Chapter

Capítulo 8. Cooperación, comunicación y relaciones externas

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
September 2005
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

uno de los fines básicos para los que fue establecido el FMI, según se expone en el Convenio Constitutivo de la institución, es “fomentar la cooperación monetaria internacional por medio de una institución permanente que sirva de mecanismo de consulta y colaboración en cuestiones monetarias internacionales”.

El FMI fomenta la cooperación internacional primordialmente en el curso de la labor que realiza con los países miembros. Colabora asimismo con otros organismos internacionales que desempeñan funciones y tareas diferentes, en particular el Banco Mundial, la Organización Mundial del Comercio (OMC), las Naciones Unidas y sus organismos especializados, el Banco de Pagos Internacionales (BPI), el Foro sobre Estabilidad Financiera, la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), los bancos regionales de desarrollo, los organismos normativos internacionales y los grupos intergubernamentales.

La cooperación internacional es incluso más esencial para salvaguardar la estabilidad del sistema monetario internacional ahora que hace 60 años cuando se fundó el FMI. Es esencial asimismo para alcanzar los objetivos que la comunidad internacional se ha fijado en los últimos años, entre ellos llevar adelante las negociaciones comerciales de la Ronda de Doha, en el seno de la OMC, y ayudar a los países más pobres a lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio acordados por las Naciones Unidas; estas tareas están vinculadas directamente con la función del FMI de facilitar el crecimiento equilibrado del comercio internacional y fomentar el crecimiento de los ingresos reales. La función del FMI en el sistema monetario internacional y la distribución de tareas y la cooperación con otros organismos son algunas de las cuestiones que serán objeto de estudio en el marco del examen estratégico del FMI en curso, que se analiza en el “Panorama general”.

Al mismo tiempo, el FMI reconoce cada vez más la necesidad de comunicarse eficazmente con grupos no oficiales y con el público en general para fomentar una mayor comprensión de las actividades que realiza y mostrar la importancia de la transparencia para asegurar una adecuada rendición de cuentas. Por ejemplo, el Comité Monetario y Financiero Internacional, en su comunicado de octubre de 2004 (véase el apéndice IV) instó al FMI a “transmitir mejor a los mercados y al público señales sobre las políticas, preservando al mismo tiempo la franqueza y confidencialidad de su asesoramiento”. Aunque el Departamento de Relaciones Externas coordina y organiza en gran medida las actividades de comunicación con los grupos no oficiales y el público, el Directorio Ejecutivo, la gerencia—el Director Ejecutivo, la Primera Subdirectora Gerente y los otros dos Subdirectores Gerentes—y el personal de todos los departamentos desempeñan funciones importantes en este ámbito. Un elemento central de las actividades de comunicación del FMI en los últimos años ha sido la política de transparencia, en virtud de la cual se pone a disposición del público la mayor parte de los documentos oficiales de política y de los informes sobre países examinados por el Directorio Ejecutivo (véase el Informe Anual 2004, pág. 77).

Cooperación con otros organismos internacionales

En el ejercicio 2005, el FMI continuó intensificando la cooperación con otros organismos internacionales.

Representación regional

Las oficinas del FMI en Europa, situadas en París, Bruselas y Ginebra, y la Oficina Regional para Asia y el Pacífico, ubicada en Tokio, mantienen estrechos vínculos con otros organismos internacionales. Los funcionarios de la Oficina de París actúan como enlace con el Grupo de los Diez (G-10), la OCDE, el BPI y la Comisión Europea. También asisten a reuniones específicas de organizaciones como el Grupo de Acción Financiera (GAFI), el Parlamento Europeo y el Consejo de Europa.

La Oficina en Ginebra informa sobre las actividades de los organismos socioeconómicos con sede en Ginebra, en particular en lo que se refiere al sistema de comercio multilateral y a todo lo que ocurra en la Unión Europea en materia de comercio. Esas instituciones comprenden la OMC, la Organización Internacional del Trabajo, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Organización Mundial de la Salud, la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa y la Unión Interparlamentaria.

En el ejercicio 2005, las oficinas en Europa participaron, entre otras actividades, en la labor que realiza el FMI sobre la liberalización del comercio en el marco de la Ronda de Doha; la evaluación provisional por la comunidad internacional de los avances hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio; la labor del G-10 sobre la posición financiera del FMI y las actividades de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la influencia de estos derechos en las estrategias de desarrollo.

La Oficina Regional para Asia y el Pacífico se encarga de facilitar la supervisión y de promover las iniciativas del FMI en Asia. Dicha oficina trabaja en estrecha colaboración con grupos regionales como el Consejo de la Cooperación Económica en Asia y el Pacífico, la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental, la Reunión de países de Asia y Europa, el Foro del Pacífico Sur, la Asociación del Asia Meridional para la Cooperación Regional, los Bancos Centrales de Asia Sudoriental y la Reunión de Ejecutivos de Bancos Centrales y Autoridades Monetarias de Asia Oriental y el Pacífico. Además, la Oficina mantiene estrechos contactos con el Banco Asiático de Desarrollo, la Comisión Económica y Social de las Naciones Unidas para Asia y el Pacífico y la oficina del Banco Mundial en Japón.

Banco Mundial

Las estrechas relaciones de colaboración entre el FMI y el Banco Mundial se remontan a la creación de ambas instituciones en la Conferencia de Bretton Woods en 1944. En cumplimiento de lo que establecen sus respectivos Convenios Constitutivos y el Concordato de 1989 entre ambas instituciones, cada una de ellas desempeña un importante papel complementario en los esfuerzos por garantizar la estabilidad y el crecimiento de la economía mundial y reducir la pobreza. La colaboración se lleva a cabo a todos los niveles, como las reuniones periódicas entre el Director Gerente del FMI y el Presidente del Banco Mundial y las visitas conjuntas a diversas regiones y países, las consultas entre altos funcionarios, las misiones conjuntas en las que participan funcionarios de ambas instituciones, la coordinación del asesoramiento sobre políticas a los países miembros y el intercambio de información. La coordinación de alto nivel de las dos instituciones también se lleva a cabo durante las Reuniones Anuales de las Juntas de Gobernadores del FMI y el Banco Mundial y las reuniones ministeriales semestrales. Los gobernadores se reúnen asimismo durante las reuniones semestrales del Comité para el Desarrollo, establecido en 1974 para asesorar a las Juntas de Gobernadores del FMI y el Banco Mundial sobre aspectos esenciales del desarrollo, como el comercio y el medio ambiente, y sobre los recursos financieros requeridos para promover el desarrollo económico en los países de bajo ingreso.

En el ejercicio 2005, el FMI y el Banco Mundial continuaron colaborando en proyectos conjuntos en ámbitos tales como los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), la ayuda y su eficacia, la sostenibilidad y el alivio de la deuda, el comercio, la reforma del sector financiero y la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. Ambas instituciones continuaron trabajando conjuntamente para alcanzar el objetivo común de reducir la pobreza estimulando el crecimiento económico y aliviando la carga de la deuda a través de la Iniciativa para los países pobres muy endeudados (PPME) y los documentos de estrategia de lucha contra la pobreza (DELP) (véase el capítulo 4). En abril de 2005 se publicó el segundo informe anual Global Monitoring Report, preparado por ambas instituciones, en el que se evalúa el progreso alcanzado en la aplicación de las políticas y medidas necesarias para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). El personal técnico del FMI y el Banco Mundial también está colaborando en el mejoramiento del Sistema General de Divulgación de Datos (SGDD) para facilitar la compilación de los indicadores de los ODM. Durante el ejercicio, los funcionarios de ambas instituciones redactaron conjuntamente dos informes para el Comité para el Desarrollo sobre modalidades innovadoras para financiar los ODM, y presentarán un tercer documento sobre contribuciones internacionales (impuestos mundiales) en las Reuniones Anuales de septiembre de 2005.

Las dos instituciones han ofrecido su continuo respaldo a la Ronda de Doha de negociaciones comerciales multilaterales después del fracaso de las conversaciones en la última reunión ministerial de la OMC que tuvo lugar en septiembre de 2003 en Cancún, México. Colaboran asimismo en la evaluación de la estabilidad del sistema financiero, especialmente en el marco del programa de evaluación del sector financiero (PESF; véase el capítulo 2), establecido en 1999, que tiene por objeto incrementar la eficacia de las iniciativas destinadas a promover la solidez de los sistemas financieros en los países miembros.

Naciones Unidas

El FMI mantiene estrechos vínculos con las Naciones Unidas, a través del representante especial del FMI ante las Naciones Unidas y de otros múltiples contactos institucionales. La función del representante especial, que desempeña sus actividades desde la Oficina del FMI en las Naciones Unidas, en Nueva York, es fomentar la comunicación y cooperación entre ambas instituciones. Esta Oficina se encarga principalmente de dar a conocer las opiniones del FMI, proporcionar información para las deliberaciones que se realizan en las Naciones Unidas sobre cuestiones relacionadas con el FMI, informar a este sobre la evolución de las actividades principales que se llevan a cabo dentro del sistema de las Naciones Unidas y facilitar la colaboración entre ambas instituciones.

En el ejercicio 2005, la colaboración entre el FMI y las Naciones Unidas siguió centrándose en el seguimiento del Consenso de Monterrey de 2002 y en respaldar los esfuerzos de los países para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio. En abril de 2005, el Subdirector Gerente, Agustín Carstens, y varios directores ejecutivos del FMI participaron en la reunión sobre el logro de los objetivos de desarrollo acordados a nivel internacional, entre ellos los incluidos en la Declaración del Milenio, del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) con las instituciones de Bretton Woods, la OMC y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo. Los representantes de las Naciones Unidas respaldaron en general la labor que realiza el FMI en los países de bajo ingreso, y el Presidente del ECOSOC instó a los organismos de las Naciones Unidas y a las instituciones financieras internacionales a mantener la cooperación en beneficio de los países en desarrollo.

Organización Mundial del Comercio

La colaboración entre el FMI y la OMC se lleva a cabo de manera oficial y también informalmente, tal como se establece en el Acuerdo de Cooperación firmado en diciembre de 1996. De conformidad con dicho Acuerdo, el FMI participa en calidad de observador en las reuniones de la OMC y asiste regularmente a las reuniones oficiales de muchos órganos de la OMC. Concretamente, representantes del FMI colaboran en las labores del Grupo de Trabajo de la OMC sobre Comercio, Deuda y Finanzas, y asisten regularmente a las reuniones del Comité de Restricciones por Balanza de Pagos de la OMC y forman parte del Marco Integrado de Asistencia Técnica relacionada con el Comercio que encabeza la OMC. El Acuerdo de Cooperación ha sido eficaz para el intercambio de documentos y el reconocimiento recíproco de la calidad de observador y ha facilitado la cooperación frecuente y productiva entre el personal técnico de ambas instituciones.

Organismos normativos internacionales

Las actividades que desarrolla el FMI para evaluar los códigos y normas y preparar los informes sobre la observancia de los mismos (IOCN) para los países miembros le permiten colaborar con organismos normativos internacionales y transmitir a estos las opiniones de todos los países miembros de la institución. La colaboración se ha llevado a cabo en diferentes ámbitos, entre los que destacan los siguientes:

  • Llevar a cabo el seguimiento con el Comité de Basilea y la Asociación Internacional de Supervisores de Seguros (IAIS) de los temas incluidos en el informe preparado por el personal técnico del FMI sobre la reglamentación del sector financiero, titulado Financial Sector Regulation-Issues and Gaps (véase el capítulo 2).

  • Colaborar con la IAIS en la formulación de métodos para evaluar la solvencia de las compañías de seguro.

  • Participar en el proyecto del Comité de Basilea destinado a actualizar los Principios básicos para una supervisión bancaria efectiva, establecidos en 1997, con el fin de reflejar las nuevas directrices y los principios de Basilea II.

  • Colaborar con el Comité de sistemas de pago y liquidación en la formulación de directrices generales para la creación de sistemas de pago y principios para los sistemas de pago relacionados con las remesas.

Diálogo Internacional sobre Asuntos Tributarios

El Diálogo Internacional sobre Asuntos Tributarios (DIAT) es un proyecto conjunto establecido por el FMI, el Banco Mundial y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos en 2004 para impulsar la cooperación entre expertos tributaristas de los distintos países. La participación del FMI en este proyecto es reflejo de su función de promover la aplicación de políticas macroeconómicas sólidas, en ámbitos tales como el sector fiscal, y de la importancia de asegurar que los sistemas tributarios permitan recaudar ingresos para financiar equitativamente los gastos públicos necesarios y evitar distorsiones y déficit excesivos. El principal medio de comunicación del DIAT es su sitio en Internet (www.itdweb.org), que trata aspectos clave de la política y la administración tributarias y de las leyes y prácticas en todo el mundo.

En marzo de 2005, se celebró en Roma la primera conferencia mundial del DIAT, que fue auspiciada por el Ministerio de Economía y Finanzas de Italia. A la conferencia asistieron funcionarios de más de 100 países y organismos internacionales que analizaron una amplia gama de temas relativos a la administración y la política del IVA, centrándose en particular en la necesidad de luchar contra el fraude, aliviar la carga administrativa para las empresas y buscar vías para mejorar la cooperación internacional.

Comunicación y relaciones externas

Los tres principales tipos de actividades de comunicación externa son las siguientes:

  • Relaciones con la prensa: comunicación a través de los medios mediante la publicación de artículos y cartas al director y la organización de ruedas de prensa, entrevistas y otros contactos con los periodistas.

  • Publicaciones impresas y en formato electrónico (véase el recuadro 8.1).

  • Relaciones con distintos grupos: comunicación y reuniones con parlamentarios, organizaciones de la sociedad civil, el sector privado, el público en general y, en algunos casos, funcionarios de los organismos públicos que no suelen ser los interlocutores habituales del FMI.

Recuadro 8.1Divulgación de información: Publicaciones y sitio del FMI en Internet

El FMI publica una amplia gama de documentos dirigidos a una gran variedad de lectores. Muchas de las publicaciones del FMI están disponibles en versión impresa y en el sitio del FMI en Internet (www.imf.org).

  • En los últimos años, el FMI ha publicado un número cada vez mayor de informes y otros documentos en los que se analiza la evolución económica y financiera de los países miembros. Cada informe, preparado por un equipo de funcionarios del FMI al término de sus deliberaciones con las autoridades de los países miembros, se publica si el país da su consentimiento. Esta serie incluye los informes sobre las consultas del Artículo IV, los informes relacionados con el uso de recursos del FMI, algunos documentos sobre cuestiones generales, informes sobre la evolución económica reciente y apéndices estadísticos.

  • El Informe Anual del FMI es una publicación de referencia en la que se presenta un panorama general de las actividades de la institución en cada ejercicio.

  • La publicación Annual Report on Exchange Arrangements and Exchange Restrictions contiene información sobre los regímenes cambiarios y comerciales de los países miembros del FMI en un formato tabulado.

  • Perspectivas de la economía mundial y Global Financial Stability Report son las principales publicaciones en las que el FMI presenta sus conclusiones sobre la supervisión mundial y una parte de su labor analítica más significativa.

  • El FMI publica periódicamente informes sobre sus actividades y los acontecimientos externos que influyen en su labor. En el ejercicio 2005, publicó la vigesimonovena edición de Selected Decisions and Selected Documents of the International Monetary Fund y el volumen III de Current Developments in Monetary and Financial Law.

  • Los estudios preparados por el personal técnico sobre el sistema monetario internacional y otros temas de interés especial se publican en la revista trimestral IMF Staff Papers, el boletín trimestral IMF Research Bulletin, la serie Working Papers, la serie Occasional Papers, libros y varias otras publicaciones.

  • La Cartelera Electrónica de Divulgación de Datos (http://dsbb.imf.org/Applications/web/dsbbhome/) del FMI contiene enlaces a los datos y sitios estadísticos en Internet de los países suscritos a las NEDD y los países participantes en el SGDD y presenta, en un formato que permite comparar fácilmente los datos de los países, amplia información sobre los métodos y prácticas utilizadas para compilar y divulgar los datos.

  • International Financial Statistics (IFS) es una publicación mensual en la que se presenta información financiera declarada por países de todo el mundo; el Departamento de Estadística del FMI también prepara un anuario que contiene datos anuales correspondientes a un período de más de 12 años sobre los países incluidos en la publicación mensual. La base de datos de IFS está disponible en Internet para los suscriptores. El FMI prepara otras publicaciones estadísticas, entre ellas Balance of Payments Statistics Yearbook, Government Finance Statistics Yearbook y Direction of Trade Statistics (trimestral, más un anuario).

  • Las guías y manuales publicados por el FMI tratan sobre diversos temas, como la compilación de las estadísticas de balanza de pagos, las estadísticas de la deuda externa, las tendencias de la inversión extranjera directa y el índice de precios al productor.

  • El Boletín del FMI es una publicación quincenal en la que se describen las actividades y políticas actuales del FMI. En un suplemento anual titulado El FMI en Foco se proporciona información sobre la evolución de las políticas y operaciones del FMI.

  • En los folletos ¿Qué es el Fondo Monetario Internacional? y La asistencia técnica del FMI, redactados para un público no especialista, así como en las fichas técnicas y los estudios temáticos que se publican en el sitio del FMI en Internet, se explican los aspectos principales de las operaciones y políticas del FMI.

  • La revista trimestral Finanzas & Desarrollo (F&D) y la serie Economic Issues (folletos sobre temas de economía general relacionados con los ámbitos de competencia del FMI) están redactadas en un lenguaje no técnico y tienen por objeto divulgar información sobre temas de actualidad para el público no especialista.

  • En los artículos periodísticos que aparecen en publicaciones de todo el mundo y los discursos publicados en el sitio del FMI en Internet se presenta una panorama general del FMI y sus políticas.

  • En el Boletín para la sociedad civil (www.imf.org/external/np/exr/cs/eng/index.asp), publicado en Internet en forma trimestral, se examinan las actividades del FMI y las cuestiones de interés especial para las organizaciones de la sociedad civil.

  • Se preparan vídeos sobre las actividades del FMI para los medios de comunicación, las instituciones educativas y las organizaciones sociales. Estos vídeos también se utilizan para actividades de contratación.

  • El Centro del FMI distribuye material educativo sobre la institución. Este material también puede consultarse en el sitio www.imf.org/econed. En el Centro del FMI puede visitarse una exposición permanente sobre el sistema monetario internacional y se organizan exposiciones temporales sobre temas conexos. El Centro está abierto al público de lunes a viernes.

Relaciones con los parlamentarios

Las relaciones con grupos no oficiales son una parte integral de la labor que realiza el FMI en los países miembros, y el diálogo del FMI con los parlamentarios, debido a su responsabilidad de tomar decisiones y a su calidad de representantes electos, desempeña un papel particularmente importante en estos esfuerzos. El FMI ha intensificado las relaciones con los parlamentarios en los últimos años, en consonancia con la alta prioridad que asignan la gerencia y el Directorio Ejecutivo a estas actividades. El objetivo ha sido familiarizar a los parlamentarios con la labor que realiza el FMI, explicar las razones que fundamentan el asesoramiento que brinda la institución y conocer sus opiniones y preocupaciones.

Los equipos que integran las misiones del FMI se reúnen a menudo con los principales parlamentarios en sus visitas a los países miembros, y los representantes residentes también establecen periódicamente contacto con ellos. Además, el FMI ha organizado seminarios nacionales o regionales, como los relacionados con el fortalecimiento de las capacidades; ha participado en conferencias y seminarios organizados por grupos de parlamentarios y ha invitado a delegaciones de parlamentarios a visitar Washington, donde se encuentra la sede de la institución.

Seminarios en los países. Este tipo de seminarios, como los organizados en Tanzanía (octubre de 2004), Camboya (marzo de 2005), Timor-Leste (marzo de 2005) y Mongolia (abril de 2005), se centran en los problemas concretos que enfrenta un país. Los seminarios regionales multinacionales, como los del Instituto Multilateral de Viena (desde 1995) y el seminario con la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC) (enero de 2005), ayudan a identificar temas comunes y extraer enseñanzas de política para todo un grupo de países. Ha aumentado la demanda de seminarios para parlamentarios y el personal que trabaja para ellos relacionados con el fortalecimiento de las capacidades sobre cuestiones de política macroeconómica, en particular las que suponen la adopción de medidas legislativas.

Participación en seminarios y conferencias de grupos de parlamentarios. El FMI mantiene una sólida relación con la Red Parlamentaria del Banco Mundial, y la gerencia y el personal técnico participan en la reunión anual, los eventos regionales y las visitas sobre el terreno. El personal del FMI también ha asistido a reuniones organizadas por la Unión Interparlamentaria, la Organización Mundial de Parlamentarios contra la Corrupción, el grupo Parlamentarios para la Acción Mundial, el Centro de parlamentarios y la Asociación de parlamentarios del Commonwealth.

Visitas de delegaciones de parlamentarios. Ha aumentado el número de delegaciones de parlamentarios que han visitado el FMI. Aunque la mayoría de las visitas son de delegaciones de un solo país, muchas son de parlamentarios de varios países. En general, el personal técnico y las oficinas de los directores ejecutivos organizan conjuntamente las reuniones y charlas, en las que a veces participa la gerencia. Por ejemplo, una comisión especial del Tesoro del Reino Unido y la Comisión para el Desarrollo Internacional del Reino Unido visitan el FMI todos los años y se reúnen con el Director Gerente y con altos funcionarios de la institución. Además, los miembros de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN visitaron la sede del FMI a principios de 2005.

Relaciones con las organizaciones de la sociedad civil

Muchas organizaciones de la sociedad civil—organizaciones no gubernamentales, sindicatos y grupos religiosos—centran su atención en las actividades que realiza el FMI. Estas organizaciones tienen intereses muy variados tanto a escala mundial como nacional.

En las relaciones entre las organizaciones de la sociedad civil y el FMI algunas cuestiones de interés mundial se mantienen siempre en un primer plano: las repercusiones sociales y ambientales del asesoramiento que brinda el FMI en materia de políticas, la reducción de la pobreza, el FMI y los derechos humanos, la gestión de gobierno y la transparencia, la condicionalidad de los programas y la voz y la representación de los países en desarrollo en el FMI y en el Banco Mundial.

Los contactos entre el FMI y las organizaciones de la sociedad civil adoptan diversas formas: reuniones, seminarios y consultas con la gerencia del FMI, los directores ejecutivos y el personal del FMI en la sede de la institución y en todo el mundo. Se organiza una serie de diálogos con la sociedad civil sobre una amplia variedad de temas, que se celebra al mismo tiempo que las Reuniones Anuales y las Reuniones de Primavera del FMI y el Banco Mundial. Se invita con frecuencia a las organizaciones de la sociedad civil a que participen en el proceso de examen de las políticas del FMI, asistiendo a seminarios o formulando comentarios sobre los documentos publicados en el sitio del FMI en Internet.

El FMI mantiene un diálogo con el movimiento sindical internacional, representado principalmente por la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres (CIOSL) y la Confederación Mundial del Trabajo (CMT), a través de talleres, seminarios regionales y reuniones con dirigentes sindicales que se celebran en la sede de la institución en Washington, a menudo conjuntamente con el Banco Mundial. En 2002, el FMI y el Banco Mundial acordaron con la CIOSL y la CMT celebrar reuniones bienales de los dirigentes sindicales y las máximas autoridades del FMI y el Banco Mundial, que se intercalarían con reuniones del personal técnico sobre temas específicos. En la segunda reunión bienal, celebrada en octubre de 2004, participaron 80 representantes de federaciones sindicales nacionales e internacionales, que cuentan con cerca de 200 millones de afiliados en todo el mundo.

Cabe señalar asimismo las relaciones con los grupos religiosos, en particular el diálogo iniciado en los últimos años con el Consejo Mundial de Iglesias (CMI), la principal organización interdenominacional de iglesias protestantes. Esta organización, fundada en 1948, agrupa a una comunidad de iglesias que representa a más de 400 millones de personas. En respuesta a las declaraciones críticas realizadas por el CMI sobre el FMI y el Banco Mundial, en 2000 el FMI inició un diálogo que ha continuado desde entonces y se centra en la reducción de la pobreza y el desarrollo. En octubre de 2004, tras las reuniones de alto nivel celebradas en la sede del CMI, las máximas autoridades dieron a conocer una declaración conjunta en la que señalaron que los intereses comunes son numerosos e importantes, y que, en adelante, las tres instituciones deben buscar vías de colaboración más eficaces. El diálogo continuará y, en el futuro inmediato, se centrará en el estudio de casos sobre países y temas específicos.

Recuadro 8.2La Oficina de Relaciones Cívicas y Comunitarias del FMI

La Oficina de Relaciones Cívicas y Comunitarias del FMI coordina los esfuerzos que realiza la institución para ser un buen vecino y una entidad cívica responsable, entre ellos las donaciones que otorga en el marco del programa de participación cívica, los servicios voluntarios del personal del FMI, integrado en el grupo INVOLVE, y las actividades de asociación y comunicación con la comunidad local en el ámbito de las relaciones comunitarias.

El objetivo prioritario de estas actividades, que se llevan a cabo tanto en Washington, donde está ubicada la sede del FMI, como en los países en desarrollo, es proporcionar asistencia para programas orientados a hacer frente a problemas sociales apremiantes y ayudar a las personas más necesitadas a ser autosuficientes, a imitación de la labor que realiza el FMI para mejorar el nivel de vida de la población en los países miembros. El presupuesto ($703.734 en el ejercicio 2005) se destina exclusivamente a fines humanitarios y no está vinculado con la asistencia financiera que brinda el FMI a los países miembros.

El programa de participación cívica del FMI, que otorga donaciones y material excedente a organizaciones de beneficencia, está dirigido por un comité consultivo integrado por 12 representantes, entre ellos funcionarios, así como sus cónyuges o parejas, jubilados y voluntarios de INVOLVE. (Véanse las directrices y los beneficiarios de donaciones anteriores en www.imf.org/external/np/cpac/cpindex.htm.)

En el ejercicio 2005, la gerencia del FMI otorgó donaciones a organizaciones de beneficencia de Angola, Burkina Faso, Gabón, Guinea Ecuatorial, India, Nigeria, Senegal y Uganda. Los funcionarios del FMI organizaron campañas de beneficencia para las víctimas del maremoto del Océano Índico, los huracanes en el Caribe y otras emergencias humanitarias en Paraguay, Rusia y Sudán con las que se recaudaron $360.000. El FMI aporta a estas campañas y a la campaña anual una cantidad equivalente al 50% de las donaciones de los empleados.

El grupo INVOLVE (la sigla en inglés de International Volunteer Venture) alienta a los funcionarios y jubilados del FMI, así como a sus familias y amigos, a participar en los 65 proyectos locales que se organizan cada año para vestir y enseñar a niños pobres, preparar alimentos para las personas sin hogar y reparar casas de personas mayores, o colaborar en las campañas locales anuales “Helping Hands” y “D.C: Cares Servathon”.

La Oficina de relaciones comunitarias colabora con otras organizaciones con el objeto de aprovechar la capacidad de ayudar del FMI para satisfacer las necesidades de la comunidad local. En el ejercicio 2005 ofreció espacio para reuniones de grupos comunitarios, como D.C. Children and Youth Investment Trust, auspiciado por la Oficina del Alcalde de Washington. El FMI contribuyó considerablemente a las organizaciones locales de beneficencia, entre ellas D.C. Housing Trust Fund, D.C. Central Kitchen, el hogar de ancianos St. Mary’s Court y otros programas de mejoramiento de barrios. Cada año, el FMI organiza un campamento de verano de una semana para niños de barrios pobres.

A nivel nacional, los equipos de las misiones que visitan los países, los representantes residentes y las oficinas regionales en Europa y en Asia y el Pacífico reconocen cada vez más la importancia de mantener una relación más sistemática con las organizaciones de la sociedad civil, entre otras cosas, como medio de comprender sus opiniones y reforzar el consenso y la identificación de los países con políticas sólidas. En los países de bajo ingreso, el carácter participativo del proceso de los documentos de estrategia de lucha contra la pobreza (DELP) crea la expectativa de que los gobiernos consultarán con la sociedad civil, y suele invitarse al FMI a participar en estas consultas. Según una encuesta interna realizada en 2002, el 69% de las misiones estableció contactos con los sindicatos u otros representantes sindicales por lo menos una vez en los dos años anteriores con el propósito de conocer las opiniones de estas organizaciones y explicar y analizar el asesoramiento que brinda el FMI en materia de políticas. El FMI, tras realizar consultas con las organizaciones de la sociedad civil, publicó en el sitio de la institución en Internet la Guía para las relaciones del personal con las organizaciones de la sociedad civil, para ayudar a los funcionarios del FMI a establecer relaciones más positivas con estas organizaciones.

Además, el FMI creó una Oficina de Relaciones Cívicas y Comunitarias en 1994 para intensificar las relaciones y la asistencia a la comunidad de Washington, donde está ubicada la sede del FMI, y a comunidades de países en desarrollo, por ejemplo a través de donaciones (véase el recuadro 8.2).

Integración de las actividades de comunicación y las operaciones

El personal técnico del FMI fomenta cada vez más las relaciones con diversos grupos y con el público en general cuando prepara propuestas de política y examina la experiencia en la aplicación de políticas. Entre las actividades de comunicación y relaciones externas del FMI en el ejercicio 2005 cabe señalar las siguientes:

  • El examen bienal de la supervisión de 2004 (véase el capítulo 2), que se basó en un amplio número de entrevistas, encuestas y seminarios en los que participaron no solo autoridades nacionales, sino también representantes del mercado financiero, centros de estudios, expertos y observadores de organismos no gubernamentales, y los medios de comunicación.

  • El FMI ha puesto en marcha un programa amplio y sistemático de relaciones externas para respaldar los esfuerzos que realiza la institución con el propósito de evaluar y explicar la labor que desempeña en los países de bajo ingreso. En el ejercicio 2005, el personal técnico del FMI participó en una amplia gama de actividades, como conferencias y seminarios en los que se centró la atención en las políticas y actividades de la institución. Por ejemplo, el FMI organizó dos conferencias en África sobre el examen del diseño de los programas respaldados por el FMI y participó en los seminarios sobre la sostenibilidad de la deuda que se celebraron en Accra, Berlín y París. Una nueva iniciativa en este ámbito fue la organización de actividades para las organizaciones de la sociedad civil en Washington durante las Reuniones Anuales de octubre de 2004.

Supervisión

Las relaciones externas son un elemento integral de la supervisión regional y nacional que realiza el FMI. Aunque las misiones relacionadas con las consultas del Artículo IV (véase el capítulo I) se centran en establecer un diálogo entre las autoridades de cada país y el equipo de funcionarios del FMI, la declaración preparada por este equipo al término de la consulta, así como las conferencias de prensa, los comunicados de prensa y las notas de información al público que emite el Directorio Ejecutivo sobre las deliberaciones con respecto a la consulta se utilizan, si el país está de acuerdo, para divulgar y explicar las conclusiones de la supervisión e informar a los mercados. El FMI ha creado el Centro de información de prensa, un servicio por Internet que permite divulgar a los periodistas informes de prensa sujetos a embargo. Las oficinas del FMI en Europa y Asia mantienen relaciones con los medios de comunicación locales. Los equipos de funcionarios de los países del FMI envían con frecuencia artículos de opinión y cartas al director a los periódicos locales para explicar cuestiones regionales y cuestiones específicas de cada país. Además, las relaciones con los parlamentarios, el sector privado y las organizaciones de la sociedad civil, como los sindicatos y los grupos religiosos, son cada vez más importantes para mejorar la comprensión por parte del FMI de algunos temas específicos y para explicar al público las opiniones de la institución.

Asistencia financiera

La necesidad de establecer relaciones con los países es particularmente importante en el caso de los países que utilizan los recursos del FMI. En las directrices sobre condicionalidad de 20021 se indica que el personal técnico del FMI debe instar a las autoridades nacionales a obtener amplio respaldo para implementar políticas sólidas y, por lo tanto, incrementar la probabilidad de aplicar con éxito el programa. En los países de bajo ingreso que reciben asistencia financiera en el marco del servicio para el crecimiento y la lucha contra la pobreza, la preparación del documento de estrategia de lucha contra la pobreza (DELP) es un mecanismo que puede ser utilizado por las autoridades para celebrar consultas con el público.

Los equipos de las misiones del FMI y los representantes residentes dedican cada vez más tiempo y recursos a mantener contactos con los países para seguir la evolución de los programas. El personal técnico del FMI está preparado no solo para explicar la opinión del FMI sino también para escuchar las preocupaciones de los grupos no oficiales y participar en el diseño de cada programa de manera tal que se refuerce la identificación del país con el mismo.

Normas y códigos

El FMI ha emprendido varias iniciativas para informar a los países miembros sobre los códigos y normas internacionales y fomentar la observancia de los mismos, entre otros medios, suministrándoles la asistencia técnica necesaria. Se ha publicado casi el 75% de las evaluaciones resumidas, denominadas informes sobre la observancia de los códigos y normas (IOCN). El FMI publica en el sitio de la institución en Internet los documentos en los que se establecen los códigos y normas, y algunos de estos documentos también están disponibles en versión impresa.

A traves del sitio del FMI en Internet los expertos externos pueden contribuir a la labor que realiza la institución en el ámbito estadístico. Se publican los borradores de los manuales estadísticos para recabar comentarios, y el FMI organiza debates sobre temas estadísticos, como el tratamiento de los préstamos en mora y los planes de pensiones en las estadísticas macroeconómicas. En los últimos años, el FMI ha aumentado el número de publicaciones y la distribución de manuales en temas de estadística y guías en varios idiomas para fomentar el uso de metodologías y políticas normalizadas. Es miembro o goza de la condición de observador en varios organismos normativos internacionales. Asiste a reuniones del Foro sobre Estabilidad Financiera y, en octubre de 2004, fue invitado a ser miembro de pleno derecho de la Asociación Internacional de Supervisores de Seguros.

El FMI ha intensificado sus actividades regionales de comunicación, que se han integrado con la asistencia técnica, en las iniciativas de divulgación de datos. En el ejercicio 2005, el personal técnico del FMI organizó varios seminarios y reuniones regionales para alentar a los países a que se suscriban a las Normas Especiales para la Divulgación de Datos (NEDD) y participen en el Sistema General de Divulgación de Datos (SGDD).

En 2005, el FMI llevó a cabo reuniones y seminarios sobre normas internacionales relacionadas con las actividades de lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, así como sobre la planilla de declaración de datos sobre las reservas internacionales.

Conferencias sobre políticas y estudios

El FMI también organiza seminarios y reuniones para funcionarios de los países miembros con el fin de divulgar los resultados de sus estudios y conocer su opinión con respecto a los mismos. La conferencia anual sobre investigación económica, realizada en noviembre de 2004 se centró en las políticas, las instituciones y la inestabilidad. En octubre de 2004, el FMI auspició conjuntamente con el Banco Negara Malasia una conferencia de alto nivel en Kuala Lumpur sobre la función del FMI en el desarrollo del sector financiero en Asia, y en diciembre de 2004 patrocinó, en colaboración con el Banco Central de los Estados del África Occidental, un seminario sobre el comercio y la integración regional en África. En enero de 2005, invitó a representantes de una amplia gama de entidades que trabajan en la esfera del VIH/SIDA a participar en un seminario para explicarles mejor que en los programas respaldados por el FMI no se fijan topes presupuestarios rígidos para el gasto en atención de salud y para contrarrestar la concepción errónea de que el asesoramiento de políticas que brinda la institución obstaculiza el desembolso de los fondos que están disponibles para combatir el VIH/SIDA.

Función de la gerencia del FMI

A principios de agosto de 2004, al término de su viaje a África, el Director Gerente, Rodrigo de Rato, afirmó que el FMI está comprometido a ayudar a la región a dar un fuerte impulso al crecimiento económico para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas. Durante su viaje de una semana, De Rato se reunió con gobernantes, parlamentarios y representantes de la sociedad civil de África para analizar diversos temas, que abarcaron desde la ampliación de la voz y el voto de África en el FMI hasta las mejoras de la gestión de gobierno en el sector petrolero. Los días 8 y 9 de septiembre, De Rato regresó a África subsahariana para asistir a la cumbre extraordinaria de la Unión Africana sobre empleo y reducción de la pobreza en África, celebrada en Ouagadougou, Burkina Faso. En su intervención, De Rato mencionó tres prioridades de la institución en la región: flexibilizar la asistencia financiera del FMI y adaptarla a las necesidades concretas; focalizar mejor la función del FMI en los países que no necesitan su asistencia financiera, por ejemplo mediante asesoramiento en materia de políticas y asistencia técnica, y reforzar los análisis y la asistencia del FMI para respaldar las iniciativas africanas de integración regional. De Rato también se reunió por separado con nueve jefes de Estado o de gobierno para familiarizarse directamente con los retos que enfrentan y conocer sus opiniones sobre lo que puede hacer el FMI para luchar contra la pobreza en África.

También en septiembre de 2004, De Rato viajó a Santiago de Chile para asistir a la Undécima Reunión Anual de Ministros de Finanzas del Consejo de la Cooperación Económica en Asia y el Pacífico (APEC), en la que participaron altos funcionarios de las economías de la APEC, empresarios y catedráticos. Se acordó promover la reforma estructural en las 21 economías que integran la APEC y, a tal efecto, crear un comité directivo dentro de la APEC para formular las medidas necesarias de reforma estructural y supervisar su aplicación.

Las máximas autoridades del FMI también trabajaron con los gobiernos y otros organismos internacionales a fin de evaluar las necesidades de financiamiento para la reconstrucción en las zonas devastadas por el maremoto de diciembre de 2004 en el Océano Índico. El FMI ofreció asistencia de emergencia por una cifra cercana a $1.000 millones y envió misiones a la región para evaluar las necesidades de financiamiento y de apoyo en cada país. En enero de 2005, el Director Gerente visitó la región de Aceh en el norte de Sumatra, una de las más golpeadas. En Indonesia, De Rato asistió a una conferencia especial de líderes de ASEAN sobre los efectos del terremoto y el maremoto y se reunió con dirigentes regionales e internacionales, entre ellos el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, el Presidente del Banco Mundial, James Wolfensohn, y el Presidente del Banco Asiático de Desarrollo, Tadao Chino.

Los Subdirectores Gerentes del FMI también participaron en muchas conferencias, reuniones y seminarios durante el año. En junio de 2004, la Primera Subdirectora Gerente, Anne O. Krueger, pronunció un discurso y participó en la conferencia “60 Years of Bretton Woods: The Governance of the International Financial System—Looking Ahead”, celebrada en Viena, Austria. Asimismo, Krueger viajó a Basilea, Suiza, para asistir a la 74ª Asamblea General Anual del Banco de Pagos Internacionales. En noviembre de 2004, pronunció el discurso principal en la Conferencia Bancaria de 2004 en Nueva Delhi, India, y en diciembre de 2004 realizó una presentación ante los asistentes al seminario del FMI sobre el comercio y la integración regional en África, celebrado en Dakar, Senegal. En enero de 2005, Krueger también visitó Sri Lanka y Maldivas, dos de los países gravemente afectados por el maremoto.

En octubre de 2004, el Subdirector Gerente Agustín Carstens pronunció un discurso en la conferencia de alto nivel sobre cuestiones relacionadas con el sector financiero en los países emergentes de Asia y la función del FMI, celebrada en Kuala Lumpur, Malasia. Asimismo, Carstens viajó a Ginebra para participar en la Reunión del Consejo de la OMC y a Madrid para asistir a la Sexta Conferencia Anual sobre Riesgo País en América Latina.

En octubre de 2004, el Subdirector Gerente Takatoshi Kato participó en el seminario patrocinado por el FMI sobre el crecimiento y la reducción de la pobreza “Growth and Poverty—Lessons from Africa, China, and India”, celebrado en Nairobi, Kenya. En noviembre de 2004, pronunció el discurso de apertura del Foro sobre Finanzas y Desarrollo del APEC 2004 en Hainan, China.

Evaluación del Directorio Ejecutivo sobre las actividades de comunicación externa

En marzo de 2005, el Directorio Ejecutivo examinó un estudio preparado por el Departamento de Relaciones Externas sobre la integración de las actividades de comunicación y las operaciones del FMI2. El Directorio se ha ocupado del examen de la estrategia de comunicaciones del FMI en cuatro ocasiones (la primera en 1998). Estas deliberaciones han complementado y reforzado los otros exámenes y actualizaciones que lleva a cabo el Directorio Ejecutivo sobre la política de transparencia del FMI, en los que se establecen las directrices sobre el tipo y el alcance de la información que el FMI puede divulgar al público3.

En general, los directores ejecutivos consideraron que el FMI continúa implementando una estrategia de comunicaciones equilibrada, orientada primordialmente a fomentar la adopción de políticas sólidas y transparentes a escala mundial, procurando al mismo tiempo que el asesoramiento que brinda a los países sea más convincente y, por lo tanto, más eficaz. Este examen contribuyó asimismo a la formulación de sugerencias útiles sobre varios aspectos de la estrategia de comunicaciones del FMI, que se aplicarán teniendo en cuenta la evolución de la estrategia del FMI a mediano plazo.

Los directores acordaron que uno de los objetivos esenciales a mediano plazo de la estrategia de comunicaciones del FMI debería ser el mejoramiento de la coordinación y la integración de las actividades de comunicación con las operaciones del FMI en el marco de la labor con los países y, de forma más general, en la elaboración y la implementación de políticas. Los directores coincidieron en la importancia de fomentar una colaboración más estrecha entre los departamentos regionales y el Departamento de Relaciones Externas para la formulación y la aplicación de planes nacionales y regionales de comunicación. Para asegurar que estos planes se adapten a las circunstancias y prioridades de cada país, deben elaborarse y ejecutarse con el respaldo de los directores y las autoridades nacionales.

Muchos directores consideraron que las oficinas regionales y las oficinas de los representantes residentes deben desempeñar una función de apoyo clave, pero subrayaron la importancia de una coordinación estrecha entre los jefes de misión, los directores de departamento y la gerencia para garantizar una comunicación eficaz. Los directores consideraron que a ellos les corresponde una función continua en las actividades de comunicación externa, tanto en su calidad de funcionarios del FMI como de representantes de sus países. A este respecto, señalaron que los viajes de grupos de directores son un mecanismo que contribuye a fomentar las relaciones externas y sirve tanto para informar a los países sobre el FMI y sus políticas como para escuchar a las autoridades y la sociedad civil de cada país.

Hubo acuerdo general entre los directores en que la planificación y la ejecución de las actividades de comunicación en el marco de los programas respaldados por el FMI sigue siendo una prioridad importante. En este contexto, la comunicación debería seguir centrándose en los esfuerzos desplegados por las propias autoridades nacionales para reforzar la identificación de los países con los programas de política económica. Los directores recomendaron mantener consultas directas con las autoridades al planificar las actividades de comunicación en los países y señalaron la importancia de mejorar la comunicación con los parlamentarios nacionales cuando las autoridades lo estimen necesario.

Los directores consideraron que el FMI podría divulgar las conclusiones de sus actividades de supervisión de una forma más amplia y eficaz. En muchos casos, la intensificación de las comunicaciones relacionadas con la supervisión debería involucrar principalmente al personal de los departamentos regionales, con el apoyo del Departamento de Relaciones Externas. Varios directores subrayaron las ventajas de publicar en los idiomas locales resúmenes de los análisis y las conclusiones de la supervisión, así como los documentos sobre los programas. Tomaron nota de las posibles ventajas y oportunidades de ampliar la comunicación, así como de los costos adicionales que supondría la difusión más extensa de documentos en otros idiomas además del inglés. A este respecto, los directores celebraron la reciente creación de un grupo de trabajo de directores y funcionarios técnicos que examinará cuestiones relacionadas con la publicación de documentos en otros idiomas además del inglés en el sitio del FMI en Internet.

En los próximos meses, el progreso realizado por la comunidad internacional para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) suscitará especial interés. En este contexto, cabe señalar el compromiso asumido por el FMI de ayudar a los países a avanzar hacia la consecución de estos objetivos; será esencial una comunicación clara para transmitir las señales claras en el caso de los países de bajo ingreso, en consonancia con las deliberaciones que se están llevando a cabo dentro de la institución sobre la función del FMI en estos países. Al mismo tiempo, los directores observaron que el FMI es uno de los socios que participan en la consecución de los ODM y que debe evitarse que su estrategia de comunicaciones suscite expectativas excesivas.

En opinión de los directores, aunque ahora el público comprende mucho mejor las políticas del FMI, la misión de la institución aún no se reconoce o comprende tan fácilmente como la de otros organismos internacionales. De ahí la importancia considerable que siguen teniendo las actividades de publicación y comunicación orientadas a explicar la labor del FMI a los periodistas, los parlamentarios, la sociedad civil y el público en general. En el ámbito de estas actividades, se ha subrayado asimismo la necesidad de intensificar los contactos con el sector privado. Los directores señalaron el importante papel que desempeña la Oficina de Evaluación Independiente en las actividades de divulgación y comunicación que realiza el FMI.

El texto del estudio puede consultarse en www.imf.org/external/np/exr/docs/2005/020805.htm.

Véase la nota de información al público No. 03/122, “IMF Reviews of the Fund´s Transparency Policy—Issues and Next Steps” en www.imf.org/external/np/sec/pn/2003/pn03122.htm.

    Other Resources Citing This Publication