Informe Anual 1999
Chapter

Capítulo 11. Organización, funcionarios y presupuesto

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
October 1999
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

El FMI se compone de la Junta de Gobernadores, el Directorio Ejecutivo, el Director Gerente, un Primer Subdirector Gerente, dos Subdirectores Gerentes y el cuerpo de funcionarios internacionales. El Convenio Constitutivo de la institución dispone que el personal dará muestra del más alto nivel de eficiencia y de competencia técnica, y reflejará la diversidad de los países miembros del FMI.

Directorio Ejecutivo

El Directorio Ejecutivo del FMI, integrado por 24 miembros, es el órgano permanente de decisión y se ocupa del quehacer cotidiano de la institución. En 1998, el Directorio celebró 131 reuniones oficiales, 6 seminarios y 4 sesiones oficiosas. El Directorio Ejecutivo lleva a cabo su labor basándose principalmente en los documentos preparados por la gerencia y el personal del FMI. En 1998, el Directorio dedicó el 59% de su tiempo a asuntos relacionados con los países miembros (consultas del Artículo IV y revisiones y aprobaciones de acuerdos con los países), el 28% a cuestiones de supervisión multilateral y de política económica (como perspectivas de la economía mundial, evolución de los mercados internacionales de capital, recursos financieros del FMI, arquitectura del sistema monetario internacional, situación de la deuda y otros temas vinculados con el diseño de los programas y los servicios financieros de la institución) y el resto del tiempo a temas administrativos y de otra índole.

Departamentos

El personal del FMI está organizado primordialmente en departamentos regionales (o de área), funcionales, de información y enlace y de funciones de apoyo (véase el gráfico 8). A la cabeza de estos departamentos están los directores, que dependen del Director Gerente.

Gráfico 8Fondo Monetario Internacional: Organigrama

Nota: Organigrama al 30 de abril de 1999. Se indica entre paréntesis el número de funcionarios de planta presupuestados.

1 El Instituto apoya la labor de dos centros de capacitación: el Instituto Multilateral de Viena (Austria) y el Instituto Regional de Capacitación de Singapur (Singapur).

2Como parte de la consolidación presupuestaria y reorganización de recursos, en octubre de 1998 la Secretana de Asistencia Técnica quedó integrada en la Oficina de Presupuesto y Planificación.

Departamentos regionales

Seis departamentos regionales—África, Asia y el Pacífico, Europa I, Europa II, Hemisferio Occidental y Oriente Medio—asesoran a la gerencia y al Directorio Ejecutivo en asuntos relativos a la evolución y la política económica de los países que integran cada región. Además, el personal de estos departamentos negocia los acuerdos sobre el uso de recursos financieros del FMI y examina el cumplimiento de los programas en el marco de los acuerdos respaldados por la institución. En cooperación con los departamentos funcionales pertinentes, brindan a los países miembros asesoramiento en materia de política económica y asistencia técnica, y mantienen contactos con los organismos regionales e instituciones multilaterales de sus respectivas zonas geográficas. Con la colaboración del personal de los departamentos funcionales, los departamentos regionales realizan la mayor parte de la labor de supervisión bilateral del FMI gracias a sus contactos directos con los países miembros. Además, se han asignado 75 funcionarios de los departamentos regionales a los países miembros como representantes residentes del FMI (véase el recuadro 18).

Departamentos funcionales y de servicios especiales

El Departamento de Finanzas Públicas se encarga de toda la actividad relacionada con la hacienda pública de los países miembros. Participa en las misiones de los departamentos regionales sobre temas fiscales, examina los aspectos fiscales del asesoramiento en materia de política económica que proporciona el FMI y de los programas de ajuste respaldados por la institución, y brinda asistencia técnica sobre las finanzas públicas. También realiza actividades de investigación y estudio de medidas fiscales y cuestiones relacionadas con la distribución del ingreso y la pobreza, las redes de protección social, la política de gasto público y el medio ambiente.

El Instituto del FMI ofrece capacitación a altos funcionarios de los países miembros—sobre todo, de los países en desarrollo—en temas como programación y política financieras, políticas relativas al sector externo, metodología de balanza de pagos, cuentas nacionales y estadísticas de las finanzas públicas, y hacienda pública.

El Departamento Jurídico asesora a la gerencia, al Directorio y al personal sobre las normas jurídicas aplicables. Prepara la mayor parte de las decisiones y otros instrumentos jurídicos necesarios para las actividades del FMI. Actúa como asesor jurídico de la institución en casos de litigio y arbitraje, proporciona asistencia técnica a los países miembros en lo relativo a la reforma legislativa y responde a consultas de autoridades nacionales y organismos internacionales sobre las normas del FMI, además de formular dictámenes sobre la jurisdicción del FMI en materia de medidas y restricciones cambiarias.

El Departamento de Asuntos Monetarios y Cambiarios ofrece asistencia analítica y técnica, incluidas la formulación y divulgación de políticas óptimas y buenas prácticas, a los países miembros y a los departamentos regionales en cuestiones relativas a banca central, políticas e instrumentos monetarios y cambiarios, sistemas y solidez del sector financiero—incluidas normas de prudencia, supervisión bancaria y reestructuración sistémica—, flujos de capital, y medidas y sistemas cambiarios. En el marco de la supervisión que ejerce el FMI y de las solicitudes de utilización de recursos de la institución, el departamento examina los temas de su competencia y ofrece asesoramiento sobre evaluación y formulación de medidas; el departamento también presta y administra asistencia técnica en esos ámbitos, en coordinación con bancos centrales, organismos de supervisión y otros organismos internacionales con los que mantiene relaciones de colaboración.

El Departamento de Elaboración y Examen de Políticas desempeña tradicionalmente una función central en el diseño y ejecución de las operaciones y los servicios financieros del FMI. En los últimos años, ha liderado el trabajo del FMI en las cuestiones relacionadas con el fortalecimiento de la arquitectura del sistema financiero internacional. Junto con el Departamento de Estudios, dirige las actividades relacionadas con la supervisión multilateral y la coordinación de la política, así como la actividad conexa de examen y apoyo. Conjuntamente con los departamentos regionales, contribuye a la movilización de otros recursos financieros para los países miembros que utilizan recursos del FMI, incluidas las actividades relacionadas con la deuda y el financiamiento de programas (a través del Club de París y los bancos internacionales).

El Departamento de Estudios se ocupa del análisis de política y el estudio de temas pertinentes a la actividad del FMI. El departamento desempeña una labor primordial en la formulación de la política del FMI con respecto al sistema monetario internacional y la supervisión, y colabora con otros departamentos en la preparación del asesoramiento que proporciona el FMI a los países miembros en materia de política económica. Además, coordina el estudio semestral sobre las perspectivas de la economía mundial y prepara el informe anual sobre los mercados internacionales de capital, así como el análisis para la coordinación de la política del Grupo de los Siete y para los seminarios del Directorio Ejecutivo sobre la evolución de la economía y los mercados mundiales. El departamento también establece y mantiene los contactos del FMI con las universidades y con otras organizaciones que se dedican a la investigación.

Recuadro 18Representantes residentes del FMI

Al cierre del ejercicio de 1998/99, el FMI tenía 75 representantes residentes en 68 países miembros de las regiones de África, América, Asia, Europa y Oriente Medio. Estos puestos—que suele ocupar un solo funcionario—tienen por objeto intensificar la labor de asesoramiento que ofrece la institución en materia de política y, con frecuencia, se crean cuando se está aplicando un programa de ajuste respaldado por el FMI. En una evaluación interna reciente se llegó a la conclusión de que los representantes residentes—que normalmente tienen excepcionales oportunidades de mantener contacto con personajes clave de las autoridades nacionales—pueden producir un impacto de gran magnitud en la calidad de la labor del FMI en los países. Concretamente, son los representantes residentes los que advierten tanto a la institución como al país acerca de posibles desviaciones de la política económica, brindan apoyo in situ a los programas de ajuste y pueden participar activamente en la divulgación de los fines del FMI en los países miembros.

El Departamento de Estadística mantiene bases de datos con información económica y financiera nacional, regional y mundial, y examina los datos de los países para apoyar la labor de supervisión del FMI. También se ocupa de formular conceptos estadísticos sobre balanza de pagos, finanzas públicas y estadísticas monetarias y financieras, además de preparar manuales metodológicos sobre estos temas. El departamento proporciona asistencia técnica y capacitación para ayudar a los países miembros a desarrollar sistemas estadísticos y produce las publicaciones estadísticas del FMI. También se encarga de la elaboración y el mantenimiento de las normas para la divulgación de datos por parte de los países miembros.

El Departamento de Tesorería se ocupa de formular la política y procedimientos financieros del FMI; lleva a cabo y controla las operaciones y transacciones financieras del Departamento General, el Departamento de DEG y las cuentas administradas (incluidas la Cuenta Fiduciaria del SRAE y las cuentas conexas);fiscaliza el gasto en el marco de los presupuestos administrativo y de capital, y lleva las cuentas y los registros financieros del FMI. Las funciones del departamento abarcan también la revisión de cuotas, el financiamiento y la liquidez del FMI, la obtención de préstamos, las inversiones, los ingresos de la institución y la política con respecto a las operaciones con DEG.

Información y enlace

El Departamento de Relaciones Externas se encarga de la edición, producción y distribución de las publicaciones no estadísticas del FMI; proporciona servicios de información a la prensa y al público en general; mantiene contactos con organizaciones no gubernamentales y órganos parlamentarios, y se ocupa de administrar el sitio del FMI en Internet (véase también el apéndice V).

Recuadro 19Evaluación interna del FMI

A principios de 1999, la Oficina de Auditoría e Inspección Internas, con la ayuda de expertos externos, concluyó una revisión de dos años de duración, de la eficacia y la eficiencia de los servicios de apoyo del FMI. En el examen, se evaluaron 13 servicios distintos proporcionados por más de 900 funcionarios del FMI, entre el personal de planta, contratado y subcontratado:

  • Servicios de información (servicios de tecnología, telecomunicaciones, lingüísticos, gestión de documentos y biblioteca).

  • Instalaciones y servicios relacionados (gestión de instalaciones, construcción de proyectos de capital, gestión de viajes y servicios de compras).

  • Servicios de apoyo y control financieros (contabilidad y estados financieros, gasto y control administrativos, presupuesto y auditoría interna).

En la revisión se concluyó que los servicios internos del FMI ofrecen un apoyo de buena calidad para las actividades consideradas “básicas” de la organización. Se ha mantenido la calidad de los servicios, pese al aumento de la carga de trabajo, que ha superado holgadamente el reducido aumento de los recursos presupuestarios destinados a los servicios de apoyo en los últimos años. El costo se ajusta a los parámetros de comparación en unas cuantas áreas de servicios, pero es mayor en otras.

El examen indicó que existe una serie de oportunidades de mejora, tanto a nivel institucional como departamental. Éstas incluyen: fomento de la determinación de objetivos estratégicos, reasignación de funciones dentro de la organización, nivelación de las estructuras orgánicas, racionalización de los procesos, aumento de la eficiencia mediante el uso más intenso de la tecnología y mejora del seguimiento de los resultados. La revisión interna también llevó a la gerencia del FMI a anunciar una reorganización de los servicios del FMI y las funciones relativas a los recursos humanos, que entró en vigor el 1 de julio de 1999.

En el ejercicio de 1998/99, el Directorio Ejecutivo también inició una revisión interna de la asistencia técnica del FMI, que se considerará en el ejercicio de 1999/2000 (véase el capítulo 9).

El FMI tiene establecidas cuatro oficinas—la Oficina Europea, la Oficina de Ginebra, la Oficina del FMI en las Naciones Unidas y la Oficina Regional para Asia y el Pacífico—para mantener estrechas relaciones con otras instituciones internacionales y regionales (véase el apéndice IV).

Servicios de apoyo

El Departamento de Administración tiene a su cargo la contratación, capacitación y programas de desarrollo profesional; supervisa el funcionamiento del edificio de la sede y de los locales arrendados; proporciona servicios administrativos a la institución, y administra la Biblioteca Conjunta del Banco y el Fondo.

El Departamento de Secretaría presta asistencia a la gerencia en la preparación y coordinación del programa de trabajo del Directorio Ejecutivo y otros órganos oficiales, incluida la programación de las reuniones del Directorio y apoyo logístico. Este departamento también coordina las Reuniones Anuales, en cooperación con el Banco Mundial, y tiene a su cargo los archivos, comunicaciones y programa de seguridad del FMI.

Las direcciones, oficinas y secretarías del FMI se ocupan de los servicios de informática; servicios lingüísticos; auditoría, evaluación y procedimientos de trabajo; cuestiones presupuestarias; asistencia técnica, e inversiones para el Plan de Jubilación del Personal.

Tras la realización de una evaluación interna de los servicios de apoyo (véase el recuadro 19), la gerencia del FMI anunció una reorganización de los servicios para obtener nuevas mejoras en la eficiencia, lo que también permitirá ahorrar recursos presupuestarios en el ejercicio de 1999/2000 y siguientes. La modificación, que entró en vigor el 1 de julio de 1999, reasignó las funciones de servicios en el FMI en dos departamentos creados para ese fin:

  • Un Departamento de Tecnología y Servicios Generales, integrado por la Dirección de Servicios de Informática, la Dirección de Servicios Lingüísticos, la División de Servicios Administrativos, la Biblioteca Conjunta y algunas funciones de servicios del Departamento de Secretaría.

  • Un Departamento de Recursos Humanos, que abarca las funciones del actual Departamento de Administración que tienen que ver con el personal. En el gráfico 8 aparece la distribución del personal por departamentos al 30 de abril de 1999.

Personal

El Director Gerente nombra un cuerpo de funcionarios con dedicación exclusiva al FMI. Este personal dará muestra de eficiencia y competencia técnica “al más alto nivel”, y la distribución de nacionalidades será reflejo de la amplia diversidad de los países miembros, de forma que se tenga “debidamente en cuenta la importancia de contratar sus servicios sobre la base geográfica más amplia posible”. A tal fin, y con objeto de preservar la continuidad y la memoria institucional necesarias para mantener una buena y estrecha relación de trabajo con los países miembros, la política de empleo de la institución tiene por objeto contratar y retener un cuerpo de funcionarios internacionales que estén interesados en dedicar su carrera, o una parte significativa de la misma, al FMI. Con todo, en el Directorio, unos cuantos directores ejecutivos han subrayado que el FMI reconoce cada vez más la utilidad de contratar personal por períodos más cortos y, debido a la transformación que está registrando el mercado laboral y la necesidad de conocer nuevos puntos de vista, de disponer de personas con una trayectoria profesional ya establecida. Por lo que respecta a algunas especialidades y trabajos, principalmente los relacionados con la tecnología, determinados servicios y conocimientos muy especializados de economía, ciertas consideraciones de índole institucional han hecho necesario recurrir a la contratación a corto plazo o a la subcontratación de servicios.

En un examen de la política de recursos humanos del FMI, efectuado en junio de 1998, el Directorio Ejecutivo estuvo de acuerdo en que la política del FMI había sido útil para la institución pero enfrentaba un difícil reto, sobre todo en vista del aumento de las presiones de trabajo, la nueva combinación de especialidades requeridas, la necesidad de fortalecer el desarrollo de los recursos humanos y el entorno de trabajo externo que cada vez es más flexible. Si bien no hacía falta una transformación radical de la estrategia general, eran elementos que exigían atención.

Los directores recalcaron la importancia de la heterogeneidad de los funcionarios del FMI. Si bien en lo que se refiere al género y la nacionalidad, la diversidad ha mejorado en los últimos años, aún se requieren más avances en la representación de la mujer, sobre todo en el nivel directivo, y de los países miembros y regiones que continúan subrepresentados, en particular el Oriente Medio.

En el caso de los economistas, que constituyen la gran mayoría del personal profesional del FMI, los requisitos fundamentales son una capacitación de primer orden en macroeconomía y en métodos cuantitativos y experiencia en política económica. Los directores consideraron que el cambio de la capacidad profesional que el FMI requiere—por ejemplo, la fuerte demanda de conocimientos especializados en banca y aspectos del sector financiero—podría abordarse en gran medida con la estrategia actual de capacitación y contratación. Unos cuantos directores subrayaron la necesidad de mayor rotación de personal dentro y fuera del FMI, a fin de fomentar la renovación de aptitudes e infundir nuevo brío a la institución.

Los directores se refirieron a la reciente renuncia de un gran número de economistas, entre ellos algunos de los más productivos, para incorporarse a compañías financieras del sector privado. El aumento de la demanda de conocimientos especializados de los economistas del FMI debe tenerse cuenta en el examen de algunos aspectos de la estrategia de recursos humanos del FMI, entre ellos su sistema de remuneración, aunque evidentemente el FMI no puede ni debe emular los niveles de remuneración del sector privado. En general, los directores expresaron inquietud con respecto a la grave pérdida de competitividad que han sufrido en los últimos años los sueldos de profesionales de nivel medio y alto en relación con el mercado de Estados Unidos, y recordaron que, en el examen de la remuneración realizado en 1998, se había convenido en revisar la curva de sueldos del FMI, así como los comparadores de salarios, puestos de trabajo y ponderaciones, dada la posibilidad de que el Banco Mundial y el FMI adopten estructuras salariales diferentes en el futuro. (En diciembre de 1998, el Banco Mundial adoptó un nuevo sistema de remuneración, apartándose del sistema conjunto de remuneración que habían mantenido el FMI y el Banco Mundial desde 1989.)

En cuanto a la política de empleo, varios directores expresaron inquietud por el hecho de que la aplicación de una política de empleo ad hoc en materia de contratación de empleados temporales y subcontratación de servicios pudiese haber llevado a un tratamiento inequitativo. En una revisión posterior de la política y la práctica con respecto al empleo realizada en enero de 1999, el Directorio subrayó que la política de empleo debe basarse en los principios correspondientes a unas prácticas laborales justas y transparentes, y respaldó la adopción de un marco laboral revisado a fin de resolver las contradicciones en la política de empleo.

En su reunión de junio de 1998, los directores expresaron inquietud por la fuerte presión de trabajo que existe en el FMI, presión que se intensificó con la crisis de Asia. Se convino que las presiones de trabajo debían aliviarse, en primer lugar y sobre todo mediante la determinación de las prioridades correctas, la racionalización del trabajo y la provisión de recursos humanos y presupuestarios adecuados. Para ayudar al personal a desenvolverse en un entorno de trabajo que, según las previsiones, seguirá exigiendo mucho esfuerzo y dedicación, los directores convinieron en explorar la posibilidad de adoptar condiciones laborales más flexibles, e hicieron hincapié en la necesidad de hacer un riguroso seguimiento de un informe previo sobre la salud de los empleados del FMI. Además, el Directorio convino en que era vital, para una institución basada en los conocimientos, dar al personal suficiente tiempo para recuperarse y oportunidades para su renovación intelectual, como un mayor uso de las licencias sabáticas y las comisiones de servicio en otras instituciones. Los directores también respaldaron el aumento de los estímulos para que el personal del FMI dedique parte de su carrera profesional a la obtención de aptitudes profesionales adicionales y experiencia pertinente fuera de la institución, expresando su preferencia por iniciativas que mejoren la capacidad de gestión y de supervisión dentro del FMI y el refuerzo de programas de desarrollo profesional. Consideraron favorablemente las mejoras realizadas en los programas estructurados de capacitación económica.

Al 31 de diciembre de 1998, el FMI contaba con 671 funcionarios en las categorías auxiliares y un total de 1.525 profesionales (de los cuales aproximadamente dos terceras partes eran economistas). Alrededor de otros 428 puestos de trabajo corresponden a la categoría “otro personal autorizado” (expertos, consultores, participantes en el Programa para Economistas, y otros recursos no permanentes). De los 182 países miembros del FMI, 123 estaban representados en el personal. (Véase en el cuadro 16 la evolución de la distribución por nacionalidades del personal profesional del FMI desde 1980.)

Durante 1998/99, el FMI utilizó un total de 3.006 años-empleado, frente a 2.946 en 1997/98. El total correspondiente a 1998/99 incluye 1.990 años correspondientes al personal de planta (1.988 en 1997/98), que se complementaron con los servicios prestados por los participantes en el Programa para Economistas, horas extraordinarias, personal contratado a plazo fijo y otros empleados temporales hasta llegar a un total de 2.641 años-empleado (2.592 en 1997/98); a este total se suman 233 años-empleado correspondientes a las Oficinas de los Directores Ejecutivos (230 en 1997/98), y 132 años-empleado por concepto de servicios de asistencia técnica prestados con financiamiento externo y otros recursos (123 en 1997/98).

Contratación y retención de personal

Durante 1998, se incorporaron a la organización 170 funcionarios (104 economistas, 28 profesionales no economistas y 38 de categorías auxiliares), lo que representa un aumento de 21 frente a los 149 funcionarios contratados en 1997. De los funcionarios que ingresaron en 1998, 63 eran economistas con una trayectoria profesional ya establecida y 41 lo hicieron en el marco del Programa para Economistas, un programa de dos años cuya finalidad es familiarizar con la labor del FMI a los economistas que se encuentran al “principio” de una carrera, ubicándolos en dos departamentos distintos por un período de 12 meses en cada uno. En general, los postulantes al Programa para Economistas están terminando un doctorado en macroeconomía o una disciplina afín, o ya han finalizado sus estudios de postgrado y cuentan con uno o dos años de experiencia laboral. A los participantes en el Programa para Economistas que demuestran un buen desempeño durante esos dos años se les ofrece un nombramiento de carácter permanente.

Durante 1998 se retiraron de la institución 162 funcionarios. En el caso del personal profesional, la tasa de separación de servicio se elevó al 8% (122 funcionarios) en 1998, en comparación con el 7% (104 funcionarios) en 1997, un porcentaje bastante elevado con respecto al promedio a largo plazo, que se aproxima al 5%. Este aumento de la rotación de personal es atribuible principalmente a un súbito y pronunciado incremento del número de economistas que renunciaron para incorporarse a compañías financieras del sector privado y a un mayor número de jubilaciones, incluidas las estimuladas por incentivos.

Estructura salarial

A fin de contratar y retener el personal que necesita, el FMI ha elaborado un sistema de remuneración y prestaciones competitivo, que permite recompensar el mérito y tiene en cuenta las necesidades especiales de un personal multinacional y, en su mayoría, expatriado. La estructura salarial del personal del FMI se revisa y, si corresponde, se ajusta anualmente tomando como base comparaciones con los sueldos pagados por determinadas empresas privadas financieras e industriales y por organismos del sector público de Estados Unidos, Francia y Alemania. Como resultado del análisis más reciente de los salarios utilizados para efectuar las comparaciones, la estructura salarial se incrementó un 4,3% en 1998/99 y el Directorio ha aprobado un aumento del 4,1% para 1999/2000.

Diversidad

Como se mencionó en párrafos anteriores, el Directorio Ejecutivo sigue considerando que la heterogeneidad del personal es un factor importante para mejorar la eficacia del FMI como institución internacional. Con el respaldo del Director Gerente, la Asesora Especial sobre Diversidad ha elaborado una serie de planes e indicadores para fomentar y vigilar la diversidad del personal en la organización en lo que respecta a la nacionalidad y al género (véanse los cuadros 16 y 17), así como la gestión de la diversidad en la institución. La Asesora Especial trabaja en estrecha cooperación con los departamentos a fin de detectar problemas y oportunidades para reforzar la diversidad y elaborar los planes de acción pertinentes a nivel departamental. En 1998/99, los departamentos siguieron aplicando estos planes, que normalmente incluyen iniciativas en materia de diversidad en las contrataciones, el reconocimiento de las necesidades de diversidad en la plantilla de funcionarios y el desarrollo profesional, así como medidas para ayudar a velar por la equidad en el sueldo y la categoría profesionales, programas de orientación y asignación de mentores para los recién llegados, medidas para mejorar la comunicación y el aumento de la transparencia de la información, y fomento de planes de trabajo adaptados a las necesidades de la familia. El FMI también ha dado mayor importancia, en las evaluaciones del desempeño de los supervisores y en las decisiones en materia de ascensos, a la aptitud para la gestión de los recursos humanos, una capacidad directiva de particular importancia en una institución que cuenta con personal heterogéneo.

Cuadro 16Distribución regional del personal profesional por nacionalidades(Porcentaje)
Región1198019901998
África3,85,85,5
América39,141,040,3
Canadá2,62,84,1
Estados Unidos25,925,925,3
Otros países de América10,612,310,9
Asia12,312,715,1
Japón1,41,91,6
Otros países de Asia10,910,813,5
Europa39,535,133,2
Alemania3,74,34,2
Francia6,95,54,6
Italia1,71,42,7
Reino Unido8,28,06,6
Países bálticos, Rusia y otros países de la antigua Unión Soviética1,3
Otros países de Europa19,015,913,8
Oriente Medio5,45,55,7
Total100,0100,0100,0

Las regiones se definen conforme a la distribución por países de los departamentos regionales del FMI. La región de Europa comprende los países de los departamentos de Europa I y Europa II. La región de Oriente Medio incluye los países del norte de África.

Las regiones se definen conforme a la distribución por países de los departamentos regionales del FMI. La región de Europa comprende los países de los departamentos de Europa I y Europa II. La región de Oriente Medio incluye los países del norte de África.

Cuadro 17Distribución por género del personal del FMI según los niveles
Niveles198019901998
NúmeroPorcentajeNúmeroPorcentajeNúmeroPorcentaje
Total
Total (todos los niveles)1.444100,01.774100,02.1961100,0
Mujeres67646,882746,61.01746,3
Hombres76853,294753,41.17953,7
Personal auxiliar
Total613100,0642100,0671100,0
Mujeres49280,354084,157786,0
Hombres12119,710215,99414,0
Profesionales
Total646100,0897100,01.238100,0
Mujeres17326,827430,539732,0
Hombres47373,262369,584168,0
Economistas
Total362100,0529100,0788100,0
Mujeres4211,67013,215319,4
Hombres32088,445986,863580,6
Otras profesiones
Total284100,0368100,0450100,0
Mujeres13146,120455,424454,2
Hombres15353,916444,620645,8
Personal directivo
Total185100,0235100,0287100,0
Mujeres115,9135,54315,0
Hombres17494,122294,524485,0
Economistas
Total99100,0184100,0245100,0
Mujeres44,094,92711,0
Hombres9596,017595,121889,0
Otras profesiones
Total86100,051100,042100,0
Mujeres78,147,81638,1
Hombres7991,94792,22661,9

Otros 428 puestos, aproximadamente, corresponden a la categoría de otro personal autorizado (expertos, consultores, participantes en el programa de economistas y otros recursos de carácter extraordinario).

Otros 428 puestos, aproximadamente, corresponden a la categoría de otro personal autorizado (expertos, consultores, participantes en el programa de economistas y otros recursos de carácter extraordinario).

Los informes de situación departamentales presentados al Director Gerente en 1998/99 indican importantes mejoras con respecto a la conciencia sobre la diversidad y las prácticas de gestión. También se han obtenido avances en la contratación, ascenso y representación en general de los funcionarios pertenecientes a grupos subrepresentados y aquellos que, según estudios anteriores, tenían menores oportunidades de desarrollo profesional. Estas tendencias favorables se han concentrado en el personal menos calificado pero, de mantenerse, con el tiempo también podrían observarse a niveles gerenciales. El logro de un grado de diversidad satisfactorio entre el personal en una institución que hace hincapié en la progresión profesional del empleado es una meta que necesariamente demorará cierto tiempo en cumplirse.

Presupuestos administrativo y de capital

Los presupuestos administrativo y de capital del FMI se consideran en el contexto de los planes presupuestarios a mediano plazo y renovables, a tres y cinco años, respectivamente, que el Directorio examina todos los años. En el examen efectuado en enero de 1999, los directores estuvieron de acuerdo en que el ejercicio pasado se había caracterizado por un nivel extraordinario de incertidumbre económica a nivel mundial. Por consiguiente, la labor de planificación presupuestaria a mediano plazo se consideró transitoria, centrándose en el período inmediato y los trabajos actuales.

En lo que respecta al presupuesto de capital, el plan a cinco años seguía siendo congruente con la estrategia de continuar y finalizar importantes proyectos de construcción ya aprobados, y llevar adelante otras inversiones de capital que se traducirían en el ahorro de ciertos gastos o que sean necesarias para cumplir las ordenanzas de edificación o para mantener los edificios y el equipo existentes. El Directorio aprobó la propuesta de la gerencia de transferir los grandes proyectos multianuales de desarrollo informático del presupuesto administrativo al presupuesto de capital, como parte del plan estratégico quinquenal del FMI para tecnología de la información.

Planes presupuestarios

En el debate de los planes presupuestarios de enero de 1999, el Directorio reconoció que las perspectivas para la carga de trabajo futura del FMI se habían complicado por la continuación de los riesgos en la economía mundial y por el hecho de que faltan por tomarse decisiones con respecto a la forma y la estructura exactas de la nueva arquitectura del sistema monetario y financiero internacional, así como la respectiva distribución de funciones entre organismos internacionales y el sector privado. Basándose en ello, la estrategia presupuestaria para el ejercicio de 1999/2000 debería:

  • Dedicar recursos para el fortalecimiento de la capacidad del FMI para acometer las nuevas y mayores tareas que se han presentado en los dos últimos años.

  • Seguir asignando la máxima prioridad a la calidad y la oportunidad del trabajo del FMI, así como a la necesidad de estar preparados para realizar tareas inesperadas.

  • Mejorar las relaciones con otros organismos, sobre todo con el Banco Mundial, a fin de aprovechar las ventajas comparativas de la división de funciones y la elección de los programas que cada cual ha de realizar.

  • Abordar la necesidad urgente de aliviar la carga de trabajo del personal, haciéndola más viable.

  • Proseguir los planes economizadores basados en procedimientos internos y una organización más eficientes, reasignación de personal y otros recursos según exija el cambio de prioridades, inversión en informática, prácticas laborales e implementación de evaluaciones de la eficiencia.

  • Estudiar las consecuencias presupuestarias de toda evolución que pueda afectar a las responsabilidades futuras y carga de trabajo del FMI.

Los directores reconocieron, en general, que después de unos cuantos años de ajuste presupuestario, las tareas adicionales habían generado una carga de trabajo excesiva y niveles no viables de horas extraordinarias no remuneradas. Como respuesta, los directores consideraron necesario regresar a un nivel más viable de carga de trabajo y fortalecer la capacidad del FMI para atender las tareas nuevas y ampliadas que han surgido en los dos últimos años. La mayor parte de los directores apoyó la propuesta de la gerencia de aumentar la plantilla de personal autorizado en 1999/2000 (véase más adelante), aunque hubo diferencias de opinión sobre la magnitud del aumento que hacía falta. Los directores hicieron hincapié en la necesidad de: lograr una división eficiente del trabajo con otras instituciones en la implementación de toda tarea que surja como consecuencia del estudio de la nueva arquitectura financiera mundial; mantener el nivel de los recursos dedicados a la asistencia técnica, y proseguir los planes de búsqueda de reducción de gastos mediante el examen de las prácticas laborales y la aplicación de nuevas tecnologías.

Presupuestos y gastos de 1998/99

El presupuesto administrativo del FMI para el ejercicio cerrado el 30 de abril de 1999 era de $519,5 millones. En el caso del presupuesto de capital, se aprobaron $14,4 millones para proyectos que se iniciarán en el ejercicio de 1999 ($6,5 millones para el proyecto de reforma de edificios y $7,9 millones para sistemas y equipos de informática). En el cuadro 18 se indica el costo estimado de las principales actividades del FMI. Los gastos administrativos efectivos del ejercicio ascendieron en total a $520,6 millones, y los desembolsos para proyectos de capital a $43,9 millones, incluidos $25,3 millones para los principales proyectos de construcción (véase el cuadro 19).

Cuadro 18Costo estimado de las principales actividades del FMI; ejercicios 1998–20001(Millones de dólares de EE. UU.)
ActividadEjercicio 1998Porcentaje del totalEjercicio 1999Porcentaje del totalPresupuesto para el ejercicio 2000Porcentaje del total
Personal y administración Supervisión141,128,5147,428,3172,730,0
Uso de los recursos del FMI104,321,1114,322,0131,422,8
Asistencia técnica81,616,588,417,096,316,7
Relaciones externas23,24,726,25,029,65,1
Apoyo administrativo90,118,286,816,794,616,4
Subtotal440,388,9463,189,0524,691,1
Directorio Ejecutivo235,47,137,47,237,16,4
Junta de Gobernadores319,64,020,13,914,12,4
Subtotal55,011,157,511,051,28,9
Total495,3100,0520,6100,0575,8100,0
Nota: La suma de los parciales puede no coincidir con el total debido al redondeo de las cifras.

Las estimaciones correspondientes a los ejercicios 1998 y 1999 se basan en los datos de fin de año.

Los costos del Directorio Ejecutivo incluyen los sueldos y las prestaciones de los directores ejecutivos, los suplentes y los asistentes, viajes de trabajo y otros, comunicaciones, espacio de oficinas, libros e imprenta, materiales y equipo, servicios de informática, otros gastos diversos de las oficinas de los directores ejecutivos y el costo de los servicios de apoyo del personal asignado a los directores ejecutivos.

Los costos de la Junta de Gobernadores abarcan principalmente los gastos de viaje y viáticos de los gobernadores, el costo de los servicios de apoyo del personal asignado a la Junta de Gobernadores, incluido el costo de las Reuniones Anuales, y otros servicios administrativos diversos.

Nota: La suma de los parciales puede no coincidir con el total debido al redondeo de las cifras.

Las estimaciones correspondientes a los ejercicios 1998 y 1999 se basan en los datos de fin de año.

Los costos del Directorio Ejecutivo incluyen los sueldos y las prestaciones de los directores ejecutivos, los suplentes y los asistentes, viajes de trabajo y otros, comunicaciones, espacio de oficinas, libros e imprenta, materiales y equipo, servicios de informática, otros gastos diversos de las oficinas de los directores ejecutivos y el costo de los servicios de apoyo del personal asignado a los directores ejecutivos.

Los costos de la Junta de Gobernadores abarcan principalmente los gastos de viaje y viáticos de los gobernadores, el costo de los servicios de apoyo del personal asignado a la Junta de Gobernadores, incluido el costo de las Reuniones Anuales, y otros servicios administrativos diversos.

Cuadro 19Presupuestos administrativo y de capital; ejercicios 1997–20001(Miles de dólares de EE. UU.)
Ejercicio cerrado el 30 de abril de 1997: Gastos efectivosEjercicio cerrado el 30 de abril de 1998: Gastos efectivosEjercicio cerrado el 30 de abril de 1999: Gastos efectivosEjercicio que se cierra el 30 de abril de 2000: Presupuesto
Presupuesto administrativo
I. Gastos de personal
Sueldos216.350229.150249.171270.060
Otros gastos de personal129.550117.213122.039147.925
Subtotal345.901346.363371.210417.985
II. Otros gastos
Viajes de trabajo39.30246.83147.12846.940
Otros gastos de viaje26.96028.01028.07233.025
Comunicaciones10.69310.50610.96311.274
Espacio de oficinas41.89942.87744.92747.450
Libros e imprenta8.5799.6699.70412.192
Materiales y equipo7.9418.1649.5427.609
Servicios de informática19.73525.76526.01824.600
Gastos diversos9.92412.93013.56016.276
Subtotal165.033184.752189.914199.365
III. Rembolsos–39.368–35.836–40.506–41.566
Total del presupuesto administrativo471.564495.279520.619575.784
Menos: Rembolso por administración del Departamento de DEG–5.914–6.000–4.767
Rembolso por administración del SAE y del SRAE–43.78823
Gasto neto del presupuesto administrativo4421.862489.279515.852
Presupuesto de capital
Presupuesto para proyectos de capital520.12327.24014.44047.330
Desembolsos en proyectos de capital150.51256.15043.903

Presupuesto administrativo aprobado por el Directorio Ejecutivo para el ejercicio que se cierra el 30 de abril de 2000, comparado con los gastos efectivos de los ejercicios cerrados el 30 de abril de 1997, 1998 y 1999, y presupuesto de capital aprobado por el Directorio Ejecutivo para proyectos de capital durante los ejercicios de 1997, 1998, 1999 y 2000. En algunos casos, los totales no coinciden con las sumas debido al redondeo de las cifras.

Por decisión del Directorio Ejecutivo no se incluyó en el presupuesto administrativo el rembolso de $55.500.

Por decisión del Directorio Ejecutivo no se incluyó en el presupuesto administrativo el rembolso de $56.180.

El gasto neto del presupuesto administrativo no incluye las ganancias o pérdidas por valoración de las tenencias administrativas de monedas.

Presupuestos de capital multianuales para los proyectos iniciados en cada ejercicio.

Presupuesto administrativo aprobado por el Directorio Ejecutivo para el ejercicio que se cierra el 30 de abril de 2000, comparado con los gastos efectivos de los ejercicios cerrados el 30 de abril de 1997, 1998 y 1999, y presupuesto de capital aprobado por el Directorio Ejecutivo para proyectos de capital durante los ejercicios de 1997, 1998, 1999 y 2000. En algunos casos, los totales no coinciden con las sumas debido al redondeo de las cifras.

Por decisión del Directorio Ejecutivo no se incluyó en el presupuesto administrativo el rembolso de $55.500.

Por decisión del Directorio Ejecutivo no se incluyó en el presupuesto administrativo el rembolso de $56.180.

El gasto neto del presupuesto administrativo no incluye las ganancias o pérdidas por valoración de las tenencias administrativas de monedas.

Presupuestos de capital multianuales para los proyectos iniciados en cada ejercicio.

En 1998/99, los recursos del presupuesto administrativo se utilizaron para financiar la actividad del FMI en las proporciones siguientes: supervisión y uso de recursos del FMI, con 121 países clasificados como países objeto de un programa o de trabajos intensivos, un estimado de 302 años-persona de asistencia técnica (67,3% de los gastos); actividades en el ámbito de las relaciones externas para dar mayor transparencia a la política y operaciones del FMI (5%); respaldo administrativo, esfera en la que las inversiones en tecnología y la continua mejora de los procedimientos de trabajo continúan reduciendo gastos (16,7%); Junta de Gobernadores (3,9%); y Directorio Ejecutivo (7,2%). En el gráfico 9 se presenta la distribución del gasto administrativo estimado desglosado por funciones principales del FMI.

Gráfico 9Costo estimado de las principales actividades; ejercicio de 1999

(Porcentaje del costo total)

Nota: Información basada en los gastos efectivos del ejercicio de 1999. El costo correspondiente a supervisión general, capacitación, desarrollo profesional y licencias del personal se ha distribuido en forma proporcional entre cada una de las demás categorías. En algunos casos, los totales no coinciden con las sumas debido al redondeo de las cifras.

Presupuestos y gastos de 1999/2000

Para financiar la estrategia presupuestaria, el Directorio Ejecutivo aprobó, en abril de 1999, un presupuesto administrativo para el ejercicio de 1999/2000 de $575,8 millones, lo que representa un incremento del 10,8% en relación con el presupuesto aprobado para el ejercicio anterior, o un incremento del 11,8% si se tiene en cuenta la transferencia de los principales planes de desarrollo de programas informáticos al presupuesto de capital. Además se aprobó un presupuesto para proyectos de capital de $47,3 millones para mejoras en instalaciones, equipos de procesamiento electrónico de datos y una importante inversión en el desarrollo de programas informáticos. El presupuesto administrativo para 1999/2000 incluye un incremento de 98,5 puestos de trabajo en el nivel autorizado de personal para la ampliación de las actividades de supervisión del FMI, sobre todo en cuestiones del sector financiero y afines, incluida la formulación de códigos y normas; la labor relacionada con el uso de recursos del FMI, incluido el aumento del trabajo derivado de las revisiones del SRAE y la implementación de los programas, la Iniciativa para los PPME y la colaboración con otras instituciones financieras internacionales; la actividad de asistencia técnica, cuyo alcance aumentará en esferas tradicionales y no tradicionales, como la transparencia fiscal, y en el programa de capacitación del FMI, con la creación del Instituto Multilateral de África y el Programa Regional de Capacitación del Oriente Medio; y en otras áreas, como la asignación de recursos al programa de relaciones externas, la estrategia de recursos humanos, el aumento del número de participantes en el Programa para Economistas del FMI y otras tareas. El aumento del personal autorizado permitirá que el FMI reduzca el altísimo número de horas extraordinarias no remuneradas que trabajan muchos funcionarios, así como el saldo de días de licencia acumulados.

El presupuesto de capital refleja la continuación de los planes para concluir proyectos de construcción de gran envergadura, modernizar las instalaciones y el equipo de procesamiento electrónico de datos y, como ya se ha mencionado, transferir los grandes proyectos multianuales de desarrollo informático del presupuesto administrativo al presupuesto de capital. Esta transferencia complementa el plan estratégico quinquenal de informática para mejorar la forma en que se recopilan, almacenan, analizan, comparten y distribuyen los documentos y datos económicos, financieros y administrativos.

La ampliación del edificio de la sede (fase III) ha concluido y el personal se ha trasladado a las nuevas instalaciones. Se estudian opciones para el edificio de PEPCO (fase IV), adyacente a la sede, en función de las necesidades actuales, y se presentará una propuesta al respecto para consideración y aprobación del Directorio Ejecutivo. Cuando concluya la fase IV, se instalará a los funcionarios en dos edificios adyacentes de propiedad del FMI, se reducirá el gasto global en espacio arrendado para oficinas y se habrá cumplido la estrategia a largo plazo de la institución con respecto al lugar de trabajo para los funcionarios.

    Other Resources Citing This Publication