Front Matter

Front Matter

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
September 2009
    Share
    • ShareShare
    Show Summary Details

    Organización Internacional del Trabajo

    Fondo Monetario Internacional

    Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos

    Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa

    Banco Mundial

    2004

    Copyright © 2004

    Edición en español © 2009 Fondo Monetario Internacional

    International Bank for Reconstruction and Development / The World Bank International Labour Organization

    International Monetary Fund

    Organization for Economic Cooperation and Development

    United Nations

    All rights reserved

    Manufactured in the United States of America

    Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento / Banco Mundial Organización Internacional del Trabajo

    Fondo Monetario Internacional

    Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos

    Naciones Unidas

    Edición en español

    Sección de Español y Portugués

    Departamento de Tecnología y

    Servicios Generales del FMI

    Cataloging-in-Publication Data

    Manual del índice de precios al productor : teoría y práctica.

    [Washington, D.C.] : Fondo Monetario Internacional, 2004.

    p. ; cm.

    ISBN 978-1-58906-306-8

    Spanish translation of: Producer price index manual : theory and practice.

    “Organización International del Trabajo ; Fondo Monetario Internacional ; Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ; Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa ; Banco Mundial.”

    Includes bibliographical references.

    1. Wholesale price indexes – Handbooks, manuals, etc. I. Title. II. International Monetary Fund.

    HB225 .P76318 2004

    Solicítese a:

    International Monetary Fund, Publication Services

    700 19th Street, N.W., Washington, D.C. 20431, EE.UU.

    Tel.: (202) 623-7430 Telefax: (202) 623-7201

    Correo electrónico: publications@imf.org

    Internet: www.imfbookstore.org

    Índice

    Introducción

    Este Manual del índice de precios al productor (Manual del IPP) reemplaza al Manual sobre Índice de Precios de Productos para Bienes Industriales de las Naciones Unidas, publicado en 1979 (Serie M, N° 66). La preparación del Manual del IPP se llevó a cabo bajo la responsabilidad conjunta de cinco organizaciones: la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE) y el Banco Mundial, en el marco de un Grupo de Trabajo entre Secretarías sobre Estadísticas de Precios (IWGPS, por sus siglas en inglés). Estas organizaciones también se encargaron conjuntamente de su publicación.

    Este Manual contiene información y explicaciones exhaustivas y detalladas sobre cómo elaborar un IPP. Además, proporciona un resumen de los temas conceptuales y teóricos que las oficinas de estadística deben tener en cuenta cuando toman decisiones sobre los diversos problemas que enfrentan en el proceso diario de compilación de un IPP, y está dirigido tanto a países desarrollados como a países en desarrollo. Los capítulos abarcan numerosos temas: desarrollan las distintas prácticas actualmente en uso, proponen alternativas—cuando es posible—y exponen las ventajas y desventajas de cada una. Dada la naturaleza exhaustiva de este Manual, creemos que satisfará las necesidades de muchos usuarios.

    El principal objetivo del Manual es ayudar a quienes elaboran el IPP, en especial a aquellos países que están revisando o preparando su IPP. El Manual recurre a una vasta experiencia y pericia a los fines de describir métodos de medición prácticos y adecuados. Además, debería ayudar a los países a elaborar sus IPP de una manera que resulte más comparable, de modo que las oficinas de estadística y las organizaciones internacionales puedan realizar comparaciones significativas entre distintos países. Debido a que reúne un enorme caudal de conocimientos en la materia, el Manual puede servir para el autoaprendizaje o como herramienta de enseñanza en cursos de capacitación sobre el IPP.

    Este Manual también está dirigido a otros usuarios del IPP, por ejemplo empresas, autoridades responsables de formular políticas e investigadores, ya que les brinda no solo información sobre los diferentes métodos que se emplean para recopilar datos y elaborar los índices, sino también sobre sus limitaciones, a fin de que los resultados puedan interpretarse correctamente.

    El proceso de redacción y revisión se desarrolló en muchas reuniones a lo largo de un período de cinco años, en las que participaron expertos en IPP de oficinas de estadística nacionales e internacionales, universidades e institutos de investigación. Este Manual le debe mucho a su sabiduría y asesoramiento colectivos.

    La versión electrónica del Manual está disponible en Internet, en www.imf.org. El IWGPS considera el Manual un “documento vivo”, que enmendará y actualizará para referirse a temas específicos con más detalle. Esto es especialmente válido para las nuevas exposiciones y recomendaciones realizadas por los grupos internacionales que revisan el IPP, como el Grupo de Tareas Internacional sobre las Estadísticas del Sector Servicios (Grupo Voorburg) y el Grupo Internacional de Trabajo sobre Índices de Precios (más conocido como “Grupo de Ottawa”).

    El IWGPS agradece todo comentario de los usuarios sobre el Manual. Los mismos deben enviarse al Departamento de Estadística del FMI (correo electrónico: TEGPPI@imf.org) y serán tenidos en cuenta en futuras revisiones.

    A. Sylvester Young

    Director

    Oficina de Estadística

    Organización Internacional del Trabajo

    Rodrigo de Rato

    Director Gerente

    Fondo Monetario Internacional

    Enrico Giovanini

    Director

    Dirección de Estadística

    Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos

    Heinrich Brüngger

    Director

    División de Estadística

    Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa

    Shaida Badiee

    Directora

    Grupo de Datos de Desarrollo

    Banco Mundial

    Prefacio

    La Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE) y el Banco Mundial, junto con los expertos de una serie de oficinas nacionales de estadística y universidades, han trabajado en forma conjunta desde 1998 en la elaboración de este Manual del índice de precios al productor. Además, estas organizaciones han consultado a un gran número de posibles usuarios del Manual, a fin de obtener aportes prácticos. Las organizaciones respaldan los principios y recomendaciones incluidos en este Manual por considerar buenas prácticas para las oficinas de estadística que llevan a cabo un programa de índices de precios al productor (IPP). Sin embargo, debido a las limitaciones prácticas, algunas de las presentes recomendaciones pueden ser difíciles de cumplir en lo inmediato por parte de todas las oficinas de estadística y, por lo tanto, deberían servir como pautas para las oficinas a medida que corrigen y mejoran sus programas de IPP. En algunos casos, no hay respuestas categóricas para algunos problemas específicos de los números índice, como los diseños muestrales específicos, el uso de la fórmula adecuada para la estimación del índice con determinados datos, los ajustes por cambios de calidad y el tratamiento de la aparición de nuevos productos. Las oficinas de estadística tendrán que recurrir a los principios subyacentes presentados en este Manual y a la teoría económica y estadística, para encontrar soluciones prácticas.

    A. Índices de precios al productor

    Los IPP miden la tasa de variación en los precios de los bienes y servicios comprados y vendidos por los productores. Un IPP de la producción mide la tasa de variación en los precios de productos vendidos mientras pasan del productor a otro agente. Un IPP de insumos mide la tasa de variación en los precios de los insumos de bienes y servicios comprados por el productor. Un IPP del valor agregado es un promedio ponderado de ambos.

    El Manual del IPP satisface las necesidades de distintas audiencias. Por un lado, están los compiladores de los IPP. Este Manual y otros manuales, guías y libros de referencia son importantes para los compiladores del índice por varias razones. En primer lugar, es necesario que los países compilen sus estadísticas de maneras similares, a fin de que sea posible realizar comparaciones internacionales de desempeño y comportamiento económicos utilizando las mejores prácticas internacionales. En segundo lugar, los expertos en estadística de cada país no deberían decidir por sí solos sobre cuestiones metodológicas. El Manual se nutre de un amplio espectro de experiencia y pericia para describir métodos y temas prácticos relacionados con la medición. Esos métodos y temas relacionados con la medición no siempre son sencillos, y el Manual se beneficia de trabajos teóricos y prácticos recientes en el área. En tercer lugar, gran parte del material escrito en algunas áreas relacionadas con la medición del IPP abarca una gama de publicaciones. Este Manual reúne parte importante de lo que se sabe sobre el tema, por lo que puede ser útil como fuente de referencia y capacitación. En cuarto lugar, el Manual proporciona una referencia independiente acerca de los métodos, que puede utilizarse para evaluar y comparar los métodos que una oficina de estadística utiliza actualmente y analizar la posibilidad de cambiarlos. El Manual debería satisfacer las necesidades de los usuarios, quienes deberían conocer no solo los métodos utilizados por las oficinas de estadística en la recopilación de datos y la elaboración de índices, sino también los posibles errores y sesgos que pueden afectar a esos índices, a fin de poder interpretar los resultados de manera adecuada. Por ejemplo, la teoría de los números índice presenta muchos temas relacionados con el sesgo de las fórmulas, problema que es tratado en detalle en el Manual.

    La recopilación de datos para los IPP no es una cuestión menor. En términos prácticos, los IPP requieren realizar un muestreo a partir de una muestra representativa de establecimientos, de un conjunto de productos bien definidos cuyas variaciones de precios en general sean representativas de las de los millones de transacciones que se llevan a cabo. Luego, las oficinas de estadística hacen un seguimiento de los precios de esos mismos productos de manera periódica (en general, en forma mensual) y ponderan sus variaciones de precios en función de sus ingresos netos. Sin embargo, es posible que la calidad de los productos producidos esté cambiando y que se dé la aparición de nuevos establecimientos y productos y la desaparición de otros, ya sea en forma estacional o permanente. Las oficinas de estadística deben hacer un seguimiento riguroso de los posibles cambios de calidad. Aun así, los compiladores del índice deben lograr elaborar mensual y puntualmente, un índice representativo.

    También es importante que tanto los usuarios como los encargados de la elaboración de los índices puedan acceder fácilmente a una base teórica bien desarrollada para la elaboración de esos índices. Es preciso que quienes elaboran los índices comprendan cabalmente las necesidades de los usuarios y cómo el índice presentado satisface a ambos. Por fortuna, existe una gran cantidad de investigaciones al respecto, en su mayoría bastante recientes. Este Manual abarca los fundamentos teóricos de los números índice a fin de brindar sustento a algunas de las consideraciones prácticas.

    Este Manual proporciona pautas para las oficinas de estadística y otros organismos responsables de la elaboración de un IPP, teniendo en cuenta que los recursos disponibles para este propósito son limitados. El cálculo de un IPP no puede reducirse a un conjunto sencillo de reglas o a una serie de procedimientos estándar que se pueden seguir de manera mecánica en cualquier circunstancia. Si bien hay ciertos principios generales que se pueden aplicar con alcance universal, los procedimientos que se siguen en la práctica tienen que tener en cuenta las circunstancias particulares. Las oficinas de estadística deben tomar decisiones, tales como la elección de los procedimientos de recopilación o procesamiento de datos de precios y los métodos de agregación. Otros factores importantes que determinan la metodología son la finalidad principal del índice, la naturaleza de los mercados y las prácticas de determinación de precios dentro de cada país y los recursos de los que dispone cada oficina de estadística. El Manual explica los conceptos económicos y estadísticos subyacentes necesarios para que las oficinas de estadística puedan tomar sus decisiones de manera eficiente y eficaz en función de los costos y tomen plena conciencia de las consecuencias de sus elecciones.

    El Manual se nutre de la experiencia de numerosas oficinas de estadística de todo el mundo. Los procedimientos que estas utilizan no son estáticos, sino que continúan evolucionando y mejorando en respuesta a múltiples factores. En primer lugar, la investigación perfecciona continuamente y fortalece la teoría económica y estadística que sirve de base a los IPP. Por ejemplo, las investigaciones recientes han sido fuente de nociones más claras acerca de las fortalezas y debilidades relativas de los diversos métodos y fórmulas que se usan para procesar los datos de precios básicos recopilados para el IPP. En segundo lugar, los recientes avances en las tecnologías de la información y las comunicaciones han afectado los métodos del IPP. Los adelantos técnicos relacionados con los datos pueden afectar todas las etapas de la elaboración de un IPP. Las nuevas tecnologías pueden modificar los métodos utilizados para recopilar y enviar precios a la oficina central de estadística. También pueden mejorar el procesamiento y control de los datos, además de los métodos que se usan para ajustar los precios por los cambios en la calidad de los bienes y servicios cubiertos por el índice. Por último, al contar con mejores fórmulas, el Manual ayuda a calcular con mayor precisión índices de nivel superior.

    B. Antecedentes de la revisión actual

    Algunas normas internacionales de estadística económica se desarrollaron principalmente para permitir compilar estadísticas comparables internacionalmente. Sin embargo, también pueden desarrollarse normas para permitir que cada país se beneficie de la experiencia y la pericia acumuladas en otros países. Todos los países pueden beneficiarse del intercambio de información sobre métodos para elaborar índices. Las Naciones Unidas publicaron el Manual sobre índices de precios de productos para bienes industriales (Naciones Unidas, 1979) hace más de 25 años. Los métodos y procedimientos presentados en ese momento ya están desactualizados, debido a que la teoría y práctica de los números índice y los adelantos tecnológicos han avanzado mucho en las últimas dos décadas.

    B.1 Consideraciones acerca de los métodos actuales

    El Manual del IPP aprovecha la gran cantidad de investigaciones recientes acerca de la teoría de los números índice. Recomienda muchas nuevas prácticas en lugar de limitarse a codificar las prácticas existentes de las oficinas de estadística. Esto obedece a varias razones.

    En primer lugar, la metodología estándar para un IPP típico se basa en un índice de precios de Laspeyres con cantidades fijas de un período base anterior. La construcción de este índice puede pensarse en términos de la selección de una canasta de bienes y servicios que sea representativa de los ingresos del período base, la valuación de acuerdo con los precios del período base y luego la nueva determinación del valor de la misma canasta a precios del período corriente. En ese caso, el IPP objetivo se define como el cociente de esos dos ingresos. Los expertos en estadística utilizan este método porque presenta al menos tres ventajas prácticas: es fácil de explicar al público, puede utilizar información de ponderación, con frecuencia costosa y atrasada, que data de la última encuesta (o incluso de una anterior) o de fuente administrativa (en lugar de necesitar fuentes de datos para el mes corriente) y no es necesario corregirlo, siempre y cuando los usuarios acepten la premisa de Laspeyres. Una ventaja notable del enfoque de Laspeyres, relacionada con la facilidad de explicarlo, es su consistencia en la agregación, ya que el índice puede desglosarse y subagregarse para generar indicadores que se relacionen entre sí de una manera especialmente sencilla.

    Las oficinas de estadística aplicaron el índice de Laspeyres en forma de relativo de precios (variación de precios respecto del período base) y participación en el ingreso (del período base). De esta manera, el índice de Laspeyres puede expresarse como la multiplicación entre la suma de las participaciones en el ingreso del período base de los productos del índice y sus correspondientes relativos de precios. Por desgracia, por sencillo que esto parezca, aún hay algunos problemas prácticos que impiden elaborar con exactitud un índice de Laspeyres. Por consiguiente, las prácticas de las oficinas de estadística han incorporado algunas aproximaciones al índice de Laspeyres teórico objetivo.

    • Hasta hace poco, era imposible obtener participaciones exactas en el ingreso del período base en el nivel más detallado de la agregación de productos, por lo que las oficinas de estadística se conforman con ponderaciones de ingreso del período base a nivel de entre 100 y 1.000 productos.

    • Para cada uno de los agregados de productos elegidos, las oficinas recopilan una muestra de precios representativos para transacciones específicas en los establecimientos, en lugar de enumerar todas las transacciones posibles. Utilizan fórmulas de números índice equiponderadas (en lugar de fórmulas que utilizan ponderaciones del ingreso) para agregar estos precios de productos elementales hasta formar un índice de agregado elemental, que, a su vez, se utilizará como el relativo de precios para cada uno de los grupos de entre 100 y 1.000 productos en la fórmula de Laspeyres final. Los encargados reconocen que este procedimiento de dos etapas no es exactamente compatible con el método de Laspeyres (que requiere ponderar en cada etapa de agregación). Sin embargo, por diversas razones teóricas y prácticas, quienes elaboran los índices consideran que los relativos de precios del índice elemental que se obtienen tendrán la suficiente exactitud para ser incorporados en la fórmula de Laspeyres en la última etapa de agregación.

    Este método estándar para la elaboración de los índices se remonta a la obra de Mitchell (1927) y Knibbs (1924) y a la de otros pioneros que la introdujeron hace 80 años, y aún se utiliza hoy.

    Aunque la mayoría de las oficinas de estadística han utilizado el índice de Laspeyres como índice objetivo, tanto la teoría económica como la de los números índice indican que hay otros tipos de índices que pueden resultar más apropiados como índices objetivo: principalmente, los índices de Fisher, Walsh, o Törnqvist-Theil. Como es bien sabido, el índice de Laspeyres presenta un sesgo al alza en comparación con esos otros índices objetivo. Desde luego, es posible que no resulte factible calcular estos índices objetivo, pero es necesario tener algún tipo de objetivo teórico al que apuntar. También es necesario tener un concepto objetivo para que el índice producido por la oficina de estadística pueda evaluarse con el fin de ver cuán cercano se halla al ideal teórico. En los capítulos teóricos de este Manual se menciona que existen cuatro enfoques principales para la teoría de los números índice:

    • 1) Los enfoques de canasta fija y promedios simétricos de canastas fijas (capítulo 15).

    • 2) El enfoque estocástico (de estimador estadístico) para la teoría de los números índice (capítulo 16).

    • 3) Los enfoques de las propiedades (o axiomáticos) (capítulo 16).

    • 4) El enfoque económico (capítulo 17).

    Los enfoques 3 y 4 resultarán familiares a muchos expertos en estadísticas de precios y usuarios del IPP, pero quizá convenga decir algo acerca de los enfoques 1 y 2.

    El índice de Laspeyres es un ejemplo de índice de canasta fija. Desde un punto de vista teórico, la preocupación es que tiene un “gemelo” igualmente válido para los dos períodos que se comparan: el índice de Paasche, que utiliza ponderaciones de cantidades del período corriente. Si hay dos estimadores igualmente válidos para un mismo concepto, la teoría estadística nos indica que debemos calcular el promedio entre ambos estimadores a fin de obtener uno más exacto. Sin embargo, existen diversas maneras de calcular un promedio, por lo que la pregunta de cuál es el “mejor” promedio no es trivial. El Manual sugiere que los “mejores” promedios para índices de base fija son la media geométrica de los índices de Laspeyres y de Paasche (el índice ideal de Fisher) o la media geométrica de las ponderaciones de cantidad de ambos períodos (el índice de Walsh). Desde la perspectiva de los estimadores estadísticos, el “mejor” número índice es la media geométrica de los relativos de precios ponderados por la participación promedio en el ingreso a lo largo de los dos períodos (el índice de Törnqvist-Theil).

    Existe otro resultado de la teoría de los números índice que cabe mencionar aquí: el problema de definir qué precio y cantidad de un producto deberían usarse para cada período en la fórmula de número índice. El problema es que el establecimiento puede tener varios precios de venta distintos para una misma especificación de producto en el período bajo análisis. En ese caso, surge la pregunta de qué precio es el más representativo de las ventas de esa transacción en el período. La respuesta a esa pregunta sin duda radica en el valor unitario de la transacción en el período, pues ese precio se equipara con la cantidad vendida durante el período para arrojar un producto que sea igual al valor de las ventas1.

    Consideremos ahora algunas preocupaciones acerca de la metodología estándar del IPP. Existen seis áreas problemáticas principales para el método estándar2:

    • 1) En la etapa final de agregación, el IPP estándar o convencional no es un índice verdadero de Laspeyres, pues las ponderaciones de ingresos corresponden a un año base de referencia, que es diferente del mes (o trimestre) base para los precios. Por lo tanto, las ponderaciones de gasto se eligen con una frecuencia anual, mientras que los precios se recopilan en forma mensual. Para que fuese un índice verdadero de Laspeyres, los ingresos del período base deberían coincidir con el período de referencia para los precios base. En la práctica, el índice que utilizan muchas oficinas de estadística en la última etapa de agregación tiene un período de referencia de las ponderaciones que precede al período base de los precios. Los índices de esta clase son más susceptibles de tener un sesgo al alza en comparación con un índice verdadero de Laspeyres, en especial si se actualizan las ponderaciones de gastos por precios desde el período de referencia de las ponderaciones al período base del índice de Laspeyres. De ahí que posean sesgos al alza definidos en comparación con los índices utilizados como objetivo teórico, por ejemplo, los de Fisher, Walsh o Törnqvist-Theil.

    • 2) En las primeras etapas de agregación, se usan los promedios no ponderados de los precios o relativos de precios. Hasta no hace mucho tiempo, cuando se hizo más fácil acceder a datos de las empresas en formato electrónico, se pensaba que los sesgos que podían resultar de los índices no ponderados no eran especialmente significativos. Sin embargo, los datos recientes sugieren que es posible que haya un sesgo al alza significativo en los niveles inferiores de agregación, en comparación con los resultados generados por los índices objetivo antes mencionados.

    • 3) El tercer problema principal con respecto a la metodología estándar del IPP es que, si bien las oficinas de estadística suelen reconocer el problema de cómo abordar el cambio de calidad y la aparición de productos nuevos, resulta difícil generar una metodología coherente para estos problemas en el contexto del índice de Laspeyres de base fija. La buena práctica más ampliamente utilizada para el ajuste por calidad de índices de precios es la “regresión hedónica”, que caracteriza al precio del producto en un momento dado como una función de las características que posee relativo a sus sustitutos cercanos. De hecho, existe una polémica considerable sobre cómo integrar la metodología de regresión hedónica al marco teórico del IPP. Los capítulos teóricos y prácticos del Manual prestan gran atención a estos problemas metodológicos. Los problemas que surgen por la desaparición de bienes viejos y la aparición de nuevos modelos son mucho más graves ahora que cuando se desarrolló la metodología tradicional del IPP, hace cerca de 80 años (en ese entonces, el problema prácticamente no era tenido en cuenta). Para muchas categorías de productos, algunos modelos cuyos precios se registraron a principios de año, simplemente, ya no están disponibles a fin de año. Así, existe una gran preocupación respecto del desgaste de la muestra, que afecta a toda la metodología; es decir, en los niveles inferiores de agregación, es necesario (al menos en muchas categorías de productos) adoptar índices encadenados en lugar de índices de base fija. Ciertos índices no ponderados presentan sesgos sustanciales al encadenarse.

    • 4) El cuarto problema está relacionado con el primero: cómo abordar los productos estacionales. El uso de un conjunto anual de productos o participaciones anuales en el ingreso se justifica hasta cierto punto, si lo que interesa es la tendencia a largo plazo de las variaciones en los precios. Sin embargo, si el énfasis está puesto sobre las variaciones mes a mes a corto plazo (como suelen hacer los bancos centrales), es evidente que el uso de ponderaciones anuales puede suscitar señales engañosas desde una perspectiva de corto plazo, pues las variaciones mensuales en los precios para productos que se hallan fuera de temporada (es decir, las ponderaciones estacionales para la clase de productos son pequeñas para los dos meses considerados) pueden verse muy exageradas si se utilizan ponderaciones anuales. El problema de las ponderaciones estacionales es especialmente grave cuando algunos productos no están disponibles en ciertos meses del año. Existen soluciones para estos problemas de estacionalidad, pero los expertos en estadísticas tradicionales no suelen aprobarlas porque conllevan la construcción de dos índices: uno para medir a corto plazo las variaciones en el precio y otro (más exacto), a un plazo más largo, que se ajusta para evitar la influencia de factores estacionales.

    • 5) Un quinto problema relacionado con la metodología estándar del IPP es la exclusión general de los servicios del marco del IPP. Un IPP típico incluye la minería, la manufactura, la electricidad, el suministro de gas y el suministro de agua. Por lo general, se lo denomina IPP industrial. Muchos países también incorporan precios agrícolas. Puede verse que la cobertura del IPP incorpora muchas más actividades de producción de bienes que servicios. En cierto modo, esto simplemente refleja los orígenes históricos de la teoría existente de los IPP. Los IPP nacionales llevan 80 años concentrados en la cobertura de bienes, pero, hace 80 años, los bienes eran mucho más importantes que los servicios. En consecuencia, no se le prestaba demasiada atención a los problemas relativos a la medición de servicios. Hace solo 30 años, aproximadamente, que el cambio hacia los servicios comenzó a hacer que su producción superara la de bienes. Además de la inercia, existen algunos problemas conceptuales graves en la medición de los precios de muchos servicios. Algunos ejemplos de servicios difíciles de medir son los seguros, los juegos de azar, los servicios financieros, los servicios de publicidad, los servicios de telecomunicaciones (con planes sofisticados), los servicios de entretenimiento y el comercio. En muchos casos, las oficinas de estadística carecen de métodos adecuados para abordar debidamente estos problemas conceptuales de medición. Así, la medición de los precios del producto para estos IPP del sector de servicios no está generalizada3.

    • 6) Una última preocupación respecto de la metodología del IPP existente es que no reconoce que podría ser necesario elaborar más de un IPP para satisfacer las necesidades de distintos usuarios. Existen tres tipos básicos de IPP que los usuarios podrían requerir: índices de precios del producto bruto, índices de precios de insumos intermedios e índices de precios de valor agregado. La mayoría de los países se concentran en la elaboración de índices de precios del producto por producto y por industria, sin prestar mayor atención a los índices de precios de los insumos. Otro ejemplo de índices múltiples es el de los índices del producto bruto, versus los índices netos de los sectores. Al agregar índices del producto o del producto bruto por industria, se realiza una doble computación de las variaciones en el precio de los insumos, pues los efectos de tales variaciones se registraron tanto en los índices del sector de donde provienen los insumos como en los índices del sector que los utiliza. Los índices netos de los sectores excluyen los efectos de los precios interindustriales y constituyen, por lo tanto, una mejor medida de la evolución de la inflación a lo largo de la cadena de producción. Además, algunos usuarios pueden requerir información de manera oportuna sobre las variaciones mes a mes de los precios. Este requisito lleva a un IPP de ponderaciones fijas similar a los IPP existentes, donde la información corriente sobre las ponderaciones no siempre está disponible. Sin embargo, otros usuarios pueden estar más interesados en una medida más exacta o representativa de la variación en los precios y pueden estar dispuestos a sacrificar el factor de puntualidad en favor de una mayor exactitud. Así, las oficinas de estadística pueden elaborar uno de los índices teóricos objetivo (por ejemplo, los índices de Fisher, de Walsh, o de Törnqvist-Theil) que utilizan datos de ponderaciones de los períodos base y corriente, con una demora de uno o dos años. Esto es muy razonable, si tenemos en cuenta que los distintos usuarios tienen distintas necesidades. Como los tres enfoques tienen sólidos fundamentos, sería conveniente que la oficina de estadística escogiese un enfoque para su índice principal, pero que ofreciera los otros dos tratamientos a los usuarios interesados, en forma de “series analíticas”. Otro caso en el que sería útil contar con varios índices se da en el contexto de los productos estacionales. El IPP habitual es un índice mes a mes, y se supone en forma implícita que todos los productos están disponibles cada mes. Como se señaló en el punto 4), este supuesto no necesariamente se cumple. En este contexto, un IPP mes a mes no será tan “exacto” como un IPP año a año, que compara los precios de los productos en este mes con los de los productos correspondientes en el mismo mes del año anterior. También en este caso, surge la necesidad de elaborar varios índices, a fin de satisfacer las necesidades de distintos usuarios.

    En este Manual del IPP se abordan muchas de estas áreas problemáticas. Las discusiones francas de estos problemas deberían servir como estímulo para el interés de economistas y académicos expertos en estadísticas por buscar nuevas soluciones a estos problemas de medición que puedan ser utilizadas por las oficinas de estadística. La concientización pública acerca de estas áreas debería generar en el gobierno la iniciativa de asignar recursos adicionales a las oficinas de estadística, a fin de mejorar la medición económica. En especial, se precisa en forma urgente zanjar algunas de las brechas que existen en la medición de los productos del sector de servicios.

    B.2 Iniciativas para tratar los problemas de los métodos de los números índice

    Hace varios años, se hizo evidente que era necesario profundizar la investigación y el análisis de las notables y controvertidas preocupaciones metodológicas relacionadas con los índices de precios. A fin de analizar estos problemas, se formó un grupo de expertos conformado por especialistas en índices de precios provenientes de universidades y oficinas de estadística nacionales e internacionales. El grupo se reunió por primera vez en Ottawa, en 1994. Durante seis reuniones, llevadas a cabo entre 1994 y 2001, el Grupo de Ottawa presentó y analizó más de 100 trabajos de investigación sobre la teoría y práctica del índice de precios. Si bien gran parte de la investigación se relacionaba con los índices de precios al consumidor (IPC), muchos de los temas tratados se aplican también a los IPP. Resultó innegable que existían maneras de mejorar y perfeccionar los métodos existentes del IPP y el IPC.

    Además, el Grupo de Trabajo Voorburg sobre Estadísticas del Sector de Servicios, formado por miembros de muchas oficinas de estadística nacionales, se ha reunido anualmente durante más de una década. Muchos de los temas cubiertos en las reuniones del Grupo de Trabajo Voorburg se relacionan con ampliar la cobertura de los IPP nacionales a fin de que abarquen productos e industrias de servicios. El Grupo ha sido fuente de muchos trabajos técnicos sobre conceptos y métodos para la compilación de IPP de servicios. Estos trabajos constituyen una documentación que pueden consultar otros países.

    Al mismo tiempo, en la mayoría de los países el control de la inflación pasó a ser un objetivo de política de alta prioridad. La utilización del IPC y el IPP para la medición y el seguimiento de la inflación está generalizada entre los encargados de diseñar políticas. La desaceleración de la inflación en muchas partes del mundo durante los años noventa, comparada con la de los años setenta y ochenta, suscitó un mayor interés en los métodos del IPP y el IPC en vez de reducirlo. Hubo una mayor demanda de indicadores más exactos y confiables de la inflación. Cuando la tasa de inflación se reduce a solo 2% o 3% por año, hasta el menor error o sesgo cobra importancia.

    La preocupación reciente sobre la exactitud de los índices de precios llevó a que los gobiernos y los institutos de investigación, en algunos países, solicitaran el examen y la evaluación, por parte de expertos, de los métodos utilizados, en especial para el IPC. El tipo y el nivel de análisis e interés públicos que suscitaron recientemente los métodos utilizados para calcular los IPC y los IPP son inéditos. Una de las conclusiones alcanzadas es que los métodos existentes podrían generar un sesgo al alza tanto en el IPC como en el IPP. Una razón es que, en el caso de muchos bienes y servicios, no estaba contemplada correctamente la posibilidad de mejoras de calidad. La dirección y el alcance de ese sesgo, por supuesto, varían de acuerdo con el grupo de producto en cuestión, y su efecto total en la economía es distinto en cada país. Sin embargo, el sesgo al alza tiene el potencial de ser elevado, por lo que, en este Manual, se trata con cierto nivel de detalle el ajuste de los precios por cambios de calidad, en base a los trabajos más recientes sobre el tema. Existen otras fuentes de sesgo, tales como no contemplar (o contemplar de modo inadecuado) la posibilidad de que se produzcan cambios en el conjunto de productos producido, cuando la producción cambia entre productos con distintas tasas de variación de precios. Además, pueden suscitarse distintas formas de sesgo a partir de los sistemas de muestreo y de recopilación de precios. Estos temas se analizan en varios capítulos, y en el capítulo 11 se presenta un resumen general de los posibles errores y sesgos.

    Los IPC se utilizan en forma generalizada para ajustar o indexar ciertos beneficios sociales como las jubilaciones, los subsidios por desempleo y otros desembolsos del gobierno. Los efectos acumulativos del sesgo, aunque sea pequeño, podrían tener considerables consecuencias financieras a largo plazo para los presupuestos del gobierno. De manera similar, uno de los usos principales de los IPP es el de utilizarlos para el ajuste automático de precios en contratos a largo plazo. Tanto las oficinas gubernamentales, en especial los ministerios de Hacienda, como las empresas privadas, tienen un interés renovado por los índices de precios y examinan su exactitud y su confiabilidad con mayor atención y cuidado que antes.

    En respuesta a los diversos cambios descritos, la necesidad de revisar, actualizar y ampliar el manual de las Naciones Unidas se fue reconociendo y aceptando poco a poco durante el final de los años noventa. En la reunión conjunta de UNECE/OIT de expertos nacionales e internacionales dedicada a los IPC, realizada a finales de 1997 en Ginebra, se recomendó formalmente que se revisara el Consumer Price Indices: An ILO Manual (OIT, 1989). Las principales organizaciones internacionales interesadas en medir la inflación se han hecho cargo de la revisión. La Comisión Estadística de las Naciones Unidas aprobó la estrategia en 1998 y acordó conformar el Grupo de Trabajo entre Secretarías sobre Estadísticas de Precios (IWGPS, por sus siglas en inglés).

    C. Organización de la revisión

    C.1 Oficinas a cargo de la revisión

    Las siguientes organizaciones internacionales—interesadas en medir la inflación, diseñar políticas para el control de la inflación y la medición de los deflactores para las cuentas nacionales—colaboraron en la revisión de los Manuales del IPC y el IPP:

    • Organización Internacional del Trabajo (OIT).

    • Fondo Monetario Internacional (FMI).

    • Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

    • Oficina Estadística de las Comunidades Europeas (Eurostat).

    • Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE).

    • Banco Mundial.

    Estas organizaciones han proporcionado y continúan proporcionando asesoramiento técnico respecto de los IPC y los IPP, tanto para países en desarrollo como para países que atraviesan la transición de una economía planificada a una de mercado. Todas estas entidades aunaron esfuerzos para estas revisiones de los Manuales del IPP y el IPC, para lo cual constituyeron un Grupo de Trabajo entre Secretarías sobre Estadísticas de Precios (IWGPS). El grupo tenía como función organizar y gestionar el proceso, más que actuar como grupo experto.

    Las responsabilidades del IWGPS fueron las siguientes:

    • Designar a los diversos expertos en índices de precios que participaron de la revisión como miembros del Grupo de Expertos Técnicos (importante fuente de asesoramiento en materia del contenido del Manual) o como autores de los diversos capítulos.

    • Suministrar los recursos necesarios, financieros o de otro tipo.

    • Coordinar las reuniones del Grupo de Expertos Técnicos, preparar el orden del día y redactar los informes de las reuniones.

    • Organizar la publicación y la divulgación de los dos Manuales.

    Los miembros del IWGPS también fueron miembros de los Grupos de Expertos Técnicos. Los expertos que participaron en los Grupos de Expertos Técnicos fueron invitados en función de sus capacidades personales, en calidad de expertos, y no como representantes o delegados de las oficinas nacionales de estadística o demás organismos que los emplean. Los participantes pudieron brindar sus opiniones autorizadas sin comprometer en modo alguno a las oficinas en las que trabajan.

    C.2 Vínculos con el nuevo Manual del índice de precios al consumidor

    Una de las primeras decisiones que tomó el IWGPS fue la de elaborar un nuevo Manual del IPP internacional al mismo tiempo que el Manual del IPC. Hace más de 70 años que existen normas internacionales para los IPC, pero el Manual del IPP de las Naciones Unidas de 1979 fue el primer manual internacional de índice de precios al productor. A pesar de la importancia de los IPP para la medición y el análisis de la inflación, los métodos utilizados para elaborarlos han recibido relativamente poca atención, tanto a nivel nacional como internacional.

    El IWGPS formó dos Grupos de Expertos Técnicos, uno para cada Manual, que compartían algunos miembros en común. Los dos manuales poseen contenidos similares y guardan plena coherencia entre sí en cuanto a los conceptos, además de compartir los mismos textos cuando ello resulta adecuado. Los grupos trabajaron con una comunicación estrecha entre ambos. Los métodos de los IPP y los IPC tienen mucho en común. Ambos utilizan, esencialmente, la misma teoría económica y estadística, excepto por el hecho de que el IPC recurre a la teoría económica del comportamiento de los consumidores, mientras que el IPP se elabora a partir de la teoría económica de la producción. Sin embargo, ambas teorías económicas son isomorfas y conducen al mismo tipo de conclusiones respecto de la elaboración de números índice. Los Manuales tienen aplicaciones prácticas y operativas (capítulos 113 y el glosario), que se respaldan con fundamentos teóricos (capítulos 1422).

    La mayoría de los integrantes de los Grupos de Expertos Técnicos en IPC e IPP también participaron como miembros activos del Grupo de Ottawa. Los dos Manuales se nutrieron de los contenidos y de las conclusiones de los numerosos trabajos presentados en las reuniones de los Grupos de Ottawa y Voorburg.

    D. Agradecimientos

    El Manual del IPP es el resultado de un proceso de cinco años que conllevó numerosas actividades, de las cuales las primeras fueron el desarrollo del diseño del Manual y la búsqueda y el reclutamiento de individuos para que realizaran los borradores de los distintos capítulos. Luego, el Grupo de Expertos para el Índice de Precios al Productor, el IWGPS y otros revisaron esos capítulos borradores. A continuación, se publicaron los borradores de los capítulos en un sitio de Internet del Manual del IPP a fin de recoger los aportes de personas y organizaciones interesadas. Las últimas etapas fueron los grupos de discusión con usuarios seleccionados de las oficinas nacionales de estadística. La edición final del Manual se coordinó en el Departamento de Relaciones Externas del FMI, y la persona a cargo fue James McEuen. El editor desea agradecer a Mbaye Gueye por la asistencia brindada en la revisión final del Manual y a todos aquellos que participaron en el proceso, en especial a las siguientes personas:

    Autor o autores de los capítulos (con sus afiliaciones correspondientes).

    PrefacioPaul Armknecht (editor del Manual del IPP, FMI), W. Erwin Diewert Universidad de British Columbia), Peter Hill (editor del Manual del IPC, experto)
    Guía para el lectorPaul Armknecht (FMI), Peter Hill (experto)
    Capítulo 1Paul Armknecht (FMI), David Collins (Oficina de Estadística de Australia), Peter Hill (experto)
    Capítulo 2Andrew Allen (Oficina Nacional de Estadística del Reino Unido), Paul Armknecht (FMI), David Collins (Oficina de Estadística de Australia)
    Capítulo 3Paul Armknecht (FMI), Irwin Gerduk (Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos)
    Capítulo 4Paul Armknecht (FMI)
    Capítulo 5Paul Armknecht (FMI), Fenella Maitland-Smith (OCDE)
    Capítulo 6Andrew Allen (Oficina Nacional de Estadística del Reino Unido), David Collins y Matthew Berger (Oficina de Estadística de Australia)
    Capítulo 7Mick Silver (Universidad de Cardiff)
    Capítulo 8Mick Silver (Universidad de Cardiff)
    Capítulo 9Carsten B. Hansen (Oficina Central de Estadística de Dinamarca), Peter Hill (experto), Robin Lowe (Oficina de Estadística de Canadá), Mick Silver (Universidad de Cardiff)
    Capítulo 10Dennis Fixler (editor, Oficina de Análisis Económico de Estados Unidos); contribuciones de la Oficina de Estadística de Australia, Oficina de Estadística de Canadá, Oficina de Estadística de Singapur y la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos
    Capítulo 11Mick Silver (Universidad de Cardiff)
    Capítulo 12David Fenwick (Oficina Nacional de Estadística del Reino Unido), Yoel Finkel (Oficina Central de Estadística de Israel)
    Capítulo 13Paul Armknecht (FMI), Tom Griffin (experto)
    Capítulo 14Kimberly Zieschang (FMI)
    Capítulo 15W. Erwin Diewert (Universidad de British Columbia), Paul Armknecht (FMI)
    Capítulo 16W. Erwin Diewert (Universidad de British Columbia)
    Capítulo 17W. Erwin Diewert (Universidad de British Columbia)
    Capítulo 18W. Erwin Diewert (Universidad de British Columbia)
    Capítulo 19W. Erwin Diewert (Universidad de British Columbia)
    Capítulo 20W. Erwin Diewert (Universidad de British Columbia), Mick Silver (Universidad de Cardiff)
    Capítulo 21Mick Silver (Universidad de Cardiff), W. Erwin Diewert (Universidad de British Columbia)
    Capítulo 22W. Erwin Diewert (Universidad de British Columbia), Paul Armknecht (FMI)
    GlosarioDavid Roberts (OCDE), Paul Schreyer (OCDE)
    Apéndice del glosarioBert Balk (Oficina de Estadística de los Países Bajos, Apéndice).

    Los miembros del IWGPS y el Grupo de Expertos Técnicos para el Índice de Precios al Productor.

    IWGPS: Los miembros de la organización son los siguientes: Eurostat, OIT, FMI, OCDE, UNECE y Banco Mundial. Durante la revisión del Manual, el editor del Manual del IPC (Peter Hill), el director del Grupo de Expertos Técnicos para el Índice de Precios al Consumidor (David Fenwick) y el editor del Manual del IPP y director del Grupo de Expertos Técnicos para el Índice de Precios al Productor (Paul Armknecht) desempeñaron el papel de observadores. La OIT ofreció al Grupo servicios de secretaría, y Sylvester Young dirigió el IWGPS.

    El IWGPS se reunió formalmente cuatro veces: el 24 de septiembre de 1998 (París), el 11 de febrero de 1999 (Ginebra), el 2 de noviembre de 1999 (Ginebra) y el 21 y 22 de marzo de 2002 (Londres). Se realizaron varias reuniones informales.

    Grupo de Expertos Técnicos para el Índice de Precios al Productor: Andrew Allen (Oficina Nacional de Estadística del Reino Unido), Paul Armknecht (director del Grupo, FMI), Bert Balk (Oficina de Estadística de los Países Bajos), Matthew Berger* (Oficina de Estadística de Australia), David Collins* (Oficina de Estadística de Australia), W. Erwin Diewert (Universidad de British Columbia), Yoel Finkel (Oficina Central de Estadística de Israel), Dennis Fixler (Oficina de Análisis Económico de Estados Unidos), Irwin Gerduk (Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos), Jan Karlsson (UNECE), Robin Lowe (Oficina de Estadística de Canadá), Richard McKenzie* (Oficina de Estadística de Australia), David Roberts (OCDE), Paul Schreyer (OCDE), Mick Silver (Universidad de Cardiff) y Kimberly Zieschang (FMI). El FMI ofreció al Grupo servicios de secretaría.

    El Grupo de Expertos Técnicos para el Índice de Precios al Productor se reunió en cinco oportunidades: el 2 y 3 de noviembre de 1999 (Ginebra), el 20, 21 y 22 de septiembre de 2000 (Madrid), el 29 y 30 de octubre de 2001 (Ginebra), el 19, 20 y 21 de marzo de 2002 (Londres) y el 25, 26 y 27 de febrero de 2003 (Washington, D.C.)4.

    Los participantes en un seminario sobre el Manual del IPP organizado por un grupo de estudio en Pretoria, Sudáfrica.

    El Departamento de Estadística del FMI y la Oficina de Estadística de Sudáfrica, con financiamiento del gobierno de Japón mediante la Cuenta Administrada para Actividades Específicas del FMI—Japón y el Centro de la OECD para la Cooperación con los Países No Miembros, organizaron un seminario para oficinas usuarias seleccionadas, los días 23 al 27 de junio de 2003. Los participantes aportaron excelentes comentarios sobre la utilidad del nuevo Manual e hicieron muchas sugerencias apropiadas que traerán mejoras. Los participantes del seminario y sus oficinas correspondientes fueron: Adnan Badran (Departamento de Estadística de Jordania), Langa Benson (Oficina de Estadística de Sudáfrica), Gustavo Javier Biedermann (Banco Central de Paraguay), Bikash Bista (Oficina Central de Estadística de Nepal), Juleeemun Dhananjay (Oficina Central de Estadística de Mauricio), Istvan Kölber (Oficina Central de Estadística de Hungría), Inga Kunstvere (Oficina Central de Estadística de Letonia), Phaladi Labobedi (Oficina Central de Estadística de Botswana), Guergana Maeva (Instituto Nacional de Estadística de Bulgaria), Moffat Malepa (Oficina Central de Estadística de Botswana), Gopal Singh Negi (Ministerio de Comercio e Industria de India), Ali Rosidi (Oficina de Estadística de Indonesia), Matti Särngren (Oficina de Estadística de Suecia), Joy Sawe (Oficina Nacional de Estadística de Tanzanía), Soon Teck Wong (Oficina de Estadística de Singapur), Harry Thema (Oficina de Estadística de Sudáfrica) y Bouchaib Thich (Dirección de Estadística de Marruecos).

    Guía para el lector

    Tradicionalmente, la intención de los manuales internacionales en el campo de la estadística económica ha sido brindar orientación acerca de los conceptos, las definiciones, las clasificaciones, la cobertura, la valuación, el registro de datos, los procedimientos de agregación, las fórmulas y otros temas relacionados. Sobre todo se ha buscado que sirvan de ayuda a quienes elaboran las estadísticas pertinentes en cada país. Ese es también el objetivo principal de este Manual.

    Este Manual resultará beneficioso para los usuarios de índices de precios al productor (IPP), como los economistas académicos y gubernamentales, los expertos financieros y otros usuarios informados. El IPP es una estadística clave a los fines de la formulación de políticas. En la mayoría de los países atrae mucha atención de los medios, el gobierno y el público en general. El IPP constituye un concepto sofisticado que se nutre en gran medida de la teoría estadística y económica y que requiere el manejo de datos complejos. Por ello se espera que este Manual también permita comprender mejor las propiedades de los IPP.

    Por lo general, quienes elaboran y utilizan estadísticas económicas deben tener una idea clara de lo que se supone que, en principio, estas estadísticas deben medir. En economía, al igual que en otras disciplinas, cualquier medición que no se sustente en la teoría resulta inaceptable. Por ello, este Manual contiene una exposición completa, exhaustiva y actualizada de las teorías económicas y estadísticas pertinentes, tornándose así un Manual autónomo tanto con respecto a la teoría como a la práctica relacionada con el IPP.

    Por lo tanto, este Manual es extenso. Como los intereses y las prioridades pueden variar según el lector, no es posible concebir una secuencia de capítulos que se adapte a todos. De hecho, los usuarios no leen los manuales internacionales de principio a fin, y en ese orden. Los manuales también son obras de referencia. Muchos lectores solo estarán interesados en algunos capítulos. El objetivo de esta Guía para el lector es servir como mapa del contenido del Manual para ayudar a lectores con diferentes intereses y prioridades.

    A. Visión general de la secuencia de capítulos

    Como se menciona en el prefacio, los capítulos de este Manual están organizados de modo que los temas prácticos y operativos (capítulos 1–13 y el Glosario) encuentren justificación en bases teóricas (capítulos 1422). Concretamente, el Manual se divide en cuatro partes:

    • Parte I (capítulos 1–3): Métodos, usos y cobertura del IPP.

    • Parte II (capítulos 4–11): Cuestiones relativas a la compilación.

    • Parte III (capítulos 12–13): Cuestiones operativas.

    • Parte IV (capítulos 14–22): Cuestiones conceptuales y teóricas.

    En los párrafos restantes de esta sección se presentan sinopsis de cada capítulo.

    A.1 Parte I: Metodología, usos y cobertura

    El capítulo 1 constituye una introducción general a la teoría y la práctica de los IPP y está dirigido a todos los lectores. Proporciona la información básica necesaria para comprender los capítulos posteriores y un resumen de la teoría de los números índice, que se desarrolla de manera más detallada en los capítulos 1520. Luego incluye un resumen de los principales pasos que se requieren para compilar un IPP, a partir de lo expuesto en los capítulos 39. No constituye un resumen de la totalidad del Manual ni abarca temas específicos o casos especiales que no resultan pertinentes para la generalidad de los lectores.

    El capítulo 2 describe sucintamente la historia de los índices de precios y la transformación que experimentó el IPP en respuesta a la demanda de mediciones más amplias de la variación de precios. En el capítulo 3 se presentan algunos conceptos básicos, principios y clasificaciones, además del alcance o la cobertura de un índice que puede variar considerablemente de un país a otro.

    A.2 Parte II: Cuestiones relativas a la compilación

    Los capítulos 49 constituyen una secuencia interrelacionada que describe los diversos pasos que implica la compilación de un IPP, desde la recopilación y el procesamiento de los datos de precios hasta el cálculo del índice final. En el capítulo 4 se analiza cómo se obtienen las ponderaciones de valor que se asignan a las variaciones en el precio de distintos bienes y servicios. Los datos de ponderaciones suelen basarse en censos o encuestas de establecimientos complementados con datos de otras fuentes.

    El capítulo 5 trata temas relativos al muestreo. Un IPP es, en esencia, una estimación basada en una muestra de los precios de los productos elaborados por una muestra de establecimientos. En este capítulo se analizan el diseño de la muestra y las ventajas y desventajas del muestreo aleatorio con respecto al muestreo dirigido. En el capítulo 6 se describen los procedimientos utilizados para recopilar los precios a partir de una selección de establecimientos y productos. Se abordan allí temas tales como el diseño de cuestionarios, la especificación de las transacciones seleccionadas y los métodos para la recopilación de datos, entre ellos la utilización de medios electrónicos.

    El capítulo 7 plantea la difícil cuestión de cómo ajustar los precios según los cambios ocurridos a lo largo del tiempo en la calidad de los bienes y servicios seleccionados. Los cambios de valor debidos a cambios en la calidad cuentan como cambios en la cantidad, no en el precio. Los compiladores se enfrentan con graves problemas de índole teórica y práctica a la hora de desentrañar los efectos del cambio de calidad. El capítulo 8 se refiere a dos temas estrechamente relacionados: en primer lugar, cómo proceder con los bienes y servicios que desaparecen de la muestra y, en segundo lugar, cómo incorporar a la muestra nuevos bienes y servicios que antes no se elaboraban.

    El capítulo 9 presenta una descripción paso a paso de los procedimientos de edición, el cálculo de índices elementales de precios a partir de los precios reunidos para pequeños grupos de productos y el promedio que resulta de esos índices elementales para obtener índices con distintos niveles de agregación, hasta llegar al IPP nivel general. En el capítulo también se incluye una descripción del proceso que se utiliza para actualizar en forma periódica las ponderaciones de valor.

    El capítulo 10 se ocupa de algunos casos que requieren un enfoque especial. Por ejemplo, presenta métodos para aplicar a productos agrícolas y de vestimenta estacionales, la refinación del petróleo, la siderurgia, la informática, los vehículos automotores, la construcción naval, la construcción, el comercio minorista, los servicios de telecomunicaciones, algunos servicios financieros, los servicios jurídicos y los hospitales. En el capítulo 11 se analizan los errores y sesgos que pueden afectar al IPP.

    A.3 Parte III: Cuestiones operativas

    El capítulo 12 estudia temas relativos a la organización y la gestión. La realización de las encuestas de precios y el procesamiento de los resultados constituyen una labor de envergadura que debe ser planificada y organizada con sumo cuidado y gestionada con eficiencia. El capítulo 13 está dedicado a los estándares de publicación y divulgación de los resultados del IPP.

    A.4 Parte IV: Cuestiones conceptuales y teóricas

    El capítulo 14 representa un quiebre en la secuencia de capítulos porque no se refiere a la compilación del IPP. Su propósito es analizar el lugar que ocupa el IPP en el sistema general de las estadísticas de precios. El IPP no es un conjunto de estadísticas independientes y aisladas. El flujo de bienes y servicios del productor con el que se relaciona es solo uno del conjunto de flujos interdependientes que conforman la economía en su totalidad. El análisis de la inflación requiere más de un índice, y es esencial saber exactamente cómo se relaciona el IPP con el índice de precios al consumidor (IPC) y otros índices de precios, como los de importación y exportación. La matriz de oferta y utilización del Sistema de Cuentas Nacionales 1993 (Comisión de las Comunidades Europeas et al., 1993) proporciona el marco conceptual adecuado para el análisis de estas interrelaciones.

    Los capítulos 1518 presentan una exposición detallada y sistemática de la teoría de los números índice en la que se basan los IPP. En estos capítulos se analizan distintos enfoques respecto de la teoría de los números índice. Estos cuatro capítulos proporcionan una reseña exhaustiva y actualizada de la teoría de los números índice, que incluye novedades metodológicas recientes presentadas en publicaciones y conferencias.

    El capítulo 15 proporciona una introducción a la teoría de los números índice, prestando especial atención al desglose de las variaciones de valor en sus componentes de precio y cantidad. El capítulo 16 examina los enfoques axiomático y estocástico respecto del IPP. El enfoque axiomático, o de las propiedades, enumera muchas propiedades que resultan deseables para los números índice y somete a prueba distintas fórmulas específicas para determinar si las poseen.

    En el capítulo 17 se explica el enfoque económico, basado en la teoría económica del comportamiento del productor. Según este enfoque, un IPP de la producción se define como un índice de precios económico con “insumos fijos”, que supone tecnologías fijas. Los cambios en el índice representan únicamente diferencias en los precios de la producción entre dos períodos. Un IPP de insumos se define como un índice de precios económico con “producto fijo”, que también supone tecnología fija. Los cambios en el índice representan únicamente las diferencias en los precios de los insumos entre dos períodos. Si bien estos índices económicos no pueden calcularse en forma directa, se espera que cierto tipo de números índice, conocidos como índices “superlativos”, puedan aproximarse a ellos en la práctica. Desde una perspectiva económica, el índice ideal a los fines del IPP debería ser un índice superlativo, como el índice de Fisher. A su vez, este índice resulta muy atractivo en términos axiomáticos.

    En el capítulo 18 se analizan algunas cuestiones de agregación. El capítulo 19 presenta un conjunto de datos hipotéticos para explicar los resultados numéricos que se obtienen al utilizar distintas fórmulas de números índice. Se demuestra que, en general, la elección de la fórmula de número índice puede tener consecuencias importantes, pero que todos los índices superlativos se aproximan entre sí.

    El capítulo 20 plantea la importante pregunta de cuál es la fórmula de índice de precios elemental más adecuada desde el punto de vista teórico para la primera etapa de elaboración del IPP en caso de que no se disponga de información sobre cantidades o valores. Este es un tema que hasta hace poco ha pasado relativamente inadvertido, aunque la elección de la fórmula para un índice elemental pueda tener un efecto significativo en el IPP nivel general. Los índices elementales son los componentes básicos a partir de los cuales se elaboran los IPP de nivel superior.

    Los capítulos 21 y 22 abordan dos temas conceptualmente complejos. El capítulo 21 analiza los aspectos teóricos del ajuste por cambios de calidad de acuerdo con el enfoque hedónico, mientras que el capítulo 22 examina el tratamiento de los productos estacionales.

    Al final de la secuencia de capítulos se incluyen un glosario terminológico y una lista de referencias bibliográficas.

    B. Planes de lectura recomendados

    Las necesidades y prioridades pueden variar según el lector. Los lectores interesados principalmente en la compilación del IPP quizá no quieran profundizar demasiado en la teoría económica y estadística que le sirve de base. Por otro lado, es posible que aquellos lectores más interesados en utilizar el IPP con fines analíticos o de diseño de políticas no estén interesados en los detalles de la realización y la gestión de encuestas de precios. No todos los lectores querrán leer la totalidad del Manual o seguir el mismo plan de lectura.

    Sin embargo, todos los lectores, ya sean usuarios o compiladores, encontrarán muy útil la lectura de los primeros tres capítulos. El capítulo 1 ofrece una introducción general del tema, mediante una reseña de la teoría y la práctica del IPP que se presentan en el Manual. Proporciona el conocimiento básico necesario para comprender los capítulos siguientes. En el capítulo 2 se explica por qué se calculan los IPP y para qué se los utiliza. El capítulo 3 examina muchas cuestiones conceptuales básicas y el alcance de un IPP.

    B.1 Plan de lectura para quienes compilan el índice

    Los capítulos 413 están destinados principalmente a los responsables de compilar el IPP. Siguen una secuencia lógica que coincide aproximadamente con las diversas etapas de compilación. Comienzan con el cálculo de las ponderaciones de valor y la recopilación de los datos de precios y finalizan con la publicación del índice final. El capítulo 12, que trata sobre organización y gestión, está destinado tanto a los responsables de la compilación como a los de la gestión del índice. Allí se analizan muchas cuestiones importantes relativas a la estructura y los mecanismos que las oficinas de estadística deben supervisar y controlar a fin de garantizar la calidad del índice y hacer un uso eficiente de los recursos.

    El capítulo 14 está dirigido tanto a usuarios como a compiladores del IPP. Ubica al índice en perspectiva respecto del sistema general de los índices de precios.

    Los capítulos restantes, es decir los capítulos 1522, son principalmente teóricos. Es posible que los compiladores necesiten investigar algunos temas teóricos en mayor detalle, en cuyo caso cuentan con acceso inmediato al material pertinente. Convendría que quienes compilan el índice estuviesen familiarizados al menos con la teoría básica de los números índice expuesta en el capítulo 15 y el ejemplo numérico desarrollado en el capítulo 19. La exposición del capítulo 20 sobre índices de precios elementales también es importante para quienes compilan el índice.

    B.2 Plan de lectura para usuarios del índice

    Si bien todos los lectores deberían encontrar útiles los capítulos 13, y los capítulos 413 están destinados principalmente a quienes compilan el índice, son varios los temas que han despertado gran interés en muchos usuarios.

    En los capítulos 7 y 8 se analiza el tratamiento del cambio de calidad, la sustitución de artículos y los nuevos productos. Los usuarios también considerarán útil el capítulo 9, ya que presenta una descripción concisa de las diversas etapas de compilación del IPP.

    El capítulo 11, “Errores y sesgos en el IPP”, y el capítulo 14, “El sistema de estadísticas de precios”, también pueden ser útiles tanto para los usuarios como para los compiladores.

    Los capítulos 1522 se ocupan de la teoría económica y estadística sobre la que se basa el IPP, por lo cual pueden resultar de interés para muchos usuarios, en especial para economistas profesionales y estudiantes de economía.

    C. Nota sobre las referencias bibliográficas

    Tradicionalmente, los manuales internacionales sobre estadística económica no brindaban referencias de los trabajos publicados sobre temas afines. No se consideraba útil citar referencias cuando la bibliografía se limitaba en mayor medida a volúmenes impresos, como publicaciones académicas y actas de conferencias, que solo podían encontrarse en las bibliotecas mas importantes o universitarias. Quienes trabajaban en oficinas de estadística no tenían demasiadas oportunidades de acceder a esa bibliografía. Sin embargo, esto ha cambiado a partir de la llegada de Internet, que facilita el acceso a todo ese material bibliográfico. Por esa razón, este Manual rompe con la tradición e incluye una exhaustiva lista de referencias bibliográficas que remite a la gran cantidad de obras que versan sobre la teoría y la práctica de los números índice, que muchos lectores encontrarán de utilidad. Además, se incluye en el listado los sitios de Internet que contienen trabajos de especialistas sobre la teoría y la práctica de los números índice, entre ellos, aquellos del Grupo de Ottawa y el Grupo Voorburg.

    Abreviaturas

    ABS

    Sistema antibloqueo de frenos

    ANZSIC

    Clasificación Internacional Estándar de Australia y Nueva Zelandia

    ATM

    Cajero automático

    BCE

    Banco Central Europeo

    BEA

    Oficina de Análisis Económico

    BLS

    Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos

    c.i.f.

    Costo, seguro y flete

    CAPI

    Entrevista personal asistida por computadora

    CATI

    Entrevista telefónica asistida por computadora

    CCE

    Comisión de las Comunidades Europeas

    CCIF

    Clasificación del Consumo Individual por Finalidades

    CCP

    Clasificación Central de Productos

    CD

    Disco compacto

    CD-ROM

    Disco compacto de solo lectura

    CD-RW

    Disco compacto regrabable

    CFG

    Clasificación de las funciones del gobierno

    CFISFL

    Clasificación de las finalidades de las instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares

    CGPF

    Clasificación de los gastos de los productores por finalidades

    CIIU

    Clasificación Industrial Internacional Uniforme de todas las Actividades Económicas

    CIR

    Informe industrial actual

    CIU

    Clasificación Industrial Uniforme

    COL

    Costo de vida

    COU

    Cuadro de oferta y utilización

    CPA

    Clasificación de Productos por Actividades, también conocida como PRODCOM (Eurostat)

    CSWD

    Carruthers, Sellwood, Ward, Dalén

    CUCI

    Clasificación Uniforme para el Comercio Internacional

    DRAM

    Memoria dinámica de acceso aleatorio

    DRP

    Plan de contingencia ante desastres

    e-

    electrónico

    EDI

    Intercambio electrónico de datos

    EFQM

    Modelo de excelencia de la Fundación Europea para la Gestión de la Calidad

    EPF

    Encuesta de Presupuestos Familiares

    ESMR

    Radio móvil especializada mejorada

    Eurostat

    Oficina Estadística de las Comunidades Europeas

    f.o.b.

    Libre a bordo

    FMI

    Fondo Monetario Internacional

    GB

    Gigabyte

    GCT

    Gestión de la Calidad Total

    GLP

    Gas licuado de petróleo

    GRD

    Grupos relacionados por diagnóstico

    Grupo de Ottawa

    Grupo Internacional de Trabajo sobre Índices de Precios

    Grupo Voorburg

    Grupo de Tareas Internacional sobre las Estadísticas del Sector de Servicios

    HP

    Hodrick- Prescott; caballos de fuerza

    I/P

    Insumo/producto

    ICV

    Índice del costo de vida

    ICL

    Índice de costos laborales

    IDI

    Índice deflactor implícito

    IGO

    Índice del margen de ganancias de la oferta

    IHSE

    Índices hedónicos superlativos y exactos

    IOCN

    Informe sobre la Observancia de los Códigos y Normas

    IPC

    Índice de precios al consumidor

    IPCA

    Índice de Precios de Consumo Armonizado (Eurostat)

    IPCI

    Índice de precios de consumo intermedio

    IPF

    Índice de precios de usos finales

    IPG

    Índice de precios global; índice de precios del gobierno

    IPGF

    Índice de precios del gasto final

    IPH

    Índice de precios de consumo de los hogares

    IPIPF

    Índice de precios del insumo con productos fijos

    IPK

    Índice de precios de la formación de capital fijo

    IPM

    Índice de precios al por mayor

    IPM

    Índice de precios de importación

    IPN

    Índice de precios de inventario

    IPO

    Índice de precios de la oferta

    IPP

    Índice de precios al productor

    IPPA

    Índice de precios de productos agrícolas

    IPPIF

    Índice de precios del producto con insumos fijos

    IPSC

    Índice de precios de servicios corporativos

    IPV

    Índice de precios de objetos valiosos

    IPX

    Índice de precios de exportación

    IPY

    Índice de precios de la producción total

    ISFLSH

    Instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares

    ISO

    Organización Internacional de Normalización

    IVA

    Impuesto al valor agregado

    IWGPS

    Grupo de Trabajo entre Secretarías sobre Estadísticas de Precios

    MBP5

    Manual de Balanza de Pagos, quinta edición

    MCO

    Mínimos cuadrados ordinarios

    MCP

    Mínimos cuadrados ponderados

    MHz

    Megahertz

    MSA

    Área estadística metropolitana

    NACE

    Clasificación Industrial General de Actividades Económicas en las Comunidades Europeas

    NAICS

    Sistema Norteamericano de Clasificación Industrial

    NEDD

    Normas Especiales para la Divulgación de Datos

    ONU

    Organización de las Naciones Unidas

    OCDE

    Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos

    OIT

    Oficina Internacional del Trabajo/ Organización Internacional del Trabajo

    PC

    Índice de precios de Carli

    PC

    Computadora personal

    PCE

    Gasto de consumo personal

    PCS

    Servicios de Comunicación Personal

    PCSWD

    Índice de precios de Carruthers, Sellwood, Ward y Dalén

    PD

    Índice de precios de Dutot

    PDA

    Asistente Digital Personal

    PDR

    Índice de Drobisch

    PF

    Índice de precios de Fisher

    PGL

    Índice de precios geométrico de Laspeyres

    PGP

    Índice de precios geométrico de Paasche

    PH

    Media armónica de los relativos de precios

    PIB

    Producto interno bruto

    PIC

    Precio implícito de la característica

    PIP

    Programa Internacional de Precios

    PIT

    Índice de precios implícito de Törnqvist

    PJ

    Índice de precios de Jevons

    PJW

    Índice de precios geométrico de Laspeyres (índice ponderado de Jevons)

    PKB

    Índice de precios de Konüs y Byushgens

    PL

    Índice de precios de Laspeyres

    PLM

    Índice de precios de Lloyd-Moulton

    PLo

    Índice de precios de Lowe

    PMC

    Centro de maximización de las utilidades

    PME

    Índice de precios de Marshall-Edgeworth

    PP

    Índice de precios de Paasche

    PPA

    Paridad de poder adquisitivo

    PPT

    Probabilidad proporcional al tamaño

    PR

    Relativo de precios

    PRH

    Cociente de las medias armónicas de los precios

    PRODCOM

    Sistema de clasificación de productos de la Comunidad Europea

    PT

    Índice de precios de Törnqvist

    PW

    Índice de precios de Walsh

    PY

    Índice de precios de Young

    RAM

    Memoria de Acceso Aleatorio

    RECM

    Raíz del error cuadrático medio

    RH

    Cociente de los promedios armónicos de los precios

    rpm

    Revoluciones por minuto

    RSA

    Área de servicios residenciales

    SA

    Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías

    SAF

    Factor de ajuste estacional

    SCN

    Sistema de Cuentas Nacionales

    SCN 1993

    Sistema de Cuentas Nacionales 1993 (Bruselas/Luxemburgo, Nueva York, París y Washington), Comisión de las Comunidades Europeas (Eurostat), Fondo Monetario International, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, Naciones Unidas y Banco Mundial,

    SGDD

    Sistema General de Divulgación de Datos

    SIFMI

    Servicios de intermediación financiera medidos indirectamente

    SPG

    Sistema de Posicionamiento Global

    SSR

    Revisión estructurada programada

    TEG-PPI

    Grupo de expertos para el Índice de Precios al Productor

    TI

    Tecnología de la información

    TLCAN

    Tratado de Libre Comercio de América del Norte

    UAE local

    Unidad de actividad económica local

    UE

    Unión Europea

    UEPS

    Último en entrar, primero en salir

    UNECE

    Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa

    WD

    Tracción

      You are not logged in and do not have access to this content. Please login or, to subscribe to IMF eLibrary, please click here

      Other Resources Citing This Publication