Back Matter

Back Matter

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
July 2002
    Share
    • ShareShare
    Show Summary Details

    El término “país”, tal como se utiliza en esta publicación, no se refiere en todos los casos a una entidad territorial que sea un Estado conforme al derecho y a la práctica internacionales, sino que comprende también algunas entidades territoriales no soberanas.

    Los países fueron Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Bermuda, Canadá, Chile, Corea, Dinamarca, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Islandia, Indonesia, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Malasia, Países Bajos, Nueva Zelandia, Noruega, Portugal, Reino Unido, Singapur, Suecia, Tailandia y Venezuela.

    Véanse los resultados de la ECIC de 1997 en “Results of the 1997 Coordinated Portfolio Investment Survey”, Fondo Monetario Internacional, Washington, 2000.

    Véanse “Analysis of the 1997 CPIS” y “Plans for the 2001 CPIS”, FMI, Washington, 2000.

    Desde un punto de vista estadístico, estas economías se caracterizan por el volumen de transacciones que realizan y por los saldos que mantienen en ambos lados del balance, con el resto del mundo, en relación con el tamaño de su economía interna. A efectos estadísticos, estas economías pueden considerarse como jurisdicciones con instituciones financieras que realizan la mayoría de sus actividades con no residentes y: i) cuyos sistemas financieros mantienen activos y pasivos externos que no guardan relación con la intermediación financiera que la economía interna requiere para satisfacer sus necesidades de financiamiento, y ii) cuyas empresas propiedad de no residentes, o controladas por no residentes, suministran un volumen sustancial de servicios financieros a no residentes.

    En la ECIC de 1997, las únicas categorías “obligatorias” eran los títulos de participación en el capital y los títulos de deuda a largo plazo. Los títulos de deuda a corto plazo eran considerados como una categoría “no obligatoria”.

    Estas categorías eran “no obligatorias” en la ECIC de 1997.

    También puede presentarse un desglose por sectores del tenedor si se dispone de datos sobre esa categoría recomendada.

    Hasta que no aparezca una nueva publicación que remplace la presente Guía, se entenderá que toda referencia a la ECIC de 2001 se refiere, además, a las encuestas que se realicen en el futuro.

    El uso de estos formularios no es obligatorio: representan propuestas que los países pueden aplicar parcial o totalmente, o bien no utilizar en absoluto, según la situación del país participante. Se basan en formularios utilizados por países que realizaron encuestas similares.

    El concepto de residencia reviste importancia en la ECIC, y no debe ser confundido con el de nacionalidad. La economía en la que una entidad tiene su centro de interés económico es el lugar en la que reside. Los residentes no tienen por qué ser ciudadanos de la economía en la que están ubicados. El criterio del país de constitución legal—o, a falta de esta última, de domicilio legal—constituye el criterio práctico para determinar la residencia de las personas jurídicas. Véase en el capítulo 3, sección III, una ampliación de la definición de residencia.

    Véase Instrumentos financieros derivados: Suplemento de la quinta edición del Manual de Balanza de Pagos, (Washington, 2000).

    Otra posibilidad es encuestar a los administradores de fondos de inversión. Regidos por estipulaciones contractuales específicas, y a cambio de honorarios, estos administradores compran y venden valores en nombre de sus clientes procurando alcanzar en la mayor medida posible los objetivos enunciados en el contrato. Los administradores no incorporan estos activos a sus propios balances. La tarea de encuestarlos es compleja, y este enfoque sólo es recomendable cuando los compiladores tengan experiencia en la realización de ese tipo de encuesta. En la sección II C del capítulo 4 se analizan las ventajas y desventajas de este enfoque para aquellos países interesados en considerarlo más detenidamente.

    Los informes sobre la implementación fueron preparados por todos los países que participaron en la ECIC de 1997. En estos informes los países proporcionaron metadatos, indicaron la cobertura (unidades institucionales), explicaron los enfoques utilizados (en cifras agregadas, instrumento por instrumento, con base en el inversionista final, en el custodio o en alguna combinación de ambos) y los procedimientos aplicados en caso de no declaración, y señalaron los sistemas informáticos que habían utilizado así como otros aspectos de la encuesta pertinentes para examinar las dimensiones de la calidad.

    Véase Financial Terminology Database, Banco de Inglaterra, Londres, 1997.

    Comisión de las Comunidades Europeas, Fondo Monetario Internacional, Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos, Naciones Unidas y Banco Mundial, Sistema de Cuentas Nacionales 1993 (Bruselas/Luxemburgo, Nueva York, París, Washington, 1993).

    Tanto el SCN 1993 como el MBP5 señalan que las obligaciones impositivas son un indicador útil para determinar la residencia de una entidad, independientemente de la tasa impositiva. La cuestión es si la entidad está sujeta a las leyes y los gravámenes de la jurisdicción en que está situada.

    A efectos de las estadísticas de balanza de pagos, las empresas incluyen: “i) las empresas constituidas en sociedad (es decir, sociedades anónimas, sociedades por acciones, sociedades de responsabilidad limitada, cooperativas u otras formas de sociedades mercantiles, reconocidas como entidades jurídicas independientes en virtud de su inscripción como sociedades según actos, leyes o normas de constitución y afines); ii) las empresas no constituidas en sociedad, y iii) las instituciones sin fines de lucro” (MBP5, párrafo 76).

    Aunque tanto el SCN 1993 como el MBP5 utilizan el término “extraterritorial” como adjetivo, no lo definen. A efectos de la encuesta coordinada, una empresa extraterritorial es una empresa cuya propiedad está principal o exclusivamente en manos de no residentes de la jurisdicción en la que está domiciliada, y que se dedica principal o exclusivamente a prestar servicios a no residentes.

    El hecho de que estas entidades sean empresas de inversión directa no significa necesariamente que se excluyan de la ECIC, ya que son las características de los activos, y no las de los pasivos, las que determinan si las tenencias de valores son inversiones de cartera o inversión directa. Véase la sección VI del presente capítulo, en la que se analiza más detenidamente la distinción entre inversión de cartera e inversión directa.

    Véase el párrafo 3.9, en el que se explican las “empresas fantasma”, las “empresas ficticias”, las “empresas de negocios internacionales” y las “entidades con fines especiales”.

    Por ejemplo, si el subcustodio no excluye de sus tenencias las que mantiene en nombre del custodio mundial, y este último también las declara, el resultado será una sobrecontabilización. Si tanto el subcustodio como el custodio mundial efectúan este ajuste, el resultado será una subcontabilización.

    Los custodios mantienen valores en nombre de inversionistas. Estos valores pueden mantenerse físicamente aunque hoy en día se mantienen más en forma electrónica o “desmaterializada”. Los custodios, como tales, no negocian valores activamente, aunque pueden desempeñar esa función en calidad de administradores de inversiones o corredores.

    Del mismo modo, las “empresas fantasma” suelen utilizarse únicamente para mantener activos financieros.

    De hecho, muchos fideicomisos tienen por objeto aprovechar los conocimientos especializados del fideicomisario para administrar recursos, o proteger a beneficiarios que no tienen pericia en ese campo (por ejemplo, menores de edad o personas que aún no han nacido).

    Estos datos se declararán al FMI en forma confidencial y se incluirán en los resultados publicados en un vector aparte único para mantener la confidencialidad de la información.

    El MBP5 define el precio de mercado como “la suma de dinero que un comprador paga por un bien a un vendedor en una transacción consensual”.

    En algunos mercados, el 31 de diciembre es un día de muy poca actividad o en que sencillamente no se realizan transacciones. Cuando el volumen de transacciones de un determinado instrumento el día 31 de diciembre sea muy bajo, puede ser preferible utilizar un valor promedio (quizás ponderado en función del volumen) correspondiente al período de tres días antes del final del año o de los dos últimos días de actividad en 2001 y de los dos primeros días de actividad en 2002 (y así sucesivamente todos los años en caso de que la ECIC se convierta en una encuesta anual).

    En ciertas circunstancias, puede ser difícil distinguir entre valores y préstamos. En principio, una de las características distintivas de los valores es que son negociables, en tanto que otros instrumentos no lo son. No obstante, recientemente se han observado casos en que se han vendido préstamos a terceros, generalmente descontando parte del valor nominal. A menos que haya razones para pensar que tales transacciones probablemente susciten ventas con características similares, los préstamos no deben reclasificarse como valores.

    Si la participación del gobierno general en el capital de otra unidad institucional es inferior a un 50%, no se considera que sea una empresa gubernamental.

    Tenencias existentes cuando se alcance el umbral de 10% u otros valores adquiridos después de alcanzarse dicho umbral.

    Las encuestas en las que se indica el número total de valores pueden utilizarse para verificar esa información contra el número total de acciones emitidas y así determinar si hay inversionistas que poseen más del 10%.

    También incluye ventas/recompras, traspasos, préstamos de bonos o acciones con garantía en efectivo que, si bien presentan ciertas diferencias menores de tipo técnico, son en esencia transacciones idénticas a un acuerdo de recompra.

    Los reportos constituyen un medio común por el cual los fondos comunes de inversión pueden multiplicar los fondos que aportan los inversionistas. Por ejemplo, por medio de repos, una inversión en valores de US$100 millones puede multiplicarse con respecto al valor de la inversión inicial. A efectos de la encuesta (estos fondos se denominan a veces “fondos de inversión especulativos (“hedge funds”)), debe procurarse recopilar datos sobre el valor total de la inversión de cartera, incluidos los valores objeto de los repos.

    Si el “comprador” revende valores adquiridos por medio de un acuerdo de recompra suscrito con un tercero, debe declararse un saldo negativo o una “posición corta”; en caso contrario, las tenencias de los valores serán contabilizadas dos veces (véase el recuadro 3.6).

    En los últimos años, el volumen de transacciones transfronterizas en acuerdos de recompra ha aumentado a tal punto que a los países posiblemente les convenga recopilar esta información en forma propia a efectos de la balanza de pagos, dada la importancia de los acuerdos de recompra como instrumentos de financiamiento y de apalancamiento financiero.

    En algunos casos no se proporcionan garantías.

    Con frecuencia, la garantía proporcionada al “prestamista” del instrumento sólo puede revenderse si el “prestatario” termina en situación de incumplimiento.

    Si la garantía se constituye en efectivo, la transacción debe considerarse como un acuerdo de recompra.

    Una depositaría es una entidad a la que se le encomienda la custodia de valores.

    Es probable que la ECIC se repita a intervalos regulares; por lo tanto, es importante hacerlo saber a los declarantes para que puedan organizar sus sistemas de información de modo de suministrar información regularmente. Si los declarantes tienen la impresión de que la encuesta sólo ha de realizarse en una ocasión quizá no establezcan sistemas que puedan utilizarse para encuestas ulteriores, lo que puede suscitar gastos adicionales si se repite la encuesta.

    Por ejemplo, tanto los custodios locales como los mundiales podrían declarar idénticas tenencias cuando estos últimos los hayan colocado valores en custodia de los primeros, o los inversionistas finales podrían declarar las mismas tenencias como custodios de un tercer país.

    El FMI ha establecido un grupo técnico para examinar las posibilidades de recoger datos de tenencias de terceros, pero no estará en condiciones de proporcionar asistencia a tiempo para la realización de la ECIC de 2001.

    En algunos casos es posible, además, recurrir a administradores (de fondos) de inversiones.

    Los custodios mundiales manejan la custodia de valores de inversionistas finales a través de una red mundial de subcustodios formada por filiales y bancos agentes corresponsales. El custodio primario o local puede no poseer una red mundial de subcustodios, y por lo tanto subcontratar con un custodio mundial la custodia de los valores del cliente.

    En el capítulo 6 se ofrece orientación sobre la elaboración de un registro de potenciales declarantes de la encuesta.

    En el marco de un sistema de encuesta de inversionistas finales integrado, en que se recopilan datos en forma agregada, algunos de los detalles adicionales pueden recopilarse en otros formularios de la encuesta.

    Véase el capítulo 5.

    En la sección siguiente se presentan detalles adicionales sobre bases de datos de valores.

    Es probable que la ECIC se convierta en una actividad regular.

    Para que una encuesta de este tipo proporcione toda la información posible al tercero deben incluirse también los valores emitidos por entidades residentes en las mismas jurisdicciones que el custodio y mantenidas por cuenta de inversionistas no residentes.

    En otras palabras, las empresas no constituidas en sociedad que no sean cuasisociedades.

    Sin perjuicio de la confidencialidad de los datos.

    La utilización de formularios de acuse de recibo, como el que aparece en el formulario modelo 1a del apéndice I, es una valiosa técnica de control de la encuesta, ya que garantiza que todos los declarantes, tengan o no que proporcionar el valor de las tenencias de inversión de cartera, han recibido el formulario y conocen sus responsabilidades en relación con la encuesta. Si no se recibe el formulario devuelto por el declarante dentro de un plazo breve preestablecido, debe realizarse el seguimiento respectivo, para tener la certeza de que el declarante ha recibido el formulario y conoce los requisitos de la encuesta.

    Conforme a las directrices del Comité Interministerial de Crédito y Ahorro.

    Las autoridades estadounidenses han comprobado la conveniencia de publicar una notificación dotada de efectos jurídicos obligatorios con respecto a la encuesta, en la que se anuncie la misma y se establezca que toda institución que satisfaga los requisitos de declaración de datos está jurídicamente obligada a suministrarlos aunque no se le envíe un cuestionario de la encuesta. Este método puede permitir la participación de empresas que no figuren en el registro. La utilización de este método en otras jurisdicciones dependerá de la estructura institucional y jurídica local.

    En el capítulo 6 aparecen algunos ejemplos prácticos de países que tomaron parte en la ECIC de 1997.

    Lo mismo cabe decir del compilador: un compilador experimentado conoce mejor que un novato los requisitos de la encuesta. Además, cuando los datos se reciben en forma continua el compilador puede comparar los resultados más recientes con los de declaraciones anteriores.

    En contraposición con las del “libro de transacciones”, que generalmente se contabilizan a precios de mercado a intervalos regulares.

    En el apéndice VII aparece más información sobre el sistema ISIN.

    Las partes interesadas deben presentar un informe a la Dirección de Valores de Israel..

    Un indicio del problema puede consistir en la presencia persistente de grandes errores y omisiones netos negativos en la balanza de pagos. Aunque los errores y omisiones pueden obedecer a muchas razones, y una cifra baja simplemente puede indicar errores y omisiones que se compensan entre sí, si la cifra es grande y ha venido creciendo aceleradamente a partir de la liberalización de los mercados de capital, existe la posibilidad de que se subestimen las salidas de inversión de cartera. En algunos países las estimaciones de inversión de cartera en el exterior se basan en flujos acumulados, pero no se incluyen en la ECIC, ya que los datos no se clasifican por países de residencia del emisor.

    En el formulario de la ABS

    También incluye ventas/recompras, traspasos, préstamos de bonos o acciones con garantía en efectivo y transacciones similares que suponen la venta de un título con el compromiso de recomprarlo a un precio determinado en una fecha determinada o a la vista.

    Si no existe el compromiso de recomprar los valores, la transacción debe considerarse como una venta directa de dichos valores, y no debe clasificarse como repo.

    También incluye ventas/recompras, traspasos, préstamos de bonos o acciones con garantía en efectivo y transacciones similares que suponen la venta de un título con el compromiso de recomprarlo a un precio determinado en una fecha determinada o a la vista.

    Si no existe el compromiso de recomprar los valores, la transacción debe considerarse como una venta directa de dichos valores, y no debe clasificarse como repo.

    También incluye ventas/recompras, traspasos, préstamos de bonos o acciones con garantía en efectivo y transacciones similares que suponen la venta de un título con el compromiso de recomprarlo a un precio determinado en una fecha determinada o a la vista.

    Si no existe el compromiso de recomprar los valores, la transacción debe considerarse como una venta directa de dichos valores, y no debe clasificarse como repo.

    También incluye ventas/recompras, traspasos, préstamos de bonos o acciones con garantía en efectivo y transacciones similares que suponen la venta de un título con el compromiso de recomprarlo a un precio determinado en una fecha determinada o a la vista.

    Si no existe el compromiso de recomprar los valores, la transacción debe considerarse como una venta directa de dichos valores, y no debe clasificarse como repo.

    También incluye ventas/recompras, traspasos, préstamos de bonos o acciones con garantía en efectivo y transacciones similares que suponen la venta de un título con el compromiso de recomprarlo a un precio determinado en una fecha determinada o a la vista.

    Si no existe el compromiso de recomprar los valores, la transacción debe considerarse como una venta directa de dichos valores, y no debe clasificarse como repo.

    El Grupo de los Treinta es una entidad del sector privado, con sede en la ciudad de Washington, que emite informes sobre temas referentes a los mercados de valores.

      You are not logged in and do not have access to this content. Please login or, to subscribe to IMF eLibrary, please click here

      Other Resources Citing This Publication