La integración de los países pobres en el sistema de comercio mundial

Front Matter

Front Matter

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
October 2006
    Share
    • ShareShare
    Show Summary Details

    El FMI lanzó la serie Temas de economía en 1996 con el fin de poner a disposición del público las conclusiones de las investigaciones realizadas por el personal técnico de la institución. La serie Temas de economía consiste de monografías breves, no técnicas, que abordan asuntos de actualidad destinados a lectores no especializados. Se publican en seis idiomas: árabe, chino, español, francés, inglés y ruso. Este estudio, así como los demás de la serie, refleja la opinión de sus autores y no representa necesariamente la del Directorio Ejecutivo o la gerencia del FMI.

    La integración de los países pobres en el sistema de comercio mundial

    ©2006 International Monetary Fund

    Directora de la serie:

    Asimina Caminis

    Departamento de Relaciones Externas del FMI

    Diseño de la portada:

    Massoud Etemadi

    División de Servicios Multimedia del FMI

    Edición en español:

    División de Español

    Departamento de Tecnología y Servicios Generales

    ISBN 1-58906-535-2

    ISSN 1020-8372

    Solicítese a:

    International Monetary Fund

    Publication Services

    700 19th Street, N.W.

    Washington, D.C. 20431, EE.UU.

    Tel: (202) 623-7430

    Telefax: (202) 623-7201

    Correo electrónico: publications@imf.org

    Internet: http://www.imf.org/pubs

    Prefacio

    La expansión del comercio ha desempeñado un papel importante en el crecimiento de la economía mundial desde la segunda guerra mundial. Sin embargo, antes del inicio de la Ronda Uruguay en 1986, la participación en los convenios comerciales multilaterales generalmente se limitaba a los países industriales. Si bien el crecimiento del comercio mundial fue sumamente beneficioso para los países en desarrollo, estos solo participaban eficazmente en el proceso de negociación en contadas ocasiones.

    Esta situación había cambiado en 1994, año en que finalizó la Ronda Uruguay, la ronda de negociaciones comerciales multilaterales más amplias de la historia, y en que la nueva Organización Mundial del Comercio (OMC) reemplazó el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT). Los países en desarrollo más avanzados habían aceptado las obligaciones relativas a la apertura del comercio a cambio de un mayor acceso a los mercados de los países industriales, y los países en desarrollo más pobres habían convenido en adoptar gradualmente las mismas normas no discriminatorias aplicadas por las principales naciones. No obstante, varios problemas importantes quedaron sin resolver.

    Las negociaciones sobre comercio de la OMC, que tuvieron como fin abordar los aspectos que habían quedado pendientes en la Ronda Uruguay, se iniciaron en Qatar en 2001. En el marco de la Ronda de Doha —que también se conoce como el Programa de Doha para el Desarrollo pues en ella se dio alta prioridad a los intereses de los países en desarrollo— se incluyeron los sectores de manufacturas, agricultura y servicios; también se propugna la adopción de normas y cláusulas especiales de comercio más estrictas y el suministro de asistencia a los países en desarrollo, y se abordan los problemas relativos a la implementación de ciertas obligaciones formuladas en el marco de la Ronda Uruguay. Sin embargo, ha sido difícil establecer acuerdos sobre algunas cuestiones esenciales, en particular, el desmantelamiento de las medidas de protección agrícola. La agricultura ha sido un tema polémico que dificultó las negociaciones sobre manufacturas y servicios, dos áreas que también son importantes para muchos países en desarrollo.

    Para los países industriales, las posibilidades de alcanzar acuerdos mutuamente provechosos se están reduciendo. En la OMC, la atención se reorienta, cada vez más, hacia el comercio entre los países industriales y los países en desarrollo más importantes, a medida que estos últimos usan sus mercados de servicios, capital y manufacturas, que son relativamente cerrados, para negociar un mayor acceso de los productos agrícolas y manufacturas con uso intensivo de mano de obra a los mercados industriales.

    Para los países más pequeños y menos desarrollados, los objetivos son distintos. En el marco de los acuerdos preferenciales, muchos de ellos tienen actualmente un acceso prácticamente ilimitado a algunos mercados de los países industriales. Además, en esos países la liberalización del comercio multilateral produce cierta sospecha, debido a las inquietudes relativas a los costos del ajuste, la seguridad alimentaria y la pérdida de mercados de exportación frente a otros países más competitivos. También se teme que el costo de aplicar las normas sobre comercio, que son cada vez más complejas, pueda ser demasiado elevado, y que esto pueda reducir su capacidad para adoptar políticas de desarrollo. Sin embargo, una mayor apertura del comercio entre los países en desarrollo ofrece oportunidades importantes que hasta ahora no se han aprovechado. Un crecimiento más acelerado de la economía mundial beneficiaría a todos los países por medio de una liberalización continua del comercio multilateral. La reforma comercial puede dar un fuerte impulso al desarrollo en todos los países. Además, las oportunidades a largo plazo derivadas de una mayor integración compensan con creces los costos a corto plazo, que tampoco deben subestimarse. Con ayuda de las instituciones internacionales y los países donantes, deberá ser posible remediar los problemas de ejecución y ajuste.

    En las investigaciones recientes se ha dado gran prioridad a los aspectos de comercio, en particular, a la relación entre el comercio, el crecimiento económico y la reducción de la pobreza, y a los posibles costos y ventajas para los países de bajo ingreso que liberalizan el régimen de comercio. En este número de Temas de economía se resumen las conclusiones sobre estos puntos formuladas por el personal técnico del FMI. Los documentos usados como referencia se mencionan en el texto y están disponibles sin cargo en el sitio del FMI en Internet.

      You are not logged in and do not have access to this content. Please login or, to subscribe to IMF eLibrary, please click here

      Other Resources Citing This Publication