras autoridades. El FMI recibió del gobierno de Japón financiamiento para este programa. Esta oficina también administra el Programa de Becas Japón-FMI y Australia-FMI para Asia.

Recuadro 7.1Promover legislación para combatir el financiamiento del terrorismo

Uno de los objetivos principales del Programa de Lucha contra el Lavado de Dinero y el Financiamiento del Terrorismo (ALD/LFT) del Departamento Jurídico del FMI es proporcionar asistencia técnica en la redacción de leyes.

Con este objetivo, el FMI, en colaboración con el Instituto Multilateral Africano, organizó un seminario de cinco días sobre redacción de normas legislativas contra el financiamiento del terrorismo en julio de 2005 para funcionarios públicos de Djibouti, Egipto, Eritrea, Etiopía, Libia, Sudán y Túnez. Los encargados de la capacitación fueron expertos del Departamento Jurídico del FMI, el Banco Mundial y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. El seminario, celebrado en la capital de Túnez, tuvo por objeto promover la adopción de legislación armonizada para combatir el financiamiento del terrorismo en el Cuerno de África oriental y ayudar a estos países a redactar sus propias leyes. En el seminario participaron funcionarios encargados de las políticas de lucha contra el financiamiento del terrorismo en bancos centrales y ministerios de justicia, como fiscales, especialistas jurídicos y autoridades de regulación financiera. También se presentó un panorama general de las actuales normas internacionales relativas a la lucha contra el financiamiento del terrorismo y la reglamentación sobre los diversos componentes del marco global de lucha contra el financiamiento del terrorismo conforme al Convenio Internacional de las Naciones Unidas para la represión de la financiación del terrorismo de 1999 y otros instrumentos pertinentes de las Naciones Unidas, como la tipificación del financiamiento del terrorismo como delito, medidas preventivas en el sector financiero y sistemas alternativos de envío de remesas.

Grupo de Trabajo sobre Asistencia Técnica

En julio de 2005, el Directorio Ejecutivo examinó las conclusiones del Grupo de Trabajo sobre Asistencia Técnica2 creado por el Director Gerente a raíz de las recomendaciones formuladas por la Oficina de Evaluación Independiente (OEI) en su evaluación del programa de asistencia técnica del FMI difundida a principios del año. El Grupo de Trabajo fue presidido por el Subdirector Gerente Agustín Carstens y colaboró con el Grupo de Trabajo sobre los Centros Regionales de Asistencia Técnica. Se solicitó al Grupo de Trabajo que formulara propuestas concretas para implementar las recomendaciones de la OEI, estimar su costo presupuestario y evaluar sus repercusiones en las prácticas de trabajo y la prestación de asistencia técnica (véase el recuadro 7.2).

Los directores avalaron ampliamente las propuestas del Grupo de Trabajo y consideraron que constituyen medidas esenciales para intensificar la eficacia de la asistencia técnica del FMI. Observaron que estas propuestas abordan las principales recomendaciones de la OEI, a saber: 1) articular la estrategia y las prioridades de asistencia técnica en un marco a mediano plazo; 2) reforzar el seguimiento y la evaluación de las operaciones de asistencia técnica y sus resultados, y 3) mejorar la identificación de los países con las actividades de asistencia técnica.

Los directores respaldaron la recomendación de la OEI en virtud de la cual los departamentos regionales ocuparán un lugar central en la elaboración de un marco estratégico global a mediano plazo centrado en los países en materia de asistencia técnica. Acogieron favorablemente la propuesta del Grupo de Trabajo de preparar notas sobre la estrategia nacional de asistencia técnica para los usuarios que emplean dicha asistencia de forma intensiva y los países en los cuales esta asistencia es particularmente importante desde el punto de vista estratégico. Estas notas deberán principalmente fomentar la participación y la identificación de las autoridades de los países con la estrategia y ofrecer la flexibilidad suficiente para adaptarse a la evolución de las prioridades. Otro elemento importante es la coordinación con los donantes y su apoyo.

Los directores avalaron asimismo la propuesta del Grupo de Trabajo de utilizar el Sistema de Gestión de la Información sobre Asistencia Técnica (TAIMS, por sus siglas en inglés) para establecer métodos más sistemáticos con el objeto de realizar el seguimiento de los avances de la asistencia técnica, identificar las causas de las principales deficiencias y hacer hincapié en el seguimiento de los resultados. De cara al futuro, también subrayaron la importancia de utilizar el TAIMS para generar información sobre el costo relacionado con cada operación de asistencia técnica que podría utilizarse para respaldar la toma de decisiones presupuestarias a mediano plazo.

El Directorio consideró especialmente importante intensificar la participación de las autoridades nacionales en la elaboración y el seguimiento de las actividades de asistencia técnica en función de las necesidades y prioridades establecidas, en la medida de lo posible, en los documentos de estrategia de lucha contra la pobreza (véase el capítulo 6). Señalaron que los departamentos regionales y funcionales ya mantienen estrechos contactos con las autoridades en materia de asistencia técnica, pero hicieron hincapié en que sería útil sistematizar estas consultas y establecer de común acuerdo objetivos significativos que permitan realizar un seguimiento de los avances en la implementación.

Recuadro 7.2Propuestas del Grupo de Trabajo sobre Asistencia Técnica

1. Marco centrado en los países

  • Preparar notas sobre la estrategia nacional de asistencia técnica para los usuarios que emplean de forma intensiva la asistencia técnica del FMI y los países en los cuales esta asistencia es particularmente importante.
  • Intensificar formalmente la participación de los representantes residentes del FMI para facilitar, entre otros aspectos, la implementación de la asistencia técnica.

2. Mejorar el seguimiento de la asistencia técnica

  • Utilizar sistemáticamente el Sistema de Gestión de la Información sobre Asistencia Técnica (TAIMS, por sus siglas en inglés) para realizar el seguimiento de la asistencia técnica, incluidos los indicadores de progreso y factores de riesgo1.

3. Fomentar la identificación de las partes interesadas con la asistencia técnica

  • Utilizar sistemáticamente las notas sobre la estrategia nacional de asistencia técnica como base para las deliberaciones con las autoridades nacionales en torno a dicha estrategia.
  • Compartir sistemáticamente con las autoridades nacionales el objeto de la asistencia técnica a fin de recibir sus comentarios.
  • Establecer un diálogo sistemático con las autoridades para determinar específicamente los indicadores de progreso, los compromisos de recursos y las medidas esenciales.
  • Preparar resúmenes de la opinión de las autoridades sobre las cuestiones y recomendaciones clave que se incorporarán en los informes de asistencia técnica cuando sea pertinente.

4. Examinar diversas soluciones

  • Intercambiar sistemáticamente opiniones con las autoridades nacionales antes de redactar las principales recomendaciones a fin de incluir sus comentarios. Incluir las deliberaciones sobre otras opciones en los informes de asistencia técnica cuando sea pertinente.
  • Divulgar los borradores de los informes y los memorandos de asistencia técnica dentro de las instituciones con el consentimiento de las autoridades.

5. Evaluación sistemática ex post

  • Preparar autoevaluaciones estándar de los proyectos más grandes de asistencia técnica.
  • Continuar el programa formal de evaluación de la asistencia técnica dentro de todo el FMI, con la preparación de dos evaluaciones ex post cada año.
  • Realizar una evaluación basada en los conocimientos y establecer la divulgación sistemática dentro del FMI de las lecciones aprendidas.
1 El TAIMS es un proyecto informático multianual cuya finalidad es introducir en los departamentos prácticas óptimas y ofrecer mecanismos para gestionar de forma más eficaz los recursos y mejorar el seguimiento. Véase más información sobre este sistema en el recuadro 2 del informe “Conclusions of the Task Force on IMF Technical Assistance”, que puede consultarse en www.imf.org/external/np/pp/eng/2005/071205.htm.

Egipto

Durante los años noventa se llevaron a cabo en Egipto varios programas respaldados por el FMI, el último de los cuales, un Acuerdo de Derecho de Giro, concluyó en septiembre de 1998. Desde entonces, Egipto ha mantenido un constante diálogo de política económica con el FMI y se ha beneficiado de la asistencia técnica que ofrece la institución, principalmente en materia de reforma aduanera y tributaria, administración de ingresos públicos, gestión de las finanzas públicas, mercado de divisas, operaciones y capacidad técnica del banco central, y suscripción a las Normas Especiales para la Divulgación de Datos (NEDD).

El FMI ha brindado al gobierno un asesoramiento considerable de política económica. Las reformas se han acelerado desde 2004, salvando así muchos de los obstáculos que impedían un crecimiento más rápido y sostenible y que habían sido detectados durante el proceso de supervisión. En diciembre de 2004, como parte de la adopción de un régimen cambiario de flotación controlada, se creó un mercado interbancario de divisas y desapareció el mercado paralelo. Se redujeron y simplificaron los aranceles aduaneros y los impuestos sobre la renta; se fortalecieron la formulación y la ejecución de la política monetaria; se lanzó un amplio programa de reestructuración del sector financiero, y mejoraron la gestión y la transparencia de las finanzas públicas así como la calidad de las estadísticas. Por otra parte, se aceleró la privatización y se redujeron las barreras regulatorias al ingreso y concesión de licencias de operación de empresas.

Egipto también participó en un programa piloto para alinear mejor la asistencia técnica del FMI con las prioridades de política macroeconómica del país, preparando una nota sobre la estrategia de asistencia técnica al país en marzo de 2006.

Actividades del FMI y Egipto en el ejercicio 2006

Mayo/julio/noviembre de 2005, marzo de 2006Expertos del FMI visitan el país para mejorar la estrategia y la orientación de la política monetaria y las operaciones del Banco Central de Egipto.
Mayo a junio de 2005Se presta asistencia técnica sobre la reforma del impuesto a las ventas y a los pequeños contribuyentes.
Octubre de 2005Se presta asistencia técnica sobre clasificación presupuestaria y el marco de declaración de información fiscal.
Noviembre de 2005Se presta asistencia técnica sobre la reforma del impuesto inmobiliario.
Diciembre de 2005Se presta asistencia técnica sobre modernización de la administración de ingresos fiscales, incluido el régimen tributario para pequeñas empresas, la consolidación del centro para grandes contribuyentes y la autoliquidación del impuesto a la renta.
Marzo de 2006Se presta asistencia técnica sobre política tributaria, el proyecto de ley de impuesto a la propiedad, y la revisión del impuesto a las actividades agrícolas.
Abril de 2006Comienza la consulta del Artículo IV de 2006.

Los directores convinieron en que el personal técnico y los expertos del FMI deberían definir diversas opciones y examinarlas con las autoridades antes de redactar las recomendaciones de asistencia técnica, ya que este método mejora considerablemente las posibilidades de que se pongan realmente en práctica. Respaldaron las propuestas del Grupo de Trabajo de alentar al personal técnico y a los expertos a tener en cuenta el clima político e institucional para la elaboraciín e implementaciín de los proyectos de asistencia técnica, a debatir los problemas, y a identificar y abordar los riesgos.

En vista de la magnitud de los recursos internos y externos destinados por el FMI a la prestación de asistencia técnica, los directores hicieron hincapié en que es esencial establecer procedimientos sistemáticos para evaluar la eficacia y la eficiencia de estos recursos. Avalaron la propuesta del Grupo de Trabajo de reforzar y ampliar el Programa de Evaluación de la Asistencia Técnica e instaron al personal técnico del FMI a establecer y aplicar procedimientos más sistemáticos para integrar en el programa de asistencia técnica las lecciones aprendidas de las autoevaluaciones y las evaluaciones.

Los directores coincidieron en que en un entorno de restricciones presupuestarias, la puesta en práctica de las propuestas formuladas por el Grupo de Trabajo requerirá soluciones de compromiso y subrayaron la importancia de definir claramente la asistencia técnica que se proporcionará a algunos países y establecer los costos conexos.

Examen de los centros regionales de asistencia técnica

El Directorio Ejecutivo llevó a cabo el examen de los centros regionales de asistencia técnica en julio de 20053, con el objeto de 1) presentar las lecciones aprendidas de las recientes evaluaciones independientes de los centros; 2) evaluar, sobre la base de estas lecciones y otras informaciones, la eficacia y las repercusiones de estos centros, y 3) examinar las opciones estratégicas con respecto al uso futuro de estos centros. La eficacia se evaluó desde dos puntos de vista principales: el valor añadido y la eficacia en función de los costos. El análisis se complementó con un examen de las repercusiones financieras y organizativas del modelo de los centros regionales de asistencia técnica.

Los directores señalaron que el examen constituye un buen punto de partida para elaborar una estrategia global para los centros regionales de asistencia técnica y descentralizar las operaciones del FMI en el contexto de la estrategia a mediano plazo de la institución.

Tomaron nota de las conclusiones positivas de las evaluaciones independientes y coincidieron en que estos centros regionales han demostrado ser un complemento útil del programa de asistencia técnica del FMI ya que desempeñan una función específica y ofrecen asistencia técnica práctica que tiene en cuenta las circunstancias regionales y proporcionan, al mismo tiempo, acceso al financiamiento de los donantes. No obstante, los directores subrayaron la necesidad de mejorar aún más la eficacia de estos centros sobre la base de las propuestas mencionadas en las evaluaciones independientes y desarrollar plenamente su potencial para ayudar a los países miembros a formular una estrategia de asistencia técnica a mediano plazo y aplicarla en el contexto de los documentos de estrategia de lucha contra la pobreza.

Los directores examinaron los muy diversos aspectos de los desafíos que presenta el funcionamiento de los centros regionales de asistencia técnica desde el punto de vista de la organización y la gestión, y reconocieron que estos centros rompen con los modelos tradicionales de prestación de asistencia técnica del FMI. La principal prioridad consiste en afianzar los logros alcanzados por estos centros hasta la fecha y reforzar la gestión, la organización y el financiamiento de los mismos. Los directores subrayaron la necesidad de elaborar una estrategia y un marco para los centros regionales de asistencia técnica en función de las prioridades estratégicas del FMI; definir claramente las responsabilidades del personal técnico y otras partes interesadas; mejorar y armonizar la planificación y coordinación del trabajo con la sede, y reducir los riesgos financieros para el FMI derivados de la gran dependencia de financiamiento externo de estos centros. Al efectuar los ajustes necesarios para resolver las dificultades inherentes al modelo de los centros regionales de asistencia técnica, es importante preservar las ventajas asociadas con su presencia sobre el terreno, especialmente la capacidad de reforzar la identificación de los países y proporcionar asistencia en forma rápida y flexible a los países miembros.

Las actividades de los centros regionales deben complementar otras formas de asistencia técnica del FMI y son un componente integral del correspondiente programa global de la institución. Por lo tanto, los directores propugnaron una integración más estrecha de las actividades de estos centros dentro del programa de asistencia técnica del FMI y coincidieron en la necesidad de garantizar un control de calidad adecuado y la rendición de cuentas para todas las actividades proporcionadas por estos centros.

Es esencial definir más claramente las funciones y responsabilidades de las partes interesadas para hacer frente a los desafíos que plantea el modelo de prestación de asistencia técnica de los centros regionales. Los directores señalaron que es inevitable que surjan tensiones debido al número de partes interesadas, pero indicaron que esto demuestra que el proceso debe ser más consultivo. Al reexaminar la estructura organizativa es importante, por lo tanto, preservar el sentido de una responsabilidad compartida y tener en cuenta las características específicas de cada centro regional a fin de mantener las ventajas comparativas que le son propias. Los directores consideraron que las conclusiones de la reciente evaluación de la asistencia técnica realizada por la OEI podrían ayudar a definir las funciones respectivas de los departamentos regionales y funcionales dentro de la estructura organizativa de estos centros. Coincidieron en que los departamentos regionales deberían desempeñar una función estratégica en la definición de las prioridades globales de la asistencia técnica proporcionada por los centros regionales, y que los departamentos funcionales deberían ocuparse de los aspectos técnicos de la labor de los centros.

Islas del Pacífico

La principal tarea que afrontan los responsables de la política económica en las Islas del Pacífico1 es elevar la tasa de crecimiento sostenible a mediano plazo. Durante los últimos 10 años el PIB real creció a un promedio de menos del 3% anual, apenas suficiente para elevar el ingreso per cápita. Para acelerar el crecimiento será necesario intensificar los esfuerzos de reforma de la administración pública, abordar problemas de gobernabilidad y orden público, estimular la actividad del sector privado y fomentar la integración regional. En varios países también es necesario restablecer la disciplina fiscal y despejar la incertidumbre política.

Un aspecto que afecta a toda la región es el gran tamaño del sector público. La masa salarial de la administración pública, por ejemplo, asciende a alrededor del 10% del PIB, nivel muy superior al de otras regiones. Otro factor importante es el peso que tienen las empresas públicas, que con frecuencia arrojan pérdidas. En cambio, el sector privado es muy reducido en la mayoría de las islas. La complicada reglamentación obstaculiza el establecimiento de nuevas empresas, impone fuertes restricciones a sus operaciones y desalienta la inversión extranjera directa. Al mismo tiempo, las pocas oportunidades de empleo provocan una elevada emigración. Si bien las remesas que envían los trabajadores que residen en el extranjero representan una importante fuente de divisas, la pérdida de trabajadores calificados comprime aún más la capacidad productiva.

Las autoridades de las islas del Pacífico se comprometieron a introducir reformas estructurales, y en la mayoría de los países se formularon estrategias de desarrollo a mediano plazo. Se hallan en vigencia acuerdos regionales de libre comercio, y tres países están beneficiándose de un servicio aéreo más confiable, en asociación con una aerolínea extranjera. El Plan del Pacífico aprobado recientemente con el auspicio de los gobiernos de las islas respalda las reformas estructurales necesarias. La clave de su éxito será el ritmo de implementación.

El FMI provee amplia asistencia técnica a la región, principalmente a través del Centro de Asistencia Técnica Financiera del Pacífico, con sede en Fiji, en los campos de política y administración tributaria, gestión del gasto público, regulación y supervisión bancaria, y estadística.

Actividades del FMI y las Islas del Pacífico en el ejercicio 2006

Julio de 2005Comienzan las visitas del personal técnico del FMI a las Islas del Pacífico (excepto las Islas Salomón, Papua Nueva Guinea y Tonga) durante el ciclo de 24 meses de la consulta del Artículo IV.
Marzo de 2006El Subdirector Gerente del FMI, Agustín Carstens, asiste a una reunión del Comité de Coordinación del Centro de Asistencia Técnica Financiera del Pacífico.
1 Las 10 islas que son miembros del FMI son los Estados Federados de Micronesia, Fiji, las Islas Marshall, las Islas Salomón, Kiribati, Palau, Papua Nueva Guinea, Samoa, Tonga y Vanuatu.

Debe definirse más claramente el papel de los comités de coordinación para determinar con mayor precisión las funciones y responsabilidades de cada parte interesada, y reforzar el papel de estos comités que consiste en asesorar, establecer prioridades y realizar un seguimiento de los resultados de los centros regionales. En este contexto, los directores también subrayaron la necesidad de preservar las prácticas actuales que sean eficaces y evitar soluciones rígidas y de modelo único. Reconocieron que el modelo de prestación de asistencia técnica de estos centros crea tensiones entre el control del FMI y las prioridades y modalidades de prestación de la asistencia técnica, por una parte, y entre la identificación de los países y los intereses de los donantes, por la otra. Es importante establecer un equilibrio adecuado que mantenga las ventajas del modelo de prestación de asistencia técnica de los centros regionales y que garantice al mismo tiempo la rendición de cuentas y el control de calidad.

Aunque los centros regionales de asistencia técnica han sido relativamente costosos, los directores reconocieron que su presencia sobre el terreno tiene importantes ventajas cualitativas que sería difícil cuantificar. Por lo tanto, es difícil comparar la eficacia en función de los costos de estos centros con otros modelos tradicionales de prestación de asistencia técnica. Debe seleccionarse el modelo más adecuado teniendo en cuenta las circunstancias específicas de cada caso.

El Directorio señaló que el modelo de los centros regionales de asistencia técnica ha sido especialmente útil para movilizar las contribuciones externas destinadas a la asistencia técnica y multiplicar los recursos del FMI. Para evitar cualquier interrupción perjudicial del financiamiento externo, los directores recomendaron formular una estrategia clara, que incluya diferentes opciones de financiamiento y una estrategia de financiamiento de salida, dentro del contexto del marco presupuestario a mediano plazo del FMI. Entretanto, cuando sea posible, deben tomarse medidas para reducir el riesgo financiero para el FMI. Muchos directores indicaron que la creación de nuevos centros debería considerarse teniendo en cuenta las circunstancias de cada caso después de evaluar rigurosamente los informes sobre el establecimiento del centro propuesto y tener la garantía de que se dispone de los recursos internos necesarios del FMI y de un pleno financiamiento externo.

Instituto del FMI

El Instituto del FMI ofrece cursos y seminarios a funcionarios de los países miembros en cuatro ámbitos básicos: gestión de la política macroeconómica en general y formulación de políticas relacionadas con el sector financiero, el presupuesto y la balanza de pagos, incluido el fortalecimiento del marco estadístico, jurídico y administrativo en estos ámbitos. Alrededor del 80% de la capacitación va dirigida a los países de bajo ingreso. Los funcionarios del Instituto o de otros departamentos del FMI, con la asistencia en algunos casos de profesores o expertos externos, se encargan de dictar estos cursos y seminarios en la sede del FMI en Washington y en varios centros regionales. En los últimos años, alrededor de las tres cuartas partes de la capacitación para funcionarios ofrecida por el FMI, incluida la capacitación en los centros regionales de asistencia técnica, se ha suministrado a través del programa del Instituto.

Con la asistencia de otros departamentos, en el ejercicio 2006 el Instituto del FMI dictó cursos por el equivalente a 285 semanas, lo que representa un volumen de capacitación de más de 9.500 semanas-participante del que se beneficiaron más de 4.600 participantes (véase el cuadro 7.4). Con respecto al ejercicio 2005, estas cifras relativas a la actividad de capacitación aumentaron un 5% y un 7%, respectivamente. En el ejercicio 2006 alrededor de la mitad de las semanas-participante se suministraron a través de los seis centros regionales de capacitación ubicados en Austria, Brasil, China, Singapur, Túnez y los Emiratos Árabes Unidos (véase el cuadro 7.5). Sigue siendo importante la capacitación en Washington, donde suelen dictarse cursos más largos que representan alrededor del 30% de semanas-participante. El resto de la capacitación se llevó a cabo en el extranjero fuera de la red de centros regionales del FMI, en gran medida a través de la cooperación entre el Instituto del FMI y los programas de capacitación nacional o regional, así como mediante cursos a distancia, que incluyen los segmentos que, en general, se dictan en Washington. No obstante, en el ejercicio 2006, el componente presencial de un curso a distancia se ofreció por primera vez en el extranjero.

Cuadro 7.4Programas del Instituto del FMI de capacitación para funcionarios; ejercicios 2002–06
Ejercicio 2002Ejercicio 2003Ejercicio 2004Ejercicio 2005Ejercicio 20061
Capacitación en la sede2
Semanas de cursos7484778078
Semanas-participante2.7463.0832.8482.9932.951
Institutos y programas regionales de capacitación3
Semanas de cursos133121140148153
Semanas-participante4.2613.9694.4494.5414.835
Otras modalidades de capacitación externa
Semanas de cursos3031322739
Semanas-participante8288999497971.143
Aprendizaje a distancia
Semanas de cursos131391616
Semanas-participante519481324594602
Total de semanas de cursos250249258271285
Total de semanas-participante8.3548.4328.5708.9259.531
Fuente: Instituto del FMI.

Las cifras corresponden a las estimaciones para el ejercicio 2006.

Excluye el componente presencial de los cursos de aprendizaje a distancia, que se cuentan en este caso como aprendizaje a distancia.

Incluye el Instituto Multilateral de Viena, el Instituto Regional de Capacitación del FMI en Singapur, el Programa de Capacitación Regional FMI-Fondo Monetario Árabe, el Instituto Multilateral Africano, el Programa Conjunto de Capacitación China-FMI y el Centro Regional Conjunto de Capacitación para América Latina. Los datos no incluyen los cursos, financiados en parte por el FMI, que ofrecieron el Banco Africano de Desarrollo y el Banco Mundial, ni los cursos, financiados en parte por el FMI desde el ejercicio 2004, que ofrecieron las autoridades de Austria en el Instituto Multilateral de Viena.

Fuente: Instituto del FMI.

Las cifras corresponden a las estimaciones para el ejercicio 2006.

Excluye el componente presencial de los cursos de aprendizaje a distancia, que se cuentan en este caso como aprendizaje a distancia.

Incluye el Instituto Multilateral de Viena, el Instituto Regional de Capacitación del FMI en Singapur, el Programa de Capacitación Regional FMI-Fondo Monetario Árabe, el Instituto Multilateral Africano, el Programa Conjunto de Capacitación China-FMI y el Centro Regional Conjunto de Capacitación para América Latina. Los datos no incluyen los cursos, financiados en parte por el FMI, que ofrecieron el Banco Africano de Desarrollo y el Banco Mundial, ni los cursos, financiados en parte por el FMI desde el ejercicio 2004, que ofrecieron las autoridades de Austria en el Instituto Multilateral de Viena.

Cuadro 7.5Programa de capacitación regional del Instituto
Programa regionalFecha de creaciónUbicaciónCopatrocinadoresPaíses participantes
Instituto Multilateral de Viena1992AustriaAutoridades de Austria, Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, Banco Mundial, Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos y Organización Mundial del Comercio1Países en transición de Europa y Asia
Instituto Regional de Capacitación del FMI en Singapur1998SingapurGobierno de SingapurPaíses en desarrollo y en transición de Asia y el Pacífico
Programa de Capacitación Regional FMI-FMA1999Emiratos Árabes UnidosFondo Monetario ÁrabePaíses miembros del Fondo Monetario Árabe
Instituto Multilateral Africano1999TúnezBanco Africano de Desarrollo y Banco MundialPaíses africanos
Programa Conjunto de Capacitación China-FMI2000ChinaBanco Popular de ChinaChina
Centro Regional Conjunto de Capacitación para América Latina2001BrasilGobierno de BrasilPaíses latinoamericanos

Pese a no patrocinar oficialmente el Instituto Multilateral de Viena, varios otros países europeos y la Unión Europea brindan apoyo financiero.

Pese a no patrocinar oficialmente el Instituto Multilateral de Viena, varios otros países europeos y la Unión Europea brindan apoyo financiero.

En el ejercicio 2006 continuó la reorientación gradual de la capacitación hacia el extranjero, y el aumento de la capacitación durante el año correspondió a los cursos dictados fuera de la sede. En general, la capacitación impartida en la sede, donde se ofrecen los cursos de larga duración que pueden dictarse más fácilmente, se ha mantenido al mismo nivel en los últimos años. La ubicación en la sede también permite ofrecer a escala mundial actividades de capacitación de corta duración que no podrían llevarse a cabo a través de programas regionales debido a las limitaciones de recursos.

El aumento de la capacitación en el ejercicio 2006 y los menores aumentos de los dos años anteriores generaron un incremento en el número de semanas-participante del 13% desde el ejercicio 2003. Los cursos y seminarios ofrecidos para respaldar las iniciativas del FMI en nuevos ámbitos contribuyeron en gran medida a este aumento. Por ejemplo, en los ejercicios 2004 y 2005 se incrementó considerablemente la capacitación en la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, y en el ejercicio 2006 se ofrecieron nuevos seminarios sobre la protección de los sistemas financieros contra los efectos de una pandemia de gripe aviar (capítulo 4). También se ha ampliado considerablemente la capacitación en la gestión de la política macroeconómica.

El aumento de la capacitación se ha conciliado con el limitado presupuesto del FMI mediante aumentos del financiamiento externo y medidas para mejorar la eficiencia que han reducido considerablemente los costos por participante. El financiamiento externo adicional corresponde a las contribuciones financieras de socios colaboradores en la capacitación que absorben una proporción importante de los costos de los programas regionales y en los centros en el extranjero, así como a nuevas fuentes de financiamiento de donantes.

El Instituto del FMI continúa prestando particular atención a la evolución de su programa de capacitación, el cual se examina regularmente para garantizar que se adapte a las necesidades de los países miembros y respalde las iniciativas del FMI en nuevos ámbitos. La información sobre las necesidades de los países miembros se obtiene a través de evaluaciones de los participantes en los cursos, contactos con las autoridades oficiales y encuestas independientes a dichas autoridades. Estas encuestas se realizan actualmente cada tres años y la más reciente se llevó a cabo a principios de 2006 (véase el recuadro 7.3). En el ejercicio 2006, el Instituto celebró por primera vez una reunión regional oficial sobre el programa de capacitación de la región de Asia y el Pacífico. Se prevé celebrar reuniones similares en otras regiones.

Recuadro 7.3Comentarios de las autoridades oficiales sobre el programa de capacitación del Instituto del FMI

Los comentarios de las autoridades nacionales son esenciales para respaldar los continuos esfuerzos que realiza el Instituto del FMI para garantizar que el programa de cursos se adapte adecuadamente a las necesidades de los países miembros. Además de las evaluaciones que se entregan a los participantes al término de cada curso y del contacto periódico con las autoridades de los países, el Instituto encarga la realización de una encuesta independiente que envía a las autoridades nacionales cada tres años. La última encuesta se llevó a cabo en el ejercicio 2006 y, como en el caso de las anteriores, tuvo un alcance mundial. Por primera vez, también en el ejercicio 2006 el Instituto organizó una reunión oficial sobre las necesidades de capacitación de una región específica con los directores de capacitación de los bancos centrales, ministerios de Hacienda y otros organismos de la región de Asia y el Pacífico.

Resultados de la última encuesta. La última encuesta a las autoridades de los países se realizó entre enero y marzo de 2006 y se encargó a la empresa Harris Interactive, que envió cuestionarios a 516 bancos centrales, ministerios de Hacienda, institutos de estadística y otras entidades en 179 países miembros que enviaron participantes a los programas de capacitación del Instituto del FMI entre 2003 y 2005. El porcentaje de respuestas fue del 58%, un nivel alto para una encuesta de este tipo. Entre los comentarios clave cabe señalar los siguientes:

  • Casi todos los organismos que respondieron a la encuesta (97%) se manifestaron satisfechos con su experiencia en el Instituto del FMI, y el 72% indicaron que estaban muy satisfechos.
  • Más de las dos terceras partes de los funcionarios que respondieron a la encuesta indicaron que la demanda de capacitación del Instituto aumentará en los próximos cinco años.
  • El mayor aumento de la demanda corresponderá a los cursos incluidos recientemente en el programa de capacitación, sobre todo cursos especializados sobre temas como los regímenes de metas de inflación y diagnóstico y pronósticos macroeconómicos.
  • La demanda de los cursos básicos tradicionales, como los de políticas y programación financieras y estadísticas macroeconómicas, sigue siendo alta.
  • Los encuestados coincidieron en que la capacitación ofrecida por el Instituto ayudó a los participantes a desempeñar mejor su trabajo (95%), ampliar sus conocimientos sobre las funciones y operaciones del FMI (94%) y mejorar su capacidad para formular e implementar políticas (91%).
  • El 70% de los organismos que respondieron a la encuesta señalaron que a los funcionarios se les asignaron funciones adicionales o recibieron ascensos como resultado de participar en los cursos del Instituto.

Reunión regional sobre las necesidades de capacitación en Asia y el Pacífico. A esta reunión de dos días, celebrada en Singapur en abril de 2006, asistieron 36 altos funcionarios encargados de asuntos relativos a la capacitación de 24 países de Asia y el Pacífico.

La reunión brindó la oportunidad de examinar el programa de capacitación ofrecido por el Instituto Regional de Capacitación (IRC) del FMI en Singapur. En general, las autoridades oficiales manifestaron su satisfacción por la gama de cursos ofrecidos en este instituto, pero muchos indicaron que la demanda es particularmente importante para los cursos más avanzados sobre los temas macroeconómicos y financieros incluidos en el programa en los últimos años.

En la reunión también se examinaron cuestiones relacionadas con la importancia de compaginar las necesidades de los participantes con el tipo de curso: por ejemplo, la necesidad de garantizar que los candidatos y las instituciones patrocinadoras comprendan adecuadamente el nivel y el contenido de los cursos. Una iniciativa importante derivada de la reunión es la creación de una lista de altos funcionarios encargados de actividades relacionadas con la capacitación que facilitarán la comunicación entre los países y el IRC.

El Instituto ofreció dos nuevos cursos en la sede en el ejercicio 2006: un curso de cuatro semanas centrado en el fortalecimiento de las capacidades de los participantes para evaluar la situación macroeconómica de un país, haciendo hincapié en las herramientas prácticas que pueden utilizarse en el análisis diario, y un curso sobre la gestión macroeconómica y la política fiscal, en el que se examina este tema con más detalle y de forma más sistemática que en los cursos existentes de más corta duración. Las ventjas derivadas de los intensos esfuerzos por perfeccionar el programa de capacitación a través de estos dos cursos ya se están canalizando hacia cursos más cortos. Además, en 2007 se prevé ofrecer cursos de diagnóstico macroeconómico de dos semanas de duración a través de ciertos programas regionales.

Otros departamentos del FMI también examinaron su programa de capacitación en el ejercicio 2006. Se prepararon y ofrecieron dos seminarios sobre la gripe aviar en muy poco tiempo. Se ofrecieron asimismo un nuevo seminario sobre el fortalecimiento de las capacidades de los países para compilar los indicadores de solidez financiera (véase el recuadro 4.2) y varios nuevos cursos especializados sobre asuntos fiscales.

En Washington y en los institutos y programas regionales, el Instituto del FMI siguió ofreciendo seminarios de corta duración a funcionarios de alto nivel de acuerdo con sus necesidades en torno a temas de actualidad y de importancia clave. Entre los temas tratados en el ejercicio 2006 cabe señalar la gestión de los riesgos fiscales en Asia, la rentabilidad potencial de la inversión en África, la supervisión de la integridad de los mercados y las empresas del sector financiero, y el impacto de la ampliación de la UE en los flujos de factores en Europa.

1Puede consultarse (en inglés) en www.imf.org/external/np/ieo/2005/ta/eng/013105.htm.
2El informe de dicho Grupo puede consultarse (en inglés) en www.imf.org/external/np/pp/eng/2005/071205.htm, y el resumen del examen del Directorio (en inglés) en www.imf.org/external/np/sec/pn/2005/pn05114.htm.
3El informe puede consultarse (en inglés) en www.imf.org/external/np/pp/eng/2005/062805.htm y un resumen de las deliberaciones del Directorio (en inglés) en www.imf.org/external/np/sec/pn/2005/pn05113.htm.

    Other Resources Citing This Publication