Front Matter

Front Matter

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
September 2011
    Share
    • ShareShare
    Show Summary Details

    El Fondo Monetario Internacional

    El FMI es el principal organismo mundial de cooperación monetaria internacional. Integrado por 187 países miembros, en él se congregan casi todos los países del mundo para trabajar aunadamente en pos del bien común. El fin básico del FMI es salvaguardar la estabilidad del sistema monetario internacional, es decir, el sistema de tipos de cambio y pagos internacionales que permite a los países (y a sus ciudadanos) adquirir mutuamente bienes y servicios. Esta tarea es esencial para lograr el crecimiento económico sostenible y elevar los niveles de vida.

    Todos los países miembros del FMI están representados en el Directorio Ejecutivo de la institución, foro en el que pueden debatir las consecuencias que tienen sus políticas económicas a escala nacional, regional y mundial. El presente Informe Anual abarca las actividades realizadas por el Directorio Ejecutivo y por la Gerencia y el personal técnico del FMI durante el ejercicio que se extiende del 1 de mayo de 2010 al 30 de abril de 2011.

    Las principales actividades del FMI son las siguientes:

    • Brindar asesoramiento a los países sobre la adopción de políticas que pueden ayudarlos a prevenir o resolver crisis financieras, lograr la estabilidad macroeconómica, acelerar el crecimiento económico y aliviar la pobreza.

    • Poner a disposición de los países miembros financiamiento temporal para ayudarlos a resolver problemas de balanza de pagos, es decir, cuando carecen de suficientes divisas porque los pagos que deben efectuar a otros países superan sus ingresos en moneda extranjera.

    • Ofrecer asistencia técnica y capacitación a los países que las soliciten, para ayudarlos a desarrollar las instituciones y los conocimientos técnicos necesarios para llevar a la práctica políticas económicas sólidas.

    El FMI tiene su sede en la ciudad de Washington y, en virtud de su alcance mundial y de los vínculos estrechos que mantiene con los países miembros, cuenta con oficinas en todo el mundo.

    Puede obtenerse más información sobre el FMI y sus países miembros en la página web de la institución, www.imf.org.

    El material complementario del Informe Anual—cuadros y recuadros preparados especialmente para su publicación en la web, apéndices (con los estados financieros correspondientes al ejercicio finalizado el 30 de abril de 2011) y otros documentos pertinentes—se puede consultar en inglés en la página web del informe, en www.imf.org/external/pubs/ft/ar/2011/eng. Se puede solicitar una copia impresa de los estados financieros dirigiéndose a IMF Publication Services, P.O. Box 92780, Washington, DC 20090, Estados Unidos. En la misma dirección se puede obtener una versión en CD-ROM del informe que incluye además el material publicado en la web.

    FMI

    FONDO MONETARIO INTERNACIONAL

    INFORME ANUAL 2011

    BUSCANDO UN CRECIMIENTO EQUITATIVO Y EQUILIBRADO

    Índice

    El ejercicio financiero del FMI comienza el 1 de mayo y termina el 30 de abril.

    La unidad de cuenta del FMI es el DEG; para comodidad del lector se incluye la conversión aproximada en dólares de EE.UU. en el caso de los datos financieros del FMI. Al 30 de abril de 2011, el tipo de cambio dólar de EE.UU./DEG era de $1 = DEG 0,616919, y el tipo de cambio DEG/dólar de EE.UU. era de DEG 1 = $1,62096. Al cierre del ejercicio anterior (30 de abril de 2010) los tipos de cambio eran $1 = DEG 0,661762 y DEG 1 = $1,51112.

    El símbolo $ significa dólares de EE.UU., salvo indicación en contrario. Las discrepancias entre los factores y el producto se deben al redondeo.

    En el presente Informe Anual, el término “país” se usa no solo para referirse a entidades territoriales que constituyen un Estado según la acepción de esa palabra en el derecho internacional escrito y consuetudinario, sino también para referirse a entidades territoriales que no son Estados, pero para las cuales se mantienen datos estadísticos en forma separada e independiente.

    Mensaje de la Directora Gerente Y Presidenta del Directorio Ejecutivo

    Christine Lagarde, Directora Gerente y Presidenta del Directorio Ejecutivo del FMI.

    Recién llegada al FMI como nueva Directora Gerente, lo que me impresiona es cómo la institución ha seguido cobrando relevancia a lo largo del último año, inspirándose en los importantes cambios que ya habían ocurrido tras la crisis. El FMI avanzó en numerosos flancos, atento a las cambiantes exigencias de la economía mundial y a las cambiantes necesidades de sus miembros.

    Los momentos que vivimos no dejan de ponernos a prueba. Si bien la recuperación mundial siguió su curso en el ejercicio 2011, ha progresado a distintas velocidades, lo cual ha generado algunas tensiones. En las economías avanzadas, el resultado de la lenta recuperación ha sido un nivel dolorosamente elevado de desempleo. En muchas economías emergentes, la rapidez de la recuperación ha producido riesgos de sobrecalentamiento. Y en muchos países en desarrollo, aunque el crecimiento ha sido relativamente vigoroso, el fuerte aumento de los precios de las materias primas ha dado lugar a penurias sociales significativas. Todo esto se agrega al reto de crear puestos de trabajo, especialmente para los jóvenes, y al de atender las crecientes demandas sociales de una mejor calidad de vida.

    Al mismo tiempo, muchos de los miembros del FMI continúan enfrentados al legado de la crisis. La sostenibilidad fiscal constituye un desafío importante para muchos de los miembros más grandes de la organización, como Estados Unidos y Japón. El saneamiento y la reforma del sector financiero siguieron adelante, pero todavía es necesario avanzar en varios ámbitos, como la elaboración de mecanismos de resolución coherentes, el establecimiento de un marco macroprudencial exhaustivo, y la ampliación del régimen de regulación y supervisión para que abarque a la totalidad del sistema financiero. Y, fundamentalmente, muchos de nuestros miembros deben fortalecer su competitividad para lograr un crecimiento que les permita crear empleos y mejorar el nivel de vida.

    A lo largo de los últimos años, el FMI se ha adaptado para atender las necesidades cambiantes de sus miembros, y en el ejercicio 2011 se produjeron novedades importantes en los ámbitos críticos de la estructura de gobierno, el financiamiento y la supervisión. Como ya es tradicional, este constante fortalecimiento del FMI fue fruto de la excelente cooperación entre la Gerencia, el personal técnico y el Directorio Ejecutivo.

    Para que el FMI sea eficaz, su estructura de gobierno debe ser considerada legítima. En el ejercicio 2011 se destacan dos hechos en este sentido. Primero, en diciembre de 2010 se llegó a un importante acuerdo sobre la reforma de dicha estructura, que afecta a las cuotas y a la composición del Directorio Ejecutivo. Y, segundo, en marzo de 2011 entró en vigencia la reforma de cuotas de 2008, que afianza la representación de las economías dinámicas en el FMI y potencia la voz y la participación de los países de bajo ingreso.

    No puedo dejar de destacar que el FMI ha continuado adaptando sus instrumentos de financiamiento para servir mejor a los miembros. En 2010, se perfeccionó la Línea de Crédito Flexible (LCF) para que sea más útil y eficaz en la prevención de crisis. Asimismo, se creó otra herramienta de financiamiento—la Línea de Crédito Precautorio—y se la puso a disposición de un grupo de países más amplio que los que pueden utilizar la LCF. El FMI también cooperó con sus socios europeos para brindar respaldo financiero a Grecia y a Irlanda, y luego a Portugal en mayo de 2011. Desde el comienzo de la crisis, los compromisos financieros que ha asumido el FMI para ayudar a los miembros a superarla han alcanzado niveles históricos: el crédito pendiente de la Cuenta de Recursos Generales ascendía a DEG 75.600 millones a finales de julio de 2011, en comparación con el máximo anterior de DEG 70.000 millones en septiembre de 2003. Esto muestra la importancia del papel que desempeña para los países miembros el financiamiento del FMI. A fin de respaldar mejor a los países de bajo ingreso golpeados por las catástrofes naturales más devastadoras, el FMI creó un Fondo Fiduciario para el Alivio de la Deuda después de una Catástrofe, que nos permitirá sumarnos con rapidez a los esfuerzos internacionales de alivio de la deuda en esas circunstancias.

    Obviamente, aunque es esencial que el FMI disponga de instrumentos de financiamiento adecuados, mejor aún es que contribuya en primer lugar a evitar las crisis. El año pasado, se reforzó la eficacia de la supervisión en diferentes formas. El FMI examinó con más detalle las implicaciones que tiene para la política económica la creciente interconexión entre los países miembros. Asimismo, redobló los esfuerzos por comprender mejor las conexiones que existen dentro de las economías, y en particular las vinculaciones macrofinancieras. Otro tema en el que se enfocó la atención es la manera de reforzar el sistema monetario internacional—una tarea central del mandato de la institución—, abordando cuestiones que van desde los flujos de capital hasta la adecuación de las reservas internacionales.

    En el ejercicio que ya se encuentra en curso, nuestra tarea se guía por el llamamiento que hicieron los miembros en las Reuniones Anuales de 2010 para que continuemos mejorando la legitimidad, la credibilidad y la eficacia de la institución, mediante reformas de las cuotas y la estructura de gobierno y a través de la modernización de las funciones que se le han encomendado al FMI en materia de supervisión y financiamiento.

    Estamos trabajando con los países miembros para que el programa de reformas de la estructura de gobierno de 2010 se haga realidad lo antes posible. El Examen Trienal de la Supervisión, que se encuentra en marcha, representa una oportunidad crítica para mejorar la focalización y la influencia y eficacia de la supervisión que llevamos a cabo. La experiencia adquirida con los informes piloto sobre efectos de contagio de los países de importancia sistémica también constituirá un valioso aporte a la supervisión de las interconexiones. En lo que respecta a las intervenciones en las crisis, continuaremos examinando opciones para afianzar la red de protección financiera mundial, sobre la base de incentivos sólidos. En un plano más general, continuaremos velando por el fortalecimiento del sistema monetario internacional.

    Al contemplar el próximo ejercicio—el primero como Directora Gerente del FMI—, confío en que la institución continuará por la senda hacia una mayor eficacia y credibilidad. Le toca un papel crítico en la prevención de crisis y en el logro de un crecimiento mundial vigoroso, estable y equilibrado. En ese sentido, desearía reconocer la importante contribución realizada por mi antecesor, Dominique Strauss-Kahn. Bajo su liderazgo, el FMI actuó rápida y decisivamente para brindar respaldo a los países miembros tras la crisis financiera internacional, y así encaminó a la institución por una trayectoria de mayor relevancia en el futuro.

    Es para mí un honor y un orgullo haber sido elegida para dirigir el FMI, y espero con gran interés trabajar en estrecha colaboración con todos los países miembros—y con el Directorio Ejecutivo—para hacer frente a los retos nuevos y cambiantes que afrontan nuestros miembros y la economía mundial en su conjunto.

    El Informe Anual del Directorio Ejecutivo del FMI a la Junta de Gobernadores es un instrumento fundamental de rendición de cuentas dentro de la institución. El Directorio Ejecutivo, integrado por 24 titulares designados por los 187 países miembros, está encargado de dirigir los asuntos de la organización, en tanto que la Junta de Gobernadores, en la cual cada país miembro está representado por un funcionario de alto rango, es la máxima autoridad rectora. Por medio del Informe Anual, el Directorio Ejecutivo rinde cuentas a la Junta de Gobernadores del FMI.

    Carta de Remisión A la Junta de Gobernadores

    29 de julio de 2011

    Estimado Sr. Presidente:

    De acuerdo con lo dispuesto en el Artículo XII, Sección 7 a), del Convenio Constitutivo del Fondo Monetario Internacional, y en la Sección 10 de sus Estatutos, tengo el honor de presentar a la Junta de Gobernadores el Informe Anual del Directorio Ejecutivo correspondiente al ejercicio cerrado el 30 de abril de 2011. De conformidad con la Sección 20 de los Estatutos, se presentan en el capítulo 5 los presupuestos administrativo y de capital del FMI aprobados por el Directorio Ejecutivo para el ejercicio que se cierra el 30 de abril de 2012. En el apéndice VI, que figura en la edición del informe publicada en CD-ROM y en www.imf.org/external/pubs/ft/ar/2011/eng/index.htm, se presentan los estados financieros verificados del ejercicio cerrado el 30 de abril de 2011 correspondientes al Departamento General, el Departamento de DEG y las otras cuentas administradas por el FMI, junto con los informes pertinentes de la Oficina de Auditores Externos. Los procesos relativos a la auditoría externa y los estados financieros estuvieron supervisados por el Comité de Auditoría Externa, integrado por el Sr. Arfan Ayass, la Sra. Amelia Cabal y el Sr. Ulrich Graf (Presidente), de conformidad con la Sección 20 c) de los Estatutos del FMI.

    Christine Lagarde

    Directora Gerente y Presidenta del Directorio Ejecutivo

      You are not logged in and do not have access to this content. Please login or, to subscribe to IMF eLibrary, please click here

      Other Resources Citing This Publication