Front Matter

Author(s):
United Nations;European Commission;Food and Agricultural Organization of the United Nations;International Monetary Fund;Organization for Economic Co-operation and Development;World Bank
Published Date:
April 2017
    Share
    • ShareShare
    Show Summary Details

    Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica 2012

    Marco Central

    Naciones Unidas

    Nueva York, 2016

    Copyright © 2016

    Naciones Unidas

    Unión Europea

    Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

    Fondo Monetario Internacional

    Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos

    Banco Mundial

    Reservados todos los derechos

    Naciones Unidas

    Versión original en inglés:

    Signatura: ST/ESA/STAT/Ser.F/109

    Número de venta: 12.XVII.12

    ISBN: 987-92-1-161563-0

    eISBN: 978-92-1-055926-3

    Unión Europea

    Número de catálogo: KS-01-14-120-ES-C

    ISBN: 978-92-79-35798-5

    Número de catálogo: KS-01-14-120-ES-N

    eISBN: 978-92-79-35792-3

    Prólogo

    La coherencia de los marcos analíticos y la política pública, respaldada en información comparable y fiable, es un elemento fundamental para sustentar los debates y guiar las decisiones relacionada con las interacciones entre la economía y el ambiente.

    El Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica 2012. Marco Central (SCAE) es un marco estadístico constituido por un exhaustivo conjunto de cuadros y cuentas que guían la compilación de estadísticas e indicadores comparables y consistentes para la formulación de políticas, el análisis y la investigación. Ha sido producido y publicado con el auspicio de las Naciones Unidas, la Comisión Europea, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos, el Fondo Monetario Internacional y el Grupo Banco Mundial. El Marco Central del SCAE refleja las cambiantes necesidades de sus usuarios, los avances de la contabilidad ambiental y económica, y los adelantos de la investigación metodológica.

    La Agenda 21, adoptada en 1992 durante la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medioambiente y Desarrollo realizada en Río de Janeiro (Brasil), hizo un llamado para establecer un “programa para desarrollar en todos los países sistemas nacionales integrados de contabilidad ambiental y económica.” Más recientemente, el documento final de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Río+20), también realizada en Río de Janeiro en 2012, reiteró que “la información y los datos sociales, económicos y ambientales integrados… son importantes para los procesos de toma de decisiones”.

    En respuesta a las demandas de política de la Comisión Mundial sobre el Medioambiente y el Desarrollo –o Comisión Brundtland– (1983-1987) y de la Agenda 21 (1992), se desarrolló el Manual de contabilidad nacional: contabilidad ambiental y económica integrada, 1993 (SCAEI-1993). El avance del marco estadístico, basado en la experiencia práctica de la implementación del SCAEI-1993, se publicó en el Manual de contabilidad nacional: contabilidad ambiental y económica integrada, 2003 (SCAEI-2003). Dada la continua necesidad de información ambiental, y ambiental y económica, en 2005 la Comisión Estadística de Naciones Unidas constituyó el Comité de Expertos en Contabilidad Ambiental y Económica, formado por representantes de las oficinas nacionales de estadística y de varias agencias internacionales, con el mandato de revisar el SCAEI-2003 y el objetivo de establecer un estándar estadístico para las estadísticas oficiales. Esta revisión fue administrada y coordinada por el Directorio del Comité de Expertos en Contabilidad Ambiental y Económica, constituido por representantes elegidos entre sus miembros, con la potestad de actuar bajo la autoridad delegada de dicho Comité. También se recibió la valiosa colaboración de las oficinas nacionales de estadística de países de todo el mundo, así como de varias organizaciones internacionales. Grupos de expertos realizaron las investigaciones para los temas revisados. Durante el trabajo de actualización, las recomendaciones y los nuevos textos fueron publicados en el sitio web de la División de Estadísticas de Naciones Unidas, de forma que pudieran ser comentados por todo el mundo, en beneficio de la transparencia del proceso.

    En su cuadragésimo tercera sesión, la Comisión Estadística adoptó el Marco Central del SCAE como el primer estándar estadístico internacional para la contabilidad ambiental y económica, para implementarlo en forma flexible y modular. Instamos a todos los países a compilar sus cuentas ambientales y económicas sobre la base del Marco Central del SCAE, a proporcionar estadísticas derivadas de él y a continuar trabajando en conjunto para abordar los desafíos pendientes, para proveer un conjunto más exhaustivo de cuentas ambientales y económicas.

    Preámbulo del Secretario General de las Naciones Unidas

    El Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica 2012. Marco Central es un marco conceptual multipropósito para comprender la interacción entre el ambiente y la economía. Al proporcionar conceptos y definiciones sobre contabilidad ambiental y económica acordados internacionalmente, constituye una herramienta invaluable para la compilación de estadísticas integradas, la derivación de indicadores consistentes y comparables, y la medición del avance hacia los objetivos del desarrollo sostenible.

    La Comisión Estadística de Naciones Unidas adoptó el Sistema de contabilidad ambiental y económica 2012. Marco Central como estándar estadístico internacional durante su cuadragésimo tercera sesión. Dada la importancia atribuida por el documento final de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río+20 a la información integrada para la formulación de políticas basadas en evidencia, su implementación es oportuna, tanto en países desarrollados como en países en desarrollo. Recomiendo este trabajo a todos los países que se esfuerzan por compilar cuentas ambientales y económicas para apoyar su compromiso con el desarrollo sostenible.

    Ban Ki-moon

    Secretario General de las Naciones Unidas

    Prefacio

    A. Introducción

    1. El Marco Central del Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica (SCAE) adoptado como estándar internacional por la Comisión de Estadística de las Naciones Unidas en su cuadragésimo tercer período de sesiones, en marzo de 20121, es el primer estándar estadístico internacional de contabilidad ambiental y económica. El SCAE es un marco conceptual multipropósito para comprender las interacciones entre la economía y el ambiente, y describir el stock de activos ambientales y sus variaciones. Coloca las estadísticas sobre el ambiente y su relación con la economía en el centro de las estadísticas oficiales. Esta versión es fruto de la pionera labor de ampliación y perfeccionamiento de los conceptos para la medición de las interacciones entre la economía y el ambiente. Subsisten varios desafíos importantes, que figuran en el programa de investigaciones reportado en el Anexo 2. La compilación regular de cuentas ambientales y económicas como parte de los programas de estadísticas oficiales de los países, promoverá la comparabilidad de las estadísticas internacionales, suministrará información útil para la elaboración de políticas a nivel nacional, regional e internacional, mejorará la calidad de los resultados estadísticos y asegurará la comprensión de conceptos relacionados con la medición.

    2. El Marco Central del SCAE se elaboró a partir de versiones anteriores del sistema, en especial del Manual de contabilidad nacional: contabilidad ambiental y económica integrada, 1993 (SCAEI-1993) y del Manual de contabilidad nacional: contabilidad ambiental y económica integrada, 2003 (SCAEI-2003). El SCAEI-1993 fue el resultado de las deliberaciones sobre la evaluación y medición del concepto de desarrollo sostenible. Este tema recibió mayor atención tras la publicación del informe de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo, en 1987, y de la adopción de la Agenda 21 por parte de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (Río de Janeiro, 3-14 de junio de 1992)2. El SCAEI-1993 se publicó como un trabajo en desarrollo, reconociendo la necesidad de continuar el análisis conceptual y de poner a prueba las metodologías.

    3. Con la experiencia práctica adquirida por los países al aplicar el SCAEI-1993, más otros avances metodológicos, el SCAEI-2003 constituyó un considerable progreso hacia la armonización de conceptos y definiciones. Sin embargo, en muchos casos los métodos siguieron siendo una compilación de opciones y buenas prácticas. En reconocimiento de la creciente importancia de información integrada sobre las relaciones entre la economía y el ambiente, y de los significativos progresos técnicos en la materia, en su trigésimo octavo período de sesiones celebrado en 2007, la Comisión de Estadística de Naciones Unidas convino iniciar un segundo proceso de revisión, con la finalidad de convertir el Marco Central del SCAE en un estándar estadístico internacional3.

    4. El Marco Central del SCAE está basado en conceptos, definiciones, clasificaciones y normas contables consensuadas. Al ser un sistema de contabilidad, permite organizar los datos en cuadros y cuentas en forma integrada y conceptualmente consistente. Esta información puede usarse para generar indicadores coherentes con los cuales fundamentar las decisiones y obtener agregados con fines muy variados.

    5. El SCAE suministra información sobre un amplio conjunto de temas ambientales y económicos. En particular sobre el volumen de las emisiones y descargas en el ambiente, resultantes de las actividades económicas; sobre la evaluación de las tendencias de uso y las disponibilidades de recursos naturales; y sobre las actividades y otras transacciones económicas efectuadas con fines ambientales.

    6. El Marco Central del SCAE proporciona una metodología para valorar recursos naturales (renovables y no renovables) y de la tierra, consistente con la frontera de activos del Sistema de Cuentas Nacionales 2008 (SCN). La valoración completa de activos de recursos naturales y de la tierra, así como de los flujos relacionados, más allá de la metodología del SCN, sigue siendo un tema pendiente. Cuando se aborden estos temas en futuras revisiones del SCAE, se podrá ofrecer más información para responder a interrogantes fundamentales, como los efectos de la regulación ambiental sobre el crecimiento económico, la productividad, la inflación y el empleo.

    7. El Marco Central del SCAE se elaboró en forma complementaria y coherente con otras normas, recomendaciones y clasificaciones internacionales, como el Sistema de Cuentas Nacionales 2008, el Manual de Balanza de Pagos y Posición de Inversión Internacional, la Clasificación Industrial Internacional Uniforme de todas las actividades económicas (CIIU), la Clasificación Central de Productos (CPC) y el Marco para el Desarrollo de las Estadísticas Ambientales, dado su enfoque multidisciplinario.

    8. El Marco Central del SCAE se complementa con el SEEA Experimental Ecosystem Accounting y con el SEEA Applications and Extensions. Aunque el primero no constituye un estándar estadístico, ofrece una síntesis coherente de los conocimientos disponibles sobre el uso de un enfoque sistémico aplicado a la medición de ecosistemas, con un marco más amplio que el adoptado en el Marco Central. El segundo, que tampoco es un estándar estadístico, presenta varias opciones analíticas y de seguimiento que pueden adoptarse utilizando los datos del SCAE y, además, reporta varias formas en que puede emplearse el SCAE para apoyar el análisis de las políticas ambientales.

    9. También se prevé respaldar el Marco Central del SCAE con manuales que desarrollarán de manera más detallada el marco conceptual aplicado a recursos o sectores específicos. Esto incluye, por ejemplo, el SCAE-Agua y el SCAE-Energía. Estas publicaciones también se sustentarán en recomendaciones internacionales que ofrecen orientaciones sobre los datos, sus fuentes y los métodos para el desarrollo de las estadísticas básicas utilizadas en la compilación de los cuadros y tablas del sistema. Entre esos documentos figuran las Recomendaciones Internacionales para las Estadísticas del Agua (RIEA) y las Recomendaciones Internacionales para las Estadísticas de Energía (RIEE.)

    10. Se puede prever que, al igual que otros estándares estadísticos internacionales, el Marco Central del SCAE se aplicará gradualmente, teniendo en cuenta las posibilidades y las necesidades de los sistemas nacionales de estadística. Con este propósito, el Marco Central del SCAE asume un método de aplicación flexible y modular que permite adaptarse a cada contexto normativo, a la disponibilidad de datos y a la capacidad estadística de cada país. Al mismo tiempo, las ventajas del SCAE derivan en gran medida de su utilidad para comparar y contrastar información de varios países. En este sentido, se recomienda adoptar módulos específicos del Marco Central del SCAE, en particular sobre temas ambientales de naturaleza multinacional o mundial.

    11. El Marco Central del SCAE fue elaborado con el patrocinio del Comité de Expertos de Naciones Unidas sobre Estadísticas Ambientales y Contabilidad Ambiental y Económica (UNCEEA, por sus siglas en inglés), por disposición de la Comisión de Estadística de las Naciones Unidas en su trigésimo octavo período de sesiones (2007). El Comité de Expertos está formado por representantes de los institutos nacionales de estadística y por otras entidades internacionales. Lo preside un representante de uno de los países miembros del Comité. La División de Estadística de las Naciones Unidas actúa como secretaría del Comité. El directorio de este Comité cumplió una labor permanente de supervisión del proyecto de revisión del Marco Central del SCAE.

    12. La elaboración de los insumos técnicos para el proceso de revisión fue dirigida por miembros del Grupo de Londres para la Contabilidad Ambiental, quienes delinearon los temas fundamentales que habrían de revisarse (lo que fue aprobado posteriormente por el Comité de Expertos), redactaron y analizaron documentos de discusión y prepararon las conclusiones sobre las principales revisiones. Las recomendaciones de esos documentos fueron objeto de consulta general y los resultados finales se presentaron a la Comisión Estadística en su cuadragésimo segundo período de sesiones (2011).

    13. En junio de 2010 se constituyó un Comité Editorial para asesorar al redactor del borrador de texto. Durante 2011 los primeros borradores de los capítulos del Marco Central del SCAE fueron sometidos a una consulta mundial. Ese conjunto de documentos recibió otra consulta definitiva a fines de ese año. En la sexta reunión del Comité de Expertos (junio de 2011) se presentaron versiones preliminares de los capítulos. Las extensas consultas a las que fueron sometidos los documentos temáticos, las conclusiones, borradores de recomendaciones, proyectos de capítulos y el documento completo facilitaron las oportunidades suficientes para formular observaciones por parte de un amplio conjunto de personas interesadas, lo que en general fortaleció la calidad del documento.

    B. Nuevas características y modificaciones respecto del SCAEI-2003

    Cobertura general y estilo

    14. En el Marco Central del SCAE existen cuatro cambios significativos de cobertura y estilo. En primer lugar, en los capítulos 9, 10 y 11 del SCAEI-2003 se presentan amplias exposiciones sobre degradación del ambiente y en particular sobre los diversos criterios de valoración de esa degradación. El Marco Central del SCAE no considera la contabilidad de la degradación ni de otros temas de medición relacionados con los ecosistemas. Esto es materia del SEEA Experimental Ecosystem Accounting.

    15. En segundo lugar, el SCAEI-2003 contenía numerosos ejemplos de países sobre diversos aspectos de la contabilidad. Esos ejemplos no fueron incluidos en el Marco Central del SCAE. Sin embargo, en la mayoría de los casos los cuadros y cuentas presentados están respaldados con ejemplos numéricos con fines ilustrativos. Un archivo con ejemplos nacionales y materiales conexos está disponible en el sitio Web del SCAE.

    16. En tercer término, en varios lugares del SCAEI-2003 se presentan diversas alternativas de tratamientos contables para temas específicos. El proceso de revisión que concluyó en 2012 permitió asumir decisiones sobre tales alternativas y, en consecuencia, el Marco Central del SCAE ya no las presenta.

    17. En cuarto lugar, entre la publicación del SCAEI-2003 y la del Marco Central del SCAE se produjo una revisión del Sistema de Cuentas Nacionales 2008. El contenido técnico y la terminología contable utilizados en el SCAEI-2003 se basan en el SCN 1993, mientras que el Marco Central se basa en el SCN 2008. El lector encontrará más información sobre estas modificaciones en el anexo 3 del SCN 2008, titulado “Cambios con relación al Sistema de Cuentas Nacionales 1993”.

    Modificaciones relacionadas con flujos físicos

    18. El SCAEI-2003 se refiere a los flujos físicos del ambiente hacia la economía como recursos naturales e insumos de los ecosistemas. En el Marco Central del SCAE se modificaron esos términos y ahora todos esos flujos se consideran insumos naturales. Éstos se dividen en insumos de recursos naturales, insumos de energía de fuentes renovables y otros insumos naturales (como insumos del suelo y de la atmósfera).

    19. El SCAE delimita con mayor precisión los flujos físicos en relación con la frontera de producción del SCN. En particular: a) todos los recursos biológicos cultivados se consideran comprendidos dentro de la frontera de producción; b) todos los flujos hacia vertederos controlados se consideran flujos dentro de la economía; y c) los llamados residuos de recursos naturales (que en el SCAEI-2003 se consideran flujos “ocultos” o “indirectos”) son objeto de un tratamiento coherente.

    20. Además, el Marco Central del SCAE identifica expresamente los flujos relacionados con insumos de energía de fuentes renovables y define con claridad los residuos sólidos.

    21. En cuanto a presentación, el diseño de los cuadros de oferta y utilización en unidades físicas (COU-F) constituye una ampliación de los cuadros de oferta y utilización en unidades monetarias elaborados en el marco del SCN, añadiéndoles filas y columnas destinadas a describir los flujos entre la economía y el ambiente. Igual criterio se aplicó a los COU-F específicos, como los de agua y de energía.

    Modificaciones relacionadas con actividades ambientales y transacciones conexas

    22. El cambio más importante en este capítulo del SCAE se refiere al reconocimiento de dos grupos de actividades económicas como “ambientales”: las de protección del ambiente y las de gestión de recursos. Se reconocen como actividades ambientales aquellas actividades económicas que tienen como objetivo primordial reducir o eliminar las presiones sobre el ambiente, o dar mayor eficiencia al uso de recursos naturales. Ya no se consideran otras actividades económicas que en el SCAEI-2003 se consideraban ambientales, como el uso de recursos naturales y la minimización de los riesgos naturales, aunque la información sobre ellas y su relación con el ambiente bien puede ser de interés.

    23. En el SCAEI-2003 solo se describían categorías para protección ambiental. El SCAE contiene una lista provisional de categorías relevantes para la medición de gastos y de actividades de gestión de recursos.

    24. El Marco Central del SCAE ya no incluye el costo neto de protección ambiental, que en el SCAEI-2003 era el resultado final de la cuenta de gastos en protección ambiental (CGPA).

    25. El Marco Central del SCAE incorpora el sector de bienes y servicios ambientales (SBSA). Esto amplía el análisis de la “industria ambiental” incluido en el SCAEI-2003. Además se describe con mayor rigurosidad la relación entre las estadísticas de la CGPA y el SBSA.

    26. El Marco Central del SCAE asume el análisis y la investigación propuestos en el SCN 2008 en materia de costos de desmantelamiento asociados a activos fijos (lo que incluye costos terminales y de reparación), en el tratamiento de los permisos ambientales de emisión, y en el registro de los gastos de investigación y desarrollo.

    Modificaciones relacionadas con la medición de activos ambientales

    27. La estructura y el detalle del tratamiento de los activos ambientales en el Marco Central del SCAE se ha perfeccionado en diversos aspectos, en comparación con el SCAEI-2003. Es destacable la definición de activo ambiental que, sin embargo, en términos generales se ajusta a la descripción del SCAEI-2003.

    28. La descripción de activo ambiental del SCAEI-2003 abarcaba los recursos naturales y los ecosistemas, y admitía el hecho de que, al medirlos, podían producirse superposiciones. En el Marco Central del SCAE los activos ambientales considerados son los mismos, pero se distingue con mayor claridad la medición de los ecosistemas de la medición de activos ambientales constituidos por recursos naturales individuales, recursos biológicos cultivados y de la tierra. Ahora estas dos mediciones se consideran complementarias.

    29. El Marco Central del SCAE incluye todos los recursos naturales, los recursos biológicos cultivados y de la tierra comprendidos en el territorio económico (incluidos los recursos situados en su zona económica exclusiva) y, por lo tanto, la cobertura de activos ambientales es prácticamente la misma, sea en términos de activos individuales o de ecosistemas terrestres y de la mayoría de los ecosistemas acuáticos.

    30. Pero mientras que el SCAEI-2003 trata como activos ambientales a los ecosistemas marinos y a los sistemas atmosféricos, el Marco Central del SCAE no considera ni los océanos ni la atmósfera, debido a que son demasiado grandes como para considerarlos un stock con significación económica para propósitos analíticos. Por lo tanto, aunque el SCAE incluye entre los activos ambientales algunos recursos de alta mar (como las poblaciones de peces que pueden atribuirse a países en base a acuerdos internacionales), en general la cobertura de activos es más limitada que la del SCAEI-2003. El SEEA Experimental Ecosystem Accounting se ocupa de la medición de ecosistemas, incluidos los marinos y la atmósfera.

    31. El Marco Central del SCAE está más alineado con el SCN-2008 en cuanto al tratamiento contable de los activos ambientales. Esa estructura se aplica a todo tipo de activo ambiental, en términos físicos y monetarios. Además, a cada activo ambiental corresponde una descripción explícita de sus respectivas fronteras.

    32. Para valorar los recursos naturales se desarrolla el método del valor presente neto y su correspondiente tasa de descuento. Esto tiene por consecuencia modificar la descomposición de los cambios de valor del stock durante el período contable. En el SCAEI-2003 los diferentes cambios de un stock se valoran usando como precio la renta unitaria del recurso. En el Marco Central del SCAE el precio empleado es el correspondiente al recurso “in situ.” Los dos precios están vinculados entre sí, pero de hecho son diferentes y su aplicación tiene distintas consecuencias para contabilizar los cambios de valor de los activos ambientales.

    33. El SCAEI-2003 contiene un exhaustivo tratamiento contable para recursos no renovables, en particular minerales y energía, que incluye un análisis de la asignación de la renta del recurso entre su rendimiento como activo ambiental y su agotamiento, y entre las distintas unidades económicas participantes en la extracción. Presenta un conjunto de alternativas para resolver los diversos problemas contables. El Marco Central del SCAE establece tratamientos específicos y concluye que:

    • a) La renta del recurso debe separarse entre agotamiento y rendimiento del activo ambiental;

    • b) Los costos de exploración de minerales deben deducirse de la determinación de la renta del recurso;

    • c) El valor económico de los recursos minerales y energéticos debe asignarse a quien los extrae y al propietario legal;

    • d) Las adiciones al stock de recursos naturales (por nuevos descubrimientos, por ejemplo) deben registrarse como otras variaciones de volumen de los activos y no como el resultado de procesos productivos;

    • e) El agotamiento debe registrarse como una deducción del ingreso en las cuentas de producción, de generación del ingreso, de asignación primaria y de distribución, en forma similar al registro de la deducción del consumo de capital fijo en el SCN.

    34. Un avance importante es la incorporación del tratamiento del agotamiento de recursos biológicos naturales como los madereros y acuáticos, con especial mención del uso de modelos biológicos. Se aclara que el agotamiento es un concepto a la vez físico y monetario, y que no puede haber agotamiento monetario de un recurso natural sin agotamiento físico.

    35. Con respecto a la medición de recursos naturales específicos se destacan las siguientes modificaciones:

    • a) La probabilidad relativa de recuperación de recursos minerales y energéticos se determina usando la Clasificación marco de las Naciones Unidas para la energía fósil y los recursos y reservas minerales 2009 (CMNU-2009), en lugar de la lógica de la caja de McKelvey descrita en el SCAEI-2003. En consecuencia, ya no se usan expresiones como recursos “probados”, “probables” y “posibles”;

    • b) Se han desarrollado clasificaciones provisionales para uso y cobertura de la tierra;

    • c) Entre las cuentas de activos del Marco Central del SCAE se incorpora una introducción básica a la contabilidad de recursos del suelo (el SCAEI-2003 tiene pocas referencias a la contabilidad de los recursos del suelo).

    C. Actividades futuras: el programa de investigación

    36. El Marco Central del SCAE, el primer estándar internacional de contabilidad ambiental, está basado en más de 20 años de desarrollo de esta disciplina. Se espera que el Comité de Expertos de Naciones Unidas sobre Contabilidad Ambiental y Económica, custodio del SCAE, publique gradualmente aclaraciones, interpretaciones y modificaciones al texto, en base a la permanente acumulación de experiencias de aplicación del Marco Central. Para asegurar su coherencia y consistencia generales, en algún momento esas actualizaciones, junto al avance de la contabilidad ambiental y a las nuevas necesidades de la política ambiental, justificarán un examen y una revisión más amplios del estándar.

    37. Durante la elaboración del Marco Central del SCAE se resolvieron numerosos temas de investigación; las recomendaciones para su tratamiento se exponen en este texto. Desde luego, esta versión se basa en las mejores prácticas y técnicas disponibles. Sin embargo, en algunos casos la investigación todavía se encontraba en curso, mientras se redactaba el texto, por lo que los resultados pueden justificar la revisión de algunas decisiones, antes de la próxima actualización.

    38. El Comité de Expertos identificó áreas específicas de investigación en curso al término del proceso de revisión. El anexo 2 contiene una descripción sucinta de cada una de ellas.

    39. El Comité de Expertos será responsable de impulsar la investigación sobre estos temas (y sobre cualquier otro tema importante que surja) y para ese efecto se apoyará en los países y en las organizaciones internacionales responsables de la contabilidad ambiental de todo el mundo.

    Reconocimientos

    1. El Marco Central del SCAE es el resultado de un proceso que destaca por su transparencia y por la amplia participación de la comunidad estadística a nivel mundial. Esto fue posible gracias a la innovadora utilización de un sitio web, como medio de comunicación para dicho proceso, en el que se pueden identificar seis etapas:

    • a) Identificación y acuerdo sobre los temas considerados durante la revisión del Marco Central del SCAE;

    • b) Investigación de esos temas y presentación de propuestas para abordarlos;

    • c) Consideraciones de los expertos y acuerdos sobre las recomendaciones provisionales;

    • d) Consultas a los países acerca de esas recomendaciones (durante el segundo semestre de 2010);

    • e) Presentación de las recomendaciones a la Comisión de Estadística de Naciones Unidas (en 2011);

    • f) Incorporación de las recomendaciones en el texto del Marco Central del SCAE, para su aprobación por parte de la Comisión de Estadística de Naciones Unidas como estándar estadístico internacional para la contabilidad ambiental y económica.

    El Comité de Expertos de Naciones Unidas sobre Estadísticas Ambientales y Contabilidad Ambiental y Económica (UNCEEA, por sus siglas en inglés) y su Directorio

    2. El proceso de revisión del SCAE se realizó con la participación del Comité de Expertos; de otras organizaciones internacionales, regionales y no gubernamentales; de funcionarios del proyecto; de entidades a cargo de la compilación de estadísticas oficiales de muchos países; de los “Grupos de ciudades”; de otros grupos de expertos; y también, a título individual, de otros expertos en contabilidad ambiental y económica, y temas relacionados, de todas las regiones del mundo. Como era de esperar de un producto resultante de un proceso tan complejo y sostenido, el Marco Central del SCAE refleja muchas y diversas contribuciones.

    3. El Comité de Expertos fue establecido por la Comisión de Estadística en su trigésimo sexto período de sesiones, en marzo de 2005, con el mandato, entre otros, de supervisar y organizar la revisión del SCAE4. Este Comité es un organismo intergubernamental compuesto por representantes de los institutos nacionales de estadística y otras instituciones internacionales.

    4. El Directorio del Comité de Expertos, cuyos integrantes se eligen entre los miembros del Comité, actúa en ejercicio de facultades delegadas por éste. Este Directorio gestionó y coordinó la revisión del Marco Central del SCAE. Entre 2006 y 2008 el Comité de Expertos y su Directorio fueron presididos por Walter Radermacher (Alemania) y entre 2009 y 2012 por Peter Harper (Australia).

    5. Como miembros del Directorio del Comité de Expertos actuaron Peter Harper (Australia), 2008-2012; Karen Wilson (Canadá), 2008-2011; Art Ridgeway (Canadá), 2012; Walter Radermacher (Alemania), 2008; Peter van de Ven (Países Bajos), 2008-2011; Geert Bruinooge (Países Bajos), 2012; Olav Ljones (Noruega; Presidente del Grupo de Oslo sobre Estadísticas de la Energía), 2008-2012; Estrella Domingo (Filipinas), 2008-2009; Rashad Cassim (Sudáfrica), 2008-2009; Joe de Beer (Sudáfrica), 2010-2012; Pietro Gennari (FAO), 2011-2012; Paul Cheung, Ivo Havinga, Alessandra Alfieri y Eszter Horvath (División de Estadística de las Naciones Unidas), 2008-2012; Mark de Haan (Presidente del Grupo de Londres sobre Contabilidad Ambiental), 2008-2012; Pieter Everaers (Eurostat), 2008; Pedro Díaz (Eurostat), 2009-2012; Glenn-Marie Lange (Grupo Banco Mundial), 2010-2012; y Peter van de Ven (OCDE), 2012.

    6. Bajo la dirección general de Ivo Havinga (División de Estadística) y con la asistencia de Alessandra Alfieri (División de Estadística), los funcionarios de la Subdivisión de Estadísticas Económicas de la División de Estadística de Naciones Unidas prestaron servicios de secretaría al Comité de Expertos y a su Directorio.

    7. Como miembros del Comité de Expertos actuaron los siguientes representantes de los países: Peter Harper y Gemma van Halderen (Australia); Luiz Paulo Souto Fortes, Wadih Joao Scandar Neto y Eduardo Nunes (Brasil); Martin Lemire, Art Ridgeway y Robert Smith (Canadá); Huaju Li y Yixuan Wang (China); Luz Amparo Castro, Mónica Rodríguez Díaz, Carlos Eduarte Sepúlveda Rico y Luz Dary Yepes Rubiano (Colombia); Ole Gravgård Pedersen, Bent Thage y Kirsten Wismer (Dinamarca); Miguel Jiménez Cornielle, Roberto Blondet Hernández, Olga Luciano López y Olga Díaz Mora (República Dominicana); Leo Kolttola (Finlandia); Walter Radermacher, Michael Kuhn y Karl Schoer (Alemania); Ramesh Chand Aggarwal, Jogeswar Dash y Shri V. Parameswaran (India); Slamet Sutomo (Indonesia); Corrado Carmelo Abbate y Cesare Costantino (Italia); Hida Fumikazu (Japón); Mark de Haan y Peter van de Ven (Países Bajos); Torstein Bye y Olav Ljones (Noruega); Khalaf Al-Sulaimani (Omán); Estrella Domingo y Raymundo Talento (Filipinas); Sergey Egorenko, Igor Kharito y Andrey Tatarinov (Federación de Rusia); Joe de Beer y Anemé Malan (Sudáfrica); Inger Eklund, Viveka Palm (Suecia), Rocky Harris (Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte); y Dennis Fixler y Dylan Rassier (Estados Unidos de América).

    8. Como miembros del Comité de Expertos actuaron los siguientes representantes de las organizaciones internacionales: Lidia Bratanova (CEE); Salvador Marconi y Kristina Taboulchanas (CEPAL); Joel Jere (CESPAP); Wafa Aboul Hosn (CESPAO); Jean-Louis Weber (Agencia Europea de Medio Ambiente); Pedro Díaz Muñoz y Pieter Everaers (Eurostat); Pietro Gennari (FAO); Manik Shrestha (FMI); Myriam Linster (OCDE); Linda Ghanimé, Maria Netto y Veerle van de Weerd (PNUD); Kathleen Abdalla, Tariq Banuri, Matthias Bruckner, Jean-Michel Chéné, Manuel Dengo, Liisa-Maija Harju y Mary Pat Silveira (División de Desarrollo Sostenible de la Secretaría de las Naciones Unidas); Hussein Abaza, Derek Eaton, Maaike Jansen, Fulai Sheng, Guido Sonnemann y Jaap van Woerden (PNUMA); Alessandra Alfieri, Ivo Havinga y Eszter Horvath (División de Estadística de las Naciones Unidas); y Kirk Hamilton, Barbro Elise Hexeberg, Glenn-Marie Lange y Marian S. de los Ángeles (Grupo Banco Mundial).

    9. Como observadores del Comité de Expertos participaron Brad Ewing y Pablo Muñoz (Global Footprint Network); Arnold Tukker (Organización para la Investigación en Ciencias Aplicadas); Yamil Bonduki (PNUD); Frederik Pischke y Friedrich Soltau (División de Desarrollo Sostenible de la Secretaría de las Naciones Unidas); Molly Hellmuth (consultora de la UNESCO); Haripriya Gundimeda (PNUMA); Rolf Luyendijk (UNICEF); François Guerquin y Koen Overkamp (Junta Asesora sobre Agua y Saneamiento del Secretario General de las Naciones Unidas); Martin O’Connor (Universidad de Versailles Saint-Quentin-en-Yvelines); y Peter Cosier (Wentworth Group of Concerned Scientists, Australia).

    10. Los siguientes expertos en contabilidad ambiental y económica de organizaciones internacionales aportaron en forma periódica con contribuciones sustantivas:

    • Grupo Banco Mundial: Glenn-Marie Lange

    • División de Estadísticas de Naciones Unidas: Alessandra Alfieri e Ivo Havinga

    • Eurostat: Brian Newson y Anton Steurer

    • FMI: Manik Shrestha y Kimberly Dale Zieschang

    • OCDE: Paul Schreyer

    11. Otros funcionarios de organizaciones internacionales que prestaron sustantivas contribuciones:

    • Agencia Ambiental Europea: Jean-Luis Weber

    • División de Estadísticas de Naciones Unidas: Odd Andersen, Annette Becker, Ralf Becker, Daniel Clarke, Magdolna Csizmadia, Ilaria DiMatteo, Bram Edens, Robert Edwards, Vladimir Markhonko, Ricardo Martinez-Lagunes, Gulab Singh, Herman Smith, Sokol Vako, Michael Vardon y Jeremy Webb

    • Eurostat: Stephan Moll, Julio Cabeca y Marina Anda Georgescu

    • Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura: Antonio di Gregorio, Greg Gong, John Latham, Valentina Ramaschiello, Sachiko Tsuji, Adrian Whiteman.

    12. La publicación original fue editada por Michael Brodsky, del Departamento Administrativo de la Asamblea General y Conferencia.

    13. La División de Estadística de las Naciones Unidas se encargó del desarrollo y mantenimiento del sitio Web del proyecto (http://unstats.un.org/unsd/envaccounting/default.asp), en el que se puede encontrar más información sobre las contribuciones resumidas en este prefacio.

    Comité Editorial

    14. El Comité Editorial del SCAE fue presidido por Carl Obst y estuvo constituido por Alessandra Alfieri (División de Estadísticas de Naciones Unidas), Mark de Haan (Instituto de Estadística de los Países Bajos), Julie Hass (Instituto de Estadística de Noruega), Brian Newson (Eurostat), Paul Schreyer (OCDE), Manik Shrestha (FMI), Joe St. Lawrence (Instituto de Estadística del Canadá), Michael Vardon (Instituto de Estadística de Australia) y Kimberly Dale Zieschang (FMI).

    Grupo de Londres para la Contabilidad Ambiental

    15. El Grupo de Londres para la Contabilidad Ambiental se reunió en ocho ocasiones para discutir asuntos relacionados con el SCAE. Mientras se preparaba el Marco Central, fue presidido por Mark de Haan (Instituto de Estadística de los Países Bajos). Las reuniones se celebraron en Nueva York en junio de 2006, siendo anfitrión la División de Estadística de las Naciones Unidas; en Johannesburgo (Sudáfrica) en marzo de 2007, siendo anfitrión el Servicio de Estadística de Sudáfrica; en Roma en diciembre de 2007, siendo anfitrión el Instituto Nacional de Estadística de Italia (Istat); en Bruselas en septiembre de 2008, siendo anfitrión Eurostat; en Canberra en abril de 2009, siendo anfitrión la Oficina de Estadística de Australia; en Wiesbaden en noviembre de 2009, siendo anfitrión la Oficina Federal de Estadística de Alemania; en Santiago de Chile en octubre de 2010, siendo anfitrión el Instituto Nacional de Estadística de Chile; y en Estocolmo en septiembre de 2011, siendo anfitrión el Servicio de Estadística de Suecia.

    16. Desde 2006 participaron en reuniones del Grupo de Londres Alessandra Alfieri, Jairo Arrow, Charles Aspden, Dominic Ballayan, José Miguel Barrios, Sacha Baud, Jean-Pierre Berthier, Wolfgang Bitterman, James Blignaut, Lidia Bratanova, Hanna Brolinson, Torstein Bye, Julio Cabeca, Pablo Campos, Alejandro Caparrós, Annica Carlsson, Juan Pablo Castañeda, Maja Cederlund, Jean-Michel Chéné, Peter Comisari, Sebastian Constantino, Jeff Cope, Cesare Costantino, Jackie Crafford, Valeriano da Conçeiçao Levene, Jogeswar Dash, Michel David, Joe de Beer, Mark de Haan, Roel Delahaye, Raúl Figueroa Díaz, Ilaria DiMatteo, Estrella Domingo, Subagio Dwijosumono, Danuta Dziel, Mats Eberhardson, Bram Edens, Inger Eklund, Markus Erhard, Tammy Estabrooks, Pieter Everaers, Federico Falcitelli, Aldo Femia, Alessandro Galli, Jean-Yves Garnier, Ian Gazley, Chazhong Ge, Marina Anda Georgescu, Alfredo Gomez, Xiaoning Gong, Ryan Greenaway-McGrevy, Patrice Gregoire, Roy Haines-Young, Jorge Hanauer, Jane Harkness, Peter Harper, Rocky Harris, Julie Hass, Ivo Havinga, Wafa Aboul Hosn, Li Huaju, Elisabeth Isaksen, Christine Jasch, Matt Jones, Fredrik Kanlen, Aljona Karlõševa, Ester Koch, Kristine Kolshus, Michael Kuhn, Glenn-Marie Lange, Ursula Lauber, Sylvie Le Laidier, Martin Lemire, Kirsty Leslie, Myriam Linster, Donna Livesey, Olav Ljones, Sandre Jose Macia, Anemé Malan, Lars Marklund, Farid Matuk, Robert Mayo, Roeland Mertens, Stephan Moll, Elisabeth Mollgaard, Rainer Muthmann, Jukka Muukkonen, Michael Nagy, Frederic Nauroy, Wahid Neto, Brian Newson, Tea NõMann, Eduardo Nunes, Carl Obst, Martin O’Connor, Thomas Olsen, Sara Overgaard, Morrice Nyattega Oyuke, Viveka Palm, Jean-Louis Pasquier, Ole Gravgård Pedersen, Cristina Popescu, Walter Radermacher, Irene Ramashala, Ute Roewer, Jesús Romo y García, Giovanni Ruta, Sjoerd Schenau, Karl Schoer, Paul Schreyer, Fulai Sheng, Manik Shrestha, Gabriel Kulomba Simbila, Robert Smith, Tone Smith, Joe St. Lawrence, Nancy Steinbach, Antón Steurer, Suresh Sukumarapillai, Khalaf Al Suleimani, Jana Tafi, Raymundo Talento, Peter Tavoularidis, Karen Treanton, Sachiko Tsuji, Angélica Tudini, Sokol Vako, Gemma van Halderen, Maarten van Rossum, Michael Vardon, Anders Wadeskog, Yixuan Wang, Jeremy Webb, Jean-Louis Weber, Adrian Whiteman, Fang Yu, Kimberly Dale Zieschang y Oliver Zwirner.

    17. Los documentos preparados por el Grupo de Londres, que constituyen un considerable volumen de materiales de investigación, siguen disponibles en el sitio Web señalado. Entre sus autores figuran Luke Aki, Alessandra Alfieri, Odd Andersen, Carolina Ardi, David Bain, Jeff Baldock, Ralf Becker, James Blignaut, Torstein Bye, Julio Cabeça, Andrew Cadogan-Cowper, Maja Cederlund, Peter Comisari, Jackie Crafford, Mark de Haan, Roel Delahaye, Ilaria DiMatteo, Estrella Domingo, Mats Eberhardson, Bram Edens, Markus Erhard, Federico Falcitelli, Aldo Femia, Anda Marina Georgescu, Xiaoning Gong, Cor Graveland, Ole Gravgard Pedersen, Andrii Gritsevskyi, Jane Harkness, Peter Harper, Rocky Harris, Julie Hass, Ivo Havinga, Christine Jasch, Kristine Kolshus, Glenn Marie Lange, Sylvie Le Laidier, Kirsty Leslie, Olav Ljones, Edward Eugenio Lopez-Dee, Lynne Macdonald, Lars Gunnar Marklund, Jukka Muukkonen, Michael Nagy, Thomas Olsen, Sara Øvergaard, Viveka Palm, Ute Roewer, Sjoerd Schenau, Elizabeth Schmidt, Karl Schoer, Nancy Steinbach, Sachiko Tsuji, Dirk van den Bergen, Maarten van Rossum, Michael Vardon y Jean-Louis Weber.

    Otros grupos de expertos

    18. El proceso también contó con otros aportes. Entre los principales, los resultantes de las reuniones de los grupos de trabajo de cuentas ambientales y de estadísticas de gasto ambiental de la OCDE y Eurostat, y del Grupo de Oslo sobre estadísticas de energía.

    Contribuciones de los países

    19. Los institutos nacionales de estadística, los ministerios de ambiente y otros organismos nacionales hicieron importantes contribuciones para la revisión del SCAE, en particular, mediante el suministro de documentos de discusión en diversas reuniones y la formulación de observaciones durante el proceso mundial de consultas. Más de 50 países y organizaciones internacionales formularon observaciones en la ronda de consultas por capítulos (en mayo y septiembre de 2011) y en la ronda de consultas para la revisión del documento definitivo (en noviembre y diciembre de 2011). Los directores de los institutos nacionales de estadística participaron en la Comisión de Estadística en la que se estableció el Comité de Expertos.

    20. No deben olvidarse las contribuciones financieras de diversos organismos nacionales e internacionales. En especial las recibidas de Alemania, Australia, India, Noruega, Nueva Zelandia, los Países Bajos, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Sudáfrica y Suiza, de la Comisión Económica y Social para Asia Occidental y de Eurostat.

    Reconocimientos y notas para la versión en español

    1. La revisión de la versión preliminar del SCAE en español y la preparación de esta versión definitiva fue coordinada por Pascual Gerstenfeld, Giovanni Savio y Federico Dorin de la División de Estadísticas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, de las Naciones Unidas (CEPAL) y contribuyeron los siguientes funcionarios de la misma División: Birgit Altmann, Julio Oleas y Salvador Marconi. La conversión de la versión preliminar en un texto definitivo que refleje en forma apropiada los contenidos del SCAE tanto como los conceptos del SCN, con las características metodológicas, las referencias técnicas, los principios estadísticos y la consistencia interna propias de un manual especializado, demandó una minuciosa dedicación.

    2. Para respaldar esta revisión se constituyó un Comité Editorial coordinado por la División de Estadísticas de la CEPAL. La participación de los expertos de América Latina invitados a conformarlo fue decisiva para garantizar que el resultado obtenido sea el apropiado para un estándar estadístico internacional de las Naciones Unidas, y que tenga el respaldo institucional requerido. Este Comité estuvo constituido por Juan Pablo Castañeda, Senior Environmental Economist del Grupo Banco Mundial; Lourdes Erro, Gerente de Estadísticas Económicas del Banco Central de la República Oriental del Uruguay; Raúl Figueroa, Director de Cuentas Satélite del INEGI; Juventino Gálvez, Director del Instituto de Agricultura, Recursos Naturales y Ambiente, de la Universidad Rafael Landívar de Guatemala; Mónica Rodríguez, Coordinadora de Cuentas Ambientales e Indicadores del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE) de Colombia; y estuvo coordinado por Federico Dorin, Salvador Marconi y Julio Oleas de la División de Estadísticas de la CEPAL.

    3. La CEPAL agradece a todas las personas que aportaron con su conocimiento y experiencia a esta revisión. El resultado de este esfuerzo conjunto es este manual de estadísticas ambientales y económicas en idioma español que se pone a disposición de los usuarios de habla hispana. También agradece a los funcionarios del INEGI por su apoyo al Comité Editorial, a Verónica Boero, funcionaria de la FAO, y a Paulina Miranda, Verónica Lazo y Cristina Muñoz de la División de Estadísticas de la CEPAL. Este aporte no habría fructificado sin la iniciativa de Kristina Taboulchanas, de la Oficina de la CEPAL en Brasilia.

    4. En general, el léxico empleado en la versión preliminar del SCAE en español no guardaba correspondencia con los conceptos y definiciones propios de la contabilidad nacional usadas en esta lengua. Tampoco guardaba conformidad con la terminología especializada, de uso común entre los estadísticos y contables nacionales de habla hispana. Todos estos factores, de ser incorporados en un estándar estadístico internacional, habrían generado confusión y distorsiones, dificultando la compilación de cuadros y cuentas y, por ende, la comparación internacional.

    5. Para superar estas dificultades se propuso, como criterio general de la revisión emprendida para producir esta versión del SCAE, observar la más estricta coherencia y consistencia con la terminología, definiciones y conceptos adoptados en el Sistema de Cuentas Nacionales 2008 editado por la CEPAL. Este fue el principal compromiso del Comité Editorial constituido por la CEPAL, como resguardo para elaborar un manual de alta precisión metodológica.

    6. Sin embargo, este criterio general no se pudo aplicar siempre. En ciertos temas la versión original en inglés (System of Environmental-Economic Accounting 2012–Central Framework) propone tratamientos específicos, como es el caso de los activos ambientales. En el SCAE se distinguen los activos ambientales producidos de los no producidos: si el activo ambiental es cultivado (es decir producido, en términos del SCN) o natural (no producido, en términos del SCN).

    7. Los términos “land’’ y “soil’’ en la versión original en inglés presentaron un caso complejo. Después de diversas discusiones y consultas con expertos, el Comité Editorial decidió aplicar las traducciones utilizadas por la FAO y el IPCC, es decir traducir “land” por “tierra” y “soil” por “suelo”. Así se obtiene una concordancia del uso de estos términos entre las diferentes organizaciones internacionales. La sección 5.6 (Assets accounts for land en el original en inglés) se refiere específicamente a la cobertura y el uso de la tierra.

    Índice

    Siglas y abreviaturas

    AIE

    Agencia Internacional de la Energía

    APV

    análisis de la población virtual

    ASFIS

    Sistema de Información sobre las Ciencias Acuáticas y la Pesca

    CAA

    Clasificación de Actividades Ambientales

    CAPA

    Clasificación de Actividades y Gastos de Protección Ambiental

    CCIF

    Clasificación del Consumo Individual por Finalidades

    CEPAL

    Comisión Económica para América Latina y el Caribe

    CEPE

    Comisión Económica para Europa

    CESPAO

    Comisión Económica y Social para Asia Occidental

    CESPAP

    Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico

    CFC

    clorofluorocarbono

    CFME

    cuentas de los flujos materiales de toda la economía

    CGPA

    cuentas de gastos en protección ambiental

    CIIU

    Clasificación Industrial Internacional Uniforme de todas las Actividades Económicas

    CIT

    cuotas individuales transferibles

    CMNU-2009

    Clasificación marco de las Naciones Unidas para la energía fósil y los recursos y reservas minerales 2009

    CO2

    dióxido de carbono

    COU-F

    cuadro de oferta y utilización en unidades físicas

    CPC

    Clasificación Central de Productos

    CPUE

    captura por unidad de esfuerzo

    CRIRSCO

    Comité de Normas Internacionales para la Presentación de Informes sobre Reservas Minerales

    CWP

    Grupo de Trabajo para la Coordinación de las Estadísticas de Pesca

    DBO

    demanda biológica de oxígeno / demanda bioquímica de oxígeno

    DQO

    demanda química de oxígeno

    EBE

    excedente bruto de explotación

    EMAS

    Sistema de Ecogestión y Ecoauditoría de la Unión Europea

    ENE

    excedente neto de explotación

    Eurostat

    Oficina de Estadística de la Unión Europea

    FAO

    Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

    FBCF

    formación bruta de capital fijo

    FMI

    Fondo Monetario Internacional

    FRA

    Programa de Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales de la FAO

    GR

    gestión de recursos

    I&D

    investigación y desarrollo

    INB

    ingreso nacional bruto

    INN

    ingreso nacional neto

    IPCC

    Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático

    ISCAAP

    Clasificación Internacional Uniforme de Animales y Plantas Acuáticos

    ISFLSH

    instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares

    ISO

    Organización Internacional de Normalización

    ISWGNA

    Grupo de trabajo intersecretarial sobre cuentas nacionales

    IVA

    impuesto sobre el valor agregado

    K

    potasio

    LCCS

    Sistema de clasificación de la cubierta terrestre

    LCML

    Metalenguaje sobre la cobertura de la tierra

    MBP

    Manual de Balanza de Pagos y Posición de Inversión Internacional

    N

    nitrógeno

    n.a.

    no aplicable

    NACE

    Nomenclatura Estadística de Actividades Económicas de la Unión Europea

    n.c.p.

    no clasificados en otra parte

    NdT.

    nota de traducción

    NI

    no incluido

    OCDE

    Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos

    OIEA

    Organización Internacional de Energía Atómica

    ONU

    Naciones Unidas

    OTIN

    oferta total de insumos naturales

    OTP

    oferta total de productos

    OTR

    oferta total de residuos

    P

    fósforo

    PA

    protección ambiental

    PCB

    bifenilos policlorados

    PIB

    producto interno bruto

    PIN

    producto interno neto

    PM10

    material en partículas de hasta 10 micrones

    PNUD

    Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

    PNUMA

    Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

    RIEA

    Recomendaciones Internacionales para las Estadísticas del Agua

    RIEE

    Recomendaciones Internacionales para las Estadísticas de Energía

    SBSA

    sector de bienes y servicios ambientales

    SCAE

    Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica

    SCAE-Agua

    Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica de Agua

    SCAE-Energía

    Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica de Energía

    SCAEI-1993

    Manual de contabilidad nacional: contabilidad ambiental y económica integrada, 1993

    SCAEI-2003

    Manual de contabilidad nacional: contabilidad ambiental y económica integrada, 2003

    SCN

    Sistema de Cuentas Nacionales

    SCN 1993

    Sistema de Cuentas Nacionales 1993

    SCN 2008

    Sistema de Cuentas Nacionales 2008

    SERIEA

    Sistema Europeo para la Recopilación de Informaciones Económicas y Ambientales

    SIEC

    Clasificación Internacional Uniforme de los Productos Energéticos

    SPPA

    subsidios potencialmente perjudiciales para el ambiente

    UE

    Unión Europea

    UNCEEA

    Comité de Expertos de las Naciones Unidas sobre Contabilidad Ambiental y Económica

    UNESCO

    Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura

    UNICEF

    Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia

    UNSD - UNSTAT

    División de Estadística de las Naciones Unidas

    UTIN

    utilización total de insumos naturales

    UTP

    utilización total de productos

    UTR

    utilización total de residuos

    VPN

    valor presente neto

    ZEE

    zona económica exclusiva

      Other Resources Citing This Publication