Browse

You are looking at 1 - 10 of 42 items for :

  • Type: Journal Issue x
  • Commodity Markets x
  • Refine By Language: Spanish x
Clear All Modify Search
International Monetary Fund. Western Hemisphere Dept.

Abstract

The world economy and global trade are experiencing a broad-based cyclical upswing. Since October 2017, global growth outcomes and the outlook for 2018–19 have improved across all regions, reinforced by the expected positive near-term spillovers from tax policy changes in the United States. Accommodative global financial conditions, despite some tightening and market volatility in early February 2018, have been providing support to economic recovery. Higher commodity prices are contributing to an improved outlook for commodity exporters. The US and Canadian economies posted solid gains in 2017 and are expected to grow above potential in the near term. Despite the improved near-term outlook, however, medium-term prospects are tilted downwards. Growth prospects for advanced economies are subdued and many emerging market and developing economies are projected to grow in per capita terms more slowly than advanced economies, raising concerns about income convergence. While risks appear broadly balanced in the near term, they skew to the downside over the medium term, including a possible sharp tightening of financial conditions, waning popular support for global economic integration, growing trade tensions and risks of a shift toward protectionist policies, and geopolitical strains.

International Monetary Fund. Research Dept.

Abstract

La actividad económica mundial está repuntando y, por su parte, la inversión, la manufactura y el comercio internacional están experimentando una recuperación cíclica largamente esperada, según el capítulo del informe WEO. Se prevé que el crecimiento mundial aumentará de 3,1% en 2016 a 3,5% en 2017 y 3,6% en 2018. El fortalecimiento de la actividad, las expectativas de robustecimiento de la demanda mundial, las menores presiones deflacionarias y el optimismo en los mercados financieros son hechos positivos. Pero los factores estructurales que impiden una recuperación más vigorosa y la persistente inclinación a la baja de la balanza de riesgos, sobre todo a mediano plazo, siguen siendo problemas de importancia. En el capítulo 2 se examina cómo los cambios en las condiciones externas pueden afectar el ritmo de convergencia del ingreso entre las economías avanzadas y las de mercados emergentes y en desarrollo. En el capítulo 3 se estudia la cada vez menor participación del trabajo en la renta, incluidas las causas fundamentales del fenómeno y su incidencia en la desigualdad. En términos generales, este informe destaca la necesidad de contar con estrategias creíbles en las economías avanzadas y las de mercados emergentes y en desarrollo para hacer frente a desafíos comunes en una economía mundial integrada.

International Monetary Fund. Western Hemisphere Dept.

Abstract

En un contexto en que la economía mundial está recobrando cierto ímpetu, las economías de América Latina y el Caribe están recuperándose de una recesión a escala regional en 2016. Esta mejora gradual puede interpretarse como una historia de dos ajustes, uno externo y otro fiscal, que están ocurriendo como respuesta a shocks previos. Pero los vientos en contra derivados de shocks de los términos de intercambio y de factores específicos de los países están amainando, y eso está desbrozando el camino para un crecimiento del PIB real de aproximadamente 1 por ciento en 2017. Se prevé que la actividad regional cobre más impulso en 2018, pero a un ritmo más lento de lo que se había previsto, en tanto que se proyecta que el crecimiento a mediano plazo permanezca en un nivel moderado de alrededor de 2,6 por ciento. Las perspectivas responden a cambios fundamentales en el panorama económico y de políticas a escala mundial, en el que el crecimiento lento, la baja productividad y una fuerte desigualdad del ingreso están generando presiones a favor de la adopción de políticas aislacionistas en algunas economías avanzadas. Sin embargo, los fundamentos y los resultados económicos internos seguirán cumpliendo un papel preponderante a la hora de determinar el crecimiento en muchas economías. Al mismo tiempo, los riesgos para el crecimiento regional se han ampliado, en un entorno de mayor incertidumbre en términos de las políticas a nivel mundial. En este contexto externo lleno de desafíos, se requiere apuntalar los ajustes fiscales y externos para preservar y reponer los márgenes de maniobra. La definición de una ruta hacia un crecimiento mayor, sostenible y más equitativo requerirá también de reformas estructurales más vigorosas. Concretamente, cerrar las brechas de infraestructura; mejorar el clima de negocios, la gestión de gobierno y los resultados de educación, y promover la participación de la mujer en la fuerza laboral son medidas necesarias para estimular el crecimiento a mediano plazo y promover la convergencia del ingreso. En otros capítulos de este informe se examinan el ajuste externo en curso ante las variaciones de los términos de intercambio, los factores que determinan los flujos de capital a la región, el papel que desempeña la base inversora y el impacto macroeconómico de la migración y las remesas.

International Monetary Fund. Research Dept.

Abstract

En la edición de octubre de 2016 de Perspectivas de la economía mundial (informe WEO) se proyecta que el crecimiento mundial disminuirá a 3,1% en 2016 y que repuntará a 3,4% en 2017. El pronóstico, que representa una revisión a la baja de 0,1 puntos porcentuales para 2016 y 2017 frente a las estimaciones de abril, refleja una moderación de las perspectivas de las economías avanzadas tras la votación de junio en la que el Reino Unido decidió abandonar la Unión Europea —un hecho al que comúnmente se hace referencia con el término “brexit”— y un crecimiento más débil de lo previsto en Estados Unidos. Estos factores han agudizado la presión a la baja sobre las tasas de interés mundiales, y en este momento se prevé que la política monetaria mantenga una orientación acomodaticia durante más tiempo. Aunque tranquiliza observar que la reacción de los mercados ante el shock del brexit fue ordenada, el impacto que en última instancia este tendrá no está nada claro, ya que el destino de los acuerdos institucionales y comerciales entre el Reino Unido y la Unión Europea es incierto. El sentimiento de los mercados financieros con respecto a las economías de mercados emergentes ha mejorado debido a las expectativas de una disminución de las tasas de interés en las economías avanzadas; la inquietud en torno a las perspectivas de China a corto plazo se ha aliviado, gracias a la adopción de políticas que están apuntalando el crecimiento; y los precios de las materias primas en cierta medida se han afianzado. Ahora bien, las perspectivas difieren drásticamente según el país y la región: las economías emergentes de Asia en general, e India en particular, registran un crecimiento vigoroso, en tanto que África subsahariana está sufriendo una fuerte desaceleración. En las economías avanzadas, el hecho de que las perspectivas sean de por sí moderadas y estén rodeadas de una considerable incertidumbre y de riesgos a la baja puede hacer que recrudezca el descontento político y que las plataformas de políticas contrarias a la integración logren afianzarse en mayor medida. Obligadas a adaptarse a la caída de precios de las materias primas, varias economías emergentes y en desarrollo siguen enfrentadas a enormes retos en términos de política económica. Estas preocupantes perspectivas hacen que sea más urgente que nunca aplicar una política de respuesta amplia que logre estimular el crecimiento y manejar las vulnerabilidades.

International Monetary Fund. External Relations Dept.
Finanzas y Desarrollo, junio de 2016
Mr. Hamid Faruqee

Abstract

La actividad económica en Estados Unidos ha mejorado gracias al impulso del consumo y ha dado un primer paso hacia una normalización gradual de las tasas de interés. La recuperación en Estados Unidos continúa respaldando la actividad en México, América Central y el Caribe, pero la desaceleración en China ha sido perjudicial para la demanda de exportaciones de América del Sur. Al mismo tiempo, los exportadores de materias primas de la región han experimentado nuevos shocks en los términos de intercambio conforme los precios de las materias primas han seguido bajando a escala mundial. En este informe se describen las políticas y las reformas económicas necesarias para abordar la decreciente capacidad productiva en América Latina y el Caribe. En tres capítulos se evalúan, respectivamente, las vulnerabilidades en América Latina, el grado de traspaso de los tipos de cambio en la región y las tendencias de la inversión pública y privada en infraestructura.

International Monetary Fund. Research Dept.

Abstract

En esta edición se aborda una serie de factores que afectan el crecimiento mundial, y se examinan las perspectivas de crecimiento en los diferentes países y regiones del mundo. Se estudia la recuperación que está en curso en las economías avanzadas y de mercados emergentes tras la crisis financiera mundial y se evalúan los riesgos, tanto al alza como a la baja, incluidos los relacionados con los precios de las materias primas, las fluctuaciones cambiarias y la volatilidad del mercado financiero. En una sección especial se examinan en detalle las causas e implicaciones de la reciente desaceleración de los precios de las materias primas; en los capítulos analíticos se estudian los efectos de los ingresos extraordinarios derivados de las materias primas en el producto potencial y de los movimientos de los tipos de cambio en el comercio.

International Monetary Fund. Western Hemisphere Dept.

Abstract

Perspectivas económicas regionales, octubre de 2015: Departamento del Hemisferio Occidental

Ms. Dora M Iakova, Mr. Luis M. Cubeddu, Gustavo Adler, and Mr. Sebastian Sosa

Abstract

En los últimos 15 años, los países de América Latina realizaron enormes avances en el fortalecimiento de sus economías y la mejora de las condiciones de vida. Si bien el producto cayó temporalmente durante la crisis financiera mundial, la mayoría de las economías registraron una rápida recuperación. Sin embargo, la actividad económica en toda la región se ha estado enfriando y la región se enfrenta a un período de desafíos crecientes. Este libro argumenta que América Latina puede estar a la altura de estos desafíos, y las autoridades de la región ya están implementando reformas en educación, energía y otros sectores. Pero es necesario, y posible, profundizar la búsqueda de mejores condiciones de vida para los habitantes de América Latina.