Front Matter

Front Matter

Author(s):
International Monetary Fund. Western Hemisphere Dept.
Published Date:
November 2007
    Share
    • ShareShare
    Show Summary Details

    Estudios económicos y financieros

    Perspectivas económicas

    Las Américas

    NOV 07

    FONDO MONETARIO INTERNACIONAL

    ©2007 Fondo Monetario Internacional

    Cataloging-in-Publication Data

    Perspectivas económicas: las Américas – [Washington, D.C.]: Fondo Monetario Internacional, 2007.

    p. cm. (Estudios económicos y financieros)

    Nov. 07.

    Includes bibliographical references.

    ISBN 978-1-58906-673-1

    1. Economic forecasting – North America. 2. Economic forecasting – Latin America. 3. Economic forecasting – Caribbean Area. 4. North America – Economic conditions. 5. Latin America – Economic conditions – 1982- 6. Caribbean Area – Economic conditions – 1945- 7. North America – Economic conditions – Statistics. 8. Latin America – Economic conditions – 1982- – Statistics. 9. Caribbean Area – Economic conditions – 1945- – Statistics. I. International Monetary Fund. II. Series (Estudios económicos y financieros (International Monetary Fund))

    HC94 .R44518 2007

    Precio: US$31.00

    (US$26.00 para miembros de facultad y estudiantes universitarios)

    Favor de enviar ordenes a:

    International Monetary Fund, Publication Services

    700 19th St. N.W., Washington, D.C. 20431, U.S.A.

    Tel.: (202) 623-7430 Telefax: (202) 623-7201

    E-mail: publications@imf.org

    Internet: www.imf.org

    Índice

    Prefacio

    La presente edición de Perspectivas económicas: Las Américas fué escrita por Roberto Benelli, Paul Cashin, Jingqing Chai, Marcello Estevão, Christopher Faircloth, Sanjaya Panth, Robert Rennhack, Ivanna Vladkova-Hollar y Jeromin Zettelmeyer, bajo la dirección de Caroline Atkinson y Anoop Singh del Departamento del Hemisferio Occidental. Tamim Bayoumi, Fernando M. Gonçalves, Maria Lucía Guerra, Andreas Jobst, Herman Kamil, Pär Österholm y Shaun Roache también contribuyeron con específicos del documento. Los economistas de los departamentos del Hemisferio Occidental, Mercados Monetarios y de Capital, Fiscal, e Investigaciones proveyeron comentarios y datos. Tom Duffy, Priyadarshani Joshi, Lita Ali, Joy Villacorte y Carolina Worthington se encargaron de la investigación y la producción.

    Resumen ejecutivo

    Panorama general. El contexto internacional para los países de América está ahora influenciado por la actual debilidad de la economía estadounidense, derivada de la crisis en el mercado de la vivienda y de sus repercusiones en los mercados financieros. Otros choques externos también están haciendo mella en la región de América Latina y el Caribe, en especial las subidas abruptas de los precios de los alimentos; dichos choques han afectado a varios países este año. En este contexto, la edición de Perspectivas económicas: Las Américas se centra en la resistencia subyacente de la región a los choques y en los retos que para las políticas plantea la tarea de sostener la mejoría de los fundamentales económicos y, por lo tanto, la actual expansión.

    La reciente solidez mundial y regional. Los choques recientes han surgido tras un período de extraordinaria solidez económica en el mundo y en los países de América Latina y el Caribe, y eso está ayudando a amortiguar el impacto de los cambios de la coyuntura externa. Si bien se prevé que el crecimiento de la economía de los Estados Unidos disminuirá y se situará apenas por debajo de 2% en el 2007–08, el continuo dinamismo de los mercados emergentes debería ser suficiente para mantener el crecimiento mundial en un sólido 4¾% en el 2008 (capítulo 1). De hecho, América Latina y el Caribe hasta ahora han sorteado bien la reciente turbulencia del mercado y la demanda interna mantiene en general su vigor. Así, el escenario de referencia apunta a que el crecimiento de la región debería seguir siendo históricamente alto: alrededor de 5% en promedio en el 2007—el cuarto año de expansión firme e ininterrumpida—y un robusto 4¼% en el 2008.

    Las mejoras sociales en América Latina. América Latina ha dado pasos importantes durante el actual ciclo de expansión para reducir a un solo dígito los índices de desempleo en la mayoría de los países grandes y abordar el arraigado problema de la pobreza y la desigualdad. Cabe señalar que la pobreza en la región ha disminuido mucho más rápido durante esta expansión que durante la década de los noventa, mientras que la desigualdad, pese a seguir siendo alta, también se ha reducido en la mayoría de los países desde 1999 (capítulo 2).

    Agudización de los riesgos. Los riesgos internos y externos que amenazan las perspectivas se inclinan claramente hacia el lado negativo.

    • Como informó el FMI en la edición más reciente de Perspectivas de la economía mundial, últimamente se han agravado los riesgos externos y la incertidumbre que rodea las perspectivas de crecimiento. Algunos de esos riesgos están relacionados con el crecimiento de los socios comerciales—en particular Estados Unidos—y con las persistentes anomalías en los mercados de crédito.

    • Dentro de la región de América Latina y el Caribe hay riesgos que amenazan la sostenibilidad de la actual expansión. Estos se derivan de factores internos y externos, cuyo origen está en las recientes tendencias de aumento del gasto público y del crédito y en su sostenibilidad. Concretamente, se pronostica que los superávits fiscal y externo se deteriorarán y se han registrado leves alzas de la inflación—exacerbadas por las subidas de los precios mundiales de los alimentos—a medida que la producción se ha aproximado a su nivel potencial. El aumento de la inflación en la región representa una prueba importante—en algunos casos la primera prueba—para los regímenes de metas de inflación adoptados por un creciente número de países de la región.

    Resistencia. El presente informe recurre a nuevos estudios analíticos para examinar la resistencia de la región a choques externos y analiza las políticas domésticas necesarias para mantener la actual expansión.

    • Resistencia a los choques externos (capítulo 3). En comparación con los años noventa, el fortalecimiento de las hojas de balance de los sectores público y privado, las expectativas inflacionarias más bajas y mejor ancladas y el afianzamiento de los marcos de política económica han incrementado la resistencia de la región a las fluctuaciones de las condiciones financieras mundiales. Los bancos centrales, por ejemplo, ahora pueden responder a la contracción de las condiciones internacionales con una mayor flexibilidad del tipo de cambio que en el pasado. Además, hasta ahora ha habido pocas indicaciones de que los bancos de América Latina vayan a limitar el crédito a raíz del problema reciente en los mercados. No obstante, América Latina sigue siendo muy sensible a las pronunciadas debilidades de la demanda externa y a un posible deterioro de los términos de intercambio. Según nuevos estudios analíticos, una contracción del crédito y recesión económica en los Estados Unidos—combinada con una cierta repercusión en el crecimiento mundial y al consiguiente deterioro de los precios de los productos básicos—podría hacer descender el crecimiento de América Latina en el 2008 hasta 2 puntos porcentuales por debajo del actual nivel de referencia.

    • Solidez de las situaciones fiscales subyacentes (capítulo IV). Los superávits fiscales primarios de América Latina y el Caribe, impulsados por el auge de los ingresos, aumentaron aún más el año pasado. El interrogante que surge es si esta mejoría es de carácter permanente (“estructural”) o si depende de factores cíclicos. Un análisis detallado revela que, en la mayoría de los casos, los saldos estructurales de la región siguen siendo superávits. No obstante, no son tan cuantiosos como lo sugieren los saldos primarios, y están sujetos a amplios márgenes de error, en parte porque dependen de pronósticos inciertos de los precios de los productos básicos. Además, ahora se proyecta que los ingresos como porcentaje del PIB permanecerán inalterados o disminuirán un poco. Si el gasto sigue creciendo a su actual ritmo promedio de 8–10% en términos reales, el superávit fiscal primario y el estructural se convertirán rápidamente en déficits en los próximos años. Dado que los niveles de deuda de la región siguen siendo elevados, la erosión de la situación fiscal basada en las tendencias actuales de gasto es motivo de preocupación significativa.

    • Sostenibilidad del crecimiento del crédito (capítulo V). En los países más grandes de América Latina se han registrado últimamente tasas promedio de crecimiento anual del crédito de casi 40%, las cuales han despertado dudas sobre la sostenibilidad del período de prosperidad que está atravesando el sector financiero de la región. Sin embargo, un análisis basado en dos criterios alternativos de “exceso” en el crecimiento del crédito indica que gran parte del aumento reciente parece estar más relacionado con una mejoría en los fundamentales económicos que con un recalentamiento significativo de la región. Esta conclusión es consistente con los datos más recientes de los indicadores prudenciales y de las estimaciones de solvencia de los bancos basadas en el valor de mercado de sus acciones, los cuales indican que los índices de morosidad de los préstamos y la probabilidad de que los bancos incumplan sus pagos han permanecido bajos. Aún así, el panorama global—que en general es sólido—puede ocultar una agudización de las vulnerabilidades en las instituciones financieras, las cuales pueden haber relajado las normas de crédito en favor de una rápida expansión.

    Desafíos para las políticas. Estos riesgos entrañan importantes desafíos para las políticas a corto plazo, que se suman a los retos del crecimiento a largo plazo y de la equidad. Ante todo, a muchos países de América Latina les convendría reducir considerablemente el crecimiento del gasto público corriente para facilitar la continua reducción de la deuda y posibilitar el incremento del gasto destinado a mejoras de capital. Con ello se contribuiría también a mejorar las cuentas corrientes externas de América Latina, cuyos superávits se enfilan hacia un descenso en los próximos años, a medida que los precios de los productos básicos se han estabilizado y que las importaciones siguen aumentando con rapidez. En segundo lugar, como se reconoce ampliamente, el intenso ritmo de crecimiento del crédito en varios países exige un fortalecimiento del marco regulatorio y de la capacidad de supervisión. En tercer lugar, en vista de los rebrotes de inflación en muchos países, la política monetaria se enfrenta al desafío de encontrar un delicado punto de equilibrio entre la continua preocupación relacionada con la inflación y la posibilidad de una desaceleración de la demanda externa. Por último, la región tiene ante sí el reto a largo plazo de elevar la inversión y la productividad a niveles similares a los de otros países pujantes de mercados emergentes para poder sostener la reciente tendencia al alza del crecimiento del PIB potencial.

      You are not logged in and do not have access to this content. Please login or, to subscribe to IMF eLibrary, please click here

      Other Resources Citing This Publication