Back Matter

Back Matter

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
January 1977
    Share
    • ShareShare
    Show Summary Details

    SERIE DE FOLLETOS PUBLICADOS POR EL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL

    (Hay edicién de tados las folletos en español, francés e inglés, a menas que se indique otra cosa)

    *1. Introduccién al Fonda, por J. Keith Horsefield. Primera edicién, 1964. Segunda edicién, 1965. Segunda edicién también en alemán

    *2. The Internatianal Monetary Fund; Its Form and Functions, por J. Marcus Fleming, 1964. En inglés solamente.

    3. El Fondo Monetario Internacional y las transacciones comerciales privadas: Algunos efectos juridicos del Convenio Constitutivo, por Joseph Gold, 1965.

    4. El Fondo Monetario Internacional y el Derecho Internacional: Una introduccién, por Joseph Gold, 1965.

    *5. La estructura financiera del Fondo, por Rudolf Kroc. Primera edicién, 1965. Segunda edicién, 1967.

    6. Mantenimiento del valor oro de los activos del Fondo, por Joseph Gold. Primera edicién, 1965. Segunda edicién, 1971.

    7. El Fondo y las países no miembros: Algunos efectos jurídicos, por Joseph Gold, 1966.

    8. Los casas de los asegurados cubanos y el Convenio del Fondo, por Joseph Gold, 1966.

    9. La balanza de pagos: Su significada y utilización, por Poul Høst-Madsen, 1967. También en alemán.

    10. Conceptos y definiciones de balanza de pagos. Primera edición, 1968. Segunda edición, 1969.

    11. La funcién interpretativa del Fondo, por Joseph Gold, 1968.

    12. La reforma del Fondo, por Joseph Gold. 1969.

    13. Derechos especiales de giro, por Joseph Gold. Primera edición, 1969. Segunda edicién, con el subtítulo Su carácter y uso, 1970.

    14. Conceptos del Fondo en materia de convertibilidad, par Joseph Gold, 1971.

    15. Los derechos especiales de giro y su terminologia, por Joseph Gold, 1971.

    16. Algunas observaciones acerca de la naturaleza de las derechos especiales de giro, por J. J. Polak, 1971.

    17. Operaciones y transacciones en DEG: Primer período básica, por Walter Habermeier, 1973.

    18. Valoracién y tipo de interés del DEG, por J. J. Polak. 1974.

    19. Monedas flotantes, oro y derechos especiales de giro: Algunos acontecimientos jurídicos recientes, por Joseph Gold, 1976. También en alemán.

    20. Mayorías de votos en el Fondo: Efectas de la segunda enmienda del Convenio, por Joseph Gold, 1977. En inglés y español. En preparacién en francés.

    21. Los movimientos internacionales de capital a la luz del ordenamiento jurídico del Fondo Monetario Internacional, por Joseph Gold, 1977. En inglés. En preparacién en español y francés.

    22. Monedas flotantes, derechos especiales de giro y oro: Nuevos acontecimientos jurídicos, por Joseph Gold, 1977. En inglés. Solo los conclusiones en alemán. En preparacién en español y francés.

    23. Use, Conversion, and Exchange of Currency Under the Second Amendment of the Fund’s Articles, por Joseph Gold, 1978. En inglés. En preparacién en españal y francés.

    24. The Rise in Protectionism, por Divisién de Comercio y Pagos, 1978. En inglés. En preparacién en españal y francés.

    25. The Second Amendment of the Fund’s Articles of Agreement, por Joseph Gold, 1978. En inglés. En preparacién en españal y francés.

    *Agotada. Pueden obtenerse copias fotográficas o en micrafilme de las edicianes en inglés. Véase el dorso de la cubierta posterior.

    *Agotado. Pueden adquirirse copias fotográficas o en microfilme de todas las ediciones en inglés, incluidos los numeros que están agotados, dirigiéndose directamente a University Microfilms Internatianal, 300 North Zeeb Road, Ann Arbor, Michigan 48106, EE.UU., o bien, en el caso de los que no habitan en el continente americano, dirigiéndose a University Microfilms International, 18 Bedford Row, London WC1R 4EJ, Inglaterra.

    Fondo Monetario Internacional, Washington, D.C. 20431, EE.UU.

    Número de teléfono: 202 477 7000

    Direccién cablegráfica: Interfund

    Notas

    Introducción

    Bengt Broms, The Doctrine of Equality of States as Applied in InternationalOrganizations (Helsinki, 1959), págs. 81, 230 y 314; Henry G. Schermers, International Institutional Law (Leyden, 1972), Vol. II, págs. 327 a 329.

    Schermers, International Institutional Law (citado en la nota 1), págs. 329 a 337. Véase, no obstante, Joseph Gold, Voting and Decisions in the International Monetary Fund: An Essay on the Law and Practice of the Fund (Washington, 1972), págs. 204 a 209 (en adelante citado como Gold, Voting and Decisions), y Joseph Gold, “Weighted Voting Power: Some Limits and Some Problems”, American Journal of International Law, Vol. 68 (1974), págs. 696 a 708.

    Gold, Voting and Decisions, págs. 195 a 201, 215 y 216.

    Véase Joseph Gold, “Law and Change in International Monetary Relations”, The Record, Association of the Bar of the City of New York (abril de 1976), págs. 223 a 238; Joseph Gold, “A Report on Certain Recent Legal Developments in the International Monetary Fund”, Vanderbilt Journal of Transnational Law, Vol. 9 (1976), págs. 223 a 245.

    Citado en la nota 2.

    Votación proporcional

    Artículo XII, Sección 5, original y primera. Véase también Gold, Votingand Decisions, págs. 17 a 30.

    Artículo V, Secciones 4 y 5, segunda; Artículo XII, Sección 5 b), segunda. Véase también Gold, Voting and Decisions, págs. 30 a 43.

    Artículo XV, Sección 2 a), original y primera-, Artículo XXVI, Sección 2 a), segunda.

    Artículo V, Sección 5, segunda.

    Artículo XXI a) ii), segunda; Anexo D, párrafo 5 b), segunda. Véase también Gold, Voting and Decisions, págs. 6 a 9.

    Artículo XXXII a), primera, y Artículo XXX e), segunda; Artículo XXIV, primera, y Artículo XVIII, segunda.

    Artículo XII, Sección 2 e), segunda.

    Artículo XII, Sección 3 i) i) y iii), segunda.

    Artículo XII, Sección 3 c), segunda. Véase Proyecto de segunda enmienda del Convenio Constitutivo del Fondo Monetario Internacional: Informe de los Directores Ejecutivos a la Junta de Gobernadores (Washington, 1976), Parte II, Capítulo O, sección 2 b) y j) (en adelante citado como Informe sobre la segundaenmienda). Véase también Gold, Voting and Decisions, págs. 55 y 56.

    Artículo XII, Sección 3 i) ii), segunda.

    Artículo XII, Sección 3 i) iv), segunda.

    Anexo D, párrafo 3 b), segunda.

    Anexo D, párrafo 1 a), segunda.

    Anexo D, párrafo 5 e), segunda.

    Véase Gold, Voting and Decisions, págs. 75 a 84.

    Anexo D, párrafo 3 b), segunda.

    Ibid. Cf. Gold, Voting and Decisions, págs. 65 a 67, 88 y 89.

    Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo P, sección 5.

    Statement by the Governor of the World Bank for Nepal, Summary Proceedings of the Twenty-Ninth Annual Meeting of the Board of Governors, 1974 (Washington, 1974), pág. 255 (en adelante citado como Summary Proceedings, 19—).

    Véase el Informe de los Directores Ejecutivos sobre Aumento de las cuotas de los países miembros: Sexta revisión general, y Resoluciones Nos.30-1 y 30-3, Summary Proceedings, 1975, págs. 283 a 289, 294 y 298; Resolución No. 31-2, Summary Proceedings, 1976, págs. 295 a 299.

    Statements by Governors at the Thirtieth Annual Meeting, Summary Proceedings, 1975, págs. 144, 180, 204 y 205; Statements by Governors at the Twenty-Ninth Annual Meeting, Summary Proceedings, 1974, págs. 34, 35, 48, 114, 118, 135, 136, 159, 163, 173, 199, 211 y 217.

    Resolución No. 31-2, 22 de marzo de 1976, párrafo 2, Recopilación seleccionada de decisiones del Fondo Monetario Internacional y otros documentos, octava edición (Washington, 1976), págs. 242 y 243 (en adelante citada como Recopilación de decisiones, 8a).

    Los países miembros en desarrollo son aquellos incluidos en el grupo intitulado “Zonas menos desarrolladas” en International Financial Statistics, a diferencia de los países miembros clasificados como “Países industriales” y “Otras zonas desarrolladas”.

    Los países miembros de las instituciones financieras internacionales que a continuación se citan tienen votos básicos más votos adicionales en proporción a sus aportaciones financieras: Banco Africano de Desarrollo (BAfD); Banco Asiático de Desarrollo (BAsD); Banco Interamericano de Desarrollo (BID); Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF); Asociación Internacional de Fomento (AIF) y Corporación Financiera Internacional (CFI). Unicamente las cartas constitutivas del BAsD y de la AIF disponen que el número de votos básicos varíe a fin de reflejar el incremento del número de miembros o de la contribución financiera de éstos. En el BAsD el número de votos básicos está sujeto a variación dado que los votos básicos asignados a cada país miembro provienen de la distribución por igual entre todos los miembros del 20 por ciento de la suma global de los votos básicos y proporcionales de todos los países miembros. El número total de votos varía según varíen las suscripciones o el número de miembros. En la AIF se distingue entre las suscripciones iniciales de los miembros fundadores, las suscripciones adicionales y los recursos suplementarios. Conforme al Convenio Constitutivo de la AIF cada miembro fundador, con respecto a su suscripción inicial, tendrá 500 votos básicos más votos proporcionales. Las suscripciones iniciales de otros miembros que no sean fundadores y las suscripciones adicionales de todos los países miembros determinan el número de votos que fije la Junta de Gobernadores. Siempre que se autoricen suscripciones adicionales, se ofrecerá a cada país miembro oportunidad de suscribir una suma que le permita mantener su posición relativa en cuanto al número de votos. Los recursos suplementarios no darán derecho a voto.

    Véase Joseph Gold, Membership and Nonmembership in the International Monetary Fund: A Study in International Law and Organization (Washington, 1974), págs. 143 a 156 (en adelante citado como Gold, Membership and Nonmembership).

    Informe Anual de los Directores Ejecutivos correspondiente al ejerciciocerrado el 30 de abril de 1973 (Washington, 1973), págs. 102 y 103 (en adelante citado como Informe Anual, 19—). Véase también la Resolución No. 27-12, 31 de agosto de 1972, Summary Proceedings, 1972, págs. 357 y 358, e Informe Anual, 1973, pág. 103. El informe a los Gobernadores se refiere y constituye la base del Capítulo O, sección 2 a), de la Parte II del Informe sobre la segunda enmienda.

    Aumento del número de decisiones para las que se requieren mayorías especiales

    Artículo XII, Sección 5 c), segunda. Véase también Gold, Voting and Decisions, págs. 117 y 118. Basta la mayoría de los votos emitidos, a condición de que exista el quórum requerido. Constituirá quórum en las reuniones de la Junta de Gobernadores una mayoría de los gobernadores que reúnan como mínimo dos tercios de la totalidad de los votos (Artículo XII, Sección 2 d), segunda. Véase también los Estatutos, Sección 13 c). Constituirá quórum en las reuniones del Directorio Ejecutivo una mayoría de los directores ejecutivos que cuente como mínimo con la mitad de la totalidad de los votos (Artículo XII, Sección 3 h), segunda). Véase también el Artículo XXI a) i) y ii), segunda, y Gold, Voting and Decisions, págs. 54 y 118 a 120. (Todas las referencias que en este trabajo se hacen a los Estatutos y al Reglamento son al texto de éstos al finalizar abril de 1977.)

    Véase Gold, Voting and Decisions, págs. 123 a 154.

    Las 39 disposiciones fueron resumidas en el “Anexo a las observaciones sobre la enmienda propuesta: Mayorías especiales”, en la Parte II del Informe sobre la segunda enmienda. El anexo se reproduce como apéndice de este trabajo, y en el curso de éste se mencionará meramente como Anexo a las Observaciones.

    Sección VII 3) del Joint Statement by Experts on the Establishment of an International Monetary Fund of the United and Associated Nations (21 de abril de 1944), reproducido en The International Monetary Fund, 1945-1965: Twenty Years of International Monetary Cooperation, editado por J. Keith Horsefield (Washington, 1969), Vol. III, pág. 134 (en adelante citado como History, 1945-65).

    Véase la respuesta a la pregunta 35 de Questions and Answers on theInternational Monetary Fund (10 de junio de 1944), reproducido en History, 1945-65, Vol. III, págs. 181 y 182.

    Gold, Voting and Decisions, pág. 124.

    Artículo XXIII, Sección 1, segunda, Artículo XXVII, Sección 1, segunda.

    Artículo XXVI, Sección 2, segunda.

    Artículo V, Sección 12 j), segunda.

    Artículo XII, Sección 1, segunda.

    Artículo XII, Sección 8, segunda.

    Artículo XXIX, apartado b), segunda.

    Artículo III, Sección 2 a), segunda; Artículo XVIII, Sección 2 a) y c), segunda.

    Artículo XII, Sección 3 b) y d), segunda.

    Artículo IV, Sección 3, segunda.

    Artículo V, Sección 3, segunda.

    Artículo VIII, Sección 2 a), segunda.

    Artículo V, Sección 4, segunda.

    Artículo V, Secciones 3 d) y 7 i), segunda.

    Artículo XXX f), segunda.

    U.S. National Advisory Council on International Monetary and Financial Policies, Special Report to the President and to the Congress on Amendment of the Articles of Agreement of the International Monetary Fund and on an Increase in Quotas in the International Monetary Fund (Washington, abril de 1976), pág. 20.

    Decisiones para las que se requieren mayorías especiales: Razones para su selección

    Artículo III, Sección 2, segunda.

    Véase la nota 36.

    Gold, Membership and Nonmembership, págs. 157 a 168.

    Ibid, págs. 28, 29, 175 y 397 a 399.

    Artículo II, Sección 2, segunda; Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo B, sección 1.

    U.S. Congress, House, Committee on Banking, Currency and Housing, Subcommittee on International Trade, Investment and Monetary Policy, y Joint Economic Committee, Subcommittee on International Economics, Hearings, International Monetary Reform and Exchange Rate Management, 94 legislatura, primer período de sesiones, julio 17, 18 y 21 de 1975 (Washington 1975), págs. 130, 133, 135, 148, 204 y 219; Economic Report of the PresidentTransmitted to the Congress, January 1976 (Washington, 1976), pág. 147.

    Véase el párrafo 11 de la Declaración de Rambouillet, expedida el 17 de noviembre de 1975 al cierre de la reunión económica en la cumbre celebrada por seis potencias (Boletín del FMI, Vol. 4 (1975), pág. 350); House Hearings on International Monetary Reform, 1975 (citado en la nota 58), págs. 147, 148 y 236.

    Artículo IV, Sección 4, segunda.

    Anexo C, párrafo 2 y 8, segunda.

    Artículo IV, Sección 2, segunda.

    Special Report on Amendment of Articles and Increase in Quotas (citado en la nota 52), pág 23.

    Anexo D, párrafo 1 a), segunda.

    Anexo D, párrafo 3 c), segunda, conforme al cual el Consejo no adoptará ninguna disposición que sea incompatible con alguna otra adoptada por la Junta de Gobernadores, y el Directorio Ejecutivo no adoptará ninguna disposición que sea incompatible con alguna otra adoptada por la Junta de Gobernadores o el Consejo. Véase Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo P.

    Esta previsión se hizo en el párrafo 41 del Bosquejo de la Reforma; véase Reforma monetaria internacional: Documentos del Comité de los Veinte (Washington, 1974), pág. 23 (en adelante citado como Documentos del Comité de los Veinte).

    Véase el párrafo 8 del comunicado del Grupo Intergubernamental de los Veinticuatro para Asuntos Monetarios Internacionales, décima reunión, París, 9 de junio de 1975: “Por lo que se refiere a la propuesta de establecer un Consejo, los Ministros convinieron en que esta decisión no podía adoptarse de momento, sino hasta que se haya acumulado mayor experiencia con el Comité Provisional, y en que dicha decisión deberá adoptarse por mayoría del 85 por ciento de la totalidad de los votos.” (Boletín del FMI, Vol. 4 (1975), pág. 182.

    Artículo XXVIII, segunda. La entrada en vigor de una enmienda no se produce como consecuencia de una decisión del Fondo, en el sentido en que esa locución se emplea en este trabajo. La entrada en vigor es resultado de las decisiones de cada país miembro de aceptar un proyecto de enmienda.

    Véase, por ejemplo, el Artículo XII, Sección 3 d), original, el Artículo XXVI, Sección 3, primera; y el Artículo V, Sección 8 a), segunda.

    Joseph Gold, “The Amendment and Variation of Their Charters by International Organizations”, Revue belge de droit international, Vol. 9 (1973), págs. 50 a 76.

    El Artículo V, Sección 7 c), segunda, dispone que la recompra comenzará tres años después de la fecha de la compra y terminará a más tardar cinco años después de efectuada ésta. Estos períodos podrán modificarse en cuanto a todos los países miembros.

    El Artículo V, Sección 9 a), segunda, dispone que el Fondo pagará una remuneración por el monto en que el porcentaje de la cuota prescrito según los apartados b) o c) sobrepase el promedio de sus saldos diarios de las monedas del país mantenidos en la Cuenta de Recursos Generales, salvo los adquiridos conforme a una norma que haya sido objeto de exclusión con arreglo al apartado c) del Artículo XXX. La Sección 9 b) del Artículo V, segunda, prescribe el porcentaje, y la Sección 9 c), segunda, dispone que el Fondo podrá modificar dicho porcentaje. Véase el Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo G, especialmente las secciones 4 y 5.

    El Anexo C, párrafo 5, segunda, prescribe que los márgenes serán del 4,5 por ciento, u otro margen o márgenes que el Fondo establezca por mayoría especial.

    Véase, por ejemplo, el párrafo 8 del comunicado del Grupo Interguber-namental de los Veinticuatro para Asuntos Monetarios Internacionales, decimo-segunda reunión, Kingston, Jamaica, 7 de enero de 1976: “Los Ministros apoyaron ampliamente una cláusula que permitiera establecer una cuenta de sustitución de oro en el Convenio Constitutivo enmendado.” Boletín del FMI, Vol. 5 (1976), pág. 28. En el párrafo 7 f) del comunicado del Comité Provisional, de 8 de enero de 1976, se expresó: “Los Directores Ejecutivos deberían continuar examinando el asunto de la cuenta de sustitución sin demorar la terminación del proyecto de enmienda completo.” Boletín del FMI, Vol. 5 (1976), pág. 19.

    Artículo XII, Sección 1, y Anexo D, segunda.

    Artículo IV, Sección 4, y Anexo C, segunda.

    El Artículo XX, Sección 4, original, tenía alguna semejanza con las dos facultades que figuran en la segunda enmienda, en el sentido de que autorizaba al Fondo a notificar a los países miembros que en breve estaría en condiciones de iniciar operaciones cambiarias, y en que los países miembros debían comunicarle las paridades. Una vez que el Fondo cursara la notificación, comenzaban a aplicarse las disposiciones relativas a la determinación inicial de las paridades. No se requería una mayoría especial para adoptar la decisión de cursar la notificación. El Artículo XX, Sección 4, original, a diferencia de las facultades del Fondo en lo que respecta al Consejo y a las paridades conforme a la segunda enmienda, se basó en el supuesto de que el Fondo necesariamente cursaría dicha notificación en algún momento. La actuación discresional se concretaba a la oportunidad de hacerlo.

    Véase Joseph Gold, “The ‘Dispensing’ and ‘Suspending’ Powers of International Organizations”, Netherlands International Law Review, Vol. 19, (1972), págs. 189 y 190.

    Artículo XVI, original.

    Informe Anual, 1974, págs. 61 y 66; Decisiones Nos. 4078-(73/102) S, 5 de noviembre de 1973, y 4145-(74/6) S, 1 de febrero de 1974, ibíd., págs. 109, 115 y 116.

    Artículo XXIII, Sección 1, segunda; Artículo XXVII, Sección 1, segunda.

    Artículo V, Sección 12 j), segunda; Artículo XII, Sección 6f) vi), segunda.

    Artículo XII, Sección 2 g), segunda. Véase también el Artículo XIX, Sección 7 a), segunda.

    Véase Gold, Voting and Decisions, págs. 137 a 141.

    Cf. Respuesta a la pregunta 15 de Questions and Answers (citada en la nota 36), History, 1945-65, Vol. III, págs. 153 y 154.

    Artículo XIX, Secciones 2 c) y 7 b), segunda. La Sección 7 b) tiene su origen en el acuerdo que se adoptó para permitir transferencias de DEG conforme al Artículo XXV, Sección 2 b) i), primera, a cambio de moneda a base de la paridad o de un tipo central en vez de un “valor igual” según el Artículo XXV, Sección 8 a), primera. A este fin fue necesario suspender la aplicación en parte de esta última disposición (véase la nota 80). La suspensión no sería necesaria conforme a la segunda enmienda.

    Artículo V, Sección 12 f) ii), segunda. Según esta disposición el Fondo podría proporcionar ayuda de balanza de pagos en condiciones especiales a los países miembros en desarrollo. A este efecto el Fondo ha de tener en cuenta el nivel del ingreso per cápita.

    Véase Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo I, sección 1.

    Artículo V, Sección 12 b) a f), segunda. Véase también Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo I.

    Véase J. J. Polak, Algunas observaciones acerca de la naturaleza de los derechos especiales de giro, Serie de Folletos del FMI, No. 16-S (Washington, 1972), págs. 5 a 8; Joseph Gold, Los derechos especiales de giro y su terminología, Serie de Folletos del FMI, No. 15-S (Washington 1972), págs. 12 a 29.

    Artículo XXV, Sección 6, primera; Joseph Gold, Derechos especiales de giro: Su carácter y uso, Serie de Folletos del FMI, No. 13-S 2a. edición (Washington, 1972), págs. 71 a 75.

    Artículo XIX, Sección 6, segunda; Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo Q, Sección 2 xiii).

    Artículo XII, Sección 6 f), segunda.

    Artículo V, Sección 9, segunda.

    Artículo XVIII, original. Véase también Joseph Gold, La función interpretativa del Fondo. Serie de Folletos del FMI, No. 11-S (Washington, 1969).

    Las decisiones de la Comisión de Interpretación son las únicas del Fondo que se adoptan sin votación proporcional. Véase Gold, “Weighted Voting Power” (citado en la nota 2), págs. 696 a 699.

    Artículo XVIII b), primera; Artículo XXIX b), segunda. Véase Gold, Voting and Decisions, págs. 204 a 207; Joseph Gold, La reforma del Fondo, Serie de Folletos del FMI, No. 12-S (Washington, 1970), págs. 62 a 66.

    Artículo III, Sección 1, segunda.

    Artículo V, Sección 2 a), segunda.

    Artículo I v), segunda-, Artículo V, Sección 3 a), segunda.

    Artículo V, Sección 3 b), segunda.

    Artículo V, Sección 7, segunda; Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo E.

    Artículo V, Sección 7 c), segunda.

    Artículo V, Sección 7 c), d) y g), segunda.

    Véase el discurso de William B. Dale, Subdirector Gerente del Fondo ante la Sección de Washington de la Society for International Development, 17 de febrero de 1976, Boletín del FMI, Vol. 5 (1976), págs. 66 y 67.

    Artículo VIII, Sección 7, segunda; Artículo XXII, segunda.

    Artículo VII, Sección 1 ii), segunda.

    Ibíd., Artículo XIX, Secciones 4 y 5, segunda.

    Artículo II, Sección 2, segunda; Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo B, sección 1.

    Artículo V, Sección 7 i), segunda.

    Artículo V, Sección 8 b) a e), segunda.

    Véase Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo F, sección 12.

    Véase Gold, Membership and Nonmembership, págs. 41 a 43.

    La definición del tramo de reserva consta en el Artículo XXX c), segunda.

    Artículo V, Sección 3 c), segunda.

    Artículo III, Sección 4 a), primera.

    Artículo III, Sección 3 d), segunda.

    Artículo V, Sección 8 b) a e), segunda.

    Artículo V, Sección 6, segunda.

    Artículo V, Sección 8 c), original; Reglamento, Regla 1-4.

    Artículo V, Sección 8 e), original.

    Artículo V, Sección 8 d), segunda.

    Gold, La reforma del Fondo (citado en la nota 97), págs. 25 a 27.

    Cf. el uso impropio de la palabra “restitución” para describir la decisión de vender 25 millones de onzas de oro del Fondo a países miembros al precio oficial conforme al Convenio según el texto de éste antes de la segunda enmienda; véase el párrafo 6 (3) del comunicado del Comité Provisional, de 31 de agosto de 1975, Boletín del FMI, Vol. 4 (1975), pág. 265. El vocablo “restitución” da la falsa idea de reintegrar algo a sus legítimos dueños.

    Artículo XXVI, Sección 3, segunda-, Anexo J, segunda.

    Artículo XXVII, Sección 2, segunda; Anexo K, segunda.

    Artículo V, Sección 9 a), primera.

    Artículo XXVI, Secciones 1, 2 y 3, primera.

    Artículo XXVI, Sección 3, primera.

    Artículo XIX j), primera.

    Artículo XX, Sección 3, segunda.

    Artículo V, Sección 9, segunda.

    Párrafo 10 y Anexo 2 del Bosquejo de la Reforma, en Documentos del Comité de los Veinte, págs. 11 y 29 a 31.

    Véase Joseph Gold, “The ‘Sanctions’ of the International Monetary Fund”, American Journal of International Law, Vol. 66 (1972), págs. 740 a 751; Joseph Gold, “‘Pressures’ and Reform of the International Monetary System”, Journal of International Law and Politics, Vol. 7 (1974), págs. 425 a 430.

    Artículo XII, Sección 8, segunda.

    Gold, “‘Pressures’ and Reform” (citado en la nota 134), págs. 448 y 449.

    Artículo XV, Sección 2 b), original y primera; Artículo XXVI, Sección 2 b), segunda.

    Véase Gold, Membership and Nonmembership, págs. 340, 341, 367 y 481.

    Artículo XXIX, Sección 2 b), primera-, Artículo XXIII, Sección 2 b), segunda.

    Artículo XXIX, Sección 2 a), primera; Artículo XXIII, Sección 2 a), segunda.

    Artículo V, Sección 5, segunda.

    Artículo XV, Sección 2 a), primera; Artículo XXVI, Sección 2 a), segunda.

    Artículo XXVI, Sección 2 b), segunda.

    Artículo XIV, Sección 3, segunda; Artículo XIX, Secciones 2 d) y 3 b), segunda.

    Artículo VII, Sección 3, segunda.

    Gold, “Sanctions” (citado en la nota 134), págs. 758 y 759; Gold, “‘Pressures’ and Reform” (citado en la nota 134), págs. 449 a 454.

    Artículo V, Sección 8 e), original; Reglamento, Regla 1-4 g).

    Artículo V, Sección 8 c), segunda.

    Artículo V, Sección 8 e), original; Artículo V, Sección 8 c) y d), segunda.

    Artículo XII, Sección 6 a), segunda.

    Artículo XII, Sección 6 b), original; la distribución preferente era del 2 por ciento anual. Artículo XII, Sección 6 b), primera; la distribución preferente consistía en el monto en que el 2 por ciento anual sobrepasara la remuneración pagada en el año. Véase Gold, La reforma del Fondo (citado en la nota 97), págs. 27 a 29.

    Artículo XII, Sección 6 c), segunda.

    Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo L, secciones 1 a 7.

    Artículo V, Sección 12 f) i), segunda.

    Artículo V, Sección 12 g), segunda; Artículo XII, Sección 6f) ii), segunda. No se hará ninguna inversión sin la conformidad del país cuya moneda se utilizaría a ese fin; Artículo XII, Sección 6 f) iii), segunda.

    Artículo XII, Sección 3 b), original y primera.

    Artículo XII, Sección 3 d), original y primera.

    Artículo XII, Sección 3 c), original y primera.

    Artículo XII, Sección 3 b), original y primera.

    Resolución No. 27-10, 26 de julio de 1972, párrafo 1 a), Documentos delComité de los Veinte, págs. 251 y 252, y Summary Proceedings, 1972, pág. 354.

    Resolución No. 29-8, 2 de octubre de 1974, párrafo 1 a), Recopilación dedecisiones, 8a., pág. 228, y Summary Proceedings, 1974, pág. 365.

    Resolución No. 29-9, 2 de octubre de 1974, párrafo 1 c) y d), Recopilaciónde decisiones, 8a., pág. 232, y Summary Proceedings, 1974, pág. 369.

    Anexo D, párrafo 1 a), segunda.

    Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo O, sección 2 a).

    Artículo XII, Sección 3 b), segunda.

    Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo O, sección 2 a).

    Artículo XII, Sección 3 b), segunda.

    Mayorías especiales: proporciones del número total de votos

    Artículo XII, Sección 5 c), segunda.

    Véase Gold, Voting and Decisions, págs. 121 y 122.

    Véase Gold, Derechos especiales de giro (citado en la nota 91), págs. 24 y 25.

    Artículo III, Sección 2, primera.

    Artículo XVIII b), primera.

    Véase Gold, Voting and Decisions, págs. 120 y 121.

    Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo N, sección 2.

    Artículo XV, Sección 2, segunda.

    Artículo XXVII, Sección 1 c), segunda.

    Artículo XXVI, Sección 2 b), segunda.

    Véase Gold, Voting and Decisions, págs. 157 a 161.

    Artículo IV, Sección 7, original

    Artículo IV, Sección 7, primera.

    Véase Gold, Voting and Decisions, págs. 160 y 161.

    Véase ibid, págs. 165 a 167; Resolución No. 31-2, 22 de marzo de 1976, párrafo 2, Recopilación de decisiones, 8a., pág. 242.

    Artículo V, Sección 7 c) y d), segunda.

    Artículo V, Secciones 3 d) y 7 e) e i), segunda.

    Véase el párrafo 7 b), Boletín del FMI, Vol. 4 (1975), pág. 179.

    Párrafo 7 c), ibíd. Véase también la declaración del Secretario del Tesoro de Estados Unidos: “La cuota de Estados Unidos disminuirá del 22,93 al 21,53 por ciento del total, y nuestra participación en el número de votos se reducirá del 20,75 al 19,96 por ciento del total. Dado que el número de votos de Estados Unidos será inferior al 20 por ciento, Estados Unidos aceptó esta disminución dentro de un cuadro de aumento del 80 al 85 por ciento del número de votos necesario para que el Fondo adopte decisiones de importancia.”—U.S. Congress, House, Committee on Banking, Currency and Housing, Subcommittee on International Trade, Investment and Monetary Policy, To Provide for Amendment of the Bretton Woods Agreements Act, Hearings on H. R. 13955, 94 legislatura, segundo período de sesiones, 1 y 3 de junio de 1976 (Washington, 1976), pág. 19.

    “El proyecto de aumento de cuotas de todos los países miembros del FMI reduce la proporción de votos de Estados Unidos del 20,75 por ciento al 19,96 por ciento. El poder de veto efectivo de Estados Unidos en cuanto a enmiendas del Convenio del FMI y a ciertas decisiones fundamentales con arreglo al Convenio del FMI y a ciertas decisiones básicas dentro del FMI se mantendrá, porque la mayoría que se requiere para esas decisiones aumentará conforme a la enmienda del Convenio, del 80 por ciento hoy día al 85 por ciento.”—U.S. Congress, House, Committee on Banking, Currency and Housing, Report Together with Dissenting Views (To Accompany H.R. 13955), Report No. 94-1284, 94 legislatura, segundo período de sesiones, 21 de junio de 1976 (Washington, 1976), pág. 6.

    Véase el párrafo 5 del comunicado del Comité Provisional, 16 de enero de 1975, Boletín del FMI, Vol. 4 (1975), pág. 18.

    Artículo III, Sección 2, primera.

    Artículo XII, Sección 3 b), original.

    Artículo XVI, Sección 1 c), original.

    Artículo V, Sección 8 a), primera; Artículo XXV, Sección 7 f) y g), primera; Decisión No. 3414-(71/98)G/S, 10 de septiembre de 1971, Recopilación de decisiones, 8a., pág. 196.

    Artículo XII, Sección 6 a), original.

    Artículo XXVI, Sección 3, primera.

    Artículo V, Sección 8 a) y d), segunda; Artículo XII, Sección 6 d), segunda; Artículo XX, Sección 3, segunda.

    Artículo V, Sección 7 c), d), e) y g), segunda.

    Artículo XV, Sección 2, segunda.

    Artículo XV, Sección 2 b), original, Artículo XXVI, Sección 2 b), segunda.

    Artículo XII, Sección 8, segunda.

    Artículo V, Sección 8 e), original y primera; Artículo V, Sección 9, primera; Artículo V, Secciones 8 d) y 9 a), segunda.

    Artículo XXV, Sección 6 b), primera; Artículo XIX, Sección 6 b), segunda.

    Artículo IV, Sección 7, primera; Anexo C, párrafo 11, segunda.

    Véase Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo C, sección 13.

    Artículo XVI, Sección 1 a), original; Artículo XXIX, Sección 1, primera.

    Artículo XXIII, Sección 1, segunda; Artículo XXVII, Sección 1 a), segunda.

    Cf. Artículo 62(1) del Acuerdo sobre el Programa Internacional de Energía, hecho en París, 18 de noviembre de 1974, en vigor desde el 19 de enero de 1976 (International Legal Materials, Vol. 14 (1975), págs. 1 a 35, especialmente la página 26).

    Mayorías especiales: selección de proporciones del número total de votos

    Artículo XVI, Sección 1, original.

    Artículo III, Sección 2, original.

    Artículo XII, Sección 3 b), original.

    Artículo XVII a), original. La aceptación de un proyecto de enmienda por todos los países miembros se requería para las modificaciones relacionadas con las tres disposiciones consignadas en el Artículo XVII b), original. El exigir la aceptación unánime tenía por objeto que las tres disposiciones desempeñaran una función de salvaguardia. Véase Gold, “Weighted Voting Power” (citado en la nota 2), págs. 695 y 696.

    Véase por ejemplo, U.S. Congress, Senate, Committee on Banking and Currency, Bretton Woods Agreements Act, Hearings on H.R. 3314, 79 legislatura, primer período de sesiones, junio 12 a 16, 18 a 22, 25 y 28 de 1945 (Washington, 1945), págs. 15, 43, 44, 54, 126 a 129, 370, 373, 380 y 381; U.S. Congress, House Committee on Banking and Currency, Bretton WoodsAgreements Act, Hearings on H.R. 2211, legislatura 79a., primer período de sesiones, marzo 7 a 9, 12 a 16 y 19 a 23, 1945 (Washington, 1945), págs. 55, 56, 146, 147, 212, 220, 348, 349, 549 y 944. Véase también el discurso de Edward E. Brown en la Universidad de Chicago: “Además, si, como seguramente es el caso, el dólar de EE.UU. es la moneda de mayor demanda, el que los demás países sepan que Estados Unidos puede retirarse si sus puntos de vista fueran desdeñados por la administración, debe ser razón que prácticamente asegure que se acepten nuestros puntos de vista.”—Reproducido en ibíd., pág. 212.

    Artículo XVI, Sección 1 c), original.

    Artículo V, Sección 8 e), original.

    Artículo XII, Sección 8, original.

    Artículo VII, Sección 3, original.

    Véase E. M. Bernstein, “Scarce Currencies and the International Monetary Fund”, Journal of Political Economy, Vol. 53 (1945), págs. 1 a 14 (reproducido en Senate Hearings on Bretton Woods Agreements Act, 1945, (citado en la nota 211, págs. 621 a 632).

    Artículo XVI, Sección 1 d), original.

    Excepto hasta cierto punto y para fines determinados de ajustes del número de votos conforme al Artículo XII, Sección 5 b) i), original. Véase Gold, Voting and Decisions, págs. 33 y 34.

    Gold, Voting and Decisions, págs. 134 y 135.

    Para estas decisiones se requerirá una mayoría del 85 por ciento. Artículo V, Sección 12, segunda; Artículo XII, Sección 1, segunda.

    Con sujeción a una excepción y a una condición. Véase Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo N, Sección 2, y págs. 34, 35 y 38 de este folleto.

    Es interesante recordar el siguiente diálogo entre el Sr. Dean Acheson, Secretario de Estado Auxiliar, y el Representante Frederick C. Smith, en House Hearing on Bretton Woods Agreements Act, 1945, (citado en la nota 211), pág. 220:

    “Sr. Smith: ¿Cuántos estados, además de los 43 que figuran en el proyecto de estructura del Fondo, espera usted que ingresen posteriormente?

    “Sr. Acheson: No puedo preverlo. Supongo que una vez finalizada la guerra los países neutrales soliciten su ingreso, y se han reservado cantidades con miras a futuros solicitantes, y sus solicitudes serían consideradas a la luz de los resultados que logremos.

    “Sr. Smith: Eso importa $1.200.000.000, ¿no es así?

    “Sr. Acheson: Sí; en el fondo, y $900.000.000 en el banco.

    “Sr. Smith: Conoce usted hasta qué punto se reduciría el número de nuestros votos en caso de que se adicionasen esas cuotas?

    “Sr. Acheson: No puedo proporcionarle esas cifras.

    “Sr. Smith: Sería una cantidad sustancial, ¿no es así?

    “Sr. Acheson: No; no lo considero así.

    “Sr. Smith: ¿Consideraría usted que el 3 el 4 o el 5 por ciento sería una cantidad sustancial?

    “Sr. Acheson: No.”

    Anexo B, párrafo 6, segunda.

    Artículo V, Sección 7 c) y d), segunda.

    Artículo V, Sección 7 e) y g), segunda.

    Artículo V, Sección 7 b), h) e i), segunda.

    Artículo V, Secciones 8 b), c) y d) y 9 a), segunda.

    Por ejemplo, Artículo XXIV, Sección 4 d), primera.

    Artículo III, Sección 2, primera-, Artículo IV, Secciones 7 y 8 d), primera.

    Artículo III, Sección 2, original; Artículo IV, Secciones 7 y 8 d), original.

    Artículo V, Secciones 8 b), c) y d) y 9 a), segunda; Artículo XX, Sección 3, segunda. Se adujo también que la mayoría del 70 por ciento debía regir para las decisiones destinadas a modificar el método de valoración del DEG, porque esa mayoría se había adoptado en cuanto a las decisiones encaminadas a determinar la tasa de interés del DEG. Se alegó que las dos eran afines, como determinantes del rendimiento efectivo del DEG. Acerca del rendimiento véase J. J. Polak, Valoración y tipo de interés del DEG, Serie de Folletos del FMI, No. 18-S (Washington, 1975), págs. 18 a 21. Adviértase que las decisiones para adoptar el método de valoración del DEG a base de la cesta y para modificar la tasa de interés sobre las tenencias de DEG fueron adoptadas el mismo día (Decisiones Nos. 4233-(74/67) S y 4236-(74/67) S, 13 de junio de 1974, Informe Anual, 1974, págs. 123 a 125), y que como una alternativa para aumentar la tasa de interés se propusieron aumentos regulares, pequeños y uniformes, en la cantidad de cada moneda de la cesta (Documentos del Comité de los Veinte, pág. 46).

    Artículo XVII, Sección 3 i), segunda.

    Artículo III, Sección 3 a) y d), segunda.

    Artículo III, Sección 2 c), segunda.

    Artículo II, Sección 2, segunda.

    Artículo XII, Sección 3 b), segunda.

    Clasificación de las decisiones objeto de mayorías especiales

    Véase Polak, Valoración y tipo de interés del DEG (citado en la nota 231), págs. 1 a 21; Bosquejo de la Reforma, Anexo 9, en Documentos del Comité de losVeinte, págs. 46 a 48; Decisión No. 4233-(74/67)S, 13 de junio de 1974 (modificada el 1 de julio de 1974), Informe Anual, 1974, págs. 123 y 124. Véase también la Resolución No. 29-10, párrafo 6, sobre Valoración del derecho especial de giro, Recopilación de decisiones, 8a., pág. 240; y Summary Proceedings, 191 A, pág. 375.

    Carta de las Naciones Unidas, Artículo 18 (2).

    Véase Schermers, International Institutional Law, Vol. II (citado en la nota 1), pág. 351.

    Artículo XV, Sección 2, segunda. Véase también Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo Q, sección 1 y págs. 35 y 38 de este folleto.

    Artículo V, Sección 7 c), d), e) y g), segunda.

    Artículo XVIII, Secciones 3 y 4 a) y d), segunda.

    Artículo XXIV, Sección 4 d), primera.

    Véase Gold, Voting and Decisions, págs. 138 y 139.

    Decisiones acumulativas

    Artículo XIX, Sección 5, segunda.

    Artículo XIX, Sección 2 b), segunda.

    Artículo XIX, Sección 7 a), segunda).

    Informe Anual, 1974, págs. 109 a 111, 115 y 116.

    Artículo XIX, Sección 7 b), segunda.

    Distribución de facultades objeto de mayorías especiales

    Artículo XVI, Sección 1 d), original.

    Artículo XII, Sección 8, original.

    Artículo V, Sección 8 e), original.

    Artículo XII, Sección 3 a), original; Estatutos, Sección 15.

    Artículo XII, Sección 3 a) y g), original.

    Artículo V, Sección 9 a), primera.

    Artículo XXIX, Sección 1, primera.

    Artículo XXVII, Sección 1 c), segunda.

    Artículo XII, Sección 3 a), segunda; Anexo D, párrafo 3 a), segunda.

    Estatutos, Sección 15.

    Efectos de las mayorías especiales

    Artículo V, Sección 12 c) y e), segunda.

    Anexo B, párrafo 7, segunda.

    Artículo V, Sección 8 e), original y primera.

    Artículo V, Sección 8 c), original y primera.

    Artículo XII, Sección 3 b) iii) y iv), original y primera.

    Artículo XII, Sección 3 b) ii), segunda.

    Artículo XII, Sección 3 b) y c), segunda.

    Artículo XII, Sección 3 b), segunda; Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo O, sección 2 c) y d).

    Anexo B, párrafo 6, segunda.

    Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo S, sección 3.

    Artículo V, Sección 8 b) ii), segunda; Informe sobre la segunda enmienda, Parte II, Capítulo F, sección 7.

    Propuestas para limitar las mayorías especiales

    Artículo IV, Sección 2 c), segunda.

    El tratado por el que se instituye la Comunidad Económica Europea (Tratado de Roma, 25 de marzo de 1957), dispone que el Consejo puede adoptar decisiones únicamente por “unanimidad de votos”; pero después de determinados períodos o de ciertas etapas, se prescinde de este requisito para la mayoría de las decisiones y en cambio se exige una “mayoría calificada”. Actualmente la mayoría calificada se compone de 41 de los 58 votos de los nueve países miembros que al presente integran las Comunidades europeas, en caso de que la decisión la proponga la Comisión, o de 41 de los votos que emitan por lo menos seis miembros en otros casos. Véanse los Artículos 20, 33(8), 43(2), 54(2), 56(2), 57(1) y (2), 63(2), 69, 75(1), 87(1), 101, 111(3), 112(1) y 114.

    El tratado que establece una zona de libre comercio e instituye la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (Tratado de Montevideo), suscrito en Montevideo, Uruguay, el 18 de febrero de 1960, dispone que durante los dos primeros años de vigencia del tratado, las decisiones de la Conferencia, el órgano supremo de la Asociación, serán tomadas con el voto afirmativo de, por lo menos, dos tercios de las Partes Contratantes y siempre que no haya voto negativo, y que las Partes Contratantes establecerán en la misma forma, el sistema de votación que se adoptará después de ese período (Artículo 38). La condición de que no haya voto negativo no se aplica tratándose de tres decisiones que se especifican en el Artículo 38. La Conferencia decidió, conforme al Artículo 38, que después de expirado el período de dos años las Partes Contratantes “establecerán, en la medida que consideren necesario,” otras categorías de decisiones que estarán exceptuadas del requisito de que no haya voto negativo.—Resolución 68(III), Sistema de Votación de la Conferencia de la ALALC, adoptada en la Tercera Reunión de la Conferencia.

    Sección 1 c) del Artículo VI del Acuerdo por el que se Establece un Fondo de Ayuda Financiera de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos, París, 9 de abril de 1975 (International Legal Materials, Vol. 14 (1975), págs. 979 a 1005, especialmente la pág. 987).

    Véase Gold, Voting and Decisions, pág. 135.

    Párrafo 7 d) del comunicado del Comité Provisional, de 8 de enero de 1976, Boletín del FMI, Vol. 5 (1976), pág. 19.

    Artículo XII, Secciones 2 b) y 3 a), original y primera.

    Artículo XII, Secciones 2 b) y 3 a), segunda; Anexo D, párrafo 3 a), segunda.

    Artículo III, Sección 3 d), segunda.

    Artículo XVII, Sección 3 ii) y iii), segunda.

    Artículo III, Sección 2 c), segunda.

    Artículo XVII, Sección 3 i), segunda.

    Algunas reflexiones generales

    Proposals for an International Currency (or Clearing) Union, 11 de febrero de 1942, párrafo 15, History, 1945-65, Vol. III, pág. 6.

    Diálogo entre el Sr. Dean Acheson, Secretario de Estado Auxiliar, y el Senador Robert A. Taft:

    “Senador Taft: Ahora bien, la cuestión que yo planteo es que todas esas salvaguardias no aparecen como obligatorias en el texto de la ley. Son salvaguardias que quedan a la discreción de esta Junta.

    “Sr. Acheson: No puede haber salvaguardias obligatorias, Senador Taft. He estado hablando por ejemplo, con un banquero, aquí en una reunión en la cual usted se hallaba presente, y aclaramos la cuestión de la siguiente manera. Dije, ‘suponga que usted se encontrase gravemente enfermo sin esperanzas de recuperarse y que usted fuera el Presidente de un gran banco, y ellos dijeron, ‘No, no hemos de decirle a usted quién ha de ser su sucesor, pero deseamos que usted describa algunas notas que le permitan a él dirigir este banco con tanto éxito como el que usted ha logrado. No le diré a usted quién es él, porque ello no importa. Sírvase darnos las normas acerca de cómo dirigir este asunto.’ Le pregunté entonces, ‘¿haría eso que usted se sintiera más tranquilo en sus últimos momentos?’

    “Y él replicó, ‘No. Desde luego que eso sería absurdo.’

    “No hay normas que usted pueda redactar en cuanto a cómo dirigir con éxito una institución bancaria. Si las hubiera, los fiscalizadores bancarios pudieran hacerlo. Ello requiere capacidad administrativa e inteligencia.

    “No obstante, si usted cree que las personas que aquí se elijan no actuarán con inteligencia en este asunto o no desempeñarán sus funciones en la forma que es de suponer que lo hagan para lograr éxito, entonces, desde luego, ello sería un fracaso, y yo no podría aducir nada en contrario.”— Senate Hearings on Bretton Woods Agreements Act, 1945, (citado en la nota 211), pág. 44.

    “Dice usted que los preceptos son tan amplios que pueden dar lugar a diferencias de opinión. Precisamente. Y cualquier intento de formular una serie de principios con arreglo a los cuales una organización internacional del carácter del Fondo haya de funcionar serían inútiles, a menos que admitamos que dicha organización deba regirse por principios formulados con latitud, principios que le permitan alguna flexibilidad para adoptar decisiones según el caso concreto de que se trate.”— Señor Acheson, ibíd., págs. 127 y 128.

    Ibíd, pág. 54.

    Cf. nota 284.

    “Estados Unidos apoya decididamente las propuestas para establecer el. Consejo y el Comité Provisional… El que pueda contarse con semejante foro es especialmente ventajoso en vista de la índole menos general de las reformas convenidas y de la necesidad de que haya un alto nivel de cooperación internacional para tratar los problemas excepcionales de la situación actual.”—U.S. Treasury Department, Annual Report of the Secretary of the Treasury on the State of the Finances for the Fiscal Year Ended June 30, 1974 (Washington, 1974), págs 42 y 43. Posteriormente, se sostuvo el criterio de que las disposiciones relativas a regímenes cambiarios contenían por lo menos “los elementos esenciales de un sistema equilibrado, acorde con la realidad y viable, dirigido por el FMI”. House Hearings on Amendment of the Bretton Woods Agreements Act, 1976 (citado en la nota 186), pág. 10.

    Reproducido de Proyecto de segunda enmienda del Convenio Constitutivo del Fondo Monetario Internacional: Informe de los Directores Ejecutivos a la Junta de Gobernadores (Washington, 1976).

      You are not logged in and do not have access to this content. Please login or, to subscribe to IMF eLibrary, please click here

      Other Resources Citing This Publication