Browse

You are looking at 1 - 10 of 84 items for :

  • Type: Journal Issue x
  • Foreign Exchange x
  • Refine By Language: Spanish x
Clear All Modify Search
International Monetary Fund

Abstract

The Articles of Agreement of the International Monetary Fund were adopted at the United Nations Monetary and Financial Conference (Bretton Woods, New Hampshire) on July 22, 1944. They were originally accepted by 29 countries and since then have been signed and ratified by a total of 189 Member countries. As the charter of the organization, the Articles lay out the Fund’s purposes, which include the promotion of “international monetary cooperation through a permanent institution which provides the machinery for consultation and collaboration on international monetary problems”. The Articles also establish the mandate of the Organization and its members’ rights and obligations, its governance structure and roles of its organs, and lays out various rules of operations including those related to the conduct of its operations and transactions regarding the Special Drawing Rights. The key functions of the IMF are the surveillance of the international monetary system and the monitoring of members’ economic and financial policies, the provision of Fund resources to member countries in need, and the delivery of technical assistance and financial services. Since their adoption in 1944, the Articles of Agreement have been amended seven times, with the latest amendment adopted on December 15, 2010 (effective January 26, 2016). The Articles are complemented by the By-laws of the Fund adopted by the Board of Governors, themselves being supplemented by the Rules and Regulations adopted by the Executive Board.

Mr. Yan Carriere-Swallow, Luis I. Jacome H., Mr. Nicolas E Magud, and Alejandro M. Werner
Los bancos centrales de América Latina han avanzado considerablemente en la creación de un entorno de estabilidad de precios que propicie el crecimiento económico sostenible. Examinamos estos logros y analizamos los desafíos que aún tienen por delante los bancos centrales de la región. En los casos en que persiste una inflación alta y volátil, para lograr una estabilidad de precios duradera será necesario dotar a los bancos centrales de más independencia. En los casos en que existen regímenes de metas de inflación sólidos, los desafíos pendientes son las evaluaciones de la capacidad económica ociosa, la comunicación de la policía monetaria y la aclaración del papel que desempeña el tipo de cambio. Por último, es esencial coordinar las políticas macroprudenciales con los objetivos existentes, y velar por que la estabilidad de precios siga siendo el objetivo primordial.
International Monetary Fund. Western Hemisphere Dept.

Abstract

En un contexto en que la economía mundial está recobrando cierto ímpetu, las economías de América Latina y el Caribe están recuperándose de una recesión a escala regional en 2016. Esta mejora gradual puede interpretarse como una historia de dos ajustes, uno externo y otro fiscal, que están ocurriendo como respuesta a shocks previos. Pero los vientos en contra derivados de shocks de los términos de intercambio y de factores específicos de los países están amainando, y eso está desbrozando el camino para un crecimiento del PIB real de aproximadamente 1 por ciento en 2017. Se prevé que la actividad regional cobre más impulso en 2018, pero a un ritmo más lento de lo que se había previsto, en tanto que se proyecta que el crecimiento a mediano plazo permanezca en un nivel moderado de alrededor de 2,6 por ciento. Las perspectivas responden a cambios fundamentales en el panorama económico y de políticas a escala mundial, en el que el crecimiento lento, la baja productividad y una fuerte desigualdad del ingreso están generando presiones a favor de la adopción de políticas aislacionistas en algunas economías avanzadas. Sin embargo, los fundamentos y los resultados económicos internos seguirán cumpliendo un papel preponderante a la hora de determinar el crecimiento en muchas economías. Al mismo tiempo, los riesgos para el crecimiento regional se han ampliado, en un entorno de mayor incertidumbre en términos de las políticas a nivel mundial. En este contexto externo lleno de desafíos, se requiere apuntalar los ajustes fiscales y externos para preservar y reponer los márgenes de maniobra. La definición de una ruta hacia un crecimiento mayor, sostenible y más equitativo requerirá también de reformas estructurales más vigorosas. Concretamente, cerrar las brechas de infraestructura; mejorar el clima de negocios, la gestión de gobierno y los resultados de educación, y promover la participación de la mujer en la fuerza laboral son medidas necesarias para estimular el crecimiento a mediano plazo y promover la convergencia del ingreso. En otros capítulos de este informe se examinan el ajuste externo en curso ante las variaciones de los términos de intercambio, los factores que determinan los flujos de capital a la región, el papel que desempeña la base inversora y el impacto macroeconómico de la migración y las remesas.