Browse

You are looking at 1 - 10 of 35 items for :

  • Type: Journal Issue x
  • Refine By Language: Spanish x
Clear All Modify Search
International Monetary Fund. Research Dept.

Abstract

The COVID-19 pandemic is inflicting high and rising human costs worldwide, and the necessary protection measures are severely impacting economic activity. As a result of the pandemic, the global economy is projected to contract sharply by –3 percent in 2020, much worse than during the 2008–09 financial crisis. In a baseline scenario--which assumes that the pandemic fades in the second half of 2020 and containment efforts can be gradually unwound--the global economy is projected to grow by 5.8 percent in 2021 as economic activity normalizes, helped by policy support. The risks for even more severe outcomes, however, are substantial. Effective policies are essential to forestall the possibility of worse outcomes, and the necessary measures to reduce contagion and protect lives are an important investment in long-term human and economic health. Because the economic fallout is acute in specific sectors, policymakers will need to implement substantial targeted fiscal, monetary, and financial market measures to support affected households and businesses domestically. And internationally, strong multilateral cooperation is essential to overcome the effects of the pandemic, including to help financially constrained countries facing twin health and funding shocks, and for channeling aid to countries with weak health care systems.

International Monetary Fund. Secretary's Department

Abstract

International Monetary Fund Annual Report 2019.

International Monetary Fund. Research Dept.

Abstract

After strong growth in 2017 and early 2018, global economic activity slowed notably in the second half of last year, reflecting a confluence of factors affecting major economies. China’s growth declined following a combination of needed regulatory tightening to rein in shadow banking and an increase in trade tensions with the United States. The euro area economy lost more momentum than expected as consumer and business confidence weakened and car production in Germany was disrupted by the introduction of new emission standards; investment dropped in Italy as sovereign spreads widened; and external demand, especially from emerging Asia, softened. Elsewhere, natural disasters hurt activity in Japan. Trade tensions increasingly took a toll on business confidence and, so, financial market sentiment worsened, with financial conditions tightening for vulnerable emerging markets in the spring of 2018 and then in advanced economies later in the year, weighing on global demand. Conditions have eased in 2019 as the US Federal Reserve signaled a more accommodative monetary policy stance and markets became more optimistic about a US–China trade deal, but they remain slightly more restrictive than in the fall.

International Monetary Fund

Abstract

The past year was one of growing economic anxiety tied to skepticism about both economic integration and an international approach to economic policy making. To help make globalization work for all, the IMF focused on providing policy advice in many macro-critical areas.

Mr. Atish R. Ghosh, Mr. Jonathan David Ostry, and Mr. Charalambos G Tsangarides

Abstract

Los países miembros del Fondo Monetario Internacional colaboran para asegurar que los regímenes cambiarios funcionen ordenadamente y para fomentar la estabilidad del sistema cambiario, reconociendo que el objetivo fundamental del sistema monetario internacional es facilitar el intercambio de bienes, servicios y capital y sostener un crecimiento económico sólido. Este trabajo examina la estabilidad del sistema cambiario en su globalidad mediante el análisis de los resultados macroeconómicos (inflación, crecimiento, crisis) en el marco de distintos regímenes cambiarios, los efectos del régimen cambiario elegido en el resto del sistema (ajuste externo, integración comercial, flujos de capital) y las posibles fuentes de tensión para el sistema monetario internacional.

International Monetary Fund. External Relations Dept.
Este año marca el septuagésimo aniversario del FMI y el Banco Mundial y el quincuagésimo aniversario de F&D. El mundo ha presenciado una asombrosa cantidad de cambios en los últimos siete decenios. Así que, con estos dos aniversarios en mente, nos centramos en la transformación pasada y futura de la economía mundial para tratar de dilucidar cómo será la economía de aquí a otros 70 años más. Cinco ganadores de Premio Nobel —George Akerlof, Paul Krugman, Robert Solow, Michael Spence y Joseph Stiglitz— opinan sobre el problema más grande que probablemente enfrentará la economía mundial en los años venideros. En “Un mundo de cambios”, Ayhan Kose y Ezgi Ozturk reseñan las transformaciones económicas de los últimos 70 años. Martin Wolf examina los riesgos y el potencial de la globalización en “Orientar la globalización”. En “Hablando claro”, la titular del FMI, Christine Lagarde, traza el curso de la institución en la próxima década, y el Economista Jefe del FMI, Olivier Blanchard, extrae lecciones de la crisis financiera de 2008 en “Donde acecha el peligro”. También en este número, el caricaturista Nick Galifianakis y Joe Procopio relatan los orígenes del FMI en una historieta de siete páginas. En “Gente del mundo de la economía”, presentamos una semblanza de un gigante de la Economía: el ganador del Premio Nobel y catedrático de Stanford Ken Arrow, quien convirtió su temprana pasión por las matemáticas y su trabajo en meteorología durante la Segunda Guerra Mundial en una fascinante carrera en Economía. Para redondear, Jeffrey Ball escribe sobre el futuro de la energía en la economía mundial, y Jonathan Ostry y Andrew Berg abordan el tema económico más candente de la actualidad, cómo medir la desigualdad.
International Monetary Fund. Research Dept.

Abstract

Las perspectivas económicas mundiales han mejorado de nuevo, pero el carácter accidentado de la recuperación y la combinación asimétrica de políticas macroeconómicas en las economías avanzadas están complicando la formulación de políticas en las economías de mercados emergentes. El capítulo 3 examina las perspectivas con respecto a la inflación, especialmente debido a que la inflación se mantuvo notablemente estable antes de la Gran Recesión y, de hecho, ha sido menos sensible a las condiciones cíclicas. El capítulo 4 examina la probabilidad de que los países de bajo ingreso que hoy muestran un gran dinamismo y un rápido crecimiento mantengan el impulso y logren evitar los retrocesos que sufrieron muchos países similares en el pasado.

International Monetary Fund. Research Dept.

Abstract

En la edición de abril de 2012 de Perspectivas de la economía mundial se evalúa el panorama al que se enfrenta la economía a escala internacional, que muestra un fortalecimiento gradual tras el fuerte revés sufrido en 2011. La amenaza de una abrupta desaceleración mundial se vio contenida debido a que mejoró la actividad en Estados Unidos y se aplicaron políticas más idóneas en la zona del euro en respuesta a la profundización de la crisis europea. Por lo tanto, es probable que en las principales economías avanzadas se reinicie una recuperación débil y se prevé que en la mayoría de las economías emergentes y en desarrollo la actividad seguirá siendo relativamente sólida. No obstante, los avances recientes son muy frágiles. Las autoridades de política económica deben calibrar las políticas de estímulo al crecimiento en el corto plazo y deben implementar reformas fundamentales para lograr un crecimiento sano en el mediano plazo. En el capítulo 3 se examina de qué manera las políticas enfocadas en los mercados inmobiliarios pueden acelerar la mejora de los balances de los hogares y, por tanto, estimular un consumo que de otra manera sería anémico. Los países que han adoptado políticas de esta naturaleza ya han obtenido grandes beneficios. En general, sin embargo, el temor en torno al riesgo moral ha sido un obstáculo en este proceso. En el capítulo 4 se examina de qué manera las oscilaciones de precios de las materias primas afectan a las economías que las exportan. Muchas economías emergentes y en desarrollo han acumulado casi una década de alto crecimiento, en parte gracias a la rápida expansión del crédito o a los altos precios de las materias primas. Sin embargo, es poco probable que los precios de las materias primas sigan aumentando a un ritmo tan acelerado, y posiblemente sea necesario adaptar las políticas fiscales y otras políticas económicas a un menor crecimiento potencial del producto.