Back Matter

Back Matter

Author(s):
Paul Masson, and Michael Mussa
Published Date:
December 1996
    Share
    • ShareShare
    Show Summary Details
    Bibliografía

      Bergsten, C. Fred,The IMF and the World Bank in an Evolving World”, en Fifty Years After Bretton Woods: The Future of the IMF and the World Bank; James M.Boughton y K. SarwarLateef,a cargo de la edición (Washington: Fondo Monetario Internacional y Grupo del Banco Mundial, 1995).

      Bretton Woods Commission, Bretton Woods: Looking to the Future, vol. 1, informe de la comisión, revisión del personal y documentos de estudio (Washington: Bretton Woods Committee, 1994).

      Camdessus, Michel, “Lecciones de la crisis mexicana: Cómo evitar y resolver las crisis financieras”, en El FMI y la mundialización de la economía: Tres discursos de Michel Camdessus (Washington: Fondo Monetario Internacional, 1995).

      Dagsvik, John y BoyanJovanovic,Was the Great Depression a Low-Level Equilibrium?, en European Economic Review, vol. 38 (diciembre de 1994), págs, 171129.

      de Larosière, Jacques,Establishing a Vision for Stabilization and Reform”, en Fifty Years After Bretton Woods: The Future of the IMF and the World Bank; James M.Boughton y K. SarwarLateef,a cargo de la edición (Washington: Fondo Monetario Internacional y Grupo del Banco Mundial, 1995).

      Eaton, Jonathan, y RaquelFernández,Sovereign Debt”, documento de trabajo NBER No. 5131 (Cambridge, Massachusetts: National Bureau of Economic Reseach, octubre de 1994).

      Eichengreen, Barry, Andrew K.Rose, y CharlesWyplosz,Speculative Attacks on Pegged Exchange Rates: An Empirical Exploration with Special Reference to the European Monetary System”, documento de trabajo NBER No. 4898 (Cambridge, Massachusetts: National Bureau of Economic Research, octubre de 1994).

      Eichengreen, Barry, y RichardPortes,a cargo de la edición, en Crisis? What Crisis? Orderly Workout for Sovereign Debtors (Londres: Centre for Economic Policy Research, 1995).

      Folkerts-Landau, David,et al., en International Capital Markets: Developments, Prospects, and Policy Issues, World Economic and Financial Surveys (Washington, Fondo Monetario Internacional, agosto de 1995).

      Fondo Monetario Internacional (1995a), Private Market Financing for Developing Countries, World Economic and Financial Surveys (Washington: Fondo Monetario Internacional, marzo de 1995).

      Fondo Monetario Internacional (1995b), Perspectivas de la economía mundial, World Economic and Financial Surveys (Washington: Fondo Monetario Internacional, mayo de 1995).

      Fondo Monetario Internacional (1995c), Comunicado del Comité Provisional, reproducido en Boletín del FMI, vol. 24 (15 de mayo de 1995), págs. 1357.

      Fondo Monetario Internacional (1995d), Comunicado de los países industriales (G-7), reproducido en Boletín del FMI, vol. 24 (10 de julio de 1995), págs. 2015.

      Frenkel, Jacob A., MorrisGoldstein, y PaulMasson,International Coordination of Economic Policies: Scope, Methods, and Effects”, en Economic Policy Coordination, presidida porWilfriedGuth (Washington: Fondo Monetario Internacional y HWWA-Institut für Wirtschaftsforschung-Hamburg, 1988).

      Frenkel, Jacob A., MorrisGoldstein, y PaulMasson,Simulating the Effects of Some Simple Coordinated Versus Uncoordinated Policy Rules”, en Macroeconomic Policies in an Interdependent World, RalphBryantet al., a cargo de la edición (Washington: Fondo Monetario Internacional, 1989).

      Frenkel, Jacob A., MorrisGoldstein, y PaulMasson,Characteristics of a Successful Exchange Rate System, Occasional Paper No. 82 (Washington: Fondo Monetario Internacional, julio de 1991).

      Goldstein, Morris,The Exchange Rate System and the IMF: A Modest Agenda, Policy Analyses in International Economics, No. 39 (Washington: Institute for International Economics, 1995).

      Goldstein, Morris, PeterIsard, Paul R.Masson and Mark P.Taylor, en Policy Issues in the Evolving International Monetary System, Occasional Paper No. 96 (Washington: Fondo Monetario Internacional, junio de 1992).

      Goldstein, Morris, DavidFolkerts-Landau, PeterGarber, LilianaRojas-Suárez y MichaelSpencer, en International Capital Markets: Part I. Exchange Rate Management and International Capital Flows, World Economic and Financial Surveys (Washington: Fondo Monetario Internacional, abril de 1993).

      Jovanovic, Boyan,Observable Implications of Models with Multiple Equilibria”, en Econometrica, vol. 57 (noviembre de 1989), págs. 14317.

      Kenen, Peter B.,Agendas for the Bretton Woods Institutions”, en Fifty Years After Bretton Woods: The Future of the IMF and the World Bank, James M.Boughton y K. SarwarLateef,a cargo de la edición (Washington: Fondo Monetario Internacional y Grupo del Banco Mundial, 1995).

      Minton-Beddoes, Zanny,Why the IMF Needs Reform”, en Foreign Affairs, vol. 74 (mayo a junio de 1995), págs. 12333.

      Mussa, Michael,et al., en Improving the International Monetary System: Constraints and Possibilities, Occasional Paper No. 116 (Washington: Fondo Monetario Internacional, diciembre de 1994).

      Sachs, Jeffrey,Do We Need an International Lender of Last Resort?”, Frank D. GrahamLecture,Princeton University, 20 de abril de 1995.

      Taylor, John B.,Policy Analysis with a Multicountry Model”, en Macroeconomic Policies in an Interdependent World, RalphBryantet al., a cargo de la edición (Washington: Fondo Monetario Internacional, 1989).

      Volcker, Paul,Preparing for the Future”, en Fifty Years After Bretton Woods: The Future of the IMF and the World Bank, James M.Boughton y K. SarwarLateef (Washington: Fondo Monetario Internacional y Grupo del Banco Mundial, 1995).

      Watson, Maxwell,et al., International Capital Markets: Developments and Prospects, World Economic and Financial Surveys (Washington: Fondo Monetario Internacional, diciembre de 1986).

      Williamson, John, y Marcus H.Miller,Targets and Indicators: A Blueprint for the International Coordination of Economic Policy, Policy Analyses in International Economics, No. 22 (Washington: Institute for International Economics, 1987).

      Williamson, John, y C. RandallHenning:Managing the Monetary System”, en Managing the World Economy: Fifty Years After Bretton Woods (Washington, Institute for International Economics, 1994).

    Serie de Folletos del FMI

    (Salvo indicación en contrario, la serie de folletos se publica en español, francés e inglés)

    • 38. La condicionalidad del Fondo: Evolución de sus principios y prácticas. Manuel Guitián. 1981.

    • 39. El orden en las finanzas internacionales, la promoción de los acuerdos de derecho de giro del FMI y la formulación de los convenios de préstamos celebrados con prestamistas privados. Joseph Gold. 1982.

    • 40. Derechos especiales de giro, monedas y oro: Sexta reseña y examen de nuevos acontecimientos jurídicos. Joseph Gold. 1983.

    • 41. Los Acuerdos Generales para la Obtención de Préstamos. Michael Ainley. 1984.

    • 42. El Fondo Monetario Internacional: Su organización financiera y sus actividades. Anand G. Chandavarkar. 1984.

    • 43. Servicios de asistencia técnica y de capacitación del Fondo Monetario Internacional. 1985.

    • 44. DEG, monedas y oro: Séptima reseña y examen de nuevos acontecimientos jurídicos. Joseph Gold. 1987.

    • 45. Organización y operaciones financieras del FMI. Departamento de Tesorería. Primera edición, 1990 (sólo en inglés). Cuarta edición, 1995. Cuarta edición también en ruso.

    • 46. La singular naturaleza de las funciones del Fondo Monetario Internacional. Manuel Guitián. 1992.

    • 47. Dimensión social del diálogo del FMI en materia de políticas. Personal del FMI. 1995.

    • 48. El gasto público improductivo: Un enfoque pragmático para el análisis de las medidas de política. Departamento de Finanzas Públicas del FMI. 1995.

    • 49. Directrices para el ajuste fiscal. Departamento de Finanzas Públicas del FMI. 1995.

    • 50. La función del FMI: El financiamiento y su interacción con el ajuste y la supervisión. Paul R. Masson y Michael Mussa. 1995.

    Pueden obtenerse ejemplares de estos folletos e información sobre otros números de la serie de folletos del FMI dirigiéndose a:

    International Monetary Fund, Publication Services

    700 19th Street, N.W., Washington, D.C. 20431, EE.UU.

    Teléfono: (202) 623-7430

    Telefax: (202) 623-7201

    Internet: publications@imf.org

    Adoptado en la Conferencia Monetaria y Financiera de las Naciones Unidas celebrada en Bretton Woods, New Hampshire, el 22 de julio de 1944. El Convenio Constitutivo ha sido revisado tres veces, y las enmiendas entraron en vigor en 1969, 1978 y 1992.

    El requisito formal de necesidad de “balanza de pagos” está establecido en el Artículo V del Convenio Constitutivo del FMI, el cual estipula en la Sección 3 b) ii) que todo país miembro tendrá derecho a comprar al FMI las monedas de otros países miembros siempre y cuando “declare que necesita realizar la compra debido a su posición de balanza de pagos o de reserva o a la evolución de sus reservas”.

    En el Artículo IV, Sección 3, se señalan tres esferas generales de responsabilidad en materia de supervisión. El FMI supervisará “el sistema monetario internacional a fin de asegurar su buen funcionamiento…”; vigilará “el cumplimiento por cada país miembro de sus obligaciones conforme a la Sección 1 [del Artículo IV]”, y ejercerá “una firme supervisión de las políticas de tipos de cambio de los países miembros…”

    Véase la explicación en Goldstein et al. (1992).

    Las propuestas del sistema de zonas meta están más relacionadas con John Williamson. Véase, por ejemplo, Williamson y Miller (1987) y Williamson y Henning (1994).

    Los últimos programas respaldados por el FMI para los países industriales se pusieron en marcha en Italia y en el Reino Unido en 1977, después de la adopción general de los tipos de cambio flotantes. Ambos países padecían dificultades de balanza de pagos como resultado de la primera crisis del petróleo, y la lira y la libra esterlina estaban sujetas a fuertes presiones a la baja. En ese momento se consideraba que el FMI tenía todavía la función importante de coadyuvar a hacer frente a esos problemas. A partir del tercer trimestre de 1992, la libra esterlina y en particular la lira se habían depreciado sensiblemente, sobre todo frente a las monedas de los otros países europeos principales. Estas depreciaciones ayudaron a mejorar de manera considerable las cuentas corrientes de ambos países sin necesidad de recurrir a los recursos del FMI.

    Se ha sugerido que la desaceleración general del crecimiento de los países industriales desde principios de los años setenta puede atribuirse en cierto grado al colapso del sistema mundial de paridades. No obstante, no existe ninguna evidencia empírica seria para sustentar esta hipótesis. Véase un examen de los efectos de la volatilidad de los tipos de cambio en los regímenes flotantes, en Goldstein (1995).

    El volumen negociado de los tres principales mercados de divisas se triplicó entre 1986 y 1992, en tanto las reservas en divisas de los países industriales sólo crecieron un 77% en dólares de EE.UU. en ese período. En abril de 1992, por conducto de una encuesta sobre los mercados de divisas se estimó que el volumen negociado mundialmente era de US$880.000 millones diarios, cifra que se compara con un monto de reservas en divisas excluido el oro en los países industriales de alrededor de US$414.000 millones (Mussa et al. (1994)). El análisis preliminar de una encuesta más reciente realizada por el Banco de Pagos Internacionales indica que el volumen diario negociado supera actualmente el billón de dólares de EE.UU.

    Esta situación es lo que Goldstein et al. (1993) denominan “juego de convergencia”.

    Cifras citadas en Mussa et al. (1994).

    Se incluyen en este rubro los préstamos de los bancos de desarrollo y los swaps del banco central. Los primeros se refieren por lo general a la concesión de créditos para proyectos a largo plazo, en tanto los últimos son de alcance limitado (con excepción del servicio de financiamiento a muy corto plazo del mecanismo de ajuste de cambios de Europa) y de corto plazo.

    Los primeros aportes son, entre otros, los de Jovanovic (1989) y Dagsvik y Jovanovic (1994).

    Una forma de evitar riesgos si no se ha adquirido una póliza de seguro contra incendios sería no construir casas de madera ni instalar estufas de gas, pero esto representaría un costo social más alto que en una situación de equilibrio en la que se dispone de seguro contra incendios.

    A título ilustrativo, el alivio para los damnificados cuyas viviendas estaban construidas en zonas de inundación, otorgado en forma de préstamos a tasas de interés del mercado, y no en forma de donaciones, no presenta ningún problema de riesgo moral.

    Véanse entre otras fuentes, Background Paper II de Folkerts-Landau et al. (1995); Anexo I de Fondo Monetario Internacional (1995b), y Camdessus (1995).

    Cabe mencionar que la cuestión de si el FMI debe o no publicar sus opiniones sobre los países y la forma en que lo haga siguen siendo objeto de controversia. El FMI dispone de varios medios para presentar sus puntos de vista sobre aspectos importantes de la política económica, como el Informe Anual, los estudios de Perspectivas de la economía mundial, y los discursos y comunicados de prensa del Director Gerente y de otros funcionarios de la institución.

    Esto, por lo general, es más común en los flujos de capital hacia los países con mercados emergentes en esta década.

    Es sumamente importante que no se permita la amplificación del problema potencial de incumplimiento de pagos por parte de prestatarios soberanos mediante la asunción por el gobierno de las deudas de entidades privadas, como ya ha ocurrido.

    Argentina sufrió una fuerte presión a raíz de la crisis mexicana y adoptó un vigoroso programa de ajuste encaminado a generar un excedente fiscal global y a reducir el déficit en cuenta corriente sin abandonar la paridad entre el peso argentino y el dólar de EE.UU. El déficit de la balanza en cuenta corriente de Argentina, antes de la crisis, era de aproximadamente la mitad del de México en relación con el PIB. El programa de ajuste argentino estuvo respaldado por la liberación de dos compras en el marco del acuerdo ampliado del FMI (DEG 278 millones, o 18% de su cuota en el FMI), por la prórroga de dicho acuerdo a un cuarto año y por un incremento en el monto contemplado en el acuerdo del equivalente de DEG 1.537 millones (100% de la cuota). Además, Argentina obtuvo financiamiento paralelo del Banco Mundial, del Banco Interamericano de Desarrollo y del Banco de Exportación e Importación de Japón, así como a través de la colocación de bonos en bancos extranjeros privados y en el sector privado nacional, por un total equivalente al 275% de la cuota.

    Además de sus mecanismos normales de transferencias fiscales a los países miembros de menor ingreso, la Comunidad Europea (ahora la Unión Europea) ha suministrado previamente respaldo financiero a gran escala a Italia y Grecia para ayudar a estos países a resolver dificultades de balanza de pagos. La Comisión Europea ha cooperado con el FMI, en general, en la supervisión de los Estados miembros, pero la Unión Europea ha preferido que sus miembros soliciten financiamiento dentro de la Comunidad en lugar de recurrir al FMI.

    Este mecanismo permite al FMI solicitar préstamos a los principales países industriales (el Grupo de los Diez) y entidades vinculadas a ellos.

    Si bien la economía de Estados Unidos sufrió una fluctuación cíclica leve (en comparación con otros períodos de su historia) desde mediados de los años ochenta, algunos otros países industriales han padecido recesiones muy graves a principios de esta década. Cabe señalar, sin embargo, que las recesiones en los diferentes países industriales han estado un tanto desfasadas y que han aminorado las fluctuaciones en la actividad combinada de todos los países industriales. Además, a diferencia de lo ocurrido en años anteriores, el grupo de países en desarrollo mantuvo un sólido crecimiento durante los primeros años de esta década, pese a la desaceleración de los países industriales.

      You are not logged in and do not have access to this content. Please login or, to subscribe to IMF eLibrary, please click here

      Other Resources Citing This Publication