Front Matter

Front Matter

Author(s):
International Monetary Fund. Western Hemisphere Dept.
Published Date:
May 2013
    Share
    • ShareShare
    Show Summary Details

    Estudios económicos y financieros

    Perspectivas económicas

    Las Américas

    Tiempo de reforzar las defensas macroeconómicas

    Mayo 13

    ©2013 Fondo Monetario Internacional

    Cataloging-in-Publication Data

    Perspectivas económicas. Las Américas. – Washington, D.C.: Fondo Monetario Internacional, 2006–

    v. ; cm.—(Estudios económicos y financieros, 0258-7440)

    Spanish translation of: Regional economic outlook: Western Hemisphere: Time to Rebuild

    Policy Space

    Once a year.

    Began in 2006.

    Some issues have thematic titles.

    1. Economic forecasting – North America – Periodicals. 2. Economic forecasting – Latin America – Periodicals. 3. Economic forecasting – Caribbean Area – Periodicals. 4. North America – Economic conditions – Periodicals. 5. Latin America – Economic conditions – 1982- – Periodicals. 6. Caribbean Area – Economic conditions – Periodicals. 7. Economic development – North America – Periodicals. 8. Economic development – Latin America. 9. Economic development – Caribbean Area. I. Title: Western Hemisphere. II. International Monetary Fund. III. Series: World economic and financial surveys.

    HC94.A1 R445

    ISBN 978-1-48439-175-4

    Pueden solicitarse ejemplares por Internet, fax o correo ordinario a:

    International Monetary Fund Publication Services

    PO Box 92780, Washington, D.C. 20090, EE.UU.

    Tel.: (202) 623-7430 Fax: (202) 623-7201

    Correo electrónico: publications@imf.org

    www.imf.org

    www.elibrary.imf.org

    Índice

    Prefacio

    La edición de abril de 2013 de Perspectivas económicas: Las Américas fue preparada por un equipo dirigido por Dora Iakova y Luis Cubeddu, bajo la dirección general de Alejandro Werner y la supervisión de Miguel Savastano. El equipo estuvo integrado por Gustavo Adler, Hye Sun Kim, Nicolás E. Magud, Anayochukwu Osueke, Sebastián Sosa, Ben Sutton y Evridiki Tsounta. Además, Gabriel Di Bella, Deniz Igan, Julien Reynaud y Martin Sommer contribuyeron al capítulo 1. Aliona Cebotari, Juan Carlos Hatchondo, Leonardo Martínez, Paulo Medas, Francisco Roch y Camilo E. Tovar prepararon los recuadros. Patricia Delgado Pino y David Hidalgo colaboraron en la producción; Joe Procopio, del Departamento de Comunicaciones, editó el manuscrito y coordinó la producción con la asistencia de Martha Bonilla. La traducción al español fue coordinada por Adriana Russo, con la colaboración de la Sección de Español y Portugués del Departamento de Tecnología y Servicios Generales. Este informe refleja la evolución de los acontecimientos y proyecciones del personal técnico del FMI hasta el 10 de abril de 2013.

    Resumen ejecutivo

    Las perspectivas de la economía mundial han mejorado gracias a las políticas implementadas por las economías avanzadas, que ayudaron a disipar los graves riesgos a corto plazo que amenazaban hace algunos meses. Se espera que el crecimiento del producto mundial aumente a alrededor de 3¼ por ciento en 2013 y 4 por ciento en 2014. Sin embargo, la solidez de la recuperación sigue siendo incierta. A corto plazo, la fatiga creada por el proceso de saneamiento de los balances soberanos y bancarios en la zona del euro podría reavivar las tensiones en los mercados y comprometer la recuperación de la actividad económica mundial. En Estados Unidos, los riesgos a corto plazo están más equilibrados, pero si antes de octubre no se adoptan medidas alternativas de efecto diferido en reemplazo de los recortes generalizados del gasto (también conocidos como “secuestro del gasto”), el crecimiento se vería limitado a fines de 2013 y con posterioridad. A su vez, los riesgos mundiales continúan siendo elevados en el mediano plazo. La falta de medidas decisivas que encaucen las finanzas públicas hacia una trayectoria sostenible en las principales economías avanzadas podría tener un fuerte impacto en el nivel de confianza y de actividad mundial.

    A pesar de los riesgos, se espera que las condiciones externas sigan estimulando el crecimiento en América Latina. Dado que se espera una política monetaria laxa durante algún tiempo, las condiciones de financiamiento externo seguirán siendo favorables. El dinamismo de la demanda en las economías emergentes de Asia y la recuperación gradual en las economías avanzadas continuarán apuntalando los precios de las materias primas, lo que beneficiará a los países que las exportan. Sin embargo, persiste el riesgo de que en algún momento en el futuro cambie la dirección de estos vientos a favor. En este contexto, el principal desafío para la mayor parte de los países de la región es aprovechar las favorables condiciones económicas actuales para construir una base sólida que permita un crecimiento sostenido en el futuro.

    El crecimiento del producto en América Latina y el Caribe se moderó al 3 por ciento en 2012, lo que representa una caída respecto del 4½ por ciento de 2011, registrándose una desaceleración particularmente pronunciada en algunas de las economías más grandes de la región. Se prevé que el crecimiento alcance al 3½ por ciento en 2013, respaldado por una demanda externa más vigorosa y por los efectos del estímulo de las políticas económicas aplicadas anteriormente en algunos países.

    • En un contexto en que se han cerrado las brechas del producto, las prioridades de política económica para las economías de la región financieramente integradas consisten en fortalecer las finanzas públicas y proteger la estabilidad del sector financiero. En estos países, es particularmente importante calibrar las políticas macroeconómicas sobre la base de una evaluación realista del potencial de oferta de la economía. Una política fiscal más prudente contribuiría a aliviar la presión sobre la capacidad interna y a mitigar el aumento de los déficits en cuenta corriente. Además, mantener la flexibilidad cambiaria ayudaría a desalentar una cuantiosa afluencia de capitales especulativos.

    • Las economías de la región exportadoras de materias primas que están menos integradas a los mercados financieros se beneficiarían si ahorraran una proporción mayor de los ingresos derivados de las materias primas. En algunos países, será necesario aplicar políticas macroeconómicas más restrictivas para contener los crecientes desequilibrios externos y reducir la inflación, que se mantiene en niveles altos.

    • Las economías de América Central, donde el producto se sitúa cerca de su nivel potencial, deberían recomponer cuanto antes los márgenes de maniobra fiscal, dado que en la mayoría de estos países la deuda pública se mantiene muy por encima de los niveles previos a la crisis de Lehman. En algunos países, flexibilizar aún más el tipo de cambio es una prioridad importante, que ayudaría a amortiguar el impacto de shocks externos.

    • En gran parte de la región del Caribe el crecimiento sigue estando limitado por los altos niveles de deuda y por la baja competitividad. Los desafíos clave para estas economías continúan siendo prácticamente los mismos: reducir los altos niveles de deuda pública, contener los desequilibrios externos y mitigar las vulnerabilidades en el sector financiero.

    En esta edición de Perspectivas económicas: Las Américas se presentan tres capítulos analíticos sobre los desafíos de mantener el crecimiento y fortalecer los balances macroeconómicos. Concretamente, se examina el potencial de crecimiento de la región, el impacto que tienen los cambios de las condiciones externas en la dinámica de deuda pública y de deuda externa, y el uso de los ingresos extraordinarios derivados del reciente auge de los términos de intercambio. Las conclusiones principales son las siguientes:

    • América Latina ha experimentado una vigorosa dinámica de crecimiento durante la última década, impulsada principalmente por la acumulación de factores de producción (especialmente el factor trabajo), aunque también por un aumento de la productividad total de los factores. Esto último contrasta con la experiencia de la región durante los años ochenta y noventa. Es probable que en adelante este fuerte ritmo de crecimiento no sea sostenible a menos que la productividad mejore significativamente. Las reformas estructurales, entre ellas las orientadas a mejorar el clima de negocios, estimular la competencia e invertir en capital humano, podrían contribuir a lograr una mayor productividad.

    • A lo largo de los últimos diez años los balances fiscales y externos de la región se han fortalecido sustancialmente gracias al respaldo de condiciones externas muy favorables. Se examina si estos avances dependen de que se mantengan estas condiciones. Se concluye que, si bien algunos países están bien posicionados para resistir shocks significativos, para muchos otros sería conveniente reforzar su posición fiscal para poder mitigar los efectos de shocks más graves.

    • Por último, el reciente auge de los términos de intercambio de la región se evalúa utilizando una métrica simple que cuantifica los ingresos extraordinarios derivados de ese auge. Se observa que los niveles de ingresos extraordinarios generados no tiene precedentes. No obstante, la proporción de ingresos extraordinarios ahorrados ha sido menor que en episodios anteriores. Además, durante el auge reciente el ahorro se utiliza cada vez más para incrementar la inversión interna (en lugar de destinarse a acumular activos externos).

      You are not logged in and do not have access to this content. Please login or, to subscribe to IMF eLibrary, please click here

      Other Resources Citing This Publication