Browse

You are looking at 1 - 2 of 2 items for :

  • Type: Journal Issue x
  • Staff Discussion Notes x
  • Philippines x
Clear All Modify Search
Mr. Jonathan David Ostry, Mr. Andrew Berg, and Mr. Charalambos G Tsangarides
The Fund has recognized in recent years that one cannot separate issues of economic growth and stability on one hand and equality on the other. Indeed, there is a strong case for considering inequality and an inability to sustain economic growth as two sides of the same coin. Central to the Fund’s mandate is providing advice that will enable members’ economies to grow on a sustained basis. But the Fund has rightly been cautious about recommending the use of redistributive policies given that such policies may themselves undercut economic efficiency and the prospects for sustained growth (the so-called “leaky bucket” hypothesis written about by the famous Yale economist Arthur Okun in the 1970s). This SDN follows up the previous SDN on inequality and growth by focusing on the role of redistribution. It finds that, from the perspective of the best available macroeconomic data, there is not a lot of evidence that redistribution has in fact undercut economic growth (except in extreme cases). One should be careful not to assume therefore—as Okun and others have—that there is a big tradeoff between redistribution and growth. The best available macroeconomic data do not support such a conclusion.
Mr. Jonathan David Ostry, Mr. Andrew Berg, and Mr. Charalambos G Tsangarides
El FMI ha reconocido en años recientes que no es posible separar cuestiones como el crecimiento y la estabilidad económica, por un lado, y la igualdad, por el otro. De hecho, se puede argumentar con fuerza que la desigualdad y la incapacidad para sustentar el crecimiento económico son dos caras de una misma moneda. Un aspecto central de la misión del FMI es proporcionar asesoramiento que los permita a las economías de los países miembros crecer de una manera sostenida. Pero el FMI ha hecho bien al cuidarse de recomendar el uso de políticas redistributivas, dado que tales políticas pueden menoscabar la eficiencia económica y las perspectivas de crecimiento sostenido (la denominada hipótesis del “cubo agujereado” sobre la que escribió el famoso economista de Yale Arthur Okun en los años setenta). En este Documento de Análisis del Personal Técnico (SDN) se hace un seguimiento de un SDN anterior sobre la desigualdad y el crecimiento, centrando la atención en el papel de la redistribución. La conclusión es que, según los datos macroeconómicos más exactos de los que se dispone, no se puede corroborar contundentemente que la redistribución haya en efecto socavado el crecimiento económico (salvo en casos extremos). Por lo tanto, no se debería suponer —como Okun y otros lo han hecho — que la elección en redistribución y crecimiento constituye una disyuntiva importante. Los datos macroeconómicos más exactos de los que se dispone no corroboran tal conclusión.