Chapter

Organigrama del FMI

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
October 2017
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Al 30 de abril de 2017

1 El nombre oficial es Comité Ministerial Conjunto de las Juntas de Gobernadores del Banco y del Fondo para la Transferencia de Recursos Reales a los Países en Desarrollo.

Presupuesto e Ingresos

En abril de 2016, el Directorio Ejecutivo autorizó un presupuesto administrativo neto para el ejercicio 2017 de USD 1.072 millones, junto con presupuestos indicativos para el ejercicio 2018 y el ejercicio 2019 (cuadro 3.1). Este es el quinto año consecutivo en que el presupuesto administrativo del FMI se mantuvo invariable en términos reales, aun con una posición sólida desde el punto de vista del ingreso a mediano plazo. El Directorio también aprobó un límite de gasto bruto de USD 1.315 millones, que incluye hasta USD 43 millones en recursos que no se gastaron en el ejercicio 2016 y que se trasladaron al ejercicio siguiente para su posible uso. Se aprobó un presupuesto de capital de USD 61 millones para proyectos edilicios y proyectos de capital de tecnología de la información.

Cuadro 3.1Presupuesto por principal categoría de gastos; ejercicios 2016–19(Millones de dólares de EE.UU.)
Ejercicio 2016Ejercicio 2017Ejercicio 2018Ejercicio 2019
PresupuestoResultadoPresupuestoResultadoPresupuestoPresupuesto
GASTOS ADMINISTRATIVOS
Personal908896934922969
Viajes1130120123115126
Edificios y otros199199205218209
Reservas para contingencias101111
Total de gastos brutos1.2471.2151.2731.2551.3151.376
Ingresos2-196-176-200-189-211-235
Presupuesto neto total1.0521.0381.0721.0661.1041.141
Traslado del ejercicio anterior34243
Presupuesto neto total incluido el traslado de gastos1.0941.0381.1161.0661.1041.141
Gastos de capital
Instalaciones y tecnología de la información42131611226674
Partida informativa
Presupuesto neto total: en términos reales1.0711.0721.0721.077
Fuente: Oficina de Presupuesto y Planificación del FMI.Nota: El total puede no coincidir con la suma de los parciales debido al redondeo de las cifras.

En el ejercicio 2016 y 2019 se incluyen viajes relacionados con las Reuniones Anuales celebradas en el exterior.

Incluye actividades financiadas por donantes, acuerdos de distribución de costos con el Banco Mundial, ventas de publicaciones, estacionamiento y otros ingresos diversos.

Los recursos no gastados se trasladan al ejercicio siguiente según normas establecidas.

El programa de trabajo del FMI para el ejercicio 2017 continuó respaldando la intensificación de la actividad en varios ámbitos críticos. Se suministraron recursos adicionales para reforzar la interacción con países que han suscrito programas nuevos o que lo harán en el futuro próximo; afianzar más la supervisión, integrando mejor el análisis financiero y las evaluaciones complementarias que forman parte del Programa de Evaluación del Sector Financiero; y profundizar la labor en una serie de temas, como la tributación internacional y los retos a largo plazo, con más atención al fortalecimiento de las capacidades. Gracias a los ahorros logrados por diversos medios, como el cierre de algunas representaciones en países que han llegado al término de sus programas, medidas de racionalización en diferentes sectores y otras medidas eficientes, el presupuesto se ha mantenido en gran medida invariable, con la excepción de una asignación incremental de USD 6 millones necesaria para atender los crecientes costos relacionados con la seguridad física y de la infraestructura de tecnología de la información.

En el ejercicio 2017 los gastos administrativos efectivos ascendieron a un total de USD 1.066 millones; es decir, USD 6 millones por debajo del presupuesto neto aprobado. Esa diferencia es menor que la contabilizada en el ejercicio precedente. Las tasas promedio de puestos vacantes disminuyeron ligeramente y se encuentran ahora a nivel friccional, dado que la mayoría de los departamentos cuenta con una plantilla completa. Los ciberataques se han redoblado en complejidad tecnológica y volumen, al igual que las amenazas que se ciernen en torno al FMI. El costo del personal dedicado a la protección contra ciberataques y de los servicios proporcionados por terceros ha aumentado debido a que la demanda supera la oferta, tendencia que se prevé continuará.

El grueso del gasto de capital del ejercicio 2017 siguió su curso por los cauces establecidos y a un ritmo comparable al del ejercicio anterior. El mayor gasto —USD 76,3 millones— está vinculado a la remodelación del edificio original de la sede (véase el recuadro 3.1). Las inversiones realizadas en tecnología de la información, que totalizaron USD 27,9 millones, continuaron dando fruto, principalmente en lo que concierne a la protección frente a amenazas a la ciberseguridad, la mejora de la gestión de datos y el reemplazo de infraestructura cuya vida útil había tocado a su fin.

En lo que respecta a la declaración de datos financieros, los gastos administrativos y el capital del FMI se contabilizan de acuerdo con las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF). Esa normativa exige la contabilización en base devengado, la capitalización y depreciación del gasto de capital, y la contabilización de los costos de las prestaciones brindadas al personal sobre la base de supuestos actuariales. En el cuadro 3.2 se presenta una conciliación detallada entre el presupuesto administrativo neto de USD 1.066 millones del ejercicio 2017 y los gastos administrativos con base en las NIIF, de USD 1.385 millones (DEG 1.001 millones), que se presentan en los estados financieros auditados del FMI para dicho ejercicio.

Cuadro 3.2Gastos administrativos declarados en los estados financieros; ejercicio 2017(Millones de dólares de EE.UU., salvo indicación en contrario)
EJERCICIO 2017 EJECUCIÓN DEL PRESUPUESTO ADMINISTRATIVO NETO1.066
DIFERENCIAS EN EL MOMENTO DE REGISTRO
Costos por pensiones y prestaciones post empleo355
Gastos de capital: Amortización de gastos corrientes y de ejercicios anteriores39
MONTOS NO INCLUIDOS EN EL PRESUPUESTO ADMINISTRATIVO
Gastos de capital: Partidas gastadas de inmediado de acuerdo con las Normas Internacionales de Información Financiera30
Reembolso al Departamento General (con cargo al Fondo Fiduciario para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza, el Fondo Fiduciario para el Alivio y Contención de Catástrofes y el Departamento de Derechos Especiales de Giro)105
TOTAL DE GASTOS ADMINISTRATIVOS DECLARADOS EN LOS ESTADOS FINANCIEROS AUDITADOS1.385
PARTIDA INFORMATIVA
Total de gastos administrativos declarados en los estados financieros auditados (millones de DEG)1.001
Fuentes: Departamento Financiero y Oficina de Presupuesto y Planificación del FMI.Nota: Los totales pueden no coincidir exactamente con la suma de los componentes debido al redondeo de las cifras. Las conversiones se basan en el promedio ponderado del tipo de cambio efectivo entre el dólar de EE.UU. y el DEG en el ejercicio 2015 para gastos de aproximadamente 1,38.

Modelo de Ingresos, Cargos, Remuneración, Distribución de la Carga e Ingresos Netos

Modelo de ingresos

Desde su fundación, el FMI ha financiado los gastos principalmente a través de las actividades de concesión de crédito. Con ánimo de generar ingresos adicionales, estableció la Cuenta de Inversiones en 2006 a fin de invertir sus reservas. En 2008, el

Directorio Ejecutivo avaló un nuevo modelo de ingresos que incluye la creación de una dotación de fondos con las ganancias derivadas de la venta de una parte limitada de las tenencias de oro de la institución. Sumada al nuevo modelo de ingresos, la Quinta Enmienda del Convenio Constitutivo, que entró en vigor en febrero de 2011, autorizó la ampliación de las facultades de inversión del FMI con el objetivo de obtener un mejor rendimiento de sus inversiones y afianzar más la situación financiera del FMI con el correr del tiempo. En enero de 2013, el Directorio Ejecutivo adoptó un reglamento para la Cuenta de Inversiones, plasmando así en la práctica la ampliación de las facultades de inversión del FMI según lo autorizado por la Quinta Enmienda. El Directorio pasó revista a la estrategia de inversión de las reservas del FMI en julio de 2016 y adoptó nuevas reglas.

Recuadro 3.1.Avance de la remodelación del edificio original de la sede

La renovación del más antiguo de los dos edificios de la sede del FMI (HQ1), ubicado en la ciudad de Washington, continuó en el ejercicio 2017. Las Reuniones Anuales de 2016 marcaron el regreso a ambos edificios, y las Reuniones de Primavera de 2017 se realizaron en un solo edificio por primera vez desde 2014.

La remodelación continúa realizándose simultáneamente en tres pisos a la vez, y el personal afectado se traslada a título provisional al otro edificio de la sede (HQ2) o a espacios alquilados en las inmediaciones.

El propósito primordial de este extenso proyecto es el reemplazo necesario de los sistemas del edificio, que ya no resistían el paso del tiempo. El proyecto aspira a obtener la certificación LEED (liderazgo en energía y diseño ambiental) e incorpora prácticas de diseño y construcción ecológicas, que apuntan a reducir el impacto ambiental. La expectativa es que, cuando las obras lleguen a término en 2020, el edificio remodelado recorte sustancialmente el gasto energético y le permita al FMI alcanzar las más exigentes normas de sostenibilidad.

Durante el año se reabrieron las áreas públicas del edificio HQ1.

Cargos

Dado el alto nivel de las actividades crediticias y la escasa rentabilidad actual de las inversiones, la principal fuente de ingresos del FMI siguen siendo los cargos cobrados por el uso de crédito pendiente de reembolso. La tasa de cargos básica (la tasa de interés) que se cobra por el financiamiento del FMI comprende la tasa de interés del DEG más un margen fijo expresado en puntos básicos. Según la regla adoptada por el Directorio Ejecutivo en diciembre de 2011, el margen se fija por un período de dos años y se reevalúa antes de que concluya el primer año, para cubrir los costos de intermediación asociados al financiamiento del FMI y crear un entorno conducente a la acumulación de reservas del FMI. Además, dicha regla incluye una comprobación para asegurar que la tasa de cargos mantiene, dentro de lo razonable, una concordancia con las condiciones imperantes en los mercados de crédito a largo plazo. En abril de 2017, el Directorio Ejecutivo acordó mantener el margen de la tasa de cargos en 100 puntos básicos durante el período que abarca hasta abril de 2018 inclusive. El margen volverá a examinarse en 2018.

El FMI también aplica sobretasas al uso de montos elevados en los tramos de crédito y a los acuerdos en el marco del Servicio Ampliado. Tras la entrada en vigor de la Decimocuarta Revisión General de Cuotas, a fin de mitigar el efecto de la duplicación de las cuotas el Directorio Ejecutivo revisó los umbrales, fijados como porcentaje de la cuota, a partir de los cuales se aplican las sobretasas. Se aplican sobretasas basadas en el nivel de uso del crédito de 200 puntos básicos cuando dicho uso supera el 187,5% de la cuota de un país miembro. Además, a esta sobretasa se agrega otra basada en el plazo de uso de los recursos, de 100 puntos si el crédito permanece pendiente de reembolso durante más de 36 meses en los tramos de crédito o más de de 51 meses en el marco del Servicio Ampliado.

Además de los cargos periódicos y las sobretasas, el FMI aplica cargos por servicio, comisiones por compromiso de recursos y cargos especiales. Por cada giro contra la Cuenta de Recursos Generales (CRG), se cobra un cargo por servicio de 0,5%. Se cobra una comisión reembolsable por compromiso de recursos sobre los montos disponibles en el marco de acuerdos con cargo a la CRG, como los Acuerdos Stand-By, así como los Acuerdos Ampliados, la Línea de Crédito Flexible y la Línea de Precaución y Liquidez, durante cada período de 12 meses. Las comisiones por compromiso de recursos son de 15 puntos básicos, 30 puntos básicos y 60 puntos básicos por montos susceptibles de giro de hasta 115%, entre 115% y 575% y más de 575% de la cuota, respectivamente. Las comisiones por compromiso de recursos se reembolsan cuando se usa el crédito, en proporción al monto girado. El FMI también cobra cargos especiales sobre los pagos de principal en mora y sobre los cargos en mora por menos de seis meses.

Remuneración e intereses

Por el lado del gasto, el FMI paga intereses (remuneración) a los países miembros sobre sus saldos acreedores en la CRG (conocidos como saldos remunerados en los tramos de reserva). El Convenio Constitutivo dispone que la tasa de remuneración no puede ser mayor que la tasa de interés del DEG, ni menor que el 80% de dicha tasa. En la actualidad, la tasa de remuneración básica coincide con la tasa de interés del DEG, que está basada en un promedio ponderado de tasas de interés representativas aplicadas a instrumentos de deuda a corto plazo que se negocian en los mercados monetarios de las monedas que integran la cesta del DEG, y no puede ser inferior a 5 puntos básicos. El FMI también paga intereses, a la tasa de interés del DEG, sobre el saldo pendiente de reembolso de empréstitos obtenidos en el marco de préstamos bilaterales y acuerdos de compra de pagarés, y de los Nuevos Acuerdos para la Obtención de Préstamos, que han sido ampliados en cuanto a su volumen y participación.

Distribución de la carga

La tasa de cargos y la tasa de remuneración se ajustan mediante un mecanismo de distribución de la carga, en virtud del cual el costo de las obligaciones financieras en mora frente a la CRG del FMI se distribuye equitativamente entre los países deudores y acreedores. Las pérdidas de ingresos derivadas de cargos por intereses impagos que se encuentran en mora durante seis meses o más se recuperan en el marco del mecanismo de distribución de la carga mediante el incremento de la tasa de cargos y la reducción de la tasa de remuneración. Las sumas que se recaudan por la aplicación de este mecanismo se reembolsan cuando se liquidan los cargos impagos.

En promedio, en el ejercicio 2017, las tasas ajustadas de cargos y de remuneración fueron de 1,187% y 0,182%, respectivamente.

Ingreso neto

El ingreso neto del FMI en el ejercicio 2017 fue de DEG 1.900 millones (USD 2.700 millones), generados principalmente como resultado de los altos niveles de préstamos, de la renta de las inversiones dentro del marco de la Cuenta de Inversiones y de las ganancias derivadas de la nueva medición de los pasivos del FMI por prestaciones definidas. Según lo previsto en las Normas Internacionales de Información Financiera (Norma Internacional de Contabilidad 19 modificada, Prestaciones de los empleados), el ingreso neto del ejercicio incluye una ganancia de DEG 1.000 millones derivada del reconocimiento inmediato de los efectos de un rendimiento generado por las inversiones del plan de prestaciones que resultó superior al previsto y de variaciones en los supuestos actuariales utilizados para determinar la obligación del FMI por prestaciones definidas derivadas de planes de prestaciones posteriores al empleo.

Atrasos frente al FMI

Las obligaciones financieras en mora frente al FMI se redujeron, de DEG 1.285,7 millones al 30 de abril de 2016 a DEG 1.204,7 millones al 30 de abril de 2017 (cuadro 3.3). Al 30 de abril de 2017, dos países miembros —Somalia y Sudán— mantenían atrasos persistentes (más de seis meses) ante el FMI. Ambos países han acumulado atrasos que se remontan a mediados de la década de 1980 y que representan alrededor de 20% y 80% del total de atrasos, respectivamente.

Cuadro 3.3Atrasos frente al FMI de países con obligaciones en mora de seis meses o más, y por tipo, al 30 de abril de 2017(Millones de DEG)
Por tipo
TotalDepartamento General (incluido el Servicio de Ajuste Estructural)Fondo Fiduciario
Somalia237,9229,68,4
Sudán966,8884,182,7
Total1.204,71.113,691,1
Fuente: Departamento Financiero del FMI.

Zimbabwe, que mantenía un atraso ante el Fondo Fiduciario para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza desde febrero de 2001, liquidó todas las obligaciones pendientes hasta octubre de 2016. Una tercera parte del total de atrasos afectaba al principal, y los dos tercios restantes, a cargos e intereses en mora. En la actualidad, casi todos los atrasos son ante la CRG, ya que menos de 8% afectan al Fondo Fiduciario. Gracias a las asignaciones de DEG de agosto/septiembre de 2009, todos los casos de atrasos persistentes frente al Departamento de DEG se han mantenido al día con los pagos.

En el marco de la estrategia de cooperación reforzada del FMI con respecto a los atrasos, se han tomado medidas correctivas para hacer frente a los atrasos persistentes. Al cierre del ejercicio, Somalia y Sudán seguían inhabilitados para utilizar los recursos de la CRG.

Recursos Humanos: Políticas y Organización

Para cumplir una función eficaz en la economía mundial, el FMI debe contratar y mantener un personal internacional sumamente competente y diverso. En el ejercicio 2017, el FMI comenzó a elaborar su estrategia de recursos humanos a mediano plazo y continuó centrándose en capacitar al personal y en cultivar sus aptitudes de liderazgo.

Características del personal

Al 30 de abril de 2017, el FMI contaba con 2.280 funcionarios de nivel profesional y gerencial y 488 empleados auxiliares. En la página 100 figura una lista de los altos funcionarios de la organización, y en la página 75, el organigrama institucional.

En 2016 se contrataron 218 nuevos empleados, un número ligeramente superior a los 182 contratados en 2015. En 2016 se contrataron 14 empleados en el escalafón gerencial, 157 a nivel profesional y 47 a nivel auxiliar. El FMI requiere contar con economistas de gran experiencia en análisis y formulación de políticas, y en 2016 contrató a 20 graduados de universidades de primera línea a través del Programa para Economistas, y 80 economistas en la etapa intermedia de su carrera profesional. En este último grupo, poco menos de la mitad son macroeconomistas; los demás son expertos en el sector financiero y en política fiscal.

Durante 2016, ingresaron 517 empleados en calidad de contratistas. Un total de 13 economistas procedentes de cinco países ingresaron a través del programa de nombramientos financiados con recursos externos. Este programa tiene por objetivo ofrecer dos años de experiencia laboral en el FMI a un máximo de 15 funcionarios públicos de países miembros. Los costos son financiados por los países miembros a través de un fondo fiduciario al que contribuyen múltiples donantes. (Los cuadros 3.13.3 de la edición del presente informe en Internet contienen información sobre la distribución del personal del FMI por nacionalidad, sexo y categoría de país, y el cuadro 3.4 de dicha edición, la estructura salarial del personal.)

Cuadro 3.4Cantidades de cada moneda en la cesta del DEG
Dólar de EE.UU.0,58252
Euro0,38671
Renminbi chino1,0174
Yen japonés11,900
Libra esterlina0,085946

Diversidad e inclusión

El FMI procura lograr que el personal sea diverso en lo que respecta a procedencia geográfica, sexo y antecedentes académicos. De los 189 países miembros del FMI, 143 estaban representados en el personal al 30 de abril de 2017. El personal oriundo de regiones subrepresentadas —África subsahariana, Asia oriental, Oriente Medio y Norte de África— representó 29% del total de las contrataciones externas a nivel profesional en 2016. El informe anual de 2016 sobre diversidad e inclusión en el FMI ofrece más información y datos sobre las iniciativas que se han puesto en marcha para promover la diversidad y la inclusión en el seno de la institución.

Nombramientos y cambios en la cúpula directiva

A comienzos del ejercicio 2017, el Subdirector Gerente Min Zhu anunció la intención de dejar el FMI al término de su mandato, a fines de julio. Christine Lagarde, Directora Gerente del FMI, elogió sus destacadas contribuciones a la institución durante los cinco años precedentes y, previamente, como Asesor Especial del Director Gerente. “Su afabilidad, su espléndido sentido del humor y su calidez son los puntales de una imponente riqueza intelectual y una pasión por la economía que lo emplazaron a la cabeza de la labor que desempeñamos en un extenso abanico de temas”, puntualizó. En su anuncio, la Directora Gerente señaló que la búsqueda de su sucesor ya se encontraba encaminada.

En julio de 2016, la Directora Gerente anunció que había postu-lado a Tao Zhang, Vicegobernador del banco central de China, al puesto de Subdirector Gerente a partir del 22 de agosto. Zhang se desempeñó durante cuatro años como Director Ejecutivo por China en el FMI. En el banco central de China ocupó varios cargos; entre ellos, titular del departamento de asuntos jurídicos y del departamento de encuestas y estadísticas financieras. También trabajó en el Banco Mundial y en el Banco Asiático de Desarrollo. “El Sr. Zhang aporta sólidos conocimientos sobre cuestiones económicas internacionales, pericia en materia de formulación de políticas del sector público y excelentes cualidades diplomáticas”, afirmó Lagarde. “Además, posee vasta experiencia en instituciones financieras internacionales, excelentes dotes de comunicación y negociación y un profundo conocimiento de las políticas y los procedimientos del FMI”.

Recuadro 3.2.Bienvenidas y despedidas de altos funcionarios

ANTOINETTE SAYEH se desempeñó como Directora del Departamento de África del FMI desde julio de 2008 hasta agosto de 2016. En calidad de Ministro de Hacienda de la Liberia de posguerra, condujo el proceso de liquidación de la prolongada mora de la deuda multilateral, el punto de decisión de la Iniciativa para la Reducción de la Deuda de los Países Pobres Muy Endeudados, y el Club de París, afianzando significativamente las finanzas públicas. Sayeh tiene un doctorado en Relaciones Económicas Internacionales de la Facultad Fletcher de Tufts University.

ABEBE AEMRO SELASSIE asumió el cargo de Director del Departamento de África en septiembre de 2016. Previamente, se desempeñó en el mismo departamento como representante residente principal en Uganda y jefe de misión para Sudáfrica, así como jefe del equipo encargado del informe sobre las Perspectivas de la economía regional. Adquirió amplia experiencia en operaciones y formulación de políticas en el Departamento de Estrategia, Políticas y Evaluación y en el Departamento de Europa. Con anterioridad trabajó en The Economist Intelligence Unit y para el gobierno de Etiopía, en calidad de Economista Principal de la Presidencia. Tiene una maestría en Historia de la Economía de la London School of Economics.

MASOOD AHMED se jubiló del FMI en octubre de 2016 tras ocupar durante ocho años el cargo de Director del Departamento de Oriente Medio y Asia Central, en el cual supervisó las relaciones del FMI con la región en un momento de transición política y reavivadas turbulencias durante el conflicto en Siria. Había ingresado en el FMI en el año 2000 como Subdirector del Departamento de Estrategia, Políticas y Evaluación y fue Director del Departamento de Comunicaciones entre 2006 y 2008. Ahmed tiene títulos de posgrado en Economía de la London School of Economics.

JIHAD AZOUR fue nombrado Director del Departamento de Oriente Medio y Asia Central en marzo de 2017. Previamente, fue Ministro de Hacienda de Líbano desde 2005 hasta 2008, donde coordinó la ejecución de importantes iniciativas de reforma a nivel nacional e institucional. Presidió el Grupo Ministerial de Ocho Naciones de Oriente Medio y Norte de África entre 2006 y 2008, y dirigió la III Conferencia Internacional de París para Líbano, que fue decisiva para obtener respaldo financiero internacional para la reconstrucción nacional. Azour tiene un doctorado en Finanzas Internacionales y un título de posgrado en Economía y Finanzas Internacionales del Institut d’Études Politiques de Paris.

JOSÉ VIÑALS se desempeñó durante siete años como Consejero Financiero y Director del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital, donde trabajó incansablemente para transformar el FMI en una institución verdaderamente macrofinanciera. Antes de ingresar al FMI en 2009, Viñals tuvo una distinguida carrera en el Banco de España, donde ocupó el cargo de Subgobernador. Recibió un doctorado en Economía de la Universidad de Harvard.

TOBIAS ADRIAN ingresó al FMI en enero de 2017 como Consejero Financiero y Director del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital. Adquirió amplia experiencia en operaciones y formulación de políticas en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York, donde se desempeñó como Vicepresidente Sénior y Director Asociado de Investigación. Adrián tiene doctorado del Massachusetts Institute of Technology.

MOISÉS SCHWARTZ fue Director de la Oficina de Evaluación Independiente entre 2010 y 2017. Previamente, presidió la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro de México. Fue Director Ejecutivo en el FMI tras haberse desempeñado como Coordinador General de Asesores del Secretario de Hacienda y Crédito Público y Director General de Asuntos Hacendarios Internacionales de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Schwartz es doctor en Economía por la Universidad de California en Los Ángeles.

CHARLES COLLYNS fue nombrado Director de la Oficina de Evaluación Independiente en febrero de 2017. Previamente, fue Director Gerente y Economista Principal del Institute of International Finance desde agosto de 2013, así como Secretario Asistente de Finanzas Internacionales en el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Asimismo, fue Subdirector del Departamento de Estudios y del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI. Collyns tiene una maestría y un doctorado en Economía de la Universidad de Oxford.

Estructura y sueldos de la Gerencia

El Directorio Ejecutivo evalúa periódicamente la remuneración de la Gerencia del FMI. La Junta de Gobernadores aprueba el salario de la Directora Gerente. Se realizan ajustes anuales basados en el índice de precios al consumidor de la ciudad de Washington. Al 1 de julio de 2016, la estructura salarial de la Gerencia era la siguiente:

Directora Gerente USD 500.600

Primer Subdirector Gerente: USD 435.280

Subdirectores Gerente: USD 414.570

Cambios en el personal jerárquico

El 15 de septiembre de 2016, Christine Lagarde, Directora Gerente del FMI, nombró a Abebe Aemro Selassie Director del Departamento de África del FMI, tras la jubilación de Antoinette Sayeh (véase la lista de altos funcionarios entrantes y salientes en el recuadro 3.2).

El 28 de noviembre de 2016, Lagarde anunció el nombramiento de Tobias Adrian al puesto de Consejero Financiero y Director del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital que quedó vacante tras la renuncia de José Viñals.

El 1 de diciembre de 2016, Lagarde anunció el nombramiento de Jihad Azour como Director del Departamento de Oriente Medio y Asia Central, en reemplazo de Masood Ahmed tras su jubilación del FMI.

El 14 de octubre de 2016, el Directorio Ejecutivo eligió a Charles Collyns como Director de la Oficina de Evaluación Independiente, al término del mandato de Moisés Schwartz.

Rendición de Cuentas

Gestión de riesgos en el FMI

En virtud de las funciones que le encomienda el Convenio Constitutivo, el FMI enfrenta una variedad de riesgos. En 2016, el Directorio Ejecutivo aprobó declaraciones de aceptación de riesgo que señalan el grado de riesgo que el FMI está dispuesto a tolerar en sus actividades y que tiene la capacidad de gestionar adecuadamente durante un período prolongado. Las declaraciones serán examinadas periódicamente para dejar plasmada toda modificación de las políticas y los procesos vigentes que realicen el Directorio Ejecutivo y la Gerencia.

El FMI emplea tres líneas de defensa para gestionar activamente los riesgos. La primera son los departamentos que realizan las operaciones diarias y que establecen y mantienen sistemas de controles internos para detectar y gestionar los riesgos inherentes a dichas operaciones. Los comités interdepartamentales realizan una supervisión adicional del riesgo en aspectos específicos. La segunda línea de defensa es la Unidad de Gestión de Riesgos, que se encarga de formular y mantener el marco de gestión del riesgo, evaluar el riesgo agregado e informar a la Gerencia y al Directorio Ejecutivo sobre el perfil global de riesgo del FMI, destacando ámbitos que exijan mayores esfuerzos para mitigar los riesgos.

La evaluación del riesgo que realiza la Unidad de Gestión de Riesgos es uno de los elementos que se tienen en cuenta en el ciclo de planificación estratégica y presupuestaria del FMI. Un Comité de Riesgo Institucional presidido por el Primer Subdirector Gerente evalúa las actividades de mitigación del riesgo y fija sus prioridades, además de procurar la integración de las funciones de control del riesgo dentro de toda la institución. La Oficina de Auditoría e Inspección Internas —la tercera línea de defensa— ofrece garantías independientes sobre la eficacia de la gestión de gobierno, la gestión del riesgo y los controles internos. La responsabilidad final respecto de la gestión y mitigación de riesgos recae sobre la Gerencia y el Directorio Ejecutivo.

El FMI supervisa y gestiona activamente los riesgos en cuatro ámbitos generales relacionados entre sí: estratégico, básico, interfuncional y de reputación.

▪ La dirección estratégica está enmarcada en la Agenda Mundial de Políticas de la Directora Gerente, que se basa en un análisis continuo de nuevas cuestiones que afectan al sistema monetario internacional. Para gestionar el riesgo estratégico es necesario establecer un marco estratégico claro, respaldado por el presupuesto a mediano plazo, y responder a la evolución del contexto externo.

▪ Los riesgos en las funciones básicas guardan relación con la tarea de armonizar las actividades de supervisión, concesión de préstamos y fortalecimiento de las capacidades con la dirección estratégica y los objetivos fundamentales de la institución, salvaguardando al mismo tiempo el modelo de financiamiento de la institución. Al gestionar los riesgos crediticios —es decir, la posibilidad de que un programa no alcance sus objetivos—, el FMI emplea un marco de múltiples niveles basado principalmente en los límites de acceso, el diseño de los programas y la condicionalidad de los desembolsos (véase el recuadro 3.3). El nivel adecuado de saldos precautorios y el carácter de acreedor privilegiado de facto del FMI son aspectos fundamentales de este marco.

▪ Los riesgos en los activos interfuncionales se refieren a la capacidad del capital humano, la tecnología, los activos físicos y otros elementos de apoyo del FMI que le permiten a la institución avanzar en su dirección estratégica y evitar interrupciones en el desempeño eficaz de sus funciones básicas. El riesgo interfuncional también atañe a otros riesgos financieros, como el de ingreso y el de inversión.

Reputacional se refiere a la posibilidad de que las partes interesadas puedan tener una opinión negativa del FMI, que perjudique la credibilidad y la influencia de sus políticas.

Recuadro 3.3.Gestión de los riesgos mediante evaluaciones de salvaguardias

Cuando el FMI suministra financiamiento a un país miembro, generalmente se lleva a cabo una evaluación de salvaguardias para obtener garantías razonables de que el banco central del país miembro sea capaz de gestionar adecuadamente los recursos que recibe del FMI y de ofrecer datos monetarios fiables sobre el programa respaldado por la institución. Las evaluaciones de salvaguardias son diagnósticos de los marcos de gobierno y de control de los bancos centrales, y complementan otras salvaguardias del FMI, como los límites de acceso, la condicionalidad, el diseño de los programas, las medidas tendientes a abordar problemas en la declaración de datos y el seguimiento posterior a los programas. Comprenden la evaluación de las operaciones de los bancos centrales en cinco ámbitos: el mecanismo de auditoría externa, la estructura y autonomía jurídicas, el marco de presentación de información financiera, el mecanismo de auditoría interna y el sistema de controles internos.

Al 30 de abril de 2017, se habían realizado 296 evaluaciones que abarcaban 96 bancos centrales; 13 de dichas evaluaciones se completaron en el ejercicio 2017. Además, las actividades de salvaguardia Incluyen el seguimiento del avance en la aplicación de las recomendaciones y otros cambios en el sistema de salvaguardias de los bancos centrales, durante el período de vigencia del crédito del FMI. Aproximadamente 60 bancos centrales están sujetos actualmente a este tipo de seguimiento.

El Directorio Ejecutivo del FMI examina la política de salvaguardias cada cinco años. La evaluación más reciente, realizada en 2015, confirmó la eficacia de la política al respecto y su contribución positiva al marco global de gestión de riesgos del FMI. Asimismo, reconoció que el proceso de salvaguardias había ayudado a los bancos centrales a mejorar las prácticas de control, auditoría y declaración de Información. El sistema de salvaguardias se ha reforzado periódicamente a la luz de la experiencia en el campo y la evolución en esta materia. SI bien no se realizaron cambios de envergadura, se añadió un elemento nuevo en 2015 por el cual, en los casos que entrañan financiamiento presupuestario directo, se debe realizar un examen basado en el riesgo en lo que respecta a las salvaguardias fiscales de las Tesorerías estatales. Estos exámenes son necesarios únicamente si un país miembro solicita acceso excepcional a los recursos del FMI y si una parte sustancial de los fondos —al menos 25%— está destinada a financiar el presupuesto estatal. Por el momento no se ha presentado ningún caso con esas características.

Asimismo, durante el ejercicio 2017 se llevaron a cabo seminarios regionales sobre las salvaguardias en el Instituto Regional de Capacitación en Singapur y la Alianza Multilateral para África en Pretoria, Sudáfrica. Los seminarios ponen de relieve las principales prácticas Internacionales en los ámbitos vinculados a las salvaguardias y permiten a los funcionarios de distintos bancos centrales Intercambiar experiencias. Asimismo, se celebró en Dubai un foro de alto nivel dedicado a la gobernanza de los bancos centrales, en el que participaron altos funcionarios de las casas y sus auditores externos. El foro puso de relieve los enfoques variados y los diferentes hitos que establecen los bancos centrales participantes para afianzar la supervisión y facilitar el buen gobierno, tales como la auditoría Interna, las funciones de gestión del riesgo y los comités de auditoría.

Mecanismos de auditoría

Los mecanismos de auditoría del FMI comprenden una firma de auditoría externa, una función de auditoría interna y un Comité de Auditoría Externa independiente que, en el marco de los Estatutos del FMI, ejerce la supervisión general de la auditoría anual.

Comité de Auditoría Externa

Los tres miembros del Comité de Auditoría Externa son seleccionados por el Directorio Ejecutivo y nombrados por el Director Gerente. Sus miembros permanecen en el cargo tres años, en forma escalonada, y son independientes del FMI. Los miembros del Comité son oriundos de diferentes países miembros, y deben poseer la pericia y la formación necesarias para supervisar la realización de la auditoría anual. Por lo general, quienes ocupan estos cargos tienen gran experiencia en contabilidad pública internacional, el sector público o el mundo académico.

El Comité de Auditoría Externa designa a uno de sus miembros como Presidente, establece sus propios procedimientos y goza de independencia de la Gerencia del FMI a efectos de la supervisión de la auditoría anual. Se reúne todos los años en Washington, generalmente en enero o febrero para supervisar la planificación de la auditoría anual, en junio después de concluida la auditoría, y en julio para informar al Directorio Ejecutivo. El personal técnico del FMI y los auditores externos realizan consultas con los miembros del Comité de Auditoría Externa durante todo el año. En 2017, integraron el Comité Mary Barth, catedrática de Contabilidad en la Universidad de Stanford; Kamlesh Vikamsey, contador público y socio ejecutivo de un estudio contable de India; y Kathy Hodge, contadora pública y soda de un estudio contable internacional de Antigua y Barbuda.

Empresa de Auditoría Externa

La responsabilidad de realizar la auditoría externa anual del FMI y de emitir una opinión sobre los estados financieros del FMI, incluidos las cuentas administradas en virtud del Artículo V, Sección 2 b) del Convenio Constitutivo y el Plan de Jubilación del Personal, compete a la empresa de auditoría externa, que es seleccionada por el Directorio Ejecutivo en consulta con el Comité de Auditoría Externa y designada formalmente por el Director Gerente. Al concluir la auditoría anual, el Comité de Auditoría Externa informa al Directorio Ejecutivo sobre los resultados de la auditoría y remite el informe preparado por la empresa de auditoría externa, por intermedio del Director Gerente y el Directorio Ejecutivo, para su consideración por la Junta de Gobernadores.

La empresa de auditoría externa es designada por un período de cinco años, que puede renovarse por otros cinco años como máximo. En noviembre de 2014, la designación recayó en PricewaterhouseCoopers. La empresa de auditoría externa puede prestar ciertos servicios de consultoría, con sujeción a una lista de servicios prohibidos y a salvaguardias sólidas que protejan la independencia de la empresa de auditoría. Estas salvaguardias implican la supervisión del Comité de Auditoría Externa del FMI y, en el caso de honorarios de consultoría que sobrepasen determinado límite, la aprobación del Directorio Ejecutivo.

Oficina de Auditoria e Inspección Internas

La Oficina de Auditoría e Inspección Internas (OAII) desempeña una función de asesoría y seguridad independiente cuyo objetivo es proteger y fortalecer el FMI. Su mandato es doble: 1) evaluar la eficacia de la gobernanza, la gestión del riesgo y los controles internos del FMI, y 2) actuar como consultor y catalizador de la mejora de los procesos operacionales del FMI al brindar asesoramiento sobre las prácticas óptimas y la formulación de soluciones de control eficaces en función del costo. Para garantizar su independencia, la OAII rinde cuentas de su labor a la Gerencia y mantiene una relación funcional de responsabilización ante el Comité de Auditoría Externa.

En el ejercicio 2017, la OAII abordó la cuestión de los pagos en concepto de aumento de las cuotas dentro del marco de la Decimocuarta Revisión General de Cuotas, el enfoque aplicado por el FMI al control de la identidad y el acceso (para administrar el acceso de los individuos a los recursos de información), los controles que el FMI emplea para gestionar los riesgos vinculados con proveedores externos, y una evaluación independiente del prototipo del Registro de Datos Económicos del FMI.

Además, la OAII presentó el octavo Informe Periódico de Seguimiento del estado de los planes de acción en respuesta a las recomendaciones de la Oficina de Evaluación Independiente (OEI) del FMI avaladas por el Directorio Ejecutivo. Se trata de la tercera edición del informe, que evalúa el avance realizado durante el último año con respecto a los cuatro Planes de Acción de la Gerencia derivados de las evaluaciones recientes de la OEI, así como otros cuatro que generaron medidas clasificadas como “en curso” en el séptimo Informe Periódico de Seguimiento. El Comité de Evaluación del Directorio Ejecutivo examinó el octavo Informe Periódico de Seguimiento en marzo de 2017, y el Directorio lo aprobó en abril de 2017.

Se informa al Directorio Ejecutivo sobre las actividades de la OAII dos veces al año, mediante un informe de actividades que incluye información sobre los resultados de las auditorías y sobre la situación de las recomendaciones de las auditorías. La última sesión informativa sobre estas cuestiones, de carácter oficioso, se realizó en el Directorio en enero de 2017.

Oficina de Evaluación Independiente

La Oficina de Evaluación Independiente (OEI) se creó en 2000 para realizar evaluaciones independientes y objetivas de las políticas y actividades del FMI. Conforme a sus atribuciones, la OEI goza de total autonomía frente a la Gerencia y el personal técnico del FMI y lleva a cabo sus funciones en condiciones de independencia respecto del Directorio Ejecutivo. Su misión consiste en promover la cultura del aprendizaje dentro del FMI, afianzar la credibilidad externa de la institución, y respaldar las funciones de gobierno y supervisión institucional que desempeña el Directorio Ejecutivo.

Examen de los informes y recomendaciones de la OEI por parte del Directorio Ejecutivo

El Fmi y Las Crisis en Grecia, Irlanda y Portugal

En julio de 2016, el Directorio examinó un informe de la OEI sobre el FMI y las crisis en Grecia, Irlanda y Portugal. Los Directores Ejecutivos recibieron con interés el informe y el comunicado adjunto de la Directora Gerente, y coincidieron en que el informe contiene ideas y lecciones valiosas para afrontar las crisis en países que pertenecen a una unión monetaria. Los Directores subrayaron que la labor de la OEI sigue siendo esencial para promover la cultura del aprendizaje dentro del FMI, reforzar la credibilidad externa de la institución y respaldar las funciones de supervisión del Directorio Ejecutivo.

En general, los Directores concordaron con los aspectos fundamentales de las conclusiones de la OEI y secundaron sus recomendaciones, con ciertas salvedades. Observaron que, si bien el FMI debe aprovechar la experiencia adquirida de los tres programas adoptados para afrontar las crisis en la zona del euro, es importante reconocer las difíciles circunstancias imperantes, así como su carácter extraordinario. Los problemas más acuciantes fueron la repentina pérdida de acceso a los mercados, la necesidad de abordar profundos desequilibrios sin efectuar ajustes del tipo de cambio nominal, y la inexistencia de mecanismos para contener los efectos de contagio en la zona del euro. Los Directores también observaron que hubo un alto nivel de incertidumbre y temor respecto a esos efectos de contagio en vista de la reciente crisis financiera mundial. Recalcaron que en estos casos de crisis el desempeño del FMI debe evaluarse en un contexto más amplio, dado el carácter sin precedente de la situación.

En estas circunstancias, los Directores estimaron que los programas respaldados por el FMI permitieron ganar tiempo para establecer mecanismos de contención en Europa, evitar que se propagara la crisis y restablecer el crecimiento y el acceso a los mercados en Irlanda y Portugal. También observaron que la crisis griega tuvo aspectos de economía política complejos y muy específicos. En gran medida, los Directores opinaron que la “troika” —un sistema utilizado por primera vez— fue en general eficiente, y destacaron en particular que la participación del FMI había evolucionado con el tiempo. No obstante, la necesidad de coordinar la labor con sus socios europeos y adoptar una postura común puede que haya limitado la capacidad de gestión de crisis del FMI y que haya suscitado críticas en relación con la poca transparencia del proceso de toma de decisiones.

En consonancia con las prácticas consolidadas, la Gerencia y el personal técnico prestaron especial atención al debate en torno a la formulación del plan de aplicación, incluidos los métodos de seguimiento de los avances.

Supervisión Multilateral Del FMI

En marzo de 2017, la OEI publicó una actualización de la evaluación de 2006 sobre la supervisión multilateral del FMI. Se observaron importantes avances en el logro de los objetivos fijados en la evaluación de 2006, dado que la crisis financiera mundial fue un agente catalizador para la adopción de muchas reformas. Estas incluyeron la Decisión sobre la Supervisión Integrada de 2012, nuevas medidas que permitieron cerrar brechas en el análisis previo a la crisis respecto de las vulnerabilidades y los efectos de contagio en las economías avanzadas, y un análisis más estructurado de los riesgos macrofinancieros a través del Ejercicio de Alerta Anticipada. A la vez, la tarea de mantener uniformidad entre el mayor número de productos que se ofrecen al mismo tiempo se ha hecho más difícil.

Programa de trabajo de la OEI

Además de concluir los proyectos descritos anteriormente, la OEI siguió trabajando en la evaluación de la labor del FMI en materia de protección social, e inició dos evaluaciones adicionales durante el ejercicio 2017. En la evaluación de la labor del FMI en materia de protección social se examinan las medidas adoptadas por el Fondo en respuesta al creciente interés que suscita la protección social en un contexto de preocupación cada vez mayor por evitar o mitigar el deterioro del bienestar en los sectores vulnerables. La evaluación se centra en el papel y la estrategia del FMI en materia de protección social en el ámbito institucional durante la última década; las operaciones del FMI en esa área en los países (en el contexto de la supervisión económica, el otorgamiento de préstamos y la asistencia técnica), y la colaboración del FMI con otras instituciones que desempeñan una función más directa en la formulación, el financiamiento y la evaluación de políticas, estrategias y programas de protección social. La OEI sometió esta evaluación al análisis del Directorio Ejecutivo en julio de 2017.

La evaluación del FMI con respecto a los Estados frágiles comprende un análisis de la labor realizada en términos de asesoramiento sobre política económica, elaboración de programas (con y sin financiamiento) y fortalecimiento de las capacidades en países en situación de postconflicto u otras situaciones de fragilidad. La evaluación se centra en el marco general de la participación del FMI, su interacción con los interlocutores externos, las funciones del Directorio Ejecutivo y los asuntos internos de recursos humanos. En noviembre de 2016 el Directorio Ejecutivo examinó el borrador de un documento sobre el tema preparado para esa evaluación; la OEI espera presentar un informe al Directorio a fines del ejercicio 2018.

La nueva evaluación de la supervisión financiera del FMI se encuentra en su etapa inicial. En el informe se examinarán los esfuerzos realizados por el FMI desde el inicio de la crisis mundial para reforzar la supervisión financiera. Se investigará la relevancia, calidad y eficacia de los productos y actividades de supervisión del FMI, tanto a nivel bilateral como multilateral. Además, la OEI inició la actualización de dos evaluaciones, que se darán a conocer durante el ejercicio 2018: “Asesoramiento del FMI sobre política cambiaria, 1999–2005: Reexamen de la evaluación de 2007 de la OEI”, y “Condicionalidad estructural en los programas respaldados por el FMI: Nuevo examen de la evaluación de 2007 de la OEI”.

De cara al futuro, la OEI, mediante consultas con diversos interlocutores, está considerando temas para evaluar en el futuro. A comienzos del ejercicio 2018 se preparará una lista de posibles temas que servirá como base de las consultas, y que se presentará al Comité de Evaluación del Directorio Ejecutivo. El sitio web de la OEI, www.ieo-imf.org contiene información y documentos sobre las evaluaciones concluidas, en curso y futuras.

Implementación de las recomendaciones respaldadas por el Directorio

En noviembre de 2016 el Directorio Ejecutivo aprobó el Plan de Acción de la Gerencia para la evaluación “Entre bastidores con los datos del FMI”. El debate se centró en los plazos y procedimientos para articular una estrategia a largo plazo de gestión de datos y estadísticas, como se propone en la evaluación. En el Plan se señala que un grupo de trabajo realizará un amplio proceso de consultas dentro de la institución y elaborará un borrador de la estrategia que presentará al Directorio Ejecutivo a fines de 2017, a más tardar.

El Plan de Acción para la evaluación “El FMI y la crisis en Grecia, Irlanda y Portugal” fue aprobado por el Directorio Ejecutivo en febrero de 2017. En el plan se destacan los esfuerzos que actualmente realiza el FMI para establecer fundamentos analíticos más sólidos para sus operaciones, a fin de reducir a un mínimo la posibilidad de intervención política en el análisis técnico y de preparar los documentos para el Directorio sobre la formulación de programas en países miembros de una unión monetaria y la cooperación con los acuerdos de financiamiento regionales. También se menciona la preparación de un protocolo para el intercambio de información entre la OEI y el personal técnico del FMI.

En abril de 2017, el Directorio Ejecutivo aprobó el octavo Informe Periódico de Seguimiento del estado de los planes de acción en respuesta a las recomendaciones de la OEI avaladas por el Directorio Ejecutivo. Allí se señala que desde el informe anterior la implementación de las medidas acordadas había sido irregular, más rápida en el caso de las medidas incluidas en planes de acción más recientes, pero más lenta si eran parte de planes más antiguos. En general, el Directorio Ejecutivo estimó que la Gerencia y el personal técnico siguen comprometidos con la implementación oportuna de las medidas pendientes.

Actividades de Divulgación e Interacción con los Interlocutores Externos

Las actividades de divulgación del FMI tienen dos objetivos: en primer lugar, escuchar a los interlocutores externos para comprender mejor sus inquietudes y perspectivas, con el propósito de lograr que el asesoramiento que brinda la institución en materia de políticas sea más pertinente y de mejor calidad; en segundo lugar, contribuir a que se comprendan mejor los objetivos y operaciones del FMI fuera de la institución. El Departamento de Comunicaciones del FMI tiene la responsabilidad primordial de llevar a cabo las actividades de divulgación del FMI e interactuar con los interlocutores externos.

La estrategia sobre comunicaciones se ha ido perfeccionando con el tiempo. Durante la última década, el enfoque del FMI ha evolucionado de una mayor transparencia a una interacción más proactiva con los medios de comunicación y otros interlocutores, con el fin de explicar las políticas y operaciones del FMI, posibilitar la participación y los aportes de la institución al debate intelectual sobre cuestiones económicas importantes, y facilitar más aún el aprendizaje bidireccional y el diálogo con los países miembros del FMI.

Al igual que la mayoría de las organizaciones modernas, el FMI ahora utiliza las comunicaciones como un instrumento estratégico que ayuda a reforzar su eficacia. La interacción estratégica mediante nuevas tecnologías como redes sociales, videos, blogs y podcasts conforma una parte cada vez más importante de la estrategia de comunicación del FMI. Al mismo tiempo, en un mundo tan cambiante como el de hoy, el FMI está acercándose a un nuevo conjunto de actores influyentes, como organizaciones de la sociedad civil (OSC) y redes del sector privado.

La relación del FMI con los legisladores —un grupo que cumple una función importante en el proceso de toma de decisiones económicas en sus respectivos países— fluye principalmente a través de la Red Parlamentaria del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, pero también a través de interacciones focalizadas en los países y regiones.

La conferencia anual de dos días de la Red Parlamentaria tuvo lugar durante las Reuniones de Primavera del FMI y el Banco Mundial y contó con la asistencia de unos 170 legisladores de todas las regiones. La Directora Gerente Christine Lagarde y el Presidente del Banco Mundial Jim Yong Kim celebraron una reunión informal con los legisladores, que intercambiaron opiniones con el personal técnico del FMI sobre una amplia gama de temas, como la corrupción, las perspectivas de crecimiento en África subsahariana, la desigualdad y el empleo.

Como preparación para las Reuniones Anuales de 2018, que tendrán lugar en Indonesia, la Red Parlamentaria también organizó un seminario de dos días en Singapur para legisladores de Indonesia, Filipinas, Malasia, Singapur y Vietnam. Durante el seminario se abordaron cuestiones específicas de cada país, pero también se examinaron los riesgos económicos que afrontan los miembros de la Asociación de Naciones del Asia Sudorien-tal (ASEAN) y la forma en que las reformas legislativas pueden estimular la inversión.

Más de 40 parlamentarios de 10 países —Argelia, Bahrein, Djibouti, Egipto, Iraq, Jordania, Líbano, Malta, Marruecos y Túnez— se reunieron en Túnez para inaugurar la sucursal de la Red Parlamentaria en el Oriente Medio y el Norte de África. La conferencia incluyó mesas redondas sobre las prioridades de reforma económica y de gestión de gobierno en la región, el papel de las redes regionales, el desempleo entre los jóvenes y los Estados frágiles.

En Nairobi, la Red Parlamentaria organizó una visita de tres días de la que participaron unos 20 legisladores de Bélgica, Benin, Burundi, Camerún, Canadá, Francia, Liberia, Madagascar, Pakistán, Senegal, Suecia, Tanzanía, Túnez, Turquía y Uganda. Los parlamentarios se reunieron con representantes del gobierno, la sociedad civil, el cuerpo diplomático y el sector privado para examinar los problemas de corrupción, el crecimiento, la creación de empleos, las cuestiones de género y la labor de asistencia técnica y capacitación, entre otros temas.

El FMI también organizó un seminario especial para parlamentarios de Albania, Kosovo, Moldova, Serbia y Ucrania en el Instituto Multilateral de Viena. El seminario, que fue dictado en distintos idiomas, incluyó presentaciones sobre temas específicos de los países, así como sobre gestión de gobierno, política e instituciones fiscales, y sobre la autonomía del banco central.

El Programa de becas del FMI para organizaciones de la sociedad civil, que está en su décimo año, patrocinó la participación de 50 representantes de OSC de 36 países en desarrollo de bajo ingreso en las Reuniones de Primavera y en las Reuniones Anuales del FMI y el Banco Mundial. Como parte del Foro de la OSC sobre políticas realizado durante las Reuniones, se organizaron más de 90 mesas redondas —muchas de ellas con representación del FMI— donde se abordaron, entre otros, problemas de desigualdad, género, deuda, gestión financiera pública, tributación internacional, protección social, subsidios a los alimentos y la energía, y corrupción. Durante las Reuniones Anuales de 2016, ActionAid y el Proyecto Bretton Woods —en colaboración con el FMI— organizaron un seminario especial sobre cuestiones de género, que tuvo como orador principal al Primer Subdirector Gerente, David Lipton.

Además de las Reuniones de Primavera y las Reuniones Anuales, el FMI interactuó con la sociedad civil en reuniones bilaterales, sesiones de consulta, grupos de trabajo y consultas en línea sobre temas como sostenibilidad de la deuda en los países en desarrollo de bajo ingreso, gestión de gobierno, desigualdad y salvaguardias sociales. Fuera de la sede, la constante interacción con la sociedad civil durante las misiones del personal técnico del FMI se complementó con eventos regionales en Kenya y Jordania. Además, la Directora Gerente se reunió con representantes de OSC de Uganda durante su visita al país, donde se analizaron cuestiones de gestión de gobierno, política fiscal y tributación internacional.

Dada la importancia de comprender y abordar el impacto que la crisis financiera mundial tuvo en el empleo, el FMI continuó interactuando de forma regular con organizaciones laborales a nivel mundial, regional y nacional. En su sede en Washington, el FMI patrocinó su reunión bienal de alto nivel con la Confederación Sindical Internacional. La Directora Gerente y el personal técnico se reunieron con 70 representantes sindicales de 30 países para discutir temas tales como los instrumentos de política para impulsar el empleo y el crecimiento, las políticas del mercado laboral, la desigualdad de ingresos y de género, los problemas del cambio climático y la energía.

El FMI sigue valorando su interacción con los jóvenes, que son los innovadores de hoy y los líderes del futuro. La Gerencia y el personal jerárquico se reúnen frecuentemente con estudiantes, jóvenes emprendedores y jóvenes líderes durante sus visitas a los países, e intercambian ideas sobre cuestiones de interés para la juventud en sus países. Como parte del Programa de becas para jóvenes, el FMI también invita a jóvenes líderes a las Reuniones de Primavera y las Reuniones Anuales, durante las cuales participan en varios eventos y seminarios e interactúan con autoridades de política económica y con funcionarios del FMI. En las Reuniones de Primavera de 2017 participaron en el programa 130 estudiantes universitarios de la ciudad de Washington.

Durante las Reuniones Anuales, y en el marco del Diálogo del FMI con la Juventud, la institución también provee una plataforma para jóvenes líderes mundiales donde pueden compartir sus experiencias e ideas sobre temas que les resulten importantes. En el marco del Diálogo de 2016, los participantes discutieron el impacto de la corrupción en sus países y la forma de combatirla. El FMI invitó además a Phiona Mutesi, la joven ugandesa campeona de ajedrez y heroína de la película “La reina de Katwe”, para que compartiera con los participantes en las Reuniones de Primavera su experiencia de haber crecido en el barrio pobre de Katwe.

Interacción a través de las actividades de responsabilidad social de la institución

El FMI, a través de sus programas de responsabilidad social demuestra su compromiso de promover el bienestar y la sostenibilidad de la comunidad y del entorno global en que realiza su labor. Por ejemplo, mediante esfuerzos constantes por reducir las emisiones de carbono que generan sus operaciones la institución ha logrado la neutralidad de carbono. Además, el FMI compra compensaciones de carbono que son equivalentes o superan el nivel total de sus emisiones. Estas compensaciones se usan para respaldar proyectos ecológicamente sostenibles en ocho países. Por otra parte, el año pasado el FMI redujo en un 8% su volumen de desechos mediante la adquisición de materiales biodegradables. La institución aplica también prácticas de adquisición sostenibles centradas en dos áreas fundamentales de sus compras: material de oficina y sistemas electrónicos. Estos son algunos ejemplos de las medidas que adopta el FMI para contribuir a la gestión responsable de los recursos ambientales.

Voluntariado

Los programas de voluntariado son otro pilar importante de las actividades de responsabilidad social del FMI. En el curso del año, las actividades filantrópicas del personal recibieron un fuerte impulso con la puesta en marcha del Programa de Voluntariado Min Zhu, que tiene por finalidad coordinar actividades de voluntariado para el personal en la ciudad de Washington, cerca de la sede del FMI. El programa recibió su nombre en homenaje al ex Subdirector Gerente del FMI, destacado entre el personal por su dedicación al servicio comunitario.

La Directora Gerente Christine Lagarde habla en un panel durante las Reuniones Anuales de 2016 en el atrio del edificio HQ1, recientemente renovado.

El programa fue anunciado por la Directora Gerente el 12 de enero, durante el evento anual de voluntariado que celebra el legado de servicio comunitario de Martin Luther King. En él participaron más de 400 empleados y jubilados del FMI, que armaron kits de higiene personal que fueron distribuidos por la institución de beneficencia World Vision a personas desplazadas por desastres naturales, incluidas las víctimas del Huracán Matthew en Haití.

El Programa de Voluntariado Min Zhu tiene dos componentes fundamentales: la orientación para niños en edad escolar en comunidades subatendidas, por ejemplo, mediante el suministro de instrucción elemental sobre finanzas y cursos de redacción; y la asistencia para personas sin hogar, por ejemplo, mediante la preparación y distribución de comida en los albergues de la zona de Washington. También prevé campañas anuales de recolección de abrigos de invierno, juguetes y alimentos. La coordinación de muchas de las actividades está a cargo de un grupo de empleados conocido como Club de Voluntarios del FMI, que encabeza la labor de voluntariado en la institución.

El Programa de Voluntariado Min Zhu se administra a través del programa Giving Together del FMI, que coordina las donaciones de las empresas y el personal, e incluye una campaña anual de donaciones, recaudaciones de ayuda humanitaria, donaciones a instituciones benéficas locales e internacionales, y gestión de donaciones de beneficencia durante las visitas a países miembros.

En 2017, durante la campaña Giving Together, el personal del FMI donó USD 2,5 millones. Esto incluyó una donación de contrapartida del FMI del 50%, con participación del 33% del personal, que excedió con creces la meta fijada de 25%.

Oficina Regional para Asia y el Pacífico

Como ventana del FMI a la región de Asia y el Pacífico, una región que sigue creciendo en importancia en la economía mundial, la Oficina Regional para Asia y el Pacífico efectúa un seguimiento de la evolución económica y financiera para aportar una perspectiva más regional a la supervisión económica que lleva a cabo el FMI. Su objetivo es promover una mejor comprensión de las políticas del FMI en la región y mantener a la institución al tanto de las perspectivas regionales en temas clave. En el marco de esta función, la Oficina Regional efectúa labores de supervisión bilateral —actualmente en Japón y Nepal— y ha incrementado su participación en la supervisión regional.

El personal de la Oficina Regional participa activamente en foros en Asia, entre ellos la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental más China, Japón y Corea (ASEAN+3), la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), la Reunión de ejecutivos del grupo de bancos centrales de Asia Oriental y el Pacífico (EMEAP) y la Reunión de gobernadores de bancos centrales de los países insulares del Pacífico. La Oficina Regional para Asia y el Pacífico contribuye al fortalecimiento de las capacidades en la región por medio del Programa de Becas Japón-FMI para Asia, el Seminario Macroeconómico Japón-FMI para Asia y otros seminarios de capacitación. Un ejemplo es el seminario sobre gasto social para el crecimiento inclusivo que se llevó a cabo en julio de 2016 en Colombo, Sri Lanka, conjuntamente con el Banco Central y el Departamento de Finanzas Públicas del FMI.

La Oficina también realiza actividades de divulgación y contratación tanto en Japón como en el resto de la región y mantiene un diálogo con las autoridades asiáticas sobre temas actuales de política económica que son de importancia fundamental para la labor del FMI. Las conferencias sobre políticas celebradas en Tokio incluyeron una reunión organizada conjuntamente con la Agencia de Cooperación Internacional de Japón sobre riesgos fiscales, espacio fiscal y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (febrero de 2017), y otra conferencia organizada con la Universidad Hitotsubashi sobre el sistema monetario internacional (marzo de 2017). Además, la Oficina colaboró con las autoridades australianas en la organización de una conferencia sobre inversión, comercio y desarrollo del mercado de capitales en la región, celebrada en Sydney en diciembre de 2016.

Oficina Regional en París y Bruselas

La Oficina del FMI en Europa, ubicada en París y Bruselas, actúa como enlace con las instituciones y Estados miembros de la Unión Europea (UE) y con numerosos organismos internacionales y organizaciones de la sociedad civil en Europa. La oficina interactúa con instituciones tales como la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, el Mecanismo Europeo de Estabilidad, el Parlamento Europeo, el Comité Económico y Financiero y el Grupo de Trabajo del Eurogrupo, en lo que respecta a las políticas de la zona del euro y la UE y los programas de los países financiados conjuntamente por la UE y el FMI. La oficina representa al FMI ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

La oficina también respalda las operaciones del FMI en Europa, entre otras cosas en lo relativo a la supervisión económica, los programas respaldados por el FMI y la asistencia técnica, y ayuda a coordinar las actividades de comunicación y divulgación en toda la región. En términos más generales, promueve el diálogo sobre cuestiones económicas mundiales con instituciones de la UE, organismos internacionales, gobiernos y la sociedad civil en Europa, y celebra reuniones frecuentes con representantes de asociaciones industriales, sindicatos, centros de estudios, mercados financieros y medios de comunicación.

La oficina ha organizado varios seminarios y eventos conjuntos, entre ellos una conferencia con la oficina del Banco Mundial en Europa sobre el impacto económico de la crisis de los refugiados y una conferencia anual con el Departamento de Finanzas Públicas del FMI sobre la evolución de las políticas fiscales en Europa. La oficina convoca a almuerzos con funcionarios de alto nivel al menos dos veces al año en París, Bruselas, Londres y Berlín para debatir las opiniones del FMI acerca de los principales desafíos que afronta la economía europea. Funcionarios del FMI participaron en calidad de oradores en conferencias internacionales celebradas en Alemania, Bélgica, España, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, los Países Bajos y el Reino Unido.

Como parte del papel que desempeña para respaldar las actividades de fortalecimiento de las capacidades y divulgación, la oficina copatrocinó un taller con el Instituto Multilateral de Viena (IMV) para legisladores de distintos países de la UE, y funcionarios del FMI participaron como oradores en diversos eventos organizados por el IMV. Las actividades de divulgación de la oficina incluyen un boletín externo para mantener informados a los principales interlocutores europeos sobre eventos y publicaciones del FMI, un sitio en Internet y una cuenta activa en Twitter. Por último, la oficina respalda las actividades de contratación del FMI entrevistando a postulantes en universidades de varios países europeos.

Actividades de divulgación por parte de los Representantes Residentes

El FMI cuenta con Representantes Residentes en 85 países, que realizan diversas actividades de divulgación con el fin de mejorar la comprensión de la labor del FMI y de cuestiones macroeconómicas, frecuentemente en colaboración con las universidades locales, los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales.

Por ejemplo, durante las consultas del Artículo IV en Madagascar el Representante Residente, Patrick Imam, ayudó a organizar un seminario público sobre análisis de temas que se consideran clave desde el punto de vista macroeconómico (aumento de la inversión, fortalecimiento de la capacidad de resistencia a desastres naturales y lucha contra la corrupción). El seminario contó con una nutrida concurrencia y una activa participación del público, que incluyó a representantes de ministerios de gobierno, la legislatura, la administración pública, organizaciones no gubernamentales y periodistas. Despertó mucho interés y contó con una amplia cobertura periodística, y se solicitó la organización de un seminario similar cuando se realice la próxima consulta del Artículo IV.

Como parte del extenso programa Viaje a Indonesia con motivo de las Reuniones Anuales de 2018 del FMI y el Banco Mundial, que se celebrarán en Bali, la oficina del Representante Residente en Jakarta organizó varios eventos en colaboración con las autoridades de ese país. Los eventos incluyeron presentaciones sobre el FMI, las Reuniones Anuales y la economía de Indonesia, y están orientados a estudiantes y profesores universitarios, círculos académicos, parlamentarios, organizaciones de la sociedad civil y la comunidad empresarial. Se han programado más eventos para el ejercicio 2018.

Para ayudar a crear consenso en torno al exhaustivo programa de reforma económica respaldado por el FMI en Mongolia, el Re-presentante Residente, Neil Saker, ha venido realizando una intensa labor de divulgación a través de entrevistas en los medios, presentaciones públicas y reuniones, y un intenso contacto con la sociedad civil, la comunidad empresarial, sindicatos, inversionistas internacionales y diplomáticos. Uno de los seminarios del programa se transmitió globalmente en todos los terminales Bloomberg. Saker ha establecido una estrecha relación con una escuela local para alumnos con necesidades especiales y, en 2016, durante la visita del Subdirector Gerente, Mitsuhiro Furusawa, el FMI realizó una donación de libros, un gesto de apoyo muy bien recibido.

Bas Bakker, Representante Residente Principal del FMI en la región de Europa central y oriental, tiene su base en Varsovia, Polonia, y es jefe de la oficina del FMI en Minsk, Belarús. Bakker oficia de orador en numerosos eventos regionales, incluido el Foro Económico de Krynica en Polonia (que, con más de 3.000 participantes, es la conferencia más importante de la región) y el Foro anual de Europa central y oriental sobre el euro, en Viena, en el cual participan 1.100 delegados y oradores, desde ministros de Hacienda y gobernadores de bancos centrales hasta inversionistas, líderes empresariales y directores de instituciones financieras.

En 2016, la oficina del FMI en Armenia participó en un proceso de consulta pública que celebran las autoridades con anterioridad a la aprobación de leyes fundamentales. La Representante Residente, Teresa Daban Sánchez, asistió regularmente a las reuniones de los consejos tributarios —plataformas público-privadas donde el Gobierno y la comunidad empresarial debaten sobre cuestiones impositivas— para afianzar la imagen pública del FMI y ayudar a asegurar que en el debate de cuestiones legislativas clave se incorporen los aportes de la asistencia técnica del FMI.

En diciembre de 2016, el Representante Residente en Mauritania, Nooman Rebei, organizó una presentación sobre las Perspectivas económicas regionales en Nouadhibou, el primer evento de este tipo fuera de Nouakchott, la capital del país. La presentación tuvo un número inédito de participantes de la comunidad empresarial, incluidas importantes empresas pesqueras y mineras, autoridades bancarias, y miembros de la sociedad civil interesados en conocer las perspectivas del FMI sobre la economía mundial y regional.

En Brasil, en un período de aguda contracción económica y gran incertidumbre política, el Representante Residente, FabiAn Bornhorst, extendió sus actividades de divulgación a un público más amplio. La oficina de Brasil intensificó sus contactos con gobiernos regionales, centros de estudios, la sociedad civil y los medios de comunicación. Además de dar a conocer las opiniones del FMI sobre la economía nacional y regional, Bornhorst participó en seminarios donde explicó la labor del FMI en cuanto a la promoción de la transparencia fiscal.

Cuotas y Régimen de Gobierno

Cuotas del FMI

Las suscripciones de cuotas son fundamentales como parte de los recursos financieros del FMI. A cada país miembro del FMI se le asigna una cuota, que se basa, en líneas generales, en su posición relativa en la economía mundial. La cuota de cada país determina el tope de sus compromisos financieros frente al FMI y su número de votos en la institución, y ayuda a determinar su acceso al financiamiento del FMI.

Cuando un país ingresa en el FMI se le asigna una cuota inicial que se sitúa en el mismo rango que las cuotas de países miembros ya existentes de tamaño económico y características similares. El FMI utiliza una fórmula para el cálculo de las cuotas como guía para determinar la posición relativa de cada país.

La actual fórmula de cálculo de las cuotas es un promedio ponderado del PIB (ponderación de 50%), el grado de apertura (30%), la variabilidad económica (15%) y las reservas internacionales (5%). A estos efectos, el PIB se mide mediante una combinación del PIB calculado a tipos de cambio del mercado (60%) y el PIB calculado a tipos de cambio basados en la paridad del poder adquisitivo (PPA) (40%). La fórmula también incluye un “factor de compresión” que reduce la dispersión de las cuotas relativas calculadas de todos los países miembros.

Las cuotas se denominan en DEG, la unidad de cuenta del FMI. Estados Unidos, con una cuota actual (al 30 de abril de 2017) de DEG 83.000 millones (aproximadamente USD 114.000 millones), es el país miembro de mayor cuota; Tuvalu, con una cuota de DEG 2,5 millones (unos USD 3,4 millones), es el de menor cuota.

Las condiciones para implementar los aumentos de cuotas acordados en el marco de la Decimocuarta Revisión General de Cuotas se cumplieron el 26 de enero de 2016. En consecuencia, las cuotas combinadas de los 189 países miembros del FMI aumentarán de alrededor de DEG 238.500 millones (alrededor de USD 327.000 millones) a DEG 477.000 millones (alrededor de USD 654.000 millones). Al 30 de abril de 2017, 179 de los 189 países miembros habían efectuado los pagos de cuotas, por más del 99% del total de aumentos de cuotas; el total de cuotas ascendía a DEG 475.000 millones (alrededor de USD 652.000 millones).

Decimoquinta Revisión General de Cuotas

En septiembre de 2016 el Directorio Ejecutivo presentó a la Junta de Gobernadores del FMI un informe de avance sobre la Decimoquinta Revisión General de Cuotas. En su informe, el Directorio Ejecutivo reconoció que, ante las significativas diferencias de opiniones sobre muchos aspectos fundamentales de la Decimoquinta Revisión, es preciso seguir reflexionando sobre la mejor forma de llevar adelante la tarea. El Directorio Ejecutivo se comprometió a informar a la Junta de Gobernadores en un futuro cercano sobre el resultado de las deliberaciones.

En octubre de 2016, el Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI) reafirmó su compromiso de que el FMI siga siendo una institución sólida, con una dotación adecuada de recursos y basada en cuotas, con el fin de preservar su función central en la red de seguridad financiera mundial. El CMFI declaró que se comprometía a concluir la Decimoquinta Revisión General de Cuotas y a acordar una nueva fórmula para el cálculo de las cuotas que sirva como base para una realineación de las cuotas relativas que logre aumentar las cuotas de las economías dinámicas según su posición relativa en la economía mundial y, como resultado posible, la participación que corresponde a las economías de mercados emergentes y a los países en desarrollo en su conjunto, protegiendo a la vez la voz y la representación de los países miembros más pobres.

El CMFI expresó su respaldo a la propuesta, sujeta a la adopción por la Junta de Gobernadores, de reprogramar el calendario de manera que la Decimoquinta Revisión haya concluido de acuerdo con los objetivos anteriores en la fecha de las Reuniones de Primavera de 2019, y no más tarde de las Reuniones Anuales de 2019.

En noviembre de 2016 el Directorio Ejecutivo completó un plan de trabajo y propuso la adopción de una resolución por parte de la Junta de Gobernadores que 1) destacara el informe del Directorio Ejecutivo y expresara que lamentaba que ya no fuera posible cumplir el calendario para concluir la Decimoquinta Revisión; 2) instara al Directorio Ejecutivo a trabajar en la Deci-moquinta Revisión de manera expeditiva de conformidad con los acuerdos alcanzados en el Directorio Ejecutivo y la orientación proporcionada por el CMFI; 3) solicitara que el Directorio Ejecutivo informe semestralmente a la Junta de Gobernadores sobre el avance de la Decimoquinta Revisión, y presente su primer informe para las Reuniones Anuales de 2017, y 4) instara a los países miembros que aún no lo hubieran hecho a aceptar sin mayor demora el aumento de cuota correspondiente según la Decimocuarta Revisión General de Cuotas, e instara a los países que ya lo hubieran aceptado a efectuar oportunamente los pagos de cuotas. La Junta de Gobernadores adoptó la resolución a principios de diciembre de 2016.

Diversidad de género en el Directorio Ejecutivo

En julio de 2016, el Directorio Ejecutivo presentó a la Junta de Gobernadores su primer informe sobre la diversidad de género en el Directorio, que recomienda a los países miembros considerar la diversidad de género al postular candidatos para cubrir puestos de director ejecutivo y su personal de apoyo. Este tema se retomó en el comunicado del Comité Monetario y Financiero Internacional de abril de 2016, en el que se reiteró la importancia de la diversidad de género en el Directorio.

Los directores ejecutivos señalaron que una mayor diversidad de género redundará en una mayor eficacia del FMI y destacaron que cada vez son más los datos que corroboran que las instituciones dirigidas por órganos diversos alcanzan un mayor nivel de éxito. Los directores hicieron hincapié en que la diversidad del personal y la inclusión mejoran la calidad del trabajo del FMI y la interacción de la institución con sus países miembros. El Directorio respaldó la adopción de medidas por parte de los países miembros para promover la diversidad de género y la inclusión económica en los casos en que resulta fundamental desde el punto de vista macroeconómico para lograr un crecimiento económico sostenido.

Derecho Especial de Giro

La nueva cesta del DEG incluye la moneda china

El Derecho Especial de Giro (DEG) es un activo de reserva internacional creado por el FMI en 1969 como suplemento de las reservas oficiales de sus países miembros. Los países miembros del FMI que forman parte del Departamento de DEG (actualmente todos los miembros) pueden canjear DEG por monedas de libre uso. El DEG sirve además como unidad de cuenta del FMI.

El valor del DEG se basa en una cesta integrada por cinco monedas principales. Cada cinco años, el Directorio Ejecutivo examina la composición de dicha cesta. Según lo aprobado por el Directorio Ejecutivo en noviembre de 2015, a partir del 1 de octubre de 2016 el renminbi chino pasó a ser una moneda de libre uso y se incorporó a la cesta del DEG como quinta moneda, junto con el dólar de EE.UU., el euro, el yen japonés y la libra esterlina.

La inclusión del renminbi denota el progreso de la reforma del sistema monetario, cambiario y financiero de China y reconoce los avances logrados para liberalizar y mejorar la infraestructura de sus mercados financieros. Este hito refleja además la actual evolución de la economía mundial.

La ponderación de cada moneda en la cesta responde a su importancia relativa en los sistemas financieros y comerciales mundiales. En noviembre de 2015, el Directorio también resolvió que las ponderaciones iniciales de cada moneda serían de 41,73% para el dólar de EE.UU., 30,93% para el euro, 10,92% para el renminbi chino, 8,33% para el yen japonés y 8,09% para la libra esterlina.

El 30 de septiembre de 2016, el Directorio decidió que, a partir del 1 de octubre de 2016, el valor del DEG sería la suma de los valores de las cantidades de cada moneda presentadas en el cuadro 3.4.

Transparencia

La transparencia de la política económica y la disponibilidad de datos fiables sobre la evolución económica y financiera son elementos esenciales para la toma de decisiones acertadas y el buen funcionamiento de una economía. El FMI ha adoptado una serie de medidas que aseguran el suministro a todo el mundo en tiempo real de información útil y precisa sobre su propia función en la economía mundial y sobre las economías de los países miembros.

La transparencia ayuda a las economías a funcionar mejor y las hace menos vulnerables a las crisis. Una mayor apertura por parte de los países miembros alienta debates y análisis públicos más amplios sobre las políticas, mejora la rendición de cuentas por parte de las autoridades y la credibilidad de las políticas, y facilita el funcionamiento eficiente y ordenado de los mercados financieros. La mayor apertura y claridad por parte del FMI en lo que respecta a sus políticas y al asesoramiento que proporciona a los países miembros contribuyen a que su función y sus operaciones resulten más claras, a que sus recomendaciones tengan un mayor grado de influencia y a que sea más fácil exigirle una rendición de cuentas. El escrutinio público también respalda la calidad de la supervisión y de los programas respaldados por el FMI.

El principio general en el que se basa el FMI con respecto a la transparencia es que procurará divulgar información y documentos de manera oportuna a menos que existan razones poderosas y específicas para no divulgarlos. Este principio respeta la naturaleza voluntaria de la publicación de los documentos que se refieren a los países miembros. Los documentos se publican en el sitio web del FMI, www.imf.org.

La publicación de los documentos sobre los países que se preparan para someterlos al análisis del Directorio Ejecutivo del FMI (denominados “documentos del Directorio”) es, en principio, “voluntaria pero se presume”; es decir, se alienta la publicación, si bien es voluntaria. Normalmente se considera que el país ha prestado su consentimiento a la publicación de un documento del Directorio si no presenta una objeción explícita al respecto. Se presume que los documentos sobre políticas serán publicados, pero la publicación está sujeta a la aprobación del Directorio, mientras que la publicación de documentos sobre varios países requiere el consentimiento del Directorio o de los países miembros en cuestión, dependiendo del tipo de documento de que se trate.

Los esfuerzos del FMI por promover un mayor conocimiento de sus operaciones y reforzar su interacción con el público se centran en cuatro ámbitos generales: 1) transparencia de la supervisión y de los programas respaldados por el FMI; 2) transparencia de sus operaciones financieras; 3) evaluaciones y exámenes internos y externos, y 4) comunicaciones externas. La política de transparencia del FMI se examina cada cinco años: el examen más reciente tuvo lugar en 2013. Véanse también las secciones “Rendición de cuentas” y “Actividades de divulgación e interacción con los interlocutores externos”.

Directores Ejecutivos del FMI

(Al 30 de abril de 2017)

Fila de atrás (izquierda a derecha): Hervé de Villeroché, Stephen Field, Anthony De Lannoy, Alexandre Tombini, Daouda Sembene, Carlo Cottarelli, Miroslaw Panek

Fila del medio: Masaaki Kaizuka, Carlos Hurtado, Thomas Östros, Heenam Choi, Jafar Mojarrad, Steffen Meyer, Jorge Estrella, Maxwell M. Mkwezalamba, Subir Gokarn

Fila de adelante: Juda Agung, Sunil Sabharwal, Michaela Erbenova, Aleksei Mozhin, Hazem Beblawi, JIN Zhongxia, Nancy Horsman, Hesham Alogeel

Equipo gerencial

(De izquierda a derecha):

David Lipton, Primer Subdirector Gerente

Carla Grasso, Subdirectora Gerente y Jefa de Administración

Christine Lagarde, Directora Gerente

Mitsuhiro Furusawa, Subdirector Gerente

Tao Zhang, Subdirector Gerente

Directores Ejecutivos y suplentes (al 30 de abril de 2017)

Vacante

Sunil Sabharwal
Estados Unidos
Masaaki Kaizuka

Tetsuya Hiroshima
Japón
JIN Zhongxia

SUN Ping
China
Anthony De Lannoy

Richard Doornbosch

Vladyslav Rashkovan
Armenia, Bélgica, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Chipre, Croacia, Georgia, Israel, Luxemburgo, Moldova, Montenegro, Países Bajos, ex República Yugoslava de Macedonia, Rumania y Ucrania
Steffen Meyer

Klaus Gebhard Merk
Alemania
Carlos Hurtado

Jorge Dajani Gonzalez

José Alejandro Rojas Ramírez
Colombia, Costa Rica, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, República Bolivariana de Venezuela
Marzunisham Omar

Thomas Benjamin Marcelo
Brunei Darussalam, Camboya, Fiji, Filipinas, Malasia, Myanmar, Nepal, República de Indonesia, República Democrática Popular Lao, Singapur, Tailandia, Tonga, Vietnam
Carlo Cottarelli

Michail Psalidopoulos
Albania, Grecia, Italia, Malta, Portugal, San Marino
Hervé de Villeroché

Schwan Badirou Gafari
Francia
Stephen Field

Vicky White
Reino Unido
Heenam Choi

Christine Barronde

Grant Johnston
Australia, Estados Federados de Micronesia, Islas Marshall, Islas Salomón, Kiribati, Mongolia, Nauru, Nueva Zelandia, Palau, Papua Nueva Guinea, República de Corea, Samoa, Seychelles, Tuvalu, Uzbekistán, Vanuatu
Nancy Horsman

Michael J. McGrath
Antigua y Barbuda, Las Bahamas, Barbados, Belice, Canadá, Dominica, Granada, Irlanda, Jamaica, Saint Kitts y Nevis, San Vincente y las Granadinas, Santa Lucía
Thomas Östros

Kimmo Virolainen
Dinamarca, Estonia, Finlandia, Islandia, Letonia, Lituania, Noruega, Suecia
Michaela Erbenova

Christian Just

Taşkin Temiz
Austria, Belarús, Eslovenia, Hungría, Kosovo, República Checa, República Eslovaca, Turquía
Alexandre Tombini

Bruno Saraiva

Pedro Fachada
Brasil, Cabo Verde, Ecuador, Guyana, Haití, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, Suriname, Timor-Leste, Trinidad y Tobago
Subir Gokarn

Rupasingha Gunaratne
Bangladesh, Bhután, India, Sri Lanka
Maxwell M. Mkwezalamba

Dumisani H. Mahlinza

Fundi Tshazibana
Angola, Botswana, Burundi, Eritrea, Etiopía, Gambia, Kenya, Lesotho, Liberia, Malawi, Mozambique, Namibia, Nigeria, República de Sudán del Sur, Sierra Leona, Somalia, Sudáfrica, Sudán, Swazilandia, Tanzanía, Uganda, Zambia, Zimbabwe
Hazem Beblawi

Sami Geadah
Bahrein, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Iraq, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Maldivas, Omán, Qatar, República Árabe Siria, República del Yemen
Miroslaw Panek

Paul Inderbinen
Azerbaiyán, Kazajstán, República Kirguisa, Polonia, Serbia, Suiza, Tayikistán, Turkmenistán
Aleksei Mozhin

Lev Palei
Federación de Rusia
Jafar Mojarrad

Mohammed Daïri
Argelia, Ghana, Marruecos, Pakistán, República Islámica del Afganistán, República Islámica del Irán, Túnez
Hesham Alogeel

Ryadh M. Alkhareif
Arabia Saudita
Daouda Sembene

Mohamed-Lemine Raghani

Herimandimby A.

Razafindramanana
Benin, Burkina Faso, Camerún, Chad, Comoras, Côte d’Ivoire, Djibouti, Gabón, Guinea, Guinea-Bissau, Guinea Ecuatorial, Madagascar, Malí, Mauricio, Mauritania, Níger, República Centroafricana, República del Congo, República Democrática del Congo, Rwanda, Santo Tomé yPríncipe, Senegal, Togo
Jorge Estrella

Gabriel Lopetegui
Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú, Uruguay

Altos funcionarios

(al 30 de abril de 2017)

DEPARTAMENTOS REGIONALES
Abebe SelassieDirector, Departamento de África
Chang Yong RheeDirector, Departamento de Asia y el Pacífico
Poul ThomsenDirector, Departamento de Europa
Jihad AzourDirector, Departamento de Oriente Medio y Asia Central
Alejandro WernerDirector, Departamento del Hemisferio Occidental
DEPARTAMENTOS FUNCIONALES
Gerard T. RiceDirector, Departamento de Comunicaciones
Andrew J. TweedieDirector, Departamento Financiero
Vitor GasparDirector, Departamento de Finanzas Públicas
Sharmini A. CooreyDirectora, Instituto de Capacitación
Sean HaganConsejero Jurídico y Director, Departamento Jurídico
Tobias AdrianConsejero Financiero y Director, Departamento de Mercados Monetarios y de Capital
Maurice ObstfeldConsejero Económico y Director, Departamento de Estudios
Louis Marc DucharmeDirector, Departamento de Estadística
Siddharth TiwariDirector, Departamento de Estrategia, Políticas y Evaluación
INFORMACIÓN Y ENLACE
Chikahisa SumiDirector, Oficina Regional para Asia y el Pacífico
Christopher LaneRepresentante Especial ante las Naciones Unidas
Jeffrey FranksDirector, Oficinas en Europa/Representante Residente Principal ante la Unión Europea
SERVICIOS DE APOYO
Chris HemusDirector, Departamento de Servicios Corporativos e Instalaciones
Kalpana KochharDirectora, Departamento de Recursos Humanos
Susan SwartJefa de Informática y Directora, Departamento de Tecnología de la Información
Jianhai LinSecretario del FMI, Departamento de Secretaría
OFICINAS
Clare BradyDirectora, Oficina de Auditoría e Inspección Internas
Daniel A. CitrinDirector, Oficina de Presupuesto y Planificación
Derek BillsDirector, Oficina de Inversiones
Charles CollynsDirector, Oficina de Evaluación Independiente

    Other Resources Citing This Publication